martes, 11 de septiembre de 2012

SRI AUROBINDO 1 DE SEPTIEMBRE DE 2012

1 de Septiembre 2012 SRI AUROBINDO Autres Dimensions



Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción : Susana Mi
lan

 



SRI AUROBINDO 1 septiembre 2012


Soy SRI AUROBINDO. Hermanos y Hermanas en humanidad, que la luz Azul de la Fusión os sacie. Antes de comenzar a expresarme en lo que concierne a los efectos obtenidos de la Liberación, tengo que atraer vuestra atención, como quizá os habéis dado cuenta ya, hacia el hecho de que nuestra Comunión, entre nosotros y vosotros, se establece de forma más intensa y más lúcida. Esto se revelará cada vez más a menudo, por una ralentización de la cadencia verbal, manifestándose también por un aumento de la cadencia Vibral. Mostrando en nuestros encuentros (sea en lectura o en audición), una capacidad cada vez más grande de percibir los estados Vibrales, más allá de las simples palabras pronunciadas. El espacio entre frases os hace vivir una integración mucho más amplia, más allá del sentido original de las palabras. Vosotros mismos constataréis que el efecto sobre el cuerpo y la conciencia irá creciendo.


El marco de mi intervención de este día se inscribe en la continuación de lo que se abordó, en parte, por HERMANO K en su última intervención (ndr: su intervención del 31 agosto 2012 en la rúbrica "mensajes para leer"). De igual forma que durante las Bodas Celestiales, se os hicieron vivir ciertas manifestaciones ligadas a las etapas y a las Marchas. Hoy, a partir de la última venida del Arcángel MIGUEL (ndr: su intervención del 18 agosto 2012 en la rúbrica "mensajes para leer") y hasta su próxima y última venida, vais a constatar el mismo proceso en vosotros.


Voy a abordar de manera casi exclusiva, no lo que podéis conocer a nivel de la conciencia (como todas las experiencias de Comunión, de Fusión u otras) sino más bien, insistir sobre los marcadores presentes en este cuerpo. En efecto, el acercamiento de la luz Vibral, la respuesta de la Tierra a nivel de la Onda de Vida, vuestra madurez celular, va a conduciros a vivir una amplificación sin precedentes de diferentes signos, de diferentes síntomas. Esos síntomas experimentados son explicables por la conjunción del Reencuentro entre el cuerpo Etérico y este cuerpo físico y el cuerpo Etérico nuevo, ese que será forjado por el Fuego y por el Agua del Cielo, dando a nivel de este cuerpo físico que habitáis, una interfaz de percepción de diversos elementos que os voy a detallar.


El primero, para muchos de vosotros (y esto quizá ya ha comenzado desde hace algunos meses), es el refuerzo sin precedentes, de Nada o Canto del alma. Los sonidos percibidos en la oreja (dentro como fuera), por medio de lo que se llama la ampolla de clariaudiencia, el Antakarana y el Canal Marial, más allá de permitiros percibir la modificación que puede ocurrir con los Reencuentros (humanos o no), por la lateralidad izquierda o derecha que expresé hace algunas semanas, independientemente de esto, el sonido toma una tonalidad cada vez más aguda, acercándose por su modulación, al Coro de Ángeles. Ultimo Sonido de Nada o Sonido del alma, precediendo el Maha Samadhi. El sonido, cada vez más absorbente, podrá pareceros que se extiende a toda la cabeza después a todo el cuerpo, en perfecta resonancia con lo que sobrevendrá, de manera audible, para todos, en el momento del Sonido del Cielo y de la Tierra (oído en diversos lugares de la Tierra) se hará algo casi permanente. Ese Sonido indica por supuesto, la elevación de la conciencia pero también, la llegada de ciertos elementos celestiales.


El segundo signo más importante (si no es ya el caso), es la aparición o amplificación de sensaciones de picaduras y calor a nivel de las plantas de los pies y de las palmas de las manos, evidenciando la intensificación de la Onda de Vida. La subida de la onda de Vida, cuando sea posible (si no es ya el caso), por la superación de los miedos últimos, llegará a provocar preferentemente, al elevarse a nivel del sacro y a nivel de los órganos genitales, por delante un fenómeno de escalofrío (como carne de gallina), y a provocar por detrás, sensaciones a veces neurálgicas y dolorosas, a la altura de la parte baja de la espalda.


La manifestación de las Coronas Radiantes, en lo que concierne al corazón, os hará vivir el temblor de la caja torácica, de manera más intensa, llegando a reforzar la presión y a veces los dolores sobre el Punto KI-RIS-TI de vuestra espalda y sobre las zonas laterales de KI-RIS-TI de la espalda. La Corona Radiante de la cabeza, de manera preferente y en ciertos momentos, experimentará la activación de la energía específica de los Triángulos Elementales. En un momento dado: el Fuego. En otro momento: el Triángulo del Agua. En otro momento: el Triángulo de la Tierra, o del Aire. La acción sobre las tres Estrellas de vuestra cabeza de un elemento dado, implicará manifestaciones precisas y particulares sobre las que no me extenderé hoy, permitiéndoos vivirlas (ndr: ver la rúbrica "Protocolos/ Las 12 Estrellas de María).


En toda la piel comenzarán a manifestarse (si no lo ha hecho ya) una percepción, cada vez más clara, como si millares de pinchazos de agujas recorrieran la piel hasta el escalofrío. Será posible entonces, con la Fusión Disolución preparatoria con el Doble, sentir claramente alrededor de todo el cuerpo, una especie de estremecimiento o corriente de aire.


El Canal Marial, sea el que sea el modo de percibirlo que tengáis, os dará (si no es ya el caso) la percepción de una Presencia permanente, arriba y a la izquierda. El establecimiento de esta permanencia, esté ligada a MARÍA, a vuestro Doble, al Doble KI-RIS-TI, a un Doble Monádico o a un mecanismo de Fusión Disolución vivido con un Hermanos o Hermana, se hará para vosotros cada vez más tangible, cada vez más intenso, dándoos el sentimiento de ser tocado a nivel del hombro izquierdo y en la parte alta de la mejilla izquierda.


El punto ER de la cabeza se activará, llegando a daros una sensación a veces dolorosa, de cabeza pesada, en la parte alta.


La zona específica del dedo gordo os parecerá que acumula por momentos, las picaduras percibidas en la piel.


La sensación de todo el Canal del Éter y de sus diferentes componentes, se os hará perceptible. En particular, las cuatro Puertas que rodean el sacro así como la Puerta KI-RIS-TI y sus zonas laterales que corresponden a las alas Etéricas.


Aparecerán muchos síntomas digestivos (si no es ya el caso), que revelan el impacto del Manto Azul de la Gracia y de la Fusión de vuestros Éteres, a nivel de las Puertas ATRACCIÓN y VISIÓN, que puede provocar mecanismos nuevos que os hacen experimentar el hecho de no poder comer tal tipo de alimento, cosa que os convendrá respetar.


Podrán aparecer hilos de sangre en la narina izquierda, frecuentemente por la mañana al despertar, o si no de repente, revelando la finalización de la perforación del suelo de las fosas nasales, bajo la acción de la Onda de Vida y del Supramental.


En posición tumbada, constataréis cada vez más fácilmente, que todo el cuerpo se puede poner a mover y a temblar de arriba abajo, o de izquierda a derecha.


Las sensaciones táctiles se harán diferentes, dándoos la sensación de sentir menos o de sentir más, sea en las manos o lo más frecuentemente en los brazos. Podría producirse sobre todo en los momentos de inmovilidad, una impresión (aparte del temblor) de hinchazón dolorosa de un miembro, de dos miembros o de los cuatro miembros.


Habrá ciertos momentos privilegiados en que el cuerpo no parecerá responder ya a cualquier voluntad de moverlo. La percepción sensorial, visual, auditiva, espacial, podrá ser por momentos, profundamente diferente, dándoos la impresión de superposición de esta realidad con otra realidad.


Os podrá parecer que la respiración se para. La zona cardiaca podrá revelar anomalías del ritmo cardiaco así como dolores que se proyectan sobre la parte anterior de vuestro pecho, desbordando de manera específica, sobre las Puertas AL y UNIDAD. Os parecerá emanar (y así será) la Luz, sin desearlo y sin quererlo, por todo el pecho, preferentemente por una zona de expresión de la Luz, independiente de vuestra voluntad, precisamente en las Puertas AL y UNIDAD.


Todas las funciones (fisiológicas, automáticas) de este cuerpo, serán por momentos, modificadas profundamente. En esos momentos, si vuestra conciencia está atenta al cuerpo, constataréis fácilmente que el simple hecho de llevar vuestra conciencia a este cuerpo, sin ninguna pregunta o sin ningún cuestionamiento, reforzará la percepción que está presente en ese momento. El conjunto de esos signos y síntomas os aparecerán cada vez más claramente como los efectos directos de la Ascensión. La intensificación de uno o de todos los procesos (que de todas formas irán completándose, unos y otros) serán para vosotros la ocasión de verificar lo que se desarrolla en la conciencia relativo a la Última Presencia o al establecimiento del Absoluto.


Todo lo que se desarrollará con esta Fusión del Cuerpo Etérico habitual y amputado, con el Cuerpo Etérico regenerado por el Fuego y el Agua del Cielo, se convertirá en una evidencia. Vuestro cuerpo físico y lo que está presente dentro, comenzará a emanar la Luz, de forma cada vez más tangible, más allá mismo de la visión Etérica, creando en torno a vosotros una forma de luminiscencia, de transparencia, notable. Existen indudablemente, circunstancias de vuestro entorno de vida que favorecerán, si puedo decirlo, la integración de esos estados y otras circunstancias que los ralentizarán pero dejaré a la Estrella SNOW expresar más cosas sobre eso. Yo permanezco en cuanto a mí, centrado exclusivamente en las manifestaciones corporales.


Durante estas fases de manifestaciones corporales, podrán presentarse momentos e instantes, donde de un golpe, de uno solo, todas las percepciones se pararán, pudiendo revelarse por un sentimiento de pérdida inminente. Es en esos momentos, cuando os convendrá sobre todo permanecer tranquilos, no plantear la mínima cuestión sobre el sentido de lo que se vive, comprender y aceptar que esto os lleva a estableceros en el Absoluto. En esos momentos privilegiados, si la mente se calla, si las emociones se callan, entonces la Onda de Vida se lanzará de manera extremadamente intensa y mucho más allá del simple Éxtasis, como un torrente de Fuego, reuniéndose a otro torrente que desciende a partir de vuestra cabeza, sin daros ya la percepción exacta de un lugar, de un Reencuentro sino más bien de un estallido, de una irisación de todas vuestras células. Eso se reproducirá en diferentes ocasiones, hasta el momento en que por experiencia, constataréis vosotros mismos que si la mente no interviene, que si no hay emociones, entonces la Morada de Paz Suprema está ahí, independientemente de este cuerpo, independientemente de vuestra persona, independientemente de la Última Presencia e independientemente de las percepciones vividas el instante antes. Es en ese momento cuando os daréis cuenta de que al no haber percepción del cuerpo, al no haber más percepción de una conciencia, ni siquiera de una persona y aun menos de un entorno, podréis estableceros en lo que Sois, más allá de las percepciones del cuerpo que estaban ahí, un instante antes.


Todo esto debe desarrollarse también a vuestro ritmo, pero ese ritmo se hará cada vez más aparente para cada uno, en la medida en que os acerquéis al 22 de septiembre de este año. Más allá de cualquier pregunta y de toda cuestión, llegará un instante en que la evidencia de lo que se desarrolla os percutirá, de forma importante. Todo esto corresponde a la Liberación de la Tierra así como a vuestra Liberación de este Plano. Constataréis también que desde el instante en que vuestra mente, que desde el instante en que vuestras emociones, no interfieran con lo que ocurre, perderéis el sentido de toda interrogación, por un reconocimiento inmediato de quienes Sois, más allá de cualquier persona, de cualquier apariencia, de cualquier rol y cualquier función. Esto deriva directamente de la Ascensión de la Tierra así como de la vuestra.


No iré más lejos sobre otras consecuencias sobre la conciencia, que esas que acabo de enunciar. No iré más lejos tampoco, sobre las circunstancias que pueden ser concebidas como del entorno, que faciliten o generen lo que ocurre. Si tenéis cuestiones relativas a los síntomas y signos físicos, entonces os escucho.


Pregunta: ¿sentir como una descarga eléctrica en la cabeza forma parte de estos procesos?


Sí, puede formar parte.


Pregunta: ¿esos signos pueden habar empezado, hace varias semanas, episódicamente?


Yo lo confirmo, tal como he dicho. Esta intermitencia, sea de dónde habéis partido, se reforzará de todas formas. Pero he especificado bien, que esto ha podido comenzar ya, desde hace varios meses. Simplemente, dado que sois y seréis más y más a vivirlo, era importante, vista la intensificación en curso, que estéis informados, no para explicar sino precisamente para que en el momento en que lo viváis, vivirlo lo más serenamente posible.


Pregunta: ¿las personas que no han seguido este camino, van a vivir lo mismo?


En lo que concierne a los Hermanos y Hermanas adultos que no viven nada de esto, no están concernidos por esto, por el momento.


Pregunta: ¿a veces tengo sangrados de nariz, pero del lado derecho?


Los sangrados de nariz pueden aparecer efectivamente, a veces por el lado derecho. Esto corresponde simplemente a un desvío del tabique nasal, en relación a lo que se llama el suelo de las fosas nasales.


Pregunta: ¿hay alimentos que conviene evitar?


Esto es diferente para cada Hermano y cada Hermana. Sin embargo, existen elementos de respuesta, se os han comunicado, hace ya algún tiempo, por ANAEL y especificados más recientemente (ndr: su intervención del 8 junio 2012, en la rúbrica "mensajes para leer"). La alimentación de tipo líquido evita que la sangre se dirija, de forma muy importante, a nivel de los órganos digestivos. Es deseable, y lo constataréis vosotros mismos, el limitar vuestros aportes sólidos desde las 17 h, donde estéis (a vuestra hora, entonces). Esto corresponde a vuestros ritmos internos de sucesión de los días y noches, así como a una alimentación que deberá hacerse preferentemente, antes de que el Sol esté demasiado bajo. Comprobaréis por otra parte, que si sois sorprendidos por un proceso Vibratorio que acabo de describir y si vuestro vientre está demasiado lleno, esto pasará mal.


Pregunta: ¿y qué hay de un dolor frecuente en torno a la séptima vértebra cervical?


Existe una conexión, a lo largo del Canal del Éter, entre el punto ER de la cabeza, por supuesto, y el conjunto de la Lemniscata Sagrada, por delante también con el Punto OD de la cabeza y la Puerta KI-RIS-TI de la espalda, pudiendo dar, efectivamente, sensaciones de peso o de pesadez en la séptima vértebra cervical, aparte de cualquier desequilibrio.


Pregunta: ¿cuando se siente dolor está contraindicado hacerlo cesar?


No podéis hacer nada sobre esta clase de dolores, cuando están relacionados con la Onda de Vida, con el Supramental, con la Luz Vibral.


Pregunta: ¿cuándo se ha sentido la Onda de Vida, en los pies y las manos y hoy, no se siente más, es una evolución normal?


Esto es diferente para cada Hermano y para cada Hermana. La onda de Vida no debe quedarse en los pies y las manos: circula, evidentemente. No existen diferencias de percepción que estén asociadas, yo diría, a las oleadas que son enviadas desde el Núcleo Cristalino de la Tierra, que no dependen de vosotros. Hay efectivamente varias olas de Onda de Vida, que pueden dar (de igual forma que para las Coronas Radiantes y en particular de la cabeza), fluctuaciones y variaciones, ligadas a momentos del día, a las fases lunares y solares. Esto es perfectamente lógico.


Pregunta: ¿las pérdidas de conciencia pueden también formar parte de estos procesos?


Esto lo ha explicado HERMANO K. (ndr: su intervención del 7 junio 2012 en la rúbrica "mensajes para leer"). También he hecho alusión yo (ndr: intervención del 16 agosto 2012 en la rúbrica "mensajes para leer").


No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.


Hermanos y Hermanas en humanidad, Comulguemos juntos. Os digo hasta la próxima vez y hasta pronto. Permanezcamos juntos, dos minutos de vuestro tiempo.


…Compartiendo el Don de la gracia…


Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario