domingo, 22 de febrero de 2015

MARÍA 17 DE FEBRERO DE 2015


Cuaderno de Notas de Febrero 2015 : MARIA
Nota: Esta canalización es un requisito previo a los cuadernos de Febrero que se difundirán a finales de este mes.
Mis amados hijos, reciban todo mi amor. Vengo acompañado por los Melquisedec y también con mis doce Estrellas. Cada una de ellas se coloca a su alrededor, ofreciéndoles la suavidad y gracia de lo que Somos y que Ustedes Son.
En primer lugar, les proponemos acoger esta Gracia y comulgar todos juntos de Corazón a Corazón en un solo Corazón de Amor. Mis queridos hijos, vengo a mecerlos en estos tiempos, en estos tiempos de Gracia, en estos tiempos tan tumultuosos desde el punto de vista de vuestra personalidad. Vengo a tranquilizar, a aliviar todo lo que aún puede ser pesado sobre vuestras espaldas y en vuestros corazones.
Este período, como lo saben, es primordial, en el cual les pedimos e insistimos para que cada uno de ustedes se coloquen en el Corazón del Corazón, en el Corazón de la Gracia, en nosotros. Estamos con ustedes, estamos en ustedes, somos ustedes. Mis queridos niños, sean lo que Son. Sean la Alegría de cada instante, sean la Paz, ya que es vuestra verdadera naturaleza. Hoy, acompañada de mis doce Estrellas, nos gustaría ofrecerles un Canto de Gracia. Tocando así directamente vuestras estructuras a fin de acompañarles en este período y para ayudarles a entrar de lleno en vuestra Eternidad. Cada una de mis Estrellas viene a saludarles de Corazón a Corazón. Ahora, los invitamos a acoger este Canto, este Canto de Gracia.
 
...Canto Vibral...      (está en el link que hay más abajo)
 
Bien amados, en un solo Corazón, en una sola Danza, seamos el Amor, seamos de nuevo plenamente unidos, sacando todas las máscaras más allá de toda identificación, más allá de todos los roles. Seamos esta Alegría que se despliega a cada instante desde el Corazón del Corazón, al que tienen acceso a cada instante. También es por esto que insistimos en el momento presente de gozar la Vida a fin de que la Vida los goce. Que la Vida pueda fluir sin obstáculos plenamente y sin interferencias, a cada instante de vuestra vida y lo que llegue. Pase lo que pase, queridos hijos, tengan fe en esta fuerza que los habita y que es vuestra naturaleza.
La Gracia los arrulla, ustedes son la Gracia. Yo soy lo que son, más allá de todo rol de Madre, yo soy ustedes como ustedes son yo. Permítanse esto, permítanse esta evidencia. Nosotros somos cada uno una faceta de un gran diamante de Amor saboreando cada momento. Vuelvan en este punto, en este espacio que está allí, más allá de todo mundo, más allá de todo juego, solo hay esto, queridos hijos, solo hay esto. Y ustedes son este Corazón que se despliega, que canta la Alegría, que danza la Vida, que Es, sencillamente.
Entonces llámenme durante estos momentos, cuando se sientan desamparados, un poco perdidos, o un poco solos y vendré a inundarlos de este Amor común, ayudándoles así a recobrar plenamente esta Eternidad, esta Vacuidad, más allá de toda Presencia, en el corazón del Infinito, permitiéndoles así dejar caer todas las máscaras.
Somos Uno. Los bendigo, mis queridos hijos, y me complacen estos instantes de Gracia que viven. Entonces estos instantes, los vivo en vosotros, con vosotros, ya que soy vosotros. Entonces estén tranquilos y tírense al agua, tírense en este baño, en este baño de Amor que está allí y que siempre ha estado allí. Yo siempre he estado allí, mis hijos bien amados.
Entonces, les pido desde ahora, y ello hasta mi llamamiento, de manifestar la alegría, cualesquiera que sean las circunstancias de vuestra vida, cualesquiera que sean las desgracias o incluso las alegrías de este mundo. Estén en esta Alegría verdadera del Corazón, en esta Gracia. Y que ella se despliegue hasta el infinito.
Los tomo en mis brazos, los rodeo con todo mi Amor y acompañada de mis doce Estrellas venimos a acariciar vuestro corazón en este instante, y depositar sobre vosotros mil gracias, como pétalos de rosa viniendo a ungir vuestros pasos en estos tiempos, perfumando vuestras vidas de nuestra Presencia, de nuestra Gracia. Permanecemos con vosotros y en vosotros para siempre.
Los bendigo, queridos hijos y les digo hasta muy pronto, como a cada instante, en el Corazón.
Unidos más que nunca los unos con los otros, como estoy unida a ustedes.


Hasta pronto, con todo mi Amor.
 

Podéis escuchar el mensaje original en francés en este link:


No hay comentarios:

Publicar un comentario