jueves, 18 de octubre de 2012

HERMANO K 16 DE OCTUBRE DE 2012


Jiddu Krishnamurti
Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot

Traducción: Susana Milan
 
 


HERMANO K
16 octubre 2012
 
 
Mi nombre es HERMANO K. Hermanos y Hermanas en humanidad, os aporto la Paz. Y vivamos un momento de Comunión y Fusión, antes de que exprese ciertos elementos, que os pueden ayudar, durante este periodo, a entender bien el sentido de lo que va a pasar y pasa ya, en vosotros.
…Compartamos el Don de la Gracia…
Vamos a ir, si os parece bien, a elementos que os son conocidos y que conciernen, primero de todo, a la historia de este mundo (en todo caso en lo que es perceptible, en lo que es observable hoy mismo). Para todos vosotros, que estáis en cierta marcha, se os ha hecho accesible vivir la realidad de este mundo y acercaros a otra Realidad. Esto deriva directamente de las transformaciones iniciadas hace ahora, algunas decenas de años y que como sabéis, llegan a su término. Pero os querría hacer mirar el estado de este mundo. Mirarlo objetivamente, con los ojos de la razón, del intelecto y de la mente.
Es claro y aparente para cada Hermano y Hermana que vive, o no vive el acceso a otros estados de la conciencia y a otras experiencias, que cada uno va a considerar la vida por el rasero de su propia percepción y del propio desarrollo de su vida. Y que por supuesto, es innegable que algunos seres han podido, sean las que sean las circunstancias del mundo, encontrar de alguna forma, su mundo Interior y manifestar un estado, yo diría, sin igual medida con lo que necesita el mundo como factor de adaptación, o mejoramiento, o preservación (concierna a actividades afectivas, profesionales, o sociales). Si nos vamos un poco más cerca, al conjunto de lo que se llaman religiones o principios filosóficos, nos muestran todos, y nos afirman todos, que existe un más allá. Que este más allá se llame el cielo, el paraíso, o el infierno no cambia nada, y existiría por tanto otra realidad. Y esta otra realidad sería, por supuesto mucho más ligera, mucho más agradable que las condiciones vividas por la conciencia, en este mundo. Es un hecho la caída. Es un hecho la ocultación de la conciencia. Son un hecho ciertas descripciones de leyes que pertenecen a este mundo y que cuando se siguen, permiten escapar precisamente, a las condiciones limitadoras de este mundo y a todas las leyes de este mundo. Esto está presente por supuesto, en la mayoría de las religiones monoteístas (si no en todas), como en los mundos en que el politeísmo es la regla. Existe un más allá. Ese más allá es siempre más luminoso, más feliz, más amor, más libre que este mundo.
La cuestión legítima, más allá incluso de la creencia en esos modelos religiosos, es fundamentalmente: ¿qué hace que la conciencia humana, limitada a un cuerpo y en esta vida, sienta y viva esta separación, en relación a ese más allá? No volveré, ciertamente, sobre el conjunto de mecanismos (que habéis vivido quizá) relativos al acercamiento Dimensional, la Traslación Dimensional y las diferentes manifestaciones de la conciencia, en curso de elaboración de su propia Libertad. Pero hay que convenir que cuando miramos esos modelos religiosos, sean los que hayan sido, en todos los tiempos (en cualquier caso, para lo que es accesible a la memoria), siempre ha sido algo luminoso, situado en otra parte y por supuesto, está (de alguna forma) diferido en el tiempo. El hecho de estar diferido en el tiempo (es un objetivo llamado espiritual, social, moral o afectivo), os va a inducir permanentemente, a alejaros del Instante Presente. Como si la encarnación, con sus reglas, alejara al ser humano de la espontaneidad del Instante Presente y de la vivencia de lo que vive por ejemplo, un niño que no está concernido por ninguna ley de este mundo (aunque esté presente en este mundo) por su despreocupación, su Simplicidad y su infancia misma. Existiría pues una principio de redención, una noción de falta original (si se puede decir), que explicaría de alguna forma, que haya algo que conquistar, o en todo caso que reconquistar y que por tanto, se perdió.
Si observáis el resultado de estas creencias, es obligado constatar (y lo haréis conmigo, sin discurrir, porque es tan evidente y tan aparente), que hay una diferencia notable entre lo que nosotros os decimos, lo que vosotros vivís y lo que os deja ver y presenta el mundo (yo diría) a la comunidad de la humanidad. Existe en efecto, cualquiera que sea el sector al que os dirigís, una noción de objetivo, esta noción de objetivo puede estar inscrita en las tareas de una familia o si no, como objetivo espiritual. La aparición de un objetivo pone, de antemano, una noción de distancia. Puesto que la mejoría, la solución, está siempre reportada a un tiempo ulterior y mantiene, con su forma muy específica, un mecanismo de proyección de la conciencia, que la aleja, la niega de manera también segura y cierta de lo que ella Es. La instalación de esta linealidad del tiempo, al que todos estamos sometidos en la encarnación (en cualquier caso, en este mundo), es lo que induce la resistencia y el sufrimiento.
La mayoría de los místicos, la mayoría de los seres Realizados o Despiertos de este mundo, han estado, de alguna forma, fuera de su tiempo y fuera del tiempo del mundo. Se han inscrito en el Tiempo Eterno de su Presente, de su Presencia. Así, se ha testimoniado (donde se hayan situados en el tiempo, en el tejido social, o el tejido cultural) la misma Verdad. Ciertamente, son palabras diferentes. Por supuesto, son experiencias que toman tonalidades diferentes y que de alguna forma, el testimonio y la relación va a ser, en parte deformada por la vivencia interior. Pero es innegable que existe alguna cosa que es independiente de la evolución de este mundo. Haceros creer que la evolución de este mundo va a conducir de una edad, llamada “edad oscura”, a una “edad de oro”, sin cambiar los fundamentos mismos que existen en lo que ha creado este mundo, corre el riesgo de que sea muy difícil de manifestar o de realizar. Y yo diría incluso, que es estrictamente imposible. En mi última encarnación he insistido a menudo, en que el hecho de sentirse con buena salud en un mundo enfermo, no era precisamente una prueba de buena salud y aun menos, de equilibrio. Por supuesto, la Vida es independiente de las circunstancias de este mundo, pero ¿quién puede estar en Vida si no está Despierto, o si no es Despertado a lo que Es, precisamente más allá de este mundo?
Así que se plantea legítimamente la cuestión del sentido de este mundo: ¿tiene por objeto este mundo (en el que estamos encarnados y hemos encarnado), transformarse por una lenta maduración, por un cambio de objetivo? Por supuesto sabéis vosotros mismos, quizá por vivirlo, que el estado de ser del Instante Presente no depende de ningún objetivo y sobre todo, de una proyección en un tiempo ulterior, sino más bien, en la instalación del Instante Presente, de la Presencia, de la Unidad en la Corona Radiante del Corazón. Sean las que sean las frases y las expresiones o las percepciones que podáis describir o manifestar en vuestra vida, está claro que los estados obtenidos en vuestra Conciencia, cada vez más son independientes de las circunstancias habituales de la vida en este mundo.
Entonces ¿cuál es el sentido de este mundo? Ciertamente, todas las religiones han propuesto un tiempo ulterior. Que este tiempo ulterior se llame purgatorio, paraíso o infierno, existe una forma de promesa en un tiempo ulterior mejor, donde todo será resuelto. Un conjunto de enseñanzas espirituales han tomado el relevo, dese hace un siglo para intentar, a través de un sistema de federación, un sistema de adhesión, ir mucho más lejos. Y considerar una transformación de la Tierra que va hacia una edad de oro, simplemente insertando una luz más grande y aboliendo ciertas barreras que existían hasta el presente. Esas enseñanzas han sido perfectamente estructuradas. Se han llamado leyes del alma, y os han llevado a elaborar escenarios que se inscriben en un tiempo y en una rueda zodiacal. Ahora, sabéis pertinentemente, quizá por haberlo vivido, que no es así. Que la Realización, la Libertad, la Liberación e incluso el Despertar, son totalmente independientes de las circunstancias de vuestra vida e incluso, de la vida. Lo que se produce en este momento, es una ruptura. La ruptura individual conduce a la Liberación. Os conduce más allá de los Velos. Os lleva a ver más allá de la apariencia, más allá de las causas, más allá de las consecuencias. A ver lo que se oculta, de alguna forma, detrás de la cortina, fuera de este mundo. Solo aquél que ha roto los Velos del encierro, solo aquél que se ha establecido en su Presencia, o en el Absoluto, va a poder realmente, penetrar el más allá, más allá de cualquier límite. Y describiros un estado que es independiente de las circunstancias de este mundo, independiente incluso, de las circunstancias de la propia vida de la persona. Algunos participantes han insistido en esta noción de des-identificación, de des-localización de la conciencia. Los mecanismos Vibratorios, como en los diferentes Yogas que se os han dado, se destinan todos, a permitiros realmente salir de la ilusión y a considerar otro nivel de Realidad, yo diría Absoluta, en relación a lo relativo de este mundo.
Se deduce que existe un mecanismo de ruptura. Y mientras que ese mecanismo de ruptura no se haya vivido, solo pueden existir formas de proyección de la conciencia, un poco a la manera de un amor proyectado, que permitiría (de alguna forma) elaborar un ideal, un objetivo o un fin. Esto es muy loable. Porque en el sentido de este mundo, la linealidad del tiempo conduce sistemáticamente (y eso, en todos los sectores de la vida) a llegar a un objetivo y a intentar mantenerse (sea debido a una unión amorosa, sean estudios, sea incluso un objetivo espiritual). La mayoría de los Hermanos y Hermanas inscritos en esta lógica, sea social o espiritual, son incapaces de percibir que precisamente, la presencia de un objetivo, les sitúa en el tiempo, les aleja de lo que Son de manera definitiva. Ninguna linealidad conduce a la abolición de la linealidad. Ninguna visión temporal, ni siquiera de un espíritu Despierto, puede conducir a la Liberación y a la Libertad. Este mundo solo tiene un sentido, haceros descubrir el Mundo sin Sombra. El Mundo sin Sombra, o Mundo multidimensional Unificado, ese que os permitirá, por la propia experiencia de vuestra Conciencia (o por la existencia de un estado más allá de cualquier estado, donde no existe ya la Conciencia que observa), realizar que este mundo es un sinsentido. Su único sentido está pues ceñido a su propia Transmutación.
Más allá de las frases pronunciadas por el Comendador (ndr: O. M. AIVANHOV) relativas a la oruga y la mariposa, más allá de las frases como el “asa planeta”, es evidente que nada en este mundo puede ir en el sentido de una mejoría. Si aquellos que han llevado la palabra han permitido erigir ciertas religiones (a través del amor o de la compasión, o de principios filosóficos, como en el budismo), es evidente que el mundo no ha seguido esta vía y que no ha sido Liberado jamás de lo que sea, y en particular, de todo lo que se llamó depredación y competición.
Hace menos de cuatro semanas, una serie de acontecimientos producidos en la Tierra, han permitido poner fin a las Líneas de Depredación (ndr: ver en particular la intervención de SERETI del 30 septiembre 2012, en la rúbrica “mensajes para leer”). Y de poner en marcha también (yo diría) la liquidación de las Líneas de Depredación personales inducidas por sí mismo, inducidas por la carne, inducidas por la sangre, inducidas por el hábito, inducidas por la memoria y también inducidas por la proyección de un objetivo o de un ideal a realizar. El que realiza su estado de Liberación y que por tanto es Absoluto, escapa totalmente al condicionamiento de este mundo. Escapa por tanto, al Sistema de Control de la Mente Humana. Escapa por tanto, a las Líneas de Depredación (cuando existían), y también a sus propias Líneas de Depredación personales, inscritas en todos los mecanismos de supervivencia y de continuación (de la especie, como de la personalidad). ¿Qué van a deciros esos seres? Os dirán todos, que este mundo es una ilusión, que nada es real. Algunos llegarán a decir que la vida ha aparecido y que desaparecerá un día. Que no es más que un juego de la Conciencia y que no hay otro objetivo, más que experimentar la vida, sin ningún sentido de una mejoría o de una agravación. Y por lo tanto, lo que se observa objetivamente en la superficie de este mundo y en particular desde hace un siglo, no es ciertamente una renovación espiritual sino, la aparición de depredaciones cada vez más importantes. Aun si es incontestable que la conciencia global de la humanidad parece Despertarse, el resultado obtenido (y que se vive en la Tierra), por tres cuartas partes del planeta, solo es un empobrecimiento, la carencia de una cosa o de otra.
Entonces, si observáis objetivamente, no lo que pasa en vosotros, no lo que vivís, sino lo que os hace ver con el ojo de la razón el mundo, es evidente, que algo no marcha. ¿Cómo “algo que no marcha” podría ser mejorado simplemente, añadiéndole Luz? ¿Simplemente esperando que la Luz vaya a transformar poco a poco las cosas, para (de alguna forma) crear una sociedad ideal, inscrita en la vida? Teniendo objetivos que no serán ya los de una mejora ni de un cielo, sino simplemente vivir la vida (inscrita entre este nacimiento y esta muerte, o entre otros nacimientos y otras muertes). No puede ser en ningún caso, la finalidad. En efecto ¿cómo imaginar que algo que es imperfecto, que algo donde se manifiesta la ley de acción/reacción, pueda un día terminarse por sí mismo, en un mundo mejor, en un mundo ideal? Todos los mundos mejores y los mundos ideales, solo son la proyección de la conciencia humana, a través de un objetivo y un fin. Que, por su propia existencia, alejan a la conciencia individual y colectiva del Instante Presente y de la Eternidad. Mientras determinéis un objetivo inscrito en lo efímero (que ese objetivo concierna a la evolución de vuestra vida, la evolución de un grupo social, o la evolución humana), inscribís a esta humanidad y a vosotros mismos, en una ilusión.
Ciertamente, algunos Hermanos y Hermanas tienen necesidad de madurar, es decir de experimentar esta ilusión, hasta un cierto punto. La madurez espiritual, como se ha definido (ndr: ver especialmente la intervención de BIDI del 5 octubre 2012) es de alguna forma, el momento en que tomáis realmente, conciencia de la inutilidad de todas las gesticulaciones, en un sentido o en otro. Por supuesto, la vida viene acompañada de objetivos. La conciencia humana va a ajustarse a esos objetivos, tales como aparecen a sus sentidos. Os acostáis cuando el sol se pone. Os levantáis por la mañana, para ir a trabajar, o a vuestras ocupaciones. Sean las actividades que realizáis, están condicionadas por el propio ritmo de la sociedad, así como los ritmos biológicos (e incluso celulares), que están inscritos en el funcionamiento de este mundo mismo. ¿Qué pasa para el que sale de este mundo? Sea dentro de las esferas astrales, a las Esferas de Luz Vibral, o aun en Absoluto, o si no en Êtreté? La realidad de los otros mundos es mucho más tangible, mucho más real, mucho más amor, mucho más armoniosa y mucho más real que este mundo. Entonces, ¿cómo imaginar que este mundo pueda transformarse en un mundo del más allá? ¿Cómo imaginar que la vida (en el sentido del carbono, como la entendéis vosotros) pueda pararse un día, para devolveros a lo que Sois?
Lo que Sois, no es lo que creéis. Lo que Sois, no es lo que vivís: de alguna manera lo hemos expresado de múltiples formas. Os hemos pedido y suplicado, vivir vosotros mismos, vuestras experiencias (sean Vibrales, o sean de otra naturaleza). Pero con el ojo de la razón, constatáis vosotros mismos, que todo lo que se vive en esta Tierra (sean las guerras, las competiciones, la economía, lo social, lo afectivo) evoluciona hacia algo que está dirigido siempre a un futuro. Ahora, el futuro no está en absoluto inscrito en la Eternidad: solo es un ideal social (personal o colectivo), que soporta el sueño y la ilusión, a fin de mantenerlo real.
Salir de la ilusión no es por tanto, huir de este mundo, sino estar plenamente Presente. Pero plenamente Presente, no al mundo, sino a Sí mismo, en este instante Presente. Solo realizando la madurez espiritual, llega. Y se va a traducir por la comprensión y la vivencia de que este mundo no es realmente, más que una ilusión total (y que además, yo calificaría de absurda). Aquellos que ven en su vida, un principio de mejoría, viven su verdad. Están persuadidos y están incluso convencidos (por sus experiencias y proyecciones) que existirá un futuro mejor necesariamente, por el hecho de la evolución de la conciencia humana y de su transformación, por la apertura al amor y la apertura a la Vibración. Los signos del Cielo que llegan hasta vosotros, los signos de la Tierra, lo que vivís como signos de vuestra Conciencia, os da (y os dará cada vez más) a ver y a vivir que no puede ser así. Que la Transmutación y la Traslación Dimensional, que la Ascensión de la Tierra y vuestra Ascensión, solo puede darse con la desaparición de lo viejo. La desaparición de lo viejo se hace naturalmente: solo la resistencia puede oponer y oponerse a esta Liberación. Las resistencias son el juego de la dualidad y en particular, las resistencias salen permanentemente de la búsqueda de un objetivo que está desplazado en un tiempo ulterior, sea mañana, sea a mil años, sea a un año. Cualquiera que sea el tiempo ulterior en el que está desplazado el objetivo, os aleja del Instante Presente. Y os hace evitar de manera casi natural, el acceso a lo que Sois en Verdad y en Eternidad.
Las circunstancias de este mundo cambian. Cambian en el sentido de una agravación, desde el punto de vista de la personalidad. Nadie de este mundo podrá contestar los efectos (sea la que sea su vida y su estado de conciencia) de lo que vosotros llamáis la crisis, concierna a los ecosistemas de la Tierra, los sistemas económicos, los sistemas sociales, los sistemas políticos, los sistemas familiares, en definitiva, todos los sistemas sociales. La sociedad se os ha vendido como un valor de seguridad, es decir reglas sociales que van a permitir definir las evoluciones, las convenciones morales y sociales, para cada individuo que son el garante de la estabilidad de la sociedad. Ahora, ninguna sociedad, sea la que sea, ninguna organización jerárquica, puede conduciros a la Libertad y a la Liberación. Mientras que hay federación de la conciencia (entre un grupo dado de individuos o para todo el planeta) a través de un objetivo futuro, hay alejamiento de la Verdad y distanciación en relación a lo que vosotros Sois en Verdad y en Absoluto. Comprender esto, es la madurez espiritual. Comprender que no hay salida en este mundo, si no es la estabilización de un estado precario, pero que jamás lo efímero, os hará descubrir lo Eterno y la Eternidad.
Así, en ese momento se desencadena un proceso. Esos procesos, los habéis vivido algunos, a marchas forzadas. Se han acelerado y amplificado por lo que se ha llamado el descenso del Supramental o del Espíritu Santo, desde hace ya, una generación. Esto se ha amplificado con el tiempo y ha permitido a algunos Hermanos y Hermanas encarnados encontrarse viviendo estados no ordinarios de la conciencia. Donde había claramente, la percepción de una Conciencia que no tenía nada que ver con este mundo, que no tiene nada que ver con la organización social de este mundo. Lo que el colectivo es llevado a vivir, es exactamente lo mismo. Por supuesto, vivir esto a nivel colectivo, inscrito en el Choque de la Humanidad, no hace más que evidenciar el estar frente a una elección. Y esa elección se resume entre lo Eterno y lo efímero. Lo que las Estrellas han llamado en otras circunstancias: el miedo o el Amor. Más allá del miedo o el Amor, también está la búsqueda de un objetivo, o la concienciación de que no puede existir objetivo. Todo depende de ese posicionamiento. Y de ese posicionamiento de quienes Sois vosotros y de vuestra conciencia, se derivará la forma de vivir lo que hay que vivir durante este periodo que se anuncia.
Así, el sentido de este mundo, es que no hay sentido. Lo que tiene un sentido, es la Vida. Evidentemente, este mundo existe porque la Vida está presente, incluso en cantidad limitada y restringida (por el hecho mismo de la falsificación, que ha existido desde hace muchas generaciones). Pero ¿es la Vida eso? ¿Acaso el que no conoce la Vida del más allá, puede hablar de la Vida del más allá y comparar la Vida del más allá con la vida manifestada en este mundo? Solo el que está instalado en el Instante Presente (y no depende entonces, de ningún objetivo, de ninguna certeza interior, de ningún condicionamiento, de ninguna programación y de ninguna depredación) puede definir la diferencia, fundamental y mayor, entre la Vida más allá de este mundo y la vida en este mundo. Alguien dijo hace dos mil años: “vosotros estáis en este mundo, pero no Sois de este mundo”. Esas palabras son totalmente auténticas y revelan la Verdad. Por supuesto, os hemos mencionado a lo largo de estos años, el principio de los Orígenes Estelares, vuestra Filiación Estelar, vuestro Origen Estelar, vuestros cuatro Elementos constitutivos. Eso ha estado dirigido a que abandonéis gradualmente cualquier objetivo. El Abandono de Sí es lo que cancela, de alguna forma, el objetivo de cualquier realización, puesto que todos, hemos insistido que la única Realización posible es la Liberación. Y que ésta, no depende de ninguna circunstancia pasada o futura, ya que está inscrita de manera absolutamente cierta, en el Aquí y Ahora, el famoso Hic y Nunc, el famoso Instante Presente.
¿Acaso el Instante Presente tiene que ver con el instante siguiente? Mientras que ese instante presente esté condicionado por la personalidad y mientras que esté constituido por una suerte de inmadurez espiritual (haciéndoos considerar que venís de un pasado y que vais a un futuro), no sois Libres. Lo que se obtiene en este presente, está por tanto, condicionado por la experiencia pasada o por la experiencia futura. La verdadera Vida no está en la experiencia. Está más allá de la conciencia de la experiencia, está más allá de la experiencia de la conciencia, está más allá de LA FUENTE. Y se sitúa en lo que jamás se ha movido, que no ha aparecido ni desaparecido jamás. Y cuando os decimos que todos nosotros somos esto, sin ninguna excepción, hay que admitir que existe un sueño sólido. Ese sueño sólido es el de la Atracción y la Visión, tal como lo he expresado hace dos años (ndr: sus intervenciones del 6 y 7 julio 2011), relativo al emplazamiento de la conciencia en la linealidad. El fin de las Líneas de Depredación viene acompañado, en los días que vienen del fin del Eje ATRACCIÓN / VISIÓN, es decir el fin de la depredación Interior, interna, personal y no solamente colectiva o planetaria.
El fin de las Líneas de Depredación pone fin al objetivo. Pone fin a la proyección dentro de una linealidad temporal que os aleja de la Liberación. Es el proceso que está estrictamente en curso, a título individual también. Y que os lleva a vivir momentos de ausencia, momentos que se han calificado de Pasaje, o de Balanceo de un estado a otro. La apropiación de este mundo por la Luz, es la restitución a su Libertad. Vosotros no podéis ser Libres mientras que tengáis un objetivo. No podéis ser Libres mientras que dependáis de las circunstancias de este mundo en el que estáis. Sois Libres, a partir del momento en que no rechazáis este mundo pero sois conscientes (totalmente, por vuestra madurez) de que estáis presentes, aunque estar presente no representa lo que vosotros Sois, más allá de cualquier persona, más allá de cualquier objetivo espiritual y de toda proyección. Los mecanismos de la conciencia que apuntan a haceros salir precisamente, de proyecciones de la conciencia, son los mismos que los que se os han explicado, concernientes al amor proyectado y al amor Vibral. Es exactamente el mismo mecanismo que está en marcha.
Descubrir lo que Sois, estar por tanto Liberado, viene acompañado de esa madurez espiritual. Mientras que exista un sueño (un sueño lógico para el que está encarnado y no conoce lo que está más allá de la encarnación), él no puede concebir que pueda existir algo que escape al tiempo, algo que escape a un objetivo (y que siempre ha estado ahí) ya que su conciencia está situada en un punto de vista que le ha encerrado, él mismo, dentro del eje Atracción-Visión. La Inversión del Alma, efectuada por los diferentes Pasajes (en particular, el que hace casi dos años ha realizado el Arcángel URIEL: la última Inversión del ego al Corazón, haciendo y realizando el Paso de la Puerta Estrecha, el establecimiento en el Corazón Ascensional, en los diferentes marcadores Vibratorios que habéis podido vivir), va a aproximaros, de manera ineludible, al Instante Presente. El Instante Presente, el Absoluto, la Última Presencia, la Última Unidad nada tienen que ver con las circunstancias de este mundo, sea vuestra vida, vuestros lazos sean los que sean, vuestras ataduras sean las que sean. El fin de las Líneas de Depredación pone fin al reflejo de supervivencia que vive en los dos primeros centros energéticos, pero pone fin también, a la preeminencia del eje Atracción- Visión evidenciando precisamente esa última Inversión. Los puntos de dolor que haya en el plexo solar, como en lo que se llama octavo cuerpo (ndr: punto OD del pecho), revelan exactamente este periodo de cuestionamientos últimos, dirigidos a haceros salir de lo relativo para entrar en el Absoluto. Las manifestaciones expresadas como “resistencias”, justo antes de mí, por UN AMIGO (ndr: su intervención del 16 octubre 2012, en la rúbrica “mensajes para leer”), corresponden exactamente también, al proceso de Liberación que está en curso.
La Liberación se puede obtener, no por la negación del pasado o del futuro, sino por la extracción de cualquier pasado o cualquier futuro, para instalarse plena y totalmente, en el Instante Presente. El rol de la Luz Vibral, el rol del Supramental, el rol de las Vibraciones de la Conciencia (puesto que la Conciencia es Vibración) no han tenido más que un objetivo: acercaros a este Instante. Algunos de vosotros habéis vivido ese Instante con la aparición de la Onda de Vida. Algunos lo viven aun (sea por el Manto Azul de la Gracia o por la propia Onda de vida), haciendo que os instaléis en una perennidad. Instalándoos en esta perennidad, ese Absoluto o esa Infinita Presencia, os dais cuenta de que continuáis existiendo mucho más, aun sin viajar a otra parte que no sea este mundo, que este mundo en sí mismo. Estando mucho más que en este mundo, siendo aun más que lo que sois en este mundo, más allá de todo lo efímero, se os ofrece la posibilidad de realizar la persistencia de lo que vosotros Sois, en Verdad. Muchos participantes os han dicho que no podíais definir lo que Sois: no podíais aproximaros más que viviéndolo desde el Interior, de alguna forma. Ahora, esto no puede ocurrir mientras que exista una proyección a un futuro, sea la que sea. Somos perfectamente conscientes de que muchas enseñanzas han apuntado, precisamente a la inversa, es decir haceros mantener un ideal de una Edad de Oro o de una Tierra regenerada por el Amor (sea por el Alineamiento con el Centro galáctico, por el trabajo personal o por el trabajo de la Tierra, o si no por el trabajo de la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres). No es así. Vuestro nivel de realidad está en un estado de tal resistencia y de depredación (incluso viendo las Líneas de Depredación, personales o colectivas, incluso viendo el fin del Sistema de Control de la Mente Humana), que no permite una solución de continuidad, conservando de alguna forma, las bases históricas, las bases memoriales de este mundo tal como lo conocéis.
Existe pues (y desde el instante en que la madurez espiritual os lo hace ver) un mecanismo de ruptura total. Ese cambio de equilibrio para obtener un nuevo equilibrio, no se puede hacer dentro de una antigua forma, en un cuerpo viejo, en una memora antigua. Somos también, perfectamente conscientes de que las memorias, tal como son evocadas por muchísimas enseñanzas, son los elementos de referencia que os permiten, apoyándoos encima, liberaros precisamente de esos elementos memoriales que os afectan. Siempre es posible liberarse de un elemento memorial. Pero esto puede tomaros la Eternidad. La única forma de vivir este tiempo actual, de liberaros, es concebir que lo estéis ya. Es decir, no proyectar un objetivo de Liberación, no proyectar una consecuencia memorial o una consecuencia futura. La madurez espiritual es por tanto, la instalación total, en el Instante Presente. Esta instalación en el Instante Presente, va a realizar a través del Alineamiento espontáneo que se produce en ese momento, una ruptura de continuidad de conciencia. Con esa ruptura de continuidad de conciencia es como descubriréis que Sois. Aunque para muchos de vosotros se asemeje al mecanismo llamado sueño más que a Turiya, no es así.
El marcador mismo de vuestra Liberación puede, en algunos de vosotros (y yo diría, incluso, para la mayoría de vosotros), presentarse por episodios de oscurecimiento de la conciencia, que por el momento asimiláis por el momento, como sueño. No hay otra forma de salir del sueño y de la ilusión que efectivamente, despertarse. Ese sueño se hace intermitente. Se realiza por una noción de Pasaje, de Bascular de un estado a otro, que os dirige a todos sin ninguna excepción, más allá de todo acontecimiento temporal, a haceros instalaros en un tiempo mucho más largo que ese que considera los tres tiempos separados: presente, pasado, futuro. Así pues, escapando al tiempo, no como un rechazo de la encarnación o un rechazo de este mundo, sino aceptando ver claramente las cosas (sea con el ojo de la visión, el ojo de la razón, el ojo Interior o el ojo del Corazón), es exactamente lo mismo.
Id más allá de las apariencias, id más allá del dolor y del conflicto y ved lo que se juega realmente. Lo que se juega realmente, a través de ciertas leyes de atracción y de visión (que van a cesar), es perseguir la Ilusión. La invalidación del eje Atracción-Visión, la Inversión del Alma hacia el Espíritu, el Paso de la Puerta Estrecha, la conjunción de la Onda de Vida y del Manto Azul de la Gracia, la instalación en el Corazón Ascensional y el despliegue del Corazón Ascensional van a permitir realizar simultáneamente (a título individual y cada vez más, a título colectivo), la comprensión de que este mundo no es más que una matriz de naturaleza informática que ha creado y ha sido creada a partir de un código binario. Ese código binario es el principio mismo del encierro, es decir la dualidad. Percibamos este mundo por lo que es: como una construcción que no tiene otro sujeto y otro objeto que su propia perpetuación. Se os hará cada vez más fácil extraeros de esta Ilusión por los diferentes choques vividos, a título personal, a título social, a título colectivo y al fin, a título planetario y a título del conjunto del sistema solar.
La madurez espiritual es por tanto lo que va a derivar de vuestra forma de vivir la extracción de vuestra propia ilusión. Esta extracción solo se realiza si la madurez espiritual está presente, si aceptáis ver lógicamente (es decir con el Ojo real), las circunstancias de este mundo y las circunstancias de vuestra propia vida. Esto os liberará de un peso y efectivamente, en esta última Basculación, estos últimos Pasajes (correspondientes a la Última Unidad o al Absoluto), constataréis que todo lo que era resistencia o peso, obstáculo, duda, cuestionamiento, desaparecerán por sí mismos. Ahí está la Liberación.
No hay otra cosa que hacer. No hay nada que realizar. Solo hay de alguna forma, que tomar conciencia de esto, en el Instante Presente. Cada vez más, os parecerá muy sencillo Bascular de un estado al otro: del sueño al despertar, del sueño al soñar, del soñar al despertar, del Despertar a la Libertad. Todo esto continuando la encarnación en este mundo, hasta el límite deseable. Así, el sentido de este mundo os aparecerá como totalmente desprovisto de sentido. Existen sentidos, existen leyes en este mundo pero como se ha dicho, no son ningún caso las leyes de la Libertad, las leyes de los Universos Libres (que no están encerrados). Tomar conciencia de la prisión, tomar conciencia del teatro, o aun de las diferentes capas de cebolla (sea el que sea el conjunto de frases que os hemos propuesto unos y otros): este trabajo, es lo que estáis muy precisamente, a punto de realizar y yo diría que se realiza independientemente de vuestra voluntad, independientemente de la voluntad de la Tierra e independientemente de la voluntad de LA FUENTE. Puesto que la lógica de este mundo es una lógica absurda: es una lógica en que todo se consume, donde todo desaparece, donde todo es efímero. La desaparición de lo efímero es por tanto, la prueba de la aparición de la Eternidad. Lo efímero no puede sustituir a la Eternidad en ningún caso, lo efímero no puede hacerse Eternidad, por el hecho de las Líneas de Depredación y por el hecho mismo de lo que ha existido, desde tiempos muy antiguos, concerniente al eje Atracción-Visión. La liberación del eje Atracción- Visión (que ha comenzado a manifestarse con la liberación del Sol, por la aparición de la visión etérica, por la percepción de las Partículas Adamantinas y, más recientemente, a partir de la liberación de la Tierra y la aparición del Canal Marial, la posibilidad de entrar en contacto Vibratorio con nosotros), os ha dado una apreciación de lo que es la Verdadera Vida.
La madurez consiste pues, no en rechazar lo que sea, sino en estar simplemente lúcido de lo que es efímero y de lo que la Eternidad. Estar lúcido de esto, es abandonar el miedo de entrar de lleno y a corazón abierto, en el Amor. El Amor no tiene nada que hacer con este mundo. El Amor no tiene que ver con las circunstancias de este mundo, nada que ver con el desenvolvimiento de la vida de este mundo. Y sin embargo, el Amor está presente en este mundo. Si no, no habría vida. Pero es un Amor que ha sido como sabéis, rarificado, amputado y puesto en dualidad con el miedo. Toda la vida humana y todas las experiencias humanas (que todos nosotros hemos conocido) se inscriben siempre bajo el principio de la alegría o del dolor, del sufrimiento o de la paz. Y esto es permanente. Las Moradas de Paz suprema, llamadas así, os demostrarán por la experiencia (si no es el caso ya), por la vivencia de la conciencia de lo que vosotros Sois, más allá de cualquier conciencia: que la Eternidad no es una palabra vacía y en ningún caso, una proyección en un futuro cualquiera.
La salida de la linealidad del tiempo es muy exactamente, la Traslación Dimensional de la Tierra y de este sistema solar, en el sentido de los Mundos Unificados y vuestra restitución a vuestro Origen estelar o a vuestros Linajes estelares. Así pues, la mayoría de los diálogos que habéis tenido con el que se llama BIDI, os han permitido (de manera a veces violenta) dejar atrás todo lo que era efímero. Si en vosotros hay resistencias, es que existen aun confrontaciones entre lo efímero y la Eternidad o si lo preferís, confrontaciones entre los miedos y el Amor. Desde el instante en que la madurez está presente, desde el instante en que veis todo esto con Claridad y Precisión y descendéis a las profundidades de vuestro Ser, os dais cuenta de que todos los monstruos están en el Interior de vosotros y que no existe ninguna solución de continuidad fuera de vosotros. El perseguir un objetivo en sí mismo, sin embargo no tiene por qué ser abandonado, ya que hay efectivamente imperativos de este mundo que aun existen. Así pues, lo que propone la Luz no es por supuesto, el hecho de rechazar lo que es efímero sino dejarlo transcender por la Eternidad. El miedo desparece por el Amor. El miedo se borra ante el Amor. La sombra se borra ante la Luz. No es la Luz (como os hemos dicho) la que combate la sombra. Así, como decía el Cristo cuando os decía que estabais en este mundo y no eráis de este mundo, ilustraba exactamente lo mismo. Cuando decía que el Padre y él eran Uno, y que él hacía la Voluntad de su Padre y no su voluntad, expresaba también, lo que muchos Ancianos hemos expresado, referente a la noción de Abandono de Sí.
El Abandono de Sí es por tanto la madurez espiritual. Es esa que os va a permitir considerar y vivir que lo efímero no era más que un sueño y yo diría incluso, una pesadilla, aunque la Vida esté presente. Despertarse del sueño, es salir de la matriz. Salir de la matriz es ser Liberado de la Ilusión. Habiendo salido de la matriz, desde el instante en que el Sistema de Control de la Mente Humana ha desaparecido totalmente para vosotros, desde el instante en que la Líneas de Depredación personales han desaparecido, desde el instante en que las últimas resistencias aparecen, desde el instante en que aceptáis verlas claramente sin oponeros, sin confrontaros (porque es precisamente la confrontación la que se desarrolla por sí misma), sin intervención de vuestra conciencia (sea limitada o ampliada): de todo esto, deriva la Libertad, la Liberación colectiva. El fin del eje Atracción- Visión corresponde también, a un cambio de inclinación de la Tierra, así como de la mayoría de los planetas de este sistema solar, traduciéndose en vuestro nivel, por lo que anunció SERETI mismo, hace más de siete años, ahora (ndr: ver su intervención en la rúbrica “mensajes para leer”). Todo esto ocurre en este momento mismo, en vosotros, sobre la Tierra. Todos los signos dados por SRI AUROBINDO (en el momento en que fue San Juan y recibía, bajo el dictado de Cristo, el Apocalipsis) es muy exactamente lo que ocurre en la Tierra. Comprobadlo, no ya de un modo Vibratorio (como se dio hace tres años), sino comprobadlo de un modo objetivo y lógico, el de la razón. Y no podréis evitar hacer paralelos entre lo que se ha escrito y lo que ocurre actualmente en la Tierra. Lo que viene no es un fin: es un inicio. Solo la oruga llamará a esto un fin y vivirá esto como un trauma. Pero, más allá del trauma, está la Libertad para todos, y la Liberación para todos. Acordaros también de los consejos de UN AMIGO en relación a esta Libertad y esta Liberación: no tenéis nada que hacer en absoluto. Por supuesto que es posible y deseable realizar ejercicios, sean los que sean, que van a ampliar vuestros propios estados Vibratorios. La ampliación de las Vibraciones corresponde a la ampliación de la amplificación de vuestra conciencia. Ella se amplía y se expande cada vez más. Esto puede ser para muchos, previo a la desaparición misma. Así pues, cada uno es diferente en relación a lo que viene, pero el mecanismo colectivo va a tomar el paso sobre el mecanismo individual. Así, se vivirá la Liberación de la Tierra y os desharéis, yo diría, del sistema de Depredación y de todos los Velos de aislamiento, de todos los encierros y la desaparición pura y simple de la prisión.
No sois vosotros los que decidís salir de la prisión, es la prisión la que desaparece, desde el instante en que aceptáis que jamás ha existido. Así está construido el sistema matricial. Así está construido el sistema de sueño. No hay ninguna textura. No hay ninguna sustancia. Lo que vosotros llamáis materia y sustancia en vuestro mundo, para nosotros no existe. La única estructura y la única sustancia, es la de la Luz. Es la ausencia de Luz lo que ha invertido la percepción, lo que os ha hecho ver el mundo como un mundo sólido y material. No hay precisamente ninguna materialidad. Los mundos sutiles, los mundos del más allá, los Mundos Libres tienen una sustancia. A tal punto que lo que vosotros percibís en el universo, vosotros lo llamáis vacío y consideráis que el universo, lo que os es visible, observable por vuestras ciencias modernas está construido de 95% de vacío. Nosotros podemos deciros que lo que está vacío sois vosotros. Y que el 95% que queda es precisamente la Luz y posee una estructura, una densidad, una materialidad (para emplear vuestros términos), mucho más perenne que la de este mundo. Así, la madurez espiritual no es un punto de vista, ni una creencia. Es simplemente la instalación en la Verdad. Esta instalación de la Verdad no se hace cambiando una creencia en otra creencia sino viviendo de alguna forma, desde el Interior, el mecanismo de Pasaje, de Bascular y de Liberación. Así, vuestro trabajo y vuestro anclaje de la Luz, la respuesta de la Tierra tiene su propia Elevación (por su Liberación, percibida cada vez por más personas, a nivel de Vibraciones de los pies), se traducen ineludiblemente por el momento final de la humanidad. Que es de hecho, su renacimiento en la Eternidad, su Liberación al Amor Vibral que no tiene nada que ver con cualquier forma de ilusión proyectada en el tiempo lineal.
Los elementos que os doy están destinados simplemente a atraer vuestra conciencia a lo que se va a desarrollar en vosotros, como en el mundo, de manera yo diría, mucho más tangible, mucho más real y sobre todo, mucho más global. Todos los signos que se han anotado y enunciado desde la liberación del Sol (concierna a la fusión de los Éteres, los Sonidos del Cielo y de la Tierra, concierna a los elementos de la Tierra que estaban localizados en algunos lugares) van ahora a generalizarse para que nadie ignore y no pueda volver su mirada y su lógica de lo que ocurre. Más allá del choque de lo que se va a hacer visible, tanto como elemento celestial, como las otras Dimensiones que se interpenetran (como lo vivís cada vez más). De ese choque derivará seguramente, la madurez espiritual, pero esa madurez espiritual no os privará individualmente de vuestra Libertad. Si vuestra Libertad es considerar que debéis quedaros encerrados en un sistema de carbono, entonces lo viviréis. Si vivís el Absoluto, entonces no tendréis ya necesidad de forma y aun menos, necesidad de estructura de carbono, teniendo siempre las mismas prerrogativas que LA FUENTE, es decir, poder manifestaros en cualquier Dimensión, en cualquier forma y en cualquier sistema solar, con toda Libertad.
El tiempo, tal como lo definís, será abolido. Será abolido definitivamente. El momento de la desaparición del tiempo os será anunciada muy precisamente, como se ha dicho, por los Sonidos del Cielo y de la Tierra, por el Anuncio de María y por vuestro propio estado de stasis Interior y de ocultación de la conciencia en la Luz. Si aceptáis mirar objetivamente (más allá de vuestros propios procesos Interiores Vibratorios, más allá de vuestras experiencias, más allá de vuestros estados), lo que ocurre claramente en la superficie de este mundo, muy pronto no podréis ni renegar ya, o ofuscaros con lo que ocurre, y veréis también desde el punto de vista de la mariposa y no ya de la oruga. Así, se encuentra expuesto, bajo el ojo de vuestra lógica, lo que yo llamaría el último desafío de la humanidad, en estos tiempos. Este último desafío es lo que os va a posicionar (más allá de las elecciones anteriores que se han hecho) a vivir vuestra Libertad, según vuestra concepción de la Libertad. En este sentido debo deciros: no os restrinjáis, no pongáis límites a la Libertad, no encerréis la Libertad a través de nuevas reglas, sino vividla. Si, de todas formas, os es más evidente permanecer en un cierto marco conocido, entonces no tengáis ninguna preocupación, permaneceréis también de la misma forma. Si tenemos tiempo, y si tenéis cuestiones relativas a lo que acabo de exponer, os escucho.
Pregunta: ¿los fenómenos de stasis pueden haber comenzado ya?
Esto, efectivamente se ha descrito ya como posible, cada vez más frecuentemente, cada vez más a menudo y cada vez más ampliamente, hace varios meses.
Pregunta: ¿si el tiempo se para, todo está fijo?
Eso corresponde al mecanismo inicial de Traslación Dimensional, que se ha llamado la stasis o, “tres días de Tinieblas », que de hecho son tres días de Luz.
Pregunta: ¿si el Absoluto contiene todo, por qué de eso último ha nacido el encierro?
El Absoluto no está concernido ni por la Libertad, ni por el encierro. La expresión de la Vida, aparece y desaparece: se perpetúa evolucionando según las Dimensiones. Nada ha estado permitido. Eso se ha instalado por la Libertad de la Vida misma que podido crecer a través de ciertas conciencias y reaccionar, administrar y encerrar a otras formas de vida. Os recuerdo de todas formas, que vosotros hacéis exactamente lo mismo en este mundo, con los animales.
No tenemos más cuestiones. Os damos las gracias.
Hermanos y hermanas en humanidad, Hermano K da gracias por vuestra escucha. Permitida compartir con vosotros un momento de bendición antes de dejaros vivir vuestro Alineamiento con MARÍA y MIGUEL. Os saludo.
…Compartamos el Don de la gracia…

No hay comentarios:

Publicar un comentario