jueves, 12 de febrero de 2015

PARA RE-LEER SRI AUROBINDO 6 DE AGOSTO DE 2010

 
SRI AUROBINDO
6 de Agosto del 2010

Soy Sri Aurobindo. Queridos Hermanos y Queridas Hermanas de esta humanidad, vengo a hablar con vosotros y a expresarme en lo que concierne a la Consciencia y, en particular a la revolución de la Consciencia. En efecto, en vuestro mundo, sea el mundo profano, o los mundos iniciáticos o espirituales, se os ha inculcado siempre la creencia de que la Consciencia evoluciona de forma lineal ya que, incluso en los modelos comúnmente admitidos en vuestra humanidad, os han hecho creer que las leyes de la evolución eran directamente esas que habían sido inventadas por las leyes de la evolución. Pero esto no existe tal como os lo han presentado. El hombre no desciende del mono, sino que ha descendido del Cielo. Nunca, existe linealidad en el ámbito de la Consciencia. El paso de Consciencia a otra Consciencia (se refiera a la Dimensión en la que hemos estado todos encerrados, o se refiera al paso de una Dimensión a otra en los Mundos Unificados) sólo se hace a través de un proceso señalado y localizable, que traduce el modo de funcionamiento de esta Consciencia, en un momento dado, en otro modo de funcionamiento, en el ámbito de otro universo, de otra Dimensión, de otro sistema solar. Así pues, no hay linealidad. Durante mi vida, cuando describí la llegada de la supra Consciencia o supra mental, se me ha permitido recibir ciertas informaciones que conciernen a esta transformación de Consciencia que vosotros estáis a punto de vivir ahora. Esta transformación no se hace de manera progresiva. Lo que se hace de manera progresiva es la transformación del ADN y la transformación de vuestros circuitos energéticos. Pero la transformación en sí misma, incluso si está soportada por estos circuitos energéticos y por el ADN, pasa de un mundo a otro, de manera rápida e instantánea. Además he atraído vuestra atención, desde el inicio de este año, sobre el Switch de la Consciencia, que algunos de vosotros habéis podido experimentar con las fases de meditación regular en las que nos citábamos al inicio del año a las 19 h. La Consciencia pasa de un estado a otro, de una esfera a otra, a través de algo que es extremadamente preciso y verificable, que corresponde a un Switch, a una inversión. Hay que diferenciar la experiencia y la expansión de la Consciencia, que permiten acceder a otros sistemas de referencia y a otros sistemas de experiencias, e inducen un retorno a un modo inicial de vuestra propia Consciencia ordinaria, es decir la que vosotros vivís, de día en día, de experiencia final de la transformación de la Consciencia.
 
En estos momentos, en la Tierra se dan dos modificaciones mayores: la primera concierne a la influencia de la Luz Vibral en el ámbito de la Consciencia colectiva, apuntando a hacer saltar ciertas ilusiones, a hacer desaparecer ciertas creencias y haceros vivir en el ámbito de la colectividad, en el ámbito de la experiencia nueva. Este momento marcará cuando llegue, el fin de esta Dimensión y el pasaje a otra Dimensión. Ahora, a nivel individual, os queda vivir una serie de pasajes, vividos también de forma rápida, si no instantánea, que os permite expandir vuestra Consciencia y desembocar en otra esfera de experiencias, ya sea dentro de la Consciencia ordinaria o dentro de otra Consciencia supra Consciente existente en el vehículo de Êtreté. Durante este periodo existe una especie de alquimia que se realiza entre vuestro cuerpo efímero y vuestro Cuerpo Eterno. Esta alquimia, de alguna forma, se hace posible mediante la agregación de la Luz Vibral en vuestras estructuras, permitiendo poco a poco tomar el lugar de estructuras efímeras a través de una permeabilidad cada vez más grande de lo que vosotros llamáis, vuestro cuerpo físico. Esta permeabilidad, la habéis encontrado todos en un momento dado y la habéis evidenciado por un aumento de vuestras percepciones Vibratorias, de vuestras percepciones de la Energía, de personas, de lugares o aun de vuestra propia Energía, circulando en el interior de vosotros como en el exterior de vosotros. Eso ha representado un aprendizaje. Para algunos de vosotros, está presente desde el inicio de esta vida. Para otros, ha comenzado a entrar en manifestación en el momento en que las primeras radiaciones de Luz, las de Espíritu Santo, han penetrado este mundo después de mi muerte.
En este sentido, habéis realizado algunas transformaciones. Transformaciones que interesan también a vuestra estructuras celulares de vuestro ADN, que vuestra Consciencia por sí misma, os ha preparado a vivir lo que estáis a punto de vivir, de manera mucho más reciente. El pasaje de una Consciencia ordinaria a una Consciencia diferente (cualquiera que sea el nivel del que partáis, incluso partiendo de los Mundos Unificados), se acompaña sistemáticamente de un cambio de Vibración, de un cambio de estructuras y también de un cambio de cuerpo. Esto no es exclusividad del final de la transformación que vivís en esta Ilusión sino que es un mecanismo real y concreto existiendo incluso en el pasaje de 5ª Dimensión a 11ª Dimensión, o aun de la 11ª a la 18ª Dimensión. No puede haber cambio de experiencia sin cambio de vehículo. Eso es una constante. Hay pues construcción en vuestro mundo, de un nuevo vehículo llamado Tierra Ascendida. Esta Tierra Ascendida no corresponde en absoluto a la imagen que vosotros tenéis. Esta transformación tampoco es lineal. Pasa por algunos elementos que van a impulsar esta transformación, bajo la influencia de lo que se llama el Fuego.
 
El Fuego creador es, en efecto, el elemento que impulsa en el ámbito de los cuatro elementos, el cambio de forma, el cambio de manifestación y el cambio de Dimensión. El Fuego es pues, no únicamente un agente de Despertar sino un agente de transformación permitiendo la disolución de una forma de Consciencia que pasa a otra forma. El pasaje de vuestro mundo disociado, al seno de los Mundos Unificados, necesita lo que se ha llamado la disolución total de esta matriz. Es la única diferencia con lo que existe en los Mundos Unificados, en que el pasaje de una forma a otra no entraña la destrucción de la forma que es abandonada, sino una aceptación de dicha forma. El proceso del Fuego desde vuestra Consciencia ordinaria, se ha denominado el Fuego del Amor. Se evidencia por la iluminación de la Corona Radiante del Corazón y la Corona Radiante de la Cabeza, prueba de vuestro posible acceso al vehículo de Êtreté que he llamado (en el apocalipsis de San Juan, bajo el dictado de Cristo): el pasaje a vuestro Cuerpo Inmortal. Se ha dicho que Cristo os llamaría uno a uno. Evidentemente esta llamada es una llamada Vibratoria. No os esperéis ver aparecer a un Cristo en otra Dimensión pidiéndoos que vengáis. Sois vosotros a los que corresponderá pasar a otra Dimensión de Hijos Ardientes del Sol o Ki-Ris-Ti. Esta es una revolución de Consciencia total porque marca el abandono de una serie de cosas existentes en la matriz y a las que desgraciadamente, la humanidad a título colectivo y también vosotros a título individual, habéis dado peso, consistencia y realidad. Pero esta realidad no es real. Simplemente es un medio de haceros subsistir en el ámbito mismo de la Ilusión.
 
Estos son momentos de grandes cambios. El amado Omraam os ha explicado lo que era el pasaje de la Cruz. Corresponde efectivamente, a la revolución de la Consciencia. La ventaja es que la revolución de la Consciencia, a título individual, es anterior a la revolución de Consciencia existente en el ámbito colectivo, permitiendo a un máximo de Consciencia, en esta matriz, despertarse a sí misma en su Verdad. Hay efectivamente, una latencia entre el proceso existente a título individual y el proceso existente a título colectivo. Esta latencia es el tiempo necesario y suficiente, que permite a un número más grande de almas vivir esta revolución de Consciencia. Existe la posibilidad, ya después de las Bodas Celestes y sobre todo desde hace algunas semanas, de una acentuación de los procesos Vibratorios alquímicos de la Corona Radiante del Corazón y de la cabeza, que mediante el Fuego de la Kundalini permite realizar este Fuego del Amor. El Fuego del Amor es el agente que permite vivir el Amor y reunirse en los Mundos Unificados. No hay otra posibilidad. La disolución de la matriz pasa también por el Fuego cósmico que viene a poner fin a la Ilusión. Vosotros sabéis pertinentemente, con los pocos datos históricos existentes que pueden ser consultados en vuestro mundo, que cada civilización conoce un periodo particular que está llamado a su desaparición. Evidentemente, la desaparición de una civilización no corresponde a la desaparición de las Consciencias. Esto es simplemente una migración de la Consciencia hacia otra esfera.
 
Hasta el presente, las civilizaciones han desaparecido pero se han vuelto a reencarnar dentro de la misma esfera, sin poder escapar a este ámbito de Ilusión. Hoy, las cosas son muy diferentes porque, a través de la Revelación y de la instalación de la Luz Vibral, es posible literalmente, pasar a otra cosa, a otro campo de experiencia, que no estará en absoluto limitado por una forma, por una creencia sea la que sea. La problemática en lo colectivo, es que el ser humano -en sentido global- ha dado peso y forma a ciertas creencias a las que se apega. Y, a nivel individual es extremadamente difícil separarse de cierto tipo de creencias. Estas creencias las conocéis todos: más allá de las que habéis elegido, están las que os impone el modelo de sociedad en el que está basado el mundo occidental (y desgraciadamente, para reencontrar hoy, el mundo de la India y de Oriente que la mayoría han encontrado), dando todavía más peso y haciendo creer que este único modelo de sociedad es el único viable y el único existente, el único posible. Tanto durante mi vida y en las generaciones precedentes, existían diferentes modelos de civilización que coexistían. Estos que actuaban sobre la trama de la Consciencia, de forma que os impiden acceder a este aspecto Ilimitado de vosotros mismos, han hecho lo imposible para unificar sus propias creencias en una sola humanidad. Y esto se ha llamado nuevo orden mundial. Han llegado a suprimir de la superficie de la Tierra, progresivamente, cualquier otra creencia y modelo de civilización o cualquier otro modelo de sociedad. Hoy, es necesario no apegarse a ninguno de estos modelos de creencias y este, transformado en único y llamado materialismo. El problema es que, incluso los seres espirituales (en caminos totalmente Auténticos, desean escapar a este condicionamiento) se apoyan en esta llamada materialidad, sin poder ver cualquier otra salida de la matriz ligada a esta materialidad. Y así tenéis hoy, dentro de los movimientos espirituales que siguen las líneas directas inscritas en la matriz, una incapacidad total de escapar a la dualidad y a la materia. Esto no obstante representa las elecciones. Las elecciones han sido impuestas pero, no obstante, algunos las han adoptado.
 
Y la Revelación que se va ha hacer ahora corresponde verdaderamente a esta oposición, no tanto entre una Ilusión (que está condenada) y aquellos que están despiertos sino entre aquellos que están despiertos y los que resisten a la realidad de la Luz, manteniendo los sistemas espirituales caducos. El desafío es este. Hablo de las esferas espirituales que todavía existen en la matriz. Vais a encontraros confrontados, unos y otros a nivel espiritual, a la libertad que se os ha prometido y a la que vosotros accedéis y a aquellos que (incluso en lo que es búsqueda espiritual) os impedirán acceder a esta libertad (en vosotros mismos como en el exterior de vosotros), a causa de la adhesión a sistemas de creencias caducas. A causa de la adhesión a sistemas de creencias completamente falsificadas, llamadas enseñanzas espirituales que os han impedido y que os impedirán vivir vuestra revolución. Tal como se ha dicho (ya durante mi vida y precisado de manera muy hábil, por aquél que habéis conocido como Krisnamurti: os lo expresó con palabras simples (aunque en ese momento pocos le comprendieron) porque no había posibilidades de acceso a lo que Krisnamurti llamaba “el otro lado del rio”. Hoy, esto ya es posible. Pero, incluso a través de este acceso, incluso entre los aquí presentes, unos experimentáis las Vibraciones y los hay que viven el Fuego del Corazón pero que intentan a cualquier precio, hacer un paralelismo de lo que viven con una experiencia conocida. Ahora, vosotros debéis liberaros de lo conocido. No hay posibilidad de acceder al Êtreté si no os habéis liberado de lo conocido, a nivel espiritual. Este camino es enteramente nuevo. Nunca ha sido frecuentado, no ha sido nunca emprendido. Es por esto que al final de las Bodas Celestes, independientemente del bloqueo en relación con el ADN, que el Maestro Omraam ha esclarecido con los Maestros geneticistas, ha habido pocos seres que han sido capaces de encontrar su Êtreté. Cualquiera que sea su capacidad de Vibrar en la Corona Radiante de la Cabeza, en la Corona Radiante del Corazón o incluso dentro del Despertar de la Kundalini. Lo que ha bloqueado no es el hecho de la matriz, sino las propias ataduras de estos individuos a modelos que no tienen realidad en los Mundos Ilimitados.
 
Así hoy, se os pide verdaderamente, si queréis acceder a esta revolución total de la Consciencia, prepararos, disociaros de todos los sistemas que hayan existido en la superficie de la Tierra. Lo llaméis budismo, cristianismo o judaísmo. Cualquiera que sea el modo de religión que haya existido, cualquiera que sea el modo de creencias al que os habéis plegado, ya sea a través de circuitos energéticos, escuelas energéticas, incluso las más puras, hoy necesitáis haceros nuevos. Es decir, que no podréis acceder libre y fácilmente a la realidad de la Verdad absoluta de la Luz mientras os adhiráis a cualquier creencia o a cualquier camino salido de modelos existentes en la matriz. Comprended bien que esto no quiere decir que hay un juicio en relación a la Verdad o a la no Verdad de estos modelos pero sí existe, una necesidad de sobrepasar, una necesidad de transfiguración real de todo lo que ha existido, en vosotros, en torno a vosotros, hasta el presente, a fin de reencontraros totalmente nuevos y vírgenes sobre el plano Vibratorio. Esto os facilitará mucho la tarea y facilitará también lo que Anael ha llamado y desarrolla ampliamente, como abandono a la Luz. Recordad lo que hemos dicho siempre: sólo vosotros podéis dar este paso. Y este paso no puede realizarse más que por el abandono a la Luz y por el acto de invertir en Consciencia y totalmente todo aquello que forma vuestras creencias en el seno de la matriz.
 
No podéis penetrar el Êtrete apegándoos a lo que quiera que sea que pertenezca a la matriz. No hay nada de la oruga que deba permanecer en la mariposa. Cualquiera que sea el marco de referencia y de creencias que os hayan permitido evolucionar hasta hoy, incluso eso debería desaparecer. Evidentemente, no es cuestión de hacer desaparecer todo esto, ya que vosotros lo vivís, incluso a nivel energético, pero sí adoptar un punto de vista de Consciencia totalmente nuevo y liberado de lo que formaba los engramas de la matriz, y sobre todo, en el ámbito espiritual. Es necesario que abandonéis todos los modelos que hayan existido en la matriz. Es necesario que abandonéis todo aquello que sea creencia. No necesitáis creer en nada, exceptuado lo que vivís. Evidentemente, la mente va a intentar, hasta el momento en que la enseñéis (no queriendo enseñarla sino abandonándoos a la Luz y la Corona Radiante del Corazón), involucraros en un principio existente en el seno de la dualidad que es la justificación y el principio de adhesión. ¿Qué es esta justificación y este principio de adhesión? Es querer explicar, justificar y validar lo que vivís en el plano de la expansión de la Consciencia, mediante algo exterior a vosotros. Ahora, mientras la mente actúe así, representará para vosotros el freno más importante para vuestro acceso al Êtreté. Recordad las palabras de Cristo: “nadie puede penetrar el Reino de los Cielos si no se vuelve como un niño”. Es decir virgen de toda creencia, de toda idea, de toda suposición y de toda adhesión a lo que sea.
 
Debéis presentaros libres, en relación a la Luz, a fin de poder vivir esta revolución, sin ninguna zona de fricción y sin ningún freno existente en la Consciencia limitada. Os es necesario desde ahora mismo, aceptar más allá del abandono a la Luz, no dar peso ni cuerpo a cualquier creencia incluso a la que os ha permitido manifestaros en vuestras actividades, cualesquiera que sean. Necesitáis aceptar vivir lo que tenéis que vivir, sin sacar cualquier provecho, sin sacar ninguna interpretación porque el provecho y la interpretación serán siempre lo que será sugerido por la mente y no por el Êtreté. El Corazón se ha dicho siempre, se basta a sí mismo. El es. No tiene necesidad de tener. No tiene necesidad de justificación y no tiene necesidad de referencias sean las que sean. La facilidad de estableceros en la revolución de Consciencia y de pasar al Êtreté deriva directamente de vuestro abandono a lo que no es el Êtreté. Pasar del capullo de la oruga, a la mariposa, sólo puede hacerse de esta forma. Así pues, os corresponde también hoy disolver totalmente, en vosotros, lo que no pertenece al mundo del Êtreté y, se puede decir sin ambages, que todo lo que imagináis pertenece a la Ilusión. No podéis penetrar las esferas del absoluto estando limitado de alguna manera. Debéis pues, pensar y vivir en el seno de lo Ilimitado. Sólo de esta forma accederéis a esos Mundos Ilimitados. No podéis llevaros cualquier parte de lo limitado al ámbito de lo Ilimitado.
 
El Switch de la Consciencia, y la transferencia total de la Consciencia al momento final, unido a la disolución de este cuerpo ilusorio, sólo puede hacerse si habéis preparado esto. Y es exactamente el trabajo que os queda por hacer, en los tiempos que se abren a vosotros, desde hoy. Esta revolución de Consciencia requiere suprimir las referencias, lo que es difícil para el ser humano. Cualesquiera que sean estas referencias (que os han permitido resistir a vuestros propios miedos, dar la espalda a vuestros propios miedos), necesitáis hoy, sobrepasarlas, transcenderlas. Esto requiere un mecanismo de la Consciencia, más que el hecho de retiraros de este mundo, que no quiere decir nada estrictamente y que sería también, una huída de la Verdad. Pero conviene, como dice el Maestro Ivanov, estar cada vez más lúcido, cada vez más claro sobre lo que sois: volverse transparente cara a vosotros mismos, para poder penetrar la profundidad de la Verdad. La profundidad de la Verdad no tiene que ver con los roles sociales. No tiene que ver con las apariencias y no tiene que ver con todo lo que habéis construido en la Ilusión.
 
Acordaros de que en relación a las puertas de la muerte física, no os lleváis nada al otro lado, más, que vuestra Conscienca, ella sola. Ahora, en el seno del Êtreté, sólo lleváis vuestra Consciencia y su lucidez, y nada más. Y no podéis entonces, llevaros ninguna de vuestras creencias, o ninguno de vuestros supuestos adquiridos, que os han permitido llegar a donde estáis. Necesitáis abandonar todas las creencias y centraros, más y más en la Consciencia del Corazón, llevando cada minuto de vuestra vida, de vuestra Consciencia y de vuestra atención al centro del pecho. El ser humano frecuentemente no tiene Consciencia de esto (incluso percibiendo lo que vosotros llamáis la Energía, ya sea magnética o supramental), la mayoría de lo que ocurre en la Consciencia ordinaria pasa en el ego y también en la frente, es decir, en el aspecto discursivo, comparativo y el aspecto que va a llevaros permanentemente a juzgar lo que es bueno y lo que es malo para vosotros. Ahora, en el ámbito de lo Ilimitado, como os hemos dicho, no hay ni bueno ni malo. Sólo hay justamente el establecimiento en el Ser, que está bastante más allá del aspecto bien/mal que ha sido impulsado e impreso en el interior de vuestras estructuras biológicas. Hay pues, en este nivel, un factor de transcendencia que es el no juicio, como había sido anunciado por Cristo. Este no juicio antes de ejercerse como un acto de Consciencia lúcida, en el Corazón, es un ejercicio que hay que hacer a cada respiración de vuestra vida a fin de no juzgar. Ya sea vosotros mismos o lo que sea, cualquier circunstancia que sea. Esto es extremadamente importante porque es a través del aprendizaje de este no juicio como vais a deshaceros de este hábito (que existe en vuestra vida y que además os ha permitido subsistir en esta Ilusión): poner orden entre el bien y el mal; lo que está bien o mal para vosotros. El Maestro Omraam lo ha llamado abandono a la Luz y también la Fluidez de la Unidad.
 
Sólo en esta Fluidez o de la Acción de Gracia, si lo preferís, vuestra vida se desarrollará como la Luz lo entiende y no como lo entiende vuestro ego y vuestra personalidad. Pero la Luz Vibral, una vez que se instale en vosotros y se construya, desarrolla vuestra vida por las líneas de menor resistencia. Va a asentar poco a poco en vosotros, la Fluidez, la Unidad, la sincronicidad y sobre todo, la facilidad. Es suficiente hacer el primer paso. Es suficiente tener la experiencia de esta facilidad para comprender y vivir que la verdadera solución está en este nivel y en ninguna parte más, en vuestras elecciones y vuestras decisiones. Porque vuestras elecciones y decisiones derivarán siempre de vuestra mente y en la mente os equivocáis una vez de dos, sistemáticamente, incluso si sois clarividentes. Esto lo podéis verificar cada día con las decisiones que tomáis. Ahora, sobrepasar esa etapa de la mente y así acceder al supra mental, es confianza en la Luz y sobre todo dejar actuar a la Inteligencia de la Luz que guiará vuestros pasos, vuestra vida y vuestra Consciencia hacia la facilidad, la evidencia, la simplicidad. En este camino, en esta revolución de Consciencia todo es simple, cualesquiera que sean las circunstancias del entorno. Yo parafrasearía, diciendo que podríais estar en medio de un acontecimiento extremadamente traumatizante y colectivo, sin ser afectado de ninguna forma, porque la Inteligencia de la Luz hará todo para que no seáis afectados por el principio de dualidad o destrucción. Así es la Inteligencia de la Luz. Algunos han dicho que la Luz es más Inteligente que la personalidad. Es totalmente cierto, porque sabe comportarse y actuar para que esta acción tenga lugar siempre, en el ámbito de la Luz Unitaria, lo que no es el caso en vuestra dualidad. Os hace falta entonces, poco a poco y pasito a pasito, yo diría incluso, más y más urgentemente, y más y más directamente, situaros bajo la influencia de la Luz Vibral. Esto está más allá de los signos, porque (podéis notarlo como seres humanos y como yo también lo he notado durante mi vida) desde que un signo se manifiesta, la mente trata de etiquetarlo y de relacionarlo a cualquier cosa que muy a menudo, va en el sentido de lo que vemos y no de lo que ve la Luz. Lo que es muy diferente.
 
La confianza en la Luz es algo que debe establecerse, de ahora en adelante y por el principio de la revolución de Consciencia colectiva que está llegando, permitiéndoos vivir todo esto, cada vez más lúcida y fácilmente. Esto será tanto más fácil por la suma de las siete y últimas Claves de Luz, y las tres Estrellas de María, en vuestra Corona Radiante de la Cabeza. En la fusión de la Corona Radiante de la Cabeza y del Corazón, el Corazón toma la delantera sobre la mente. Todavía es necesario señalar a través de la Vibración, lo que viene del Corazón y lo que viene de la cabeza. Todavía hay que señalar, en los acontecimientos que se derivan y desarrollan en vuestra vida, lo que está asociado a vuestra mente y lo que está asociado a la Unidad. Las cosas son profundamente diferentes. Observad como el ser humano tiene tendencia, incluso en los que viven ya esta transformación de la Consciencia, a querer identificar, proyectar y sobre todo justificar un elemento que es vivido o la necesidad de interpretación, para asociarlo a un modelo existente y omnipresente, mientras que la Luz jamás, os pide esto. Esto os aleja del abandono y os hace falta desembarazaros ahora, cada vez más rápido de esos hábitos de querer explicar. La explicación se situará siempre en nivel de la mente, por lo tanto, hará que permanezcáis en las creencias. La experiencia de la Luz Vibral os libera, a condición de que aceptéis ser liberados. Esta es la trampa del ego llevándoos a permanecer en la cabeza y en la Ilusión Luciferina. Establecerse en el Corazón y dejar Vibrar el Corazón, y sobre todo estar lúcido en el momento en que el Corazón Vibra y el momento en que la Vibración del Corazón se hace más lenta o se para cuando no estáis conformados a la Inteligencia de la Luz: este es el desafío que os hace falta tomar en las semanas que vienen. Tanto más porque las circunstancias del entorno, tal como hemos dejado oír en muchas ocasiones, han llegado hoy a una aceleración sin precedentes y a una modificación de vuestro entorno sin precedentes, incluso en este país en donde estáis. Os hace falta soltar la presa en relación a todo esto.
 
Sólo en el Corazón encontraréis la seguridad y la facilidad. Nada de lo que sea externo, si le dais peso, podrá ser fácil o evidente. Así pues, todo lo que os obstruye o sobrecarga en el camino de la Unidad, debe simplemente ser puesto en la Luz, sin dar más importancia o Energía que esta. Seguid en vuestra vida las líneas de menor resistencia y observad la respuesta de vuestro Corazón. El Corazón no miente jamás. Os llevará siempre ahí donde debéis estar. Ahí donde debéis estableceros, en vosotros como en el exterior de vosotros. Debéis daros cuenta y vivir la experiencia de que ya no sois los que decidís sino que, es la Luz la que decide por vosotros. Evidentemente, en lo que concierne a las funciones fisiológicas, es evidente que no es la Luz la que va a decidir haceros respirar. Por cierto, me he extendido mucho sobre lo que pasa en el momento en que el Switch de Consciencia se establece: a saber que la respiración ya no se hace a través de los pulmones sino a nivel celular y a nivel del Corazón. Lo que quiere decir que, no hay más respiración en el sentido en que vosotros lo entendéis. Lo que explica que en Samadhi o en Maha Samadhi, la respiración se haga cada vez más superficial y deviene inexistente cuando tocáis la esfera del Êtreté. Hay una respiración pero no se hace mediante el oxígeno, se hace por el éter, lo que es profundamente diferente. Todo esto está a punto de manifestarse en vuestra fisiología. Observad vuestro ritmo respiratorio y vuestro ritmo cardiaco, en vuestros espacios de alineamiento. Es un hecho que, cuando os situáis en el Corazón, la respiración se hace más y más tenue. El número de ciclos respiratorios por minuto se hace extremadamente débil. Y esta respiración pasa a nivel del Corazón. Los latidos del corazón se ralentizan y os establecéis en el seno del Êtreté. Esto ha de ser igual en cuanto a vuestras decisiones, en cuanto a lo que debéis hacer y ser.
 
Dejaos guiar por la Luz. Esto no quiere decir estar pasivo. No quiere decir soportar los acontecimientos que se presentarán a vosotros y que se presentan ya. Sino más bien transcenderlos por la Consciencia de la Unidad, estableciéndoos en ella. La Luz será de alguna forma vuestro derecho de Ser. Será si empleara una palabra surgida de vuestra dualidad, vuestro broche, en relación a los combates de la Sombra y de la Luz. No dejaréis ninguna presa a la acción de la Sombra y de la Luz, en la dualidad, en vosotros, porque estaréis establecidos en la Verdad y la Unidad y en vuestro Êtreté. En ese momento, comenzaréis a percibir en fragmentos, las transferencias de la Consciencia a vuestro Cuerpo de Êtreté, cualesquiera que sean las dimensiones de origen. Esto será anunciado por modificaciones vinculadas con el Samadhi que acabo de explicar: lentitud en el ritmo cardiaco, lentitud del ritmo respiratorio, desaparición de toda percepción Vibratoria, terminando por la transferencia de la Consciencia. (Precedida por una amplificación de las percepciones Vibratorias, en particular en las Coronas Radiantes y el Triángulo Sagrado). Este es el camino que os lleva a la revolución de la Consciencia. Estas son, Hermanos y Hermanas, las palabras que tenía que daros, precisando la acción de la Luz en vosotros, y esta revolución de Consciencia que llega a vosotros, como sabéis ahora, en los días que vienen. Mis Hermanos y Hermanas, en vuestra Presencia, os digo hasta pronto.
 
Mi Luz azul os inunda con todo mi Amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario