viernes, 21 de septiembre de 2012

GEMA GALGANI 20 DE SEPTIEMBRE DE 2012


www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot

Traducción: Amparo Iribas

GEMA GALGANI
20 setiembre 2012

Yo soy GEMA GALGANI. Hermanas y Hermanos, en humanidad, yo me instalo a vuestros costados y me expreso como Estrella UNIDAD y también como oficiante del Manto Azul de la Gracia. Instalémonos, desde el principio, en nuestras bendiciones comunes.

… Compartiendo el Don de la gracia…

Entonces, como habitualmente, hoy, he venido a hablarles del Amor, del Absoluto, de la Unidad, y de fundirse en esta beatitud. Si ustedes ya no lo han verificado por ustedes mismos, van a poder, muy rápidamente, constatar lo que voy a decirles. Más van hacia la Luz, y hacia ustedes mismos, más la recepción de la Luz se hace, en ustedes, más notarán que la Alegría aumenta, que la Paz aumenta. Más la Luz está aquí, y más ustedes la acogen, menos existen preguntas, menos existen miedos, menos existen interrogaciones, porque el Amor, dese luego, es todas las respuestas. Y es la única respuesta, y la Luz es su testimonio. Y el que vive la Luz, que vive el Éxtasis, que vive el Samadhi (cualesquiera sean las manifestaciones sobre este cuerpo: sea a través del Canal Marial, la Onda de Vida, el Corazón), sentirá, y sentirá cada vez más, este Amor como la única solución, la única posibilidad, y sobre todo, la única Verdad.
Lo que les tuvo que decir el Arcángel RAFAEL, yo podría volvérselos a decir, pero a mi manera (ndr: su intervención del 20 setiembre 2012). No hay más otra elección que el Amor y el miedo, yo ya se los he dicho. Pero eso no es una elección intelectual o mental, sino es una elección que va a imprimirse en lo efímero mismo de este cuerpo, en vuestra conciencia. Y yo diría que van a vivirlo, de manera cada vez más permanente y cada vez más potente. Si el Amor está aquí, no hay miedo. Si el Amor está aquí, si ustedes se funden en este Amor, no puede existir ningún sufrimiento que pueda mantenerse, ninguna duda, ninguna interrogación. El Amor es el bálsamo y la solución, durante este período que se abre. Es aquí que van a mostrarse, a ustedes mismos, es aquí, que van a poder tener la demostración, si todavía no se hizo, de lo que ustedes Son. Entonces, fundirse en el Amor, es fundirse en lo que ustedes Son y es sobre todo fundirse en esta Paz que nada puede venir a alterar, cualquiera sea lo que se desarrolle sobre este mundo: no que ustedes hayan dimitido del mundo, sino, simplemente, el Amor toma todo el lugar, y no deja más lugar para el mundo, no deja más lugar para otra actividad que el Amor mismo. Es eso Ser Amor. Es eso, así como nosotros les hemos testimoniado, nosotros, algunas de las Estrellas. Ustedes van a ser, ustedes también, los testigos, por vuestra propia vivencia.
Si ustedes, realmente, se funden en el Amor, y en la Luz que lo acompaña (y que es la naturaleza del Amor), entonces, constatarán ustedes mismos que no puede existir nada que los perturbe, no puede existir nada (de vuestra vida, de vuestra conciencia, de vuestro cuerpo, de vuestras relaciones) que pueda alterar lo que ustedes viven. Eso va a volvérseles tan evidente. Entonces desde luego, si, para ustedes, eso no es todavía evidente, eso los invitará simplemente a mirarse verdaderamente, no como ustedes lo piensan, no como podrían creerlo o imaginarlo. Ustedes no podrán más huirse, no podrán más huir la Luz. Hay que, así pues, mirarse verdaderamente y lo que se desarrollará, para ustedes, no es más que la consecuencia directa del estado de Amor en el cual ustedes Están.
¿Están todavía en un amor condicionado y condicionante? ¿Están en un amor que expresa la dualidad? ¿Están en un amor que es resultante de una creencia? ¿Están en un amor/sentimiento? O están, realmente, en el Amor Vibral. Toda la diferencia les aparecerá, será cada vez más nítida. El Amor no les pide juzgarse, ni condenarse, igual que no juzgar a nadie, o condenar a nadie. El Amor los llama, simplemente, al Amor. Es eso que hay que realizar ahora y eso (como ha sido dicho, hace algunos instantes, por el Arcángel RAFAEL) va a volverse cada vez más evidente. Entonces desde luego, si ustedes no viven ese estado de indecible Amor, no se juzguen, no se condenen, no busquen la razón, la causa que explique eso. Sino, simplemente, dejen actuar, dejen ser la Luz que ustedes Son. No mezclen vuestra personalidad, no mezclen vuestros propios combates. El Amor no será nunca un combate, y sobre todo, ahora. Porque lo que combatirá, no es el Amor. El Amor es una evidencia, cada vez más evidente, cada vez más fácil. Entonces desde luego, ustedes no están todos, mis Hermanos y mis Hermanas, al mismo estado con respecto a este Amor. Pero el Amor no viene solamente a llamarlos ahora. El Amor no viene a pedirles si lo aceptan o no. El Amor viene a establecerse. Les toca a ustedes saber y ver dónde se establecen. No hay ni juicio, ni castigo, ni punición: hay, simplemente, la evidencia y la Verdad que se instalan. Y a la Verdad no le importa nada lo que es tan lábil, tan insignificante, con respecto al Amor, en este mundo.
Vivir el Amor, es vivir esta Paz, es vivir esta indecible Alegría que nada puede venir a alterar, llegue lo que llegue, les llegue lo que les llegue, llegue lo que llegue a quien sea, o a lo que sea. Cualquiera sea el lugar donde ustedes se sitúen, durante este período, más que nunca, no hay nada que prever, más que nunca, no hay nada que anticipar, más que nunca, no hay nada que elucubrar de planes cualesquiera sean. Salvo, quizá, encontrar ciertos Hermanos, ciertas Hermanas, que están en la misma Vibración que ustedes, no para protegerlos, no para salvarse de lo que sea (ya que, ¿quién querría salvarse del Amor?) sino, simplemente, vivir este Amor. Pero, eso no debe ser conducido por un miedo, eso no debe ser conducido por una necesidad de prever lo que sea. Porque lo que nosotros les hemos repetido, durante meses, miedo o amor, va a volverse tan evidente. No en vuestros comportamientos o vuestras aprensiones mentales, no en vuestro emplazamiento (sobre la Tierra o con tal medio ambiente o tal persona) sino, más bien, directamente en vuestro Corazón. Y, de este estado, derivará, para ustedes, toda lo que sigue. Como el Comendador (Ndr: O.M.AIVANHOV) les ha dicho hace un año y medio: “todo está cumplido”. Es tiempo, ahora, de verificarlo por ustedes mismos. Recuerden también que no podrán continuar sirviendo, de cualquier manera, los juegos de la ilusión y ser Amor. Eso no es una elección, eso no es una actitud mental, eso no es una precaución ni un miedo, sino eso les va a aparecer claramente, con claridad, como muy evidente. Más los días van a pasar, más vuestra capacidad de aceptación de la Luz, en las etapas que había enumerado, hace ahora casi dos años, el bien amado JUAN (perdon: SRI AUROBINDO), se les volverá evidente que es exactamente eso que ustedes viven. Y que no tienen más que aceptar, o no aceptar. Pero yo puedo certificarles que más acepten, más la Paz aumentará, más la Alegría aumentará.
Recuerden también que todo lo que se desarrolla afuera, se desarrolla en ustedes, de la misma manera. No hay diferencia entre un volcán que se despierta del otro lado del planeta, y lo que se despierta en ustedes. No hay diferencia entre lo que aparece en vuestro cielo, y lo que aparece en ustedes. Es solo la mirada (la mirada alterada, la mirada de la ilusión) que puede todavía hacerles creer que eso es distinto y diferente. Pero, más ustedes son Amor, más verán que no hay la menor diferencia entre ustedes y el mundo, en sus partes limitadas. El amor no viene solamente a llamarlos, viene a forjarlos. Es la hora, efectivamente, de la Promesa y del Juramento. Es la hora de verificar. No es la hora de cuentas: llamen esto de otro modo, pero eso no tiene ninguna importancia. Porque en definitiva, y ustedes lo saben, en finalidad, lo que viene es la total Libertad. Entonces, les corresponde a ustedes también saber (en este llamado apremiante de la Luz que es mucho más que un llamado) hacerse la pregunta, desde luego, de quién Son ustedes, pero también de lo que es importante, para ustedes. ¿Y lo que es importante toca a lo efímero, o lo que es importante toca a lo que ustedes Son, en Verdad, más allá de todo efímero? Entonces pues, ¿se interesan ustedes en lo efímero o en la Eternidad? ¿Se interesan en lo que viven, o en lo que pueden conocer, de manera exterior? ¿Aceptan volverse como un niño real y concretamente? ¿Aceptan la ignorancia de lo que viene? Ignorancia en cuanto a la comprensión o a la descripción. Porque lo que viene es para vivir, y es Amor, solo la mirada dividida, disociada, solo la mirada del miedo, puede ver otra cosa. Entonces miren, mírense en la manera en que miran lo que se desarrolla, en ustedes como al exterior de ustedes. No para juzgar, no para analizar, todavía menos para condenar, pero sí, si eso es posible, enderezar lo que puede parecerles resistente, lo que puede parecerles en oposición con la Paz y la Alegría que confieren el Amor y la Libertad.
Y recuerden que, cuando hay una duda, una pregunta, cuando hay un miedo, no es nunca el amor que se expresa, es siempre lo que pertenece a la personalidad, a la ilusión, a lo que es efímero y lo que va a desaparecer, un día u otro. El Amor no tiene ningún miedo a ninguna desaparición, porque el Amor es Eterno. Y ustedes Son eso. Entonces, si ustedes no lo Son, es que hay simplemente una anomalía de mirada, una anomalía de posición. Pero qué importancia, puesto que en definitiva, más rápido ustedes harán desaparecer esta anomalía (aceptando que la Inteligencia de la Luz lo haga), más rápido encontrarán esta Paz y esta Alegría. Eso no llama de ustedes ningún esfuerzo. Eso llama de ustedes, simplemente, la Claridad y la Humildad. Volverse como un niño no es una palabra vana: es la magia de la Vida y del Amor, es la magia de la Verdad. Es participar al Amor, es fundirse en el Amor. Entonces, desde luego, si ustedes miran, con los ojos, con el mental, pueden ver cualquier otra cosa. Pero, si ven, realmente, con el Corazón, entonces verán exactamente lo opuesto. Pueden deducirlo según lo que los habita, pueden deducirlo, según vuestras actividades, lo que van a crear, lo que van a manifestar. Y es muy simple: hay o que manifestar el Amor, o que manifestar el miedo. Pero ningún miedo se adecua al Amor, igual que el Amor no puede adecuarse a ningún miedo. Y esto va a volverse cada vez más evidente, cada vez más rápido, en las manifestaciones.
Vuestro salvo-conducto, es el Corazón. Vuestro salvo-conducto, es vuestra reunión con nosotros. Y por lo demás, anticipo un poco: MARIA les anunciará que, en muy poco tiempo, vuestros períodos de Alineamiento no serán más simplemente un servicio para la Tierra, o un servicio para la Luz, para acoger, sino serán los medios privilegiados de entrar en contacto con nosotros, y de establecer vuestra Comunión con nosotros, y nuestra Comunión con ustedes. Pero también de comenzar a vivir lo que el Comendador les ha dicho, ayer, es decir vuestra propia Disolución en el Amor que los verá fundirse en el Amor Eterno. No hay más barrera. No hay más separación. Todo lo que había sido aislado, todo lo que había sido encerrado, ve llegar su propio fin. Y, en estos tiempos más que reducidos, ustedes tienen la oportunidad, insospechada, por el instante (incluso hoy, incluso para aquellos de ustedes que se han establecido en el Absoluto), de ver que nosotros estamos a vuestros costados y que estaremos ahí, cada vez más, de manera permanente. Entonces, como les hemos siempre dicho, no podemos atravesar la puerta en vuestro lugar, pero podemos acogerlos. Podemos mostrarles y demostrarles que estamos con ustedes. Muchos de ustedes realizan ya esto, o llamándonos, o de manera espontánea. Pero eso va a volverse cada vez más evidente. Los Contactos y las Comuniones van a tomar el aspecto de Comuniones de Amor indecible. Y de ese Contacto, desde luego, constatarán que el miedo no tiene ningún asidero sobre ustedes, más que el miedo les aparezca como totalmente estúpido, no perteneciéndoles, no emanando de ustedes, sino simplemente inscrito en este cuerpo, y pues quizá en las memorias de lo que ha sido vivido en el pasado. Pero el Amor va a hacerles comprender que ustedes no Son ninguno de los pasados que han vivido.
El Amor los hace salir de esta linealidad de vuestro tiempo aparente, para colocarlos en la Eternidad, ahí donde no puede existir el menor sufrimiento y la menor interrogación. Es una Verdad que es para vivir y es una Verdad que va a ser para manifestar. Algunos de ustedes, que sea con MA (ndr: MA ANANDA MOYI), con MARIA, conmigo, con otros, han ya tenido la oportunidad de poder beneficiarse de eso. Y todavía, no es una oportunidad: es una mala palabra. Simplemente, ustedes han acogido, un poco antes que los otros, esta posibilidad. Cualesquiera sean los momentos que tengan que vivir, en el lugar donde estén, con la gente que le son cercanos y queridos, o la gente más lejana, recuerden nuestra Comunión, recuerden la posibilidad de entrar en resonancia con nosotros, de vivir esta Comunión, esta Fusión total de Amor y entonces, todo sucederá, efectivamente como por una magia increíble, para ustedes, todavía hoy. La ley de gracia, la Fluidez de la Unidad, la Alegría, la Paz, serán una evidencia que incluso vuestro mental, si existe todavía, no podrá más oponerse a la intensidad de este Amor. Este Amor los vencerá, pero los vencerá de Amor, les dará a vivir, con lágrimas de Alegría, lo que ustedes Son, si no lo han vivido. Entonces, yo les diría también que toda resistencia es vana. Incluso los que creen poder resistir no harán (a través del acaloramiento de sus elementos, el acaloramiento de sus sentidos de su mental) más que ir todavía más rápido hacia su Libertad, hacia su Liberación. Pero, recuerden que nosotros contamos también con ustedes, porque quedando Tranquilos, ustedes son los Liberadores, son los que estabilizan en todas partes sobre esta tierra, estos cimientos de la Luz y del Amor.
El momento ha llegado. Entonces, ese momento es un momento de Alegría, un momento de gratitud donde la paz va a volverse cada vez más importante al Interior de ustedes. Les dé lo que les dé para ver este mundo, eso no tiene ninguna importancia, pero no será una creencia, ustedes lo vivirán realmente. Fundirse en el Absoluto Amor, no es dimitir, pero sí es estar aquí, totalmente aquí, instalado en el instante presente y el tiempo presente, y vivir el Amor. Nuestras comuniones serán cada más flagrantes, y cada vez más amantes. El conjunto de los Dobles, cualesquiera sean, les aparecerán cada vez más claramente. Eso les ha sido evocado, ya, poco después del nacimiento de la Onda de Vida. Entonces, cualquiera sea ese Doble, constatarán que, en definitiva, él y ustedes, no hacen más que Uno y que ustedes y el mundo, no hacen más que uno. Y que el conjunto de los universos y ustedes, no hacen más que uno. El Amor está aquí. Y Ser este Amor, es no ser más el miedo, es no ser más lo que es estrecho, limitado, lo que tiene miedo y que se proyecta en un acontecimiento o en otro. Es no depender de otra cosa más que justamente el Amor.
He aquí la invitación de estos tiempos. He aquí la invitación de este período que arranca (ustedes lo saben, ahora) en poco tiempo, y que debe conducirlos al Centro de ustedes mismos, si no están ahí todavía, a lo que ha sido nombrado el corazón del Corazón, el lugar que es el Centro en todo centro: ahí donde está el Amor, ahí donde está la emanación del Amor, ahí donde está el Absoluto, ahí donde está la Unidad, ahí donde está la Fuente, ahí donde ustedes Son. Entonces, no es más tiempo de estar listo, es tiempo simplemente de mirar, de mirarse con esta Humildad, esta Infancia, esta Simplicidad. No es más tiempo de luchar contra quien sea, y sobre todo contra ustedes mismos, en lo que ustedes son, ni de oponerse a lo que sea. Entonces desde luego, esa palabra ha sido deshonrada: se trata del perdón. Pero, más allá del perdón, hay que establecerse en la Gracia, porque, cuando están en la Gracia, cualquiera sea el problema (en ustedes, como al exterior de ustedes), también le es perdonado porque se beneficia de esta Gracia. Cualesquiera sean las personas, cualesquiera sean las situaciones, eso no es nada. Porque esas situaciones, aunque incluso sean las más difíciles para ustedes (y ustedes han tenido la experiencia, y nosotros la hemos todos tenido, en nuestras vidas): cualquiera sea el sufrimiento, el dolor, éste no dura nunca. Él es dependiente de un espacio/tiempo que es lineal, poniendo en práctica y delante las memorias, los sufrimientos, las pérdidas. Pero ninguna pérdida puede durar. Tanto más cuanto que, cuando el Amor está aquí, no hay ninguna pérdida. Porque ustedes consideran, en ese momento, porque ustedes lo viven, que el Amor es vuestro Don y vuestra Naturaleza, porque lo viven. Entonces, ¿qué vendría a hacer una pérdida en lo que es Eterno? El Amor llega, de algún modo, fundiéndolos en él, enseñándoles a relativizar lo que es relativo y a asentir a lo que es Absoluto, Eterno e Infinito. Ningún esfuerzo, ninguna dificultad, en el Amor. La dificultad y el esfuerzo, está justamente en la resistencia al Amor, en la oposición al Amor. Porque ustedes creen que el Amor es así o asá, con respecto a lo que han vivido. Pero, si viven el Canal Marial, la Onda de Vida, el Fuego del Corazón, las Coronas Radiantes, el Despertar de la Kundalini, poco importan todos esos nombres. Constatarán, por ustedes mismos, que no puede existir el menor espacio para la duda, el menor espacio para el miedo, el menor espacio para una aprensión de mañana o pasado-mañana. Fundirse en el Amor, es encontrar, mucho más allá de la confianza y de la fe, es encontrar la Verdad. Y esta Verdad, los libera de todo lo que es falso, de todo lo que no dura, de todo lo que no hace más que pasar y que no tiene más que un tiempo (sean los elementos de vuestra vida, como este cuerpo, como el mental).
Descubrir la Eternidad, en vuestra vida encarnada (como algunas Estrellas, nosotras lo hemos explicado, por nuestro camino), les está también, hoy, abierto. En totalidad. Relean nuestros testimonios y verán por ustedes mismos que pueden vivir lo mismo, no como un sueño, no como un ideal, sino en la Verdad del instante. Manténgalo presente al espíritu: mantengan el espíritu abierto, y mantengan el mental dirigido hacia este Amor. No lo escuchen cuando les propone otra cosa, cuando los pone en el miedo, cuando los pone en la necesidad de prepararse a otra cosa que el Amor, de prevenir otra cosa que el Amor. Si mantienen esta Simplicidad, donde estén, se bañarán en este Amor, serán fundidos en ese Amor. Otra Estrella, NIEVE, les ha hablado de los elementos y les ha dicho que esos elementos no podrían nada contra ustedes. Cómo un elemento podría, revelando el Amor, perjudicar a sea lo que fuere más que a lo que es efímero, en una mirada separada y dividida. Pero si ustedes están instalados en lo que Son, entonces todo eso les aparecerá, (como lo diría vuestro atronador interviniente: BIDI) como una escena de teatro. Pero, para eso, hay que bajar de la escena. Eso no quiere decir rechazar esta escena o apagarla ustedes mismos (que no sería más que una reacción), sino verla, realmente. Y el Amor les permite eso, va a permitírselos cada vez más. Entonces cuiden. Cuiden no solamente los momentos donde la Luz los puede llamar.
Vivan ya plenamente esos Alineamientos nuevos que van a venir, porque sacarán, efectivamente, una fuerza indestructible que no es un poder, sino que es la potencia del Amor (ndr: la rúbrica “Protocolos para practicar” será puesta al día desde que los elementos más precisos hayan sido comunicados). El amor, lo Verdadero, no el que ustedes han imaginado, no el que les ha sido enseñado, de una manera o de otra, sino el que viven. Recuerden mis palabras, en esos momentos. Y recuerden, también, que nosotros estamos aquí, verdaderamente. A veces, nosotros los llamamos en la noche, por vuestro nombre, sin decir nada más. A veces, les mostraremos imágenes. A veces, les comunicaremos palabras. Poco importa. La finalidad no son las palabras, ni las imágenes, pero sí nuestra Comunión y el Amor. Si ustedes mantienen eso presente al espíritu, entonces se bañarán en la felicidad, de manera cada vez más evidente y tan evidente. El Amor es la solución a un problema que, por lo demás, no existe puesto que el Amor es todo. El problema, es únicamente cuando hay personalidad, cuando hay miedo. La solución, es cuando hay Amor, que hace ver que no ha habido nunca problema. Todo depende, como diría el atronador interviniente (Ndr. BIDI), de vuestra mirada, de vuestro punto de vista, y sobre todo de vuestro emplazamiento. ¿Dónde se sitúan, en vuestra conciencia: en su parte limitada o en su parte ilimitada? El resultado es muy distinto, al menos durante este período.
Nosotros tenemos necesidad de ustedes, tenemos necesidad de ustedes en vuestra capacidad de Transparencia. Tenemos necesidad de ustedes, como ustedes tienen necesidad de nosotros, con el fin de establecer esta Comunión, esta Fusión de Planos y de Dimensiones que llegan, poniendo fin al aislamiento y al miedo. Poner fin al aislamiento y al miedo, es no cultivar más el miedo, de ninguna manera. Es verdaderamente estar más allá de la confianza y de la fe, en la evidencia de la acción de la Luz, en su Inteligencia, en su efecto y en esta Alegría que es concedida. No tienen que buscar la Alegría, porque ustedes Son la Alegría. Es eso que va a concientizarse, para ustedes. La abolición de toda distancia, entre el Interior y el exterior, es la conclusión. Es eso, fundirse en la Luz del Amor Absoluto. Es a eso, ahora, que están invitados: a encontrarse, a Comulgar con nosotros.
He aquí las pocas palabras que tenía que pronunciar, no son muchas, porque otras cosas les serán dichas en los próximos días. Pero, yo venía, de algún modo, a inicializar esta posibilidad, durante vuestros Alineamientos, ya, de llamarme, o a una de las representantes y oficiantes del Manto Azul de la Gracia, de manera privilegiada (ndr: GEMA, MA ANANDA MOYI y MARIA). Pero, si hay, en ustedes, afinidades con otra Estrella, entonces háganlo. Si yo les hablo de Estrellas, más que de Ancianos o Arcángeles, es que en la emanación de nuestra Presencia y de vuestra Presencia, es quizá más fácil, en un primer tiempo, establecer esta Comunión. A menos que ustedes no tengan, desde luego, una afinidad Vibratoria particular con un Arcángel o un Anciano. Poco importa. Pero, en estos primeros días, hagan más bien llamado a MARIA, a MA ANANDA o a mí misma. Ustedes constarán a qué punto la Alegría se instala y que el miedo no existe más. Porque hay una tal confianza en el Amor que se instala, que ustedes no tienen incluso más la idea de pensar en un miedo, o la idea de revivir miedos, o la idea de preparar sea lo que fuere. Lo que hay que preparar, son ustedes, como la novia que se prepara antes de su casamiento. No hay nada que anticipar. No hay nada que imaginar más que ese casamiento mismo. Y es el casamiento, con ustedes mismos, en vuestra Eternidad. Nosotros estamos aquí para eso, ustedes han venido para eso. Entonces, si hay preguntas con respecto a lo que he dicho, yo los escucho.

Pregunta: ¿si un elemento obra intensamente alrededor de nosotros, conviene comulgar con ese elemento con el fin de reforzar nuestro posicionamiento en el Amor?
Eso se hará naturalmente. Si, por ejemplo, en el lugar donde tú te sitúas, hay un elemento privilegiado, un Jinete, que se manifiesta, un Hayoth Ha Kodesh que interviene, tu sentirás también, en ti, a nivel de la cabeza, el Triángulo correspondiente (ndr: ver la rúbrica “Protocolos/Las 12 Estrellas de María). La resonancia de ese Triángulo, que está en ti, con el elemento manifestado en tu medio ambiente, es ya una Comunión. Pero esa clase de Comunión es también una Comunión, pero diferente de la personificación de una Estrella, de un Anciano o de un Arcángel. Porque ahí, a nivel de los elementos, ustedes tocan al arquetipo más sutil y más potente que rodea la Fuente. Así pues, no hay que decidir, pero la presencia de tal elemento alrededor de ti (que esté ilustrado por la naturaleza, o por un Hermano o una Hermana) va necesariamente hacer resonar, en ti, el Triángulo elemental correspondiente. Entonces, en ese momento, ahí te tienes Tranquilo, no haces nada, vives la resonancia, vives la Comunión de la misma manera que con nosotros. Recuerda, en esos momentos, que todo lo que querrá preservarse es solo el reflejo del miedo. Donde estés, si un elemento te llama, respóndele. Pero la respuesta, es ponerse en resonancia y en Comunión. Del mismo modo que, para la Luz, en sus diferentes componentes, el elemento que se manifiesta es también un elemento de la Luz, más específico del lugar donde tú estás, pero también de ti, puesto que tú lo eres.

Pregunta: ¿un animal o un vegetal puede hacer entrar el Amor en resonancia?
Un animal, un vegetal, una brizna de hierba, un grano de arena, está habitado por el mismo Amor que el tuyo. Solo, la mirada separada les muestra que hay una diferencia entre un grano de arena, una brizna de hierba, un árbol o tu forma. Si hay una mirada separada, hay pues una distinción de forma. Eso es una mirada separada. Pero, desde el instante donde el Amor se funde en ti, como tú te fundes en él, no puedes hacer ninguna diferencia entre un Hermano y una Hermana, entre un grano de arena, un vegetal, un Arcángel. Es una vivencia.

Pregunta: ¿El Abandono del Sí es posible sin este Amor incandescente?
El abandono del Sí es este Amor incandescente. Mientras haya resistencia, mientras haya una identidad (nosotros les hemos desarrollado ampliamente todo eso), no puede haber Amor. Hay la idea del Amor, hay la proyección del Amor, hay la idealización del Amor, pero eso no es el Amor.

Pregunta: ¿los elementos son un componente de la Luz?
Mi Hermana, permíteme remitirte a las intervenciones, muy antiguas, del Comendador, porque él ha explicado ampliamente todo eso. Yo diría, simplemente, que cada elemento es una animación específica de la Luz, un cierto grado de manifestación de la Luz. Son los Cuatro Pilares. Por analogía, son los Cuatro Pilares de la cabeza y del Corazón. Por analogía, son los Hayoth Ha Kodesh, son los Jinetes del Apocalipsis. Son, yo diría, los efectores de la Luz, pero no diría más. Eso nos alejaría de nuestro tema.

Pregunta: ¿en todos los Alineamientos, vamos, pues, a poder llamarlos?
Eso será oficializado, de manera sin duda más clara que la mía, por MARIA. Y eso será posible desde el día siguiente a la intervención de MIGUEL (ndr: desde el 23 setiembre 2012). Recuerden que, ahí donde nosotros estamos, no estamos limitados a una forma, como ustedes, y que yo puedo estar contigo como puedo estar con millones de otros seres humanos, de la misma manera y en el mismo tiempo. No hay límite. Entonces desde luego, esta resonancia y esta Comunión será demultiplicada si ustedes son cada vez más numerosos en vivir eso. Y eso instalará nuestra Presencia, de manera cada vez más perceptible, para el conjunto de Hermanos y Hermanas de la Tierra.

Pregunta: ¿la instalación en este Amor indecible es una condición al Abandono del Sí?
Ella lo acompaña. No es una condición, sino un previo. El Canal Marial puede activar este Abandono del Sí. La Onda de Vida lo activa, necesariamente, por su propagación. El Fuego del Corazón también puede llegar. Pero eso no son ustedes que lo deciden. Es justamente las circunstancias de nuestros Encuentros y de nuestras Comuniones. Es lo que nosotros les damos a vivir, desde ya muchos meses, desde que nació la Onda de Vida. Cuando tienen la oportunidad y la posibilidad de oírnos en la lengua donde nosotros nos expresamos, de leernos, para algunos de ustedes, en ese momento, ustedes saben pertinentemente que la Vibración de la Luz está ahí. Ha habido una aproximación progresiva, pero eso no son ustedes que pueden decidir lo que sea con respecto a eso. Es, justamente, cuando ustedes desaparecen de todo efímero y de toda voluntad que eso se realiza.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Entonces, mis Hermanas y Hermanos, yo me preparo para reunirme con ustedes, de manera mucho más tangible para ustedes. Permítanme, todos juntos, vivir un momento querido a mi Corazón, de Comunión con todos ustedes, antes de encontrarlos de manera más íntima. Juntos, para ustedes, como para mí, yo decreto la Gracia.

… Compartiendo el Don de la gracia…

Yo les digo hasta muy pronto, en cada uno de ustedes. Y hasta pronto. Adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario