miércoles, 3 de octubre de 2012

MA ANANDA MOYI 1 DE OCTUBRE DE 2012


Original en francés
www.autresdimensions.com

Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera y Susana Milán.
 

 
MA ANANDA MOYI
1º. De Octubre del 2012-10-02
 

Yo soy MA ANANDA MOYI. Hermanos y Hermanas en humanidad, dígnense acoger mi Presencia antes de que comience a hablarles. Y les hablaré, hoy, de elementos que, ciertamente, han sido ya dados por mi pero más para agregar texto en lo que viven, ahora y de ahora en adelante, sobre esta Tierra.
Aportaré estas palabras a vuestra reflexión, más que para vuestra comprensión. Ellas serán llevadas, por supuesto, por mi propia Presencia y hasta vuestro Corazón.  Primero, establezcamos un momento de Paz, un momento de Alegría y un momento de Comunión.
…Compartir del Don de la Gracia...
Los tiempos que se desarrollan, sobre esta Tierra, para ustedes, hoy, van a hacerles pasar, si no está ya hecho, del amor proyectado que conoce la persona, al Amor Conciencia, realizado por la Conciencia, más allá de la persona, por el Si, por la Ultima Presencia o por el Absoluto. La carencia de Amor está de tal manera inscrita en la persona que ella siempre va a buscar para probar y para sentir, este Amor. La forma de probarlo, la más frecuente, es por lo tanto de apreciar, de amar, de sentimentalizar el objeto de atención de la persona a través de lazos de sangre, a través de una decisión afectiva, o a través de todas las actividades.
La carencia de concientización del Amor Conciencia crea (ipso-facto, en vuestro término) esta proyección del amor que va a guiar el conjunto de las relaciones del hombre. Entonces, por supuesto, el amor proyectado deriva de compromisos, deriva de un ideal, que este sea social, religioso o espiritual. Y por lo tanto, en Oriente, es firmemente considerado tratar de encontrar y experimentar este Amor a través de lo que ha sido llamado el Bhakti Yoga o Yoga de la Devoción. En Occidente también, tienen muchos Hermanos y Hermanas que (a través, de modelos dichos religiosos) han conseguido olvidarse de sí mismos, para proyectar a tal grado Amor que ellos  están totalmente vacíos de su propia persona. Gracias a la Humildad, gracias a la Simplicidad, las Estrellas que les son conocidas, les han descrito su camino sobre este mundo.
Entonces, el amor-proyección el cual es la norma en la humanidad que nosotros todos conocemos, no es el Amor Conciencia. Yo ya lo expresé. La diferencia, más allá de las Vibraciones percibidas y sentidas, se traduce por toda otra consecuencia. Porque el amor proyectado siempre será dependiente de un objeto exterior, de un sujeto exterior a uno mismo: que este objeto, este sujeto, sea una idea, un pensamiento, un modelo habiendo existido. El amor proyectado es de alguna manera, un alerta moral que nos va a hacer definir el marco de nuestras adhesiones amorosas, de nuestras adhesiones afectivas y de nuestras adhesiones sociales, e incluso en las actividades.
Este amor proyectado es siempre condicionado y condicional salvo, como lo he dicho, en los raros casos de Hermanos y Hermanas que se han perdido de tal forma en el amor proyectado, que la persona a terminado por desaparecer: Ha habido tal sed de identificación hacia un modelo, que este sea un gran Santo, que este sea el CRISTO o toda otra manifestación sensible sobre esta Tierra (cualquiera que sea la realidad, por otra parte).
El amor proyectado es siempre un ideal. Depende siempre de lo que puede ser comprendido, de lo que puede ser  concebido, e incluso percibido en el campo de la conciencia disociada de la propia persona. Y por lo tanto, ninguna persona, ningún Hermano, ninguna Hermana, sobre esta Tierra (incluso el más opuesto al mundo espiritual invisible), no podría concebir su vida, totalmente, sin algún amor, sin poder proyectar el menor amor. La naturaleza del hombre (y el olvido incluso de su Esencia, por los diferentes Velos de la Ignorancia) permite y realiza, por si mismo, esta necesidad de proyectar este amor.
Esta proyección de amor, excepto en los casos extremos, solo es siempre el reflejo de una deficiencia, de una falta de reconocimiento de sí mismo.  Mientras que exista la necesidad de proyectar, de manera precisa (sobre un objeto o un sujeto, sobre una creencia, sobre un sistema, cualquiera que sea), el amor, es evidente que, en mayor parte y en la mayoría de los casos, no puede ser vivido el Amor Conciencia.
Excepto para los casos raros que he descrito, hoy, este mundo, esta civilización, esta humanidad en la cual están aún encarnados, va a aprender a pasar del amor proyectado (nacido de una carencia) al Amor Conciencia (nacido de la Plenitud de vuestra Esencia). Los diferentes mecanismos que, quizá, ustedes han vivido, desde hace algunos años o tantos años, los conducirán hoy a esta etapa. Una etapa que, como ustedes lo saben, es final, que va a demostrarles a ustedes mismos, donde están, en relación al reconocimiento de lo que Son, en la vivencia de lo que Son.
El amor proyectado, nacido de una carencia, siempre es portador de un miedo, que esto sea el miedo de ausencia de Luz, que esto sea el miedo de la pérdida del objeto, del sujeto o de la no realización de un objetivo, cualquiera que sea. Este amor allí es por lo tanto dependiente. Es dependiente de otras carencias: las carencias de los otros sujetos, de los otros Hermanos y Hermanas que están encarnados, la carencia también de posibilidad de, realmente, vivir la ausencia de separación entre el sujeto y el objeto mismo (objeto del deseo o del amor).
El amor proyectado funcionará siempre mitigando, de manera muy inconsciente, a la carencia de reconocimiento de lo que uno Es, y por lo tanto a la carencia de amor intrínseca de la propia conciencia. Porque la naturaleza de la conciencia, en el Ser como en el no-Ser, como la naturaleza de lo que contiene la conciencia, es Amor, y absolutamente nada más. Lo que es natural y espontáneo en las Dimensiones que son otras que la vuestra. Nosotros lo vivimos en permanencia, como un estado natural, donde el Amor no tiene por lo tanto que ser buscado, ni pretendido, ni incluso probado, ni incluso desarrollado, ni incluso amplificado porque el Amor está, de toda Eternidad, estabilizado: no tiene que evolucionar, ni progresar, el está establecido en la perennidad, en la Eternidad.
Algo, por supuesto, que el amor vivido en un cuerpo, a través de la persona, nunca podrá estabilizar, porque sabemos todos que el amor humano, cualquiera que sea su objeto, es siempre fluctuante. El no se expresa de la misma forma en función de las circunstancias. El no está idéntico a sí mismo, cada día, incluso para el ser, el más querido.  Este amor está, como ustedes todos lo saben, sujeto a desaparecer a través de un duelo, a través de una separación. A través de las circunstancias de la vida, un amor crece y desaparece porque todo lo que aparece, sobre este mundo, aumenta, disminuye y desaparece finalmente. Incluso si es efectivamente más agradable vivir rodeado de amor y manifestando el amor (incluso proyectado) que vivir sin amor, tanto uno como el otro, en definitiva, revelan su insuficiencia y su incapacidad para apagar la sed de la conciencia.
Mientras que la conciencia no esté reconocida en su propia naturaleza, como Amor, mientras que haya una identidad que persiste, mientras que haya una orientación del amor (incluso si esto es noble, como amar a sus hijos y a sus padres), no puede haber Amor Conciencia. Porque el Amor Conciencia hace darse cuenta instantáneamente, que no hay nada que proyectar, puesto que la esencia de cada Hermano, de cada Hermana, de cada hombre, de cada mujer, de cada hijo, que sea el vuestro o no, está habitado por la misma Esencia y la misma naturaleza de Amor. El que concientiza esto (no como un ideal, no como un progreso a realizar) no tiene necesidad de proyectar lo que sea, porque el Amor emana de sí, porque el ha encontrado lo que el Es, realmente, más allá de la persona, a veces más allá de la conciencia misma. Y esto no crea del todo, ni las mismas circunstancias de vida, ni las mismas satisfacciones Interiores.
El Amor Conciencia procura una Alegría. Hay una intensidad de descubrimiento y de despliegue de este Amor Conciente llegando, como ustedes lo saben, hasta la Morada de Paz Suprema, Shantinilaya, cosa que nunca puede realizar, por supuesto, el amor proyectado. Cualquiera que sea la relación ideal que hayan construido, (con una persona o con un sistema religioso), cualquiera que sea vuestro objetivo, el hecho mismo de percibir un objetivo crea la propia proyección. Entonces, con excepción de algunos raros Hermanos y Hermanas que han logrado olvidarse en esta devoción que ellos han devenido los Santos (en todas las religiones, en todas las culturas, en todos los países), es necesario admitir que para la gran mayoría de nuestros Hermanos y Hermanas, este amor estará siempre condicionado por la propia persona y por lo tanto por un Efímero.
El Amor no podrá nunca ser efímero porque el Amor es la naturaleza subyacente de la manifestación, la Creación, el sueño e incluso la Ilusión. Tomar conciencia de esto es salir finalmente de las agonías del miedo del abandono, de la pérdida, es establecerse en la naturaleza inmutable de la Conciencia y a veces, incluso en el no-Ser y en la a-conciencia. Es este pasaje que ustedes están llevando a cabo, en lo que concierne a vuestra conciencia. Entonces, por supuesto, pasar de uno al otro, no se hace siempre de manera fácil porque los dos no pueden coexistir al mismo tiempo. Entonces, si el conjunto de vuestra vida ha sido creada sobre este amor proyectado, incluso en un noble ideal (que esto sea vuestros padres, vuestros hijos, vuestras profesiones, vuestras relaciones cualesquiera que ellas sean), ser confrontado (porque para la persona, esto es una confrontación) con el Amor Conciencia va a poner en resistencia de algún modo, la sombra de este Amor Conciencia que es el amor proyectado y el amor proyectado va a revelarse a ustedes como un freno, un compromiso, un apego.
Ahora, por supuesto, como esto ha sido repetido muchas veces, no es cuestión de apartarse de sus amores proyectados, cualesquiera que ellos sean, sino más bien de comprender los mecanismos que han conducido a la proyección de este amor para vosotros y de comprender los mecanismos que se viven en el Amor Conciencia. Porque en uno ustedes toman y en el otro ustedes dan. Entonces, por supuesto, si son capaces de dar todo, de dejar de tomar, totalmente, desembocarán de manera inconfundible (como algunos Hermanos y Hermanas que lo han demostrado por el ejemplo de su vida), sobre el Amor Conciencia, sobre la Luz y sobre la Eternidad. Pero, frecuentemente, las resistencias de la persona están allí, muy precisamente para hacer obstáculo al Amor Conciencia.
En este período donde se superponen y se intercalan dos conciencias (de lo que tienen seguramente ya las manifestaciones de las que los Ancianos les han hablado largamente), lo importante es también el mecanismo que se desarrolla en vuestra conciencia. El amor proyectado, incluso el más noble es por lo tanto tributario de las circunstancias, es tributario de lo que se viven en el mundo, fuera un amor para los mundos espirituales.
El Amor conciencia, este estado de Ser, va a hacerlos salir y les muestra precisamente, las zonas de apego del amor proyección. Es para esto que hace algún tiempo habíamos insistido sobre los dos únicos estados posibles: El Amor o el miedo. Porque el amor proyectado (incluso, una vez más, el más exitoso y el más noble) solo traduce, recuerden, la falta de conocimiento del Amor Conciencia, de lo que Somos todos mas allá de la persona, que es Eterna, que nunca ha progresado, que nunca se ha movido y que no tiene necesidad de cualquier evolución, ni de un simulacro de cualquier ritual.
El Amor Conciencia es un estado. El amor proyectado es una acción y un tener. Pasar de uno al otro es, precisamente, a partir de la disipación de las últimas Líneas de depredación de la Tierra, la única ocasión de tomar esta conciencia y de observar realmente, como observador de vuestra propia vida, no para juzgarla, no para condenarla, no para cambiar lo que sea, sino para ver con Claridad, con Precisión y Lucidez los comportamientos del conjunto de las conductas que ustedes tienen en vuestra vida. Por supuesto, no solamente en relación a los seres amados que forman parte de vuestra vida, o a vuestras actividades sino, más bien, de observar la diferencia de resultado.
El amor proyectado, incluso ideal, es una dependencia. El Amor Conciencia traduce (que esto sea para una religión, para una espiritualidad, o para el propio ser amado), produce y procura un sentimiento de ligereza y de desapego, donde no puede existir el menor miedo ni la menor interrogación. Y sobre todo, el Amor Conciencia les hace darse cuenta que no hay diferencia entre el ser amado y el más odiado en el mundo porque la Dualidad desaparece y porque el Amor Conciencia no está ya afectado por la noción de una persona y del lugar de esta persona en relación a ustedes, por relación a vuestra vida. Por supuesto, lo que les es dado a ver, sobre este mundo, en este fin extremo de Kali Yuga, es la manifestación de amores proyectados, que esto sea a través de los odios entre las gentes, la sociedad, y entre las razas.
Todo esto solo es la ilustración de la incapacidad para reconocer el Amor Conciencia como la única Verdad, y el único estado posible de Ser. Entonces, el ser se hunde en el tener, se hunde en la negación, se hunde en las resistencias, las opacidades, viniendo, de alguna forma a friccionar las zonas dolorosas, las zonas de carencia que tienen por nombre: miedo, abandono. El que está en el Amor Conciencia, independientemente de los estados y de las experiencias de Paz, de Samadhi, de Alegría, no está afectado, de ninguna manera por lo que se desarrolla en el seno de la personal. El mismo Amor es vivido, no como una proyección o como una condición sino, en totalidad, como un florecimiento total del Ser.
Lo que se desarrolla, en este momento (el final de las Líneas de depredación, el conjunto de los procesos Vibratorios energéticos que han implementado y activado), les hace pasar esta Puerta Estrecha. El momento de la Resurrección es inminente, para el conjunto del colectivo de la humanidad, para el conjunto de los Hermanos y Hermanas que incluso por el momento nadan aún en este amor proyectado, este amor de contradicción y de oposición.
Descubrir esto podría ser llamado en vuestra terminología, el Despertar. Es la concientización de la no-separatividad, es la conciencia del “Yo Soy” y del “Yo Soy Uno”. Esta etapa primordial forma parte de lo que LA FUENTE ha nombrado el Juramento y la Promesa. Es lo que los pone cara a vuestra Eternidad y les da a ver, sin ningún juicio, los momentos donde estén en el amor proyección (porque dependiendo de vuestro bien-estar personal, de vuestros compromisos cualesquiera que sean), los momentos donde estén en el Amor Conciencia que es vuestra naturaleza y que se escapa de ustedes, llenándoles de Felicidad, de Paz, de Alegría, de Samadhi, incluso de Éxtasis. En este momento allí, la noción incluso de una persona no existe más. La Transparencia y la Humildad son vividas de manera total. No existen ya zonas de sombra, aún menos de miedos o de elementos de interrogación concernientes a la naturaleza de lo que Es. Realizar esto puede, efectivamente, se un choque para uno cuya vida ha sido vuelta hacia el amor proyección ideal de una sociedad humana mejor, de un mundo mejor, o de una religión auténtica. Toda búsqueda es también una proyección, como diría vuestro estruendoso compañero de Absoluto (Nde: BIDI): mientras que ustedes busquen hay una proyección y mientras que haya búsqueda, hay una ilusión de conocimiento que, de hecho no es más que ignorancia.
Les he hablado también aquí hace un año, de la reversión del alma, vuelta hacia la materia, que se regresa hacia el Espíritu. Esto es exactamente lo que se produce en el momento del encuentro con la Luz Vibral, con la naturaleza de la Conciencia, con el Amor Conciencia. Cuando este Despertar se realice para muchos de ustedes que nos han escuchado y vivido las Vibraciones, ustedes saben bien. Pero saben también, que cuando esta Luz es descubierta, hay una tendencia para la persona, que está aún presente, de apropiarse este amor, para hacer una especie de reflejo, algo que sería para cultivar, para engrandecerse,  este Amor Conciencia no puede ni crecer, ni ser cultivado. Está allí, de toda Eternidad, son ustedes quienes estando en el seno de una persona, de alguna forma, salen.
Pero han tenido el tiempo, durante estos años, durante estas vidas, de preparar, poco a poco, gradualmente (en la ilusión de una evolución de encarnación), este momento.
Otros, entre ustedes, van a descubrir esto de manera extremadamente abrupta. Ahora bien no hay nada más detestable para el amor proyectado que estar cara al Amor Conciencia porque el amor proyectado, cuando no está totalmente vivido en la devoción total, en el olvido de Si, en el olvido de la persona, nunca desemboca sobre el Amor Conciencia.
Entonces, cuando el Amor Conciencia viene a hacer irrupción, a través de esta Resurrección, hay un Despertar, hay un Despertamiento. El peligro siendo, sobre todo en estos tiempos particulares, de apropiarse esta Luz y de nutrir su propio mental, la propia persona. Pero esto puede ser el caso de menos en menos, porque la persona estará cada vez más incómoda con sus reivindicaciones, con sus proyecciones, con sus necesidades de apropiarse la Luz, de guardarla para sí. La Luz no puede ser mantenida para sí puesto que la Luz y el Amor Conciencia, por ellos mismos, ponen fin a la Ilusión y a la separación.
Entonces, cuando hay este tipo de confrontación, hay por supuesto, las resistencias. Para un Hermano o una Hermana que sobrevenga este Despertar de manera inopinada, esto va, efectivamente a crear una experiencia de Unidad, haciendo que esta misma experiencia tenga necesidad de reproducir y de expresarse.  Entonces, el Hermano o la Hermana que ha vivido esto va a encerrarse en esta Luz, como en un capullo. Va a tratar por su acción, por su voluntad, por su persona misma, de hacer fructificar lo que ha sido vivido. Ustedes no pueden actuar así porque el momento del Despertar es un momento, y este momento ya pasó: es justo el momento del encuentro entre el amor proyección y el Amor Conciencia. Pero una vez pasado este momento, es mucho más prudente de, realmente, mirarse al nivel de los comportamientos que adoptan, a nivel de los mecanismos que los satisfacen, o no, según vuestros comportamientos. Porque el acto de Devoción, efectuado bajo la égida del Amor Conciencia, es siempre un Don de Si, un Don de Luz, que mejora y amplifica la percepción de la Luz, más allá de la persona.
El Amor se auto-mantiene, se auto-genera, se auto-alimenta  y el es siempre el mismo. Entonces, cuando observan los momentos donde están en Alegría (cuando este Amor Conciencia se expresa espontáneamente, más allá de toda persona), entones, en este momento, van a comenzar a percibir claramente, la diferencia entre lo que en ustedes, es amor proyección y lo que en ustedes es Amor Conciencia. Este cara a cara, esta confrontación y también la confrontación final entre vuestro cuerpo efímero y el cuerpo de Eternidad (o cuerpo de Êtreté) que se reproduce de forma idéntica. Todos los mecanismos de encuentro que desarrollamos con ustedes, (que esto sea a título personal e individual, o a título colectivo), solo tienen un objetivo: este no es de entregarles las palabras, lo saben. Es simplemente de Comulgar, con ustedes para demostrar que no hay separación y que la única separación derivará siempre de la mirada de los ojos, de la mirada de las conveniencias, de la mirada de este amor proyección, que, les recuerdo, solo está construido sobre la carencia y sobre el miedo. 

El Amor Conciencia más allá del Despertar. Si dejáis que la Luz os atraviese naturalmente y fecunde lo que Sois, entonces sin falta, desembocáis sobre la Última Presencia, sobre el Samadhi, y después sobre el Éxtasis, en un acto último de Abandono de la persona que cree desaparecer en ese momento. Pasando por los últimos cerrojos que conocéis (que reencuentra la Onda de Vida a nivel de lo que se llama los 2 primeros chakras), poniéndoos cara a vuestras ataduras y la atadura por supuesto, a vuestra propia persona que no puede considerar en ningún momento, separarse de lo que es. Y por lo tanto, nada de lo que es ilusorio, nada de lo que es efímero, nada de lo que está condicionado y es condicionante, debe  subsistir ahora. El tiempo de sueño, el tiempo de la proyección se termina. No hay otra forma de ser lo que Sois, más allá de cualquier rol, de cualquier proyección y cualquier Ilusión. Las dos realidades (una que es Absoluta y la otra que es relativa, condicionada por la carencia) van a medirse, a jugarse y juzgarse, sobre todo. Entre lo que creéis ser, como persona y lo que Sois verdaderamente, como Eternidad. Se despliega en vosotros, como se despliega en la Tierra. De vuestra capacidad de observar esto (con Lucidez, sin juicio y sin tomar partido), reforzaréis el rol del observador y permitiréis, antes de refutar ese mismo observador, ver, real y concretamente, lo que se juega en vuestra Conciencia. Y lo que se juega y lo que vosotros jugáis, está vinculado al miedo o está vinculado al Amor. Los efectos Vibratorios por supuesto, no son los mismos porque en el primer caso, hay sufrimiento, en el segundo caso, hay plenitud. En el segundo caso hay sentimiento de ser Fusionado y más allá está la Liberación, hay el Abandono de todos los cuestionamientos, el Abandono de todas las proyecciones y la capacidad nueva de establecerse en ese estado de Ser que no depende de este mundo. Y sin embargo, lo viviréis aquí, en esta Tierra, antes de que el sueño colectivo se desmorone totalmente.
Aprovechad este periodo en que las Líneas de encierro (llamadas, yo creo, Líneas de Depredación) hayan sido quitadas definitivamente y hayan desaparecido definitivamente. Entonces, es el tiempo de que esta Liberación se produzca. ¿Os acordáis? Ha habido las Bodas Celestiales, ha habido las Marchas, esto ha durado un cierto tiempo de vuestro tiempo. Y después, a continuación, cada nueva etapa se ha desarrollado, yo diría, en un tiempo mucho más breve. Mirad por ejemplo, la Activación de los Nuevos Cuerpos, la Activación de las Estrellas, la Activación de las Puertas. Mirad después, la duración que ha tomado la aparición de las Coronas Radiantes (Nde: esos diferentes aspectos han sido tomados en particular, en la rúbrica “protocolos para practicar”). Y mirad después, la velocidad a la que la Onda de Vida (si ha nacido en vosotros) ha subido. Mirad a qué velocidad el Canal Marial se ha densificado y concretado para vosotros, si lo vivís, de manera mucho más espontánea y yo diría, mucho más fácil. Porque la acumulación de la Luz Adamantina, del Amor Conciencia, de la Luz Vibral, el Espíritu Santo, de la Radiación de la Fuente (que se amplifica en adelante), os da todas las oportunidades de franquear esta última Puerta.
Y de hecho, como los Ancianos os han dicho, no hay nada que emprender, no hay nada que buscar, no hay nada que creer, solo hay que permanecer Tranquilo, en el instante, sumergirse totalmente en este instante presente. Y entonces, veréis claramente vuestros amores proyección, pero veréis también claramente, el Amor Conciencia. Y cuando digo “ver”, no se trata de un mecanismo de visión ligado a los ojos, sino más bien, una Visión del Corazón, que os da acceso al centro del Centro y a ese Amor inmanente y que emana, independientemente de cualquier voluntad personal, desde el Bindhu, desde la Merkabah Interdimensional, desde el corazón del Corazón, desde los pies, con la Onda de Vida, desde nuestras Comuniones con el Manto Azul de la Gracia. Todo esto concurre a que os establezcáis, muy precisamente, en ese instante crucial en que va a hacer falta decidir permanecer en el amor proyección o morar en el Amor Conciencia. Es vuestra elección. Es también una cierta forma de Libertad. Nadie o obliga a vivir el Amor Conciencia si para vosotros el amor proyección os parece más vital. Pero recordad que eso vital y esa vitalidad no se expresarán siempre sino en un marco determinado: será pues dependiente de ese marco determinado, lo que no es el caso para el Amor Conciencia. He aquí en lo que termina, en este momento mismo, el fin (que se ha cumplido) de la acción de las Líneas de depredación, sobre la Tierra y en vosotros, Liberándoos de los encierros de la Ilusión de ser una persona y de ser limitado.
Todo esto ocurre en este momento, en vuestros sueños o en vuestros reencuentros (sean de carne o sean más sutiles). Observad todo esto y en un momento, veréis verdaderamente lo que ocurre en vuestras interacciones y en vuestras acciones en este mundo. ¿De dónde viene esto? ¿Es la expresión hábil de un amor personal, o es la expresión espontánea del Amor Conciencia que emana, sin pedir nada, porque ha encontrado su naturaleza? Todo esto os va a parecer, no solamente más claro, sino yo diría, ciertamente, con mucho más estrépito en los comportamientos de vuestros humores, de las emociones que pudieran quedar en vosotros. Esto es lo que hay que ver claramente, es esto lo que hay que observar. Y después, es ahí donde hace falta en definitiva, si lo aceptáis, hacer una elección que no lo es: es decir, persistir en mantener los miedos, persistir en mantener la noción de atadura, o si no, descubrir el Amor Conciencia y expresarlo totalmente en vuestra vida.
Por supuesto, lo que es limitado os va a sugerir (con mucha violencia, a veces) que ese Amor Consciente es imposible, porque es necesario preservarse de esto, de aquello, que es necesario atender a esto o aquello. Pero, el que vive el Amor Conciencia y que se ha Abandonado (yo diría, Corazón, Alma y Espíritu) a la Conciencia misma y al Amor Vibral, no puede hacerse la mínima pregunta en relación a esto. Solo la persona se planteará siempre estas cuestiones. Entonces, ved esto claramente. Aceptadlo, no como un juicio de valor, hacia vosotros mismos o hacia cualquiera, sino más bien, como la posibilidad real que se os ofrece, de vivir el estado de Gracia. Porque el Amor Conciencia (que sea el Sí en la Presencia Última, que sea el Absoluto, que sea en el Samadhi) es una felicidad que no puede ser comparada con nada. El que ha vivido Shantinilaya, incluso en una experiencia, no puede dudar de lo que Vive y de lo que Es, aunque sepa pertinentemente que es aun tributario, por el momento, de una forma corporal y de un compromiso, cualquiera que sea. Pero el compromiso vivido en la Libertad, no es el compromiso vivido en la coacción. El Amor Liberado es totalmente diferente del amor proyectado.
Todo esto concurre en poneros frente a frente, a vuestra Resurrección y al Juicio Final, que no es un juicio de Sí mismo sobre Sí mismo, sino que es simplemente, el resultado de lo se ha cultivado en eso que sois vosotros. ¿Os habéis quedado en la persona? ¿Habéis ido deliberadamente hacia el Abandono de vuestra identidad? ¿Hacia el Abandono de creer  ser una persona limitada, de estar solamente en este saco, de estar solamente en este mundo y deber evolucionar? La evolución forma parte de la Ilusión: es un fragmento del sueño en el que estáis insertos. Pero más allá del sueño y más allá incluso a veces, de una pesadilla, está la Verdad inmutable del Amor Consciente que es la naturaleza misma de la Conciencia, del Ser como del No-Ser.
Todo esto vais a descubrirlo, si es que no lo habéis hecho ya, y va a tener por supuesto, un número incalculable de consecuencias. Algunas de estas consecuencias se os han explicado, relativas a las modificaciones de las percepciones de vuestro cuerpo y la sensación de desaparecer, en ciertos momentos de vuestra vida, como de este mundo, como de vuestra persona, estando sin embargo aquí. Pero lo que está perfectamente ahí donde estáis, no es ya la persona sino el Amor Conciencia. Entonces, esto se va a realizar. Y si vuestra Atención y vuestra Intención se llevan sobre lo que ocurre, con la más grande de las Humildades y Simplicidades, no tendréis ninguna dificultad en Abandonar lo que pueda quedar de persona.
Ciertamente, la persona piensa que eso puede cambiar muchas cosas y que hace falta cambiar, romper tal cosa. No, como diría BIDI, sobre todo ahora: lo que cambia es el punto de vista y sobre todo, el estado de la Conciencia misma. El Amor Conciencia da una Conciencia clara, pausada y tranquila, que no sufre ninguna carencia, que no sufre de ningún sufrimiento, sea el que se el sufrimiento de este cuerpo o de este mundo. Hay realmente, en ese momento, esa Paz Suprema. Esa Paz Suprema es nuestra naturaleza. Simplemente los Velos de la Ilusión y del olvido, los Velos también, puestos por los conocimientos (sean los que sean en este mundo), han creado de alguna forma, un déficit de percepción, de defecto de percepción. Es ese defecto de percepción lo que desaparece y va a desaparecer, cada vez más, como si el film que era proyectado en la pantalla de la Conciencia separada de la persona, desapareciera por sí misma. No podéis mantener lo que es efímero. No podéis continuar haciendo aparecer lo que está llamado a desaparecer. No podéis simplemente, más que contemplar lo que Sois, desde la Eternidad y de alguna forma, preparar a vuestra manera, el retorno a vuestra Eternidad.
Por supuesto, sabemos todos, que la humanidad (a causa de su estructura biológica, a causa de las alteraciones sociales que se han mantenido de diferentes formas, como sabéis) tiene una forma de dificultad, efectivamente, en hacer el duelo: hacer el duelo de la persona, de la personalidad, hacer el duelo de las Ilusiones. Pero esto lo sabéis todos: en el momento en que habéis perdido un ser querido, es necesario hacer un duelo. Pero ¿quién hace el duelo, si no es la persona que considera que ha perdido a otra persona? Eso es el reflejo de la actividad de la conciencia fragmentaria y del amor proyectado, mientras que en definitiva, el que está instalado en el Amor Conciencia, en el Sí, en la Última Presencia o en el Absoluto, no puede concebir la existencia de ninguna carencia. La carencia solo concernirá a la persona, pero no a la esencia de lo que nosotros Somos en Verdad, que está para siempre completa, para siempre colmada, para siempre acabada, puesto que nunca ha tenido principio y jamás tendrá fin.
Así que, pasar de lo efímero a lo Eterno, del amor proyectado al Amor Conciencia, va a hacerse una realidad cada vez más evidente para vosotros. Todo esto se os ha explicado de diferentes formas: sea por el aporte Vibratorio, sea por los mecanismos que derivan de la construcción de ese Capullo de Luz, que verá nacer a la Mariposa. Todo esto, estáis llamados a verlo y sobre todo a cultivar este Amor Conciencia, no para hacerlo crecer, sino para vivirlo de manera más intensa, de manera más ligera y sobre todo para observar sus consecuencias, por supuesto, en vuestra vida. Algunas Hermanas Estrellas os han hablado de la acción de los Elementos, sobre vosotros y en vosotros y que ningún Elemento de la Tierra, incluso en su aspecto devastador, no puede estrictamente afectar al Amor Conciencia que Sois, aunque la persona desaparezca. En ese sentido, no se trata de una muerte, sino de una Resurrección, de un Renacimiento. Emplead los términos que queráis pero cuando os llegue, en ningún momento podréis dudar de lo que ocurre en vosotros.
Los diferentes testimonios de esta transformación se os han dado, en muchas ocasiones. Uno de los Ancianos os ha dado muchos ejercicios, para acercaros al momento en que era necesario dejar todo, desaparecer enteramente como persona, para Ser en la Eternidad. Cada vez más, incluso los Hermanos y Hermanas que no se ha vuelto jamás hacia cualquier subsistencia después de la muerte, van a comenzar a percibir que hay, de alguna forma, un sueño, y que ese sueño es común, y que ese sueño que a veces termina en pesadilla, no tiene ninguna realidad.  Solo es la persona que cree en la persona. Solo es la persona que cree en una mejora. Solo es la persona que vive amores proyectados sucesivos, a través de sus “yo amo” o “yo no amo”. El Amor Conciencia, el Despertar y la Liberación no pueden en ningún caso, alterar la cualidad del Amor que es emanado y no ya, proyectado. Todo esto lo vais a descubrir (si no lo habéis hecho ya) y toda la humanidad debe descubrirlo, en las condiciones (como sabéis) más o menos facilitadas, más o menos acogedoras, más o menos en apertura o en cerrazón.
Siendo lo más importante, de alguna forma, despertar esta memoria: la memoria de quienes sois. Una vez más, no juzguéis lo que vivís, ni lo que vive cada Hermano y cada Hermana que forma parte de vuestro entorno. Porque, acordaros: como Llama Eterna, Niño de la Ley de UNO, Amor Consciente, vosotros mismos, la Libertad de la Conciencia es indispensable. Aunque esta Conciencia tiene por objeto creer en un encierro y vivirlo, no existe ningún medio de interferir sobre la Libertad del otro. Ahí está la elección para cada uno. Y cada elección es respetable porque refleja solamente el nivel de actividad de la propia Conciencia, en un momento dado, en la Ilusión del tiempo y del espacio en el que estáis aun insertos.
El fin de la depredación en la Tierra (traducida a nivel Vibratorio) se manifestará muy pronto, en los hechos. Esto llevará a veces, a ciertos grupos de Hermanos y Hermanas a oponerse a otros que tienen otras visiones personales. Esto es el reflejo de su Conciencia actual. Aquél que prefiere tal Dios y para el otro, ese Dios no existe. Ambos están en sus creencias, en sus amores proyectados. Y en general, el amor proyectado termina siempre en el drama, cuando concibe y comprende que es efímero en sí mismo. Eso a lo que no conducirá jamás el Amor Consciente, porque el Amor Consciente es satisfacción, porque el Amor Consciente no concierne a la persona, ni siquiera al ser: concierne a la naturaleza misma de toda vida, de toda manifestación, de todo lo que aparece como creado o increado. Es la misma Esencia. Y en esta Esencia, no hay lugar para la más mínima carencia, para el más mínimo sufrimiento, para la más mínima contradicción, para la mínima oposición.
A vosotros corresponde, de alguna forma, posicionaros, determinaros y lo que determina, no es la voluntad de vuestra mente, ni de la persona. Más bien al contrario: es el Abandono de toda persona. Esto se ha llamado deslocalización de la Conciencia, des-identificación. Todo esto ocurre en este momento. El fin de las Líneas de depredación, esas de las que os ha hablado el Comendador (Nde: O. M. AIVANHOV), es efectiva desde la intervención del que se llama SERETI (Nde: su intervención del 30 septiembre 2012). Y todo esto os invita a observar la concordancia, en adelante, de manera más precisa e íntima, entre lo que ocurre en vosotros y lo que ocurre en el mundo: son exactamente los mismos procesos. Porque, recordad que el mundo será siempre una proyección de vuestro amor al exterior de sí mismo. Si aceptáis esto, entonces vuestra propia Ascensión, Transición, pasará en la más grande de las Alegrías, en la más grande de las Serenidades, sin el mínimo miedo. Es a esto a lo que os aclimatáis. Antes de daros la palabra, si hay cuestiones en relación a esto, vivamos un instante de Comunión, en el Silencia y la Vibración.

…Compartamos el Don de la gracia…

Hermanas y Hermanos encarnados, doy Gracia por vuestro acogimiento y os escucho.

…Compartamos el Don de la gracia…

No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.
Entonces, beneficiémonos juntos de unos instantes.

…Compartamos el Don de la gracia…

Soy  MA ANANDA MOYI. Doy Gracia al Amor. Doy Gracia a vuestra Presencia. Y os digo hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario