martes, 11 de septiembre de 2012

RAFAEL 4 DE SEPTIEMBRE DE 2012

4 de Septiembre del 2012 RAFAEL Autres Dimensions


Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción : Hedyn Núñez- Amparo Iribas

 
RAFAEL


4 de Septiembre de 2012


Soy Rafael, Arcángel. Bien Amados Hijos de la Luz y Luz engendrada. Yo soy el Arcángel llamado, de la Sanación o Curador, y es por esta razón que vengo a expresar a través de mis palabras y Radiación, una serie de elementos sobre la vida y la Curación .


La Vida es la expresión de La Fuente. La Vida es Amor y Eternidad. Cada conciencia, dondequiera que se encuentre, en la Dimensión que sea, es consciente de esto, y lo Vive. El principio de enfermedad presente en vuestro mundo, es resultado directo de la falsificación, del encierro y la ignorancia de lo que la Vida. En este mundo, ustedes definen la vida como un espacio, existente, entre vuestra aparición en la encarnación, y la salida de ésta. Este espacio definido "vida", va a llenarse de un número de elementos, lo que resulta en las diferentes manifestaciones en la conciencia, concerniendo o no este cuerpo. La buena salud, como se define en vuestro mundo, es la expresión de la conciencia y del cuerpo dentro de estos marcos, sin que haya ninguna perturbación (experimentada como tal ), por el cuerpo o por la conciencia. La curación se aplica por tanto, en este mundo en el que se encuentran (cualesquiera que sean los medios empleados, independiente de su inteligencia, su antigüedad o su novedad), para restaurarlos a un patrón normal de funcionamiento, entre la aparición y la salida de la encarnación. Así, la curación permite (y trata, en todo caso) de remitirlos a un marco, calificado de normal por ustedes, para la expresión, perfecta y armoniosa, que la conciencia es capaz de expresar, y de manifestar, ya sea por los diversos cuerpos sutiles, o por el cuerpo físico.


El cuerpo de carne que habitan, es portador de un maravilloso equilibrio. Para cada órgano, para cada función, hay lo que se llama un genio creador, combinando (en proporción cada vez diferente) todos los componentes constitutivos de los elementos, con el fin de orientar una función hacia un efecto dado. Por lo tanto, cada órgano, cada parte del cuerpo, tiene en él el arquetipo de resonancia para conectarse, no al órgano tal como ustedes lo conocen, sino a una característica presente en todos los Universos, aunque no tenga la misma arquitectura, los mismos mecanismos de funcionamiento, y las mismas limitaciones que figuran entre la encarnación y la muerte. La falsificación no es más que la precisa amputación quirúrgica (yo diría, en vuestros términos), de ciertas partes de cada una de vuestras células, y de una parte importante presente en el cerebro, habiendo atado-frenado, vuestra conciencia, con el fin de que ésta, no pudiera alcanzar otros umbrales distintos de los que son perceptibles, por lo que se llaman los sentidos, la inteligencia y las diversas construcciones (mentales, emocionales y afectivas) que existen en el ser humano.


El cuerpo en el que habitan es un Templo. Incluso amputado de una serie de cosas, no podría existir incluso en la falsificación, si no estuviera alimentado por la Luz misma, incluso en una ínfima parte. Todo lo que Vive, todo lo que expresa (más allá de vuestra humanidad), la Conciencia y la Vida, está en resonancia desde el plano más denso hasta el plano (que llamaré, por razones de conveniencia), más etéreo. Curar para ustedes, es la rehabilitación de un mecanismo operativo adaptado a la expresión de la conciencia, como la experimentada por el común de la humanidad. La vida está así definida, por lo que se les propone seguir en este mundo, pero siempre entre dos límites: el nacimiento y la muerte (o, si se prefieren, la concepción y la muerte), si ustedes adhieren a una serie de salidas y retornos, en lo que llaman reencarnación. Las reglas y las leyes de la vida, en este mundo, siguen obviamente, las líneas llamadas evolutivas, que corresponden a la evolución de la sociedad, la evolución del modelo en el que se encuentran. Cualquiera que sea la experiencia de la sociedad, a sabiendas, por ejemplo, de lo que ustedes llaman esperanza de vida, se debe entender que, aunque, al parecer, vuestra esperanza de vida ha ido en aumento desde hace algún tiempo (con respecto a las normas, tal como han podido observarlas, en unos pocos cientos o pocos miles de años), no tiene estrictamente nada que ver con el tiempo de duración, en términos temporales, de la Vida antes de la falsificación.


La diferencia más importante de la Vida antes de la falsificación, para cualquier forma de Conciencia que sea, es que manifiesta siempre, la permanencia y la continuidad de la Conciencia. Haciendo que cada Conciencia presente dentro de un cuerpo, en esa época, no tuviera la misma duración de vida, entre comillas: ésta era evidentemente más larga, en comparación con vuestra escala de tiempo. Esto no es sólo por las circunstancias ambientales o las circunstancias magnéticas, sino más bien por el efecto de la fuerzas gravitacionales y de la gravitación, sobre el principio de desgaste, de finalidad del cuerpo y de la conciencia en este cuerpo. Por lo tanto, existía en tiempos muy antiguos, cuya memoria han perdido, pero cuyas huellas arqueológicas permanecen, donde el ser humano (llamado hoy: "humano"), podía manifestar una Conciencia, que la muerte no podía en ningún caso, borrar. La duración de vida del Vehículo biológico, permitía experimentar esta vida, en este mundo, durante por lo menos de 3 a 4 veces más, en término lineal, en comparación con la actualidad. Pero la diferencia no es tanto la duración, ella está sobre todo en la continuidad y permanencia de la Conciencia, ya tenga un cuerpo presente en la Tierra, o que no tenga más un cuerpo presente en la Tierra: esto se llama la Multi-dimensionalidad.


La Multi-dimensionalidad corresponde a la no interrupción de la Conciencia en este mundo, como en cualquier Mundo, como en cualquier Dimensión, como en todo cuerpo. Existe, de hecho, para cada Conciencia, la posibilidad de viajar libremente pasando por el Corazón, de Cuerpo en Cuerpo, de Dimensión en Dimensión, de Sistema Solar en Sistema Solar, todo eso en una simultaneidad de tiempo. Esto les es todavía desconocido, en esta Tierra, por el principio mismo de la falsificación y amputación. La curación está por lo tanto enfocada, en restaurar la armonía en un espacio y un tiempo efímero, concerniente a la vida y la sobrevivencia de ese organismo. Se ha dicho muchas veces, y en particular, por el Arcángel Anael, que no existe ninguna enfermedad en los Mundos Unificados, simplemente porque no existe un principio de resistencia o de oposición. Permitiendo incluso, dentro de Espacios carbonosos, de disfrutar de una corporeidad densa, con una duración en un período de tiempo que les parecería infinitamente larga. La Conciencia es libre de dejar, temporalmente o definitivamente, un cuerpo (el que sea: carbonoso, silíceo, u otros). Permitiendo, entonces una regeneración, un Renacimiento, sin que haya la más mínima interrupción de la Conciencia. Es la interrupción de la Conciencia, creada a partir de cero, en este mundo, que ha sido llamado falsificación, o en un lenguaje aún mas falsificado: la caída. Nunca ha habido una caída: ha habido solo una prisión. La culpabilidad de la caída o pecado original, es un invento de los que falsificaron este mundo.


7 - Por lo tanto llamar, desde su ser, la Sanación en el sentido de la Luz, no puede, bajo ninguna circunstancia, acompañarse por ese principio de ilusión y de falsificación, habiendo interrumpido la Conciencia. El Renacimiento y la Curación, para Estar en Vida, es el retorno a la simultaneidad de la Conciencia y el final de la ruptura de la continuidad de ésta. Permitiendo a la Conciencia su Multi-dimensionalidad, no atribuida a este cuerpo, y sin embargo, presente en este cuerpo. Es evidente que las Transformaciones implementadas para la Curación y para Estar en Vida, tal como se aplican actualmente en la Tierra (por vuestra Llamada, por la Llamada de la Tierra, y por la retribución de Acción de Gracia), implican necesariamente un cambio. Este cambio no es sólo un aspecto de Vibración, en el cuerpo (como puede ser medido, por quien ustedes llaman un radiestesista), sino más bien, la modificación, sin término conocido, con lo que podrían llamar la muerte: lo que viene no es la muerte, sino la Curación Definitiva. Esta Sanación no se traduce en la desaparición de la Conciencia, sino más bien, por la continuidad de ésta, la amplificación de la Conciencia, y su capacidad para desplegarse en todo Cuerpo, en todo Espacio, en todo Tiempo y en cualquier Dimensión.


La Ascensión (o Traslación Dimensional) los lleva de un confinamiento, limitado por la presencia en este mundo, y la muerte, lo que significa la presencia en el astral. Eso los hace pasar, por lo tanto, de una alternancia a una continuidad. En un proceso, en el que el final esta previsto, desde lo que ustedes llaman nacimiento, un proceso en el que la palabra fin, no dice nada y no significa nada. No existe más principio, ni tampoco final. La característica de la Conciencia Libre, más allá del confinamiento humano, es precisamente su continuidad. Es precisamente su capacidad de no estar limitada, ni por el marco de la encarnación, si de la muerte, o por cualquier contexto, dependiendo de una autoridad externa a la vuestra. La Libertad, en los Mundos Unificados, no es un espacio situado entre dos muros, sino que corresponde realmente, a lo que eso significa: es decir, que hay una posibilidad, para la Conciencia, de no ser afectada por cualquier problemática, ni por por ningún final, ni por ningún principio. Esto representa una diferencia esencial. Pero el cuerpo en el cual están es un soporte Vibratorio: la Conciencia ahí está conectada, y más a menudo bloqueada, causando que, en la vida común de los humanos, todavía para la mayoría de ustedes, haya una identificación de la Conciencia con el cuerpo mismo.


La toma de distancia con este cuerpo no puede ser posible por un acto de la conciencia ordinaria, o incluso por un acto de la voluntad, sino sólo puede sobrevenir durante, lo que ha llamado por mucho tiempo, el Arcángel Anael, el Abandono a la Luz, y luego el Abandono del Sí. Sin embargo, este cuerpo, tal como ustedes conocen (independiente de su precisión y sus lados maravillosos), de la resonancia de cada una de sus partes con el arquetipo correspondiente, no puede permitir la continuación de la vida, en el sentido que ustedes lo entienden: lo que es limitado debe pasar a ser Ilimitado, lo que ha estado privado de Luz debe pasar a ser Luz. Las áreas de Sombra desaparecerán por completo. El principio de confinamiento, como ya he dicho, registrado dentro de la célula como en el cerebro, también deben desaparecer, dejando lugar al Único, dejando el lugar a la Multi dimensionalidad, a la unión, finalmente, lo más importante, a la ausencia de final y la ausencia de principio. Es en este sentido que lo que pasa en este mundo como en ustedes, lo que realmente se llama Resurrección y Renacimiento: es una regeneración completa de lo que ustedes Son, más allá de la conciencia limitada, registrado entre el nacimiento y la muerte. Esto que viene no es la muerte, es el fin del modelo perecedero y transitorio, es el retorno al Infinito, el retorno al Absoluto. Si ese es vuestro deseo. Es volver, sobre todo, a una Conciencia totalmente Libre (de toda forma, de todo cuerpo, de toda Dimensión), que no puede ser confinada dentro de un sistema (ni planetario, ni solar), de la manera que sea.


En cuanto al proceso de Transubstanciación, de regeneración de un Éter inalterado, las palabras les fueron dadas en numerosas ocasiones. Mi objetivo es simplemente, ponerlos en Resonancia con la parte más íntima, la más profunda, y que nunca ha podido ser modificada (por el trabajo de algunas Entidades de Conciencia, desde el momento de la falsificación sobre esta Tierra). Este lugar se sitúa, obviamente, en el centro del pecho, y se llama el Corazón. No el corazón máquina, como se define en este mundo, sino el Corazón como el centro del Centro. Es decir ese espacio, que para ustedes es virtual, que puede ser un Punto, no sólo de báscula, o de Reversión, sino precisamente, el Punto Central, donde en última instancia, se efectúan todas las vueltas o Reversiones que quizá hayan experimentado (ya sea en el Triángulo de Fuego, ya sea en el alma, o en el Pasaje de la Garganta, ya sea en la nacimiento de la Onda de Vida). El conjunto de los procesos que tenían que vivirse, o han sido experimentados por ustedes, correspondió a una serie de Pasajes, de Reversiones y de Vueltas. Esta Reversión (darse vuelta), es la Reversión Definitiva. Descubrir lo que se ha llamado el Centro Corazón, o el corazón del Corazón o el Centro del Centro. Este punto, que ustedes llamarían virtual, es el lugar donde todos los antagonismos se resuelven, y es también el lugar, donde se restaura la Multi-dimensionalidad.


Estamos perfectamente conscientes y lúcidos que muchos seres humanos, todavía en esta Tierra, no consideran otras formas de vida, que como la conocen registrada en la memoria de la humanidad, como la presente en este mundo, entre el nacimiento y la muerte. Somos perfectamente lúcidos y conscientes de la acción de la Luz Vibral en todos los componentes, de un cuerpo de carbono. Muchos de ustedes, inmersos en un proceso de elevación Vibratoria, de apertura de la conciencia, de Realización del Sí o estado Absoluto, han contribuido a elevar, en cierta medida, el nivel Vibratorio planetario, permitiendo una recepción a la Luz y la Curación, que yo llamaría real y Definitiva posible. Sin embargo, entre todos vuestros Hermanos y Hermanas, así como todas las Presencias conscientes en este mundo, hay a menudo una inadecuación entre el cuerpo físico y la Multi-dimensionalidad, sobre todo si el Corazón Centro no ha sido finalizado, aún más si lo que han nombrado Coronas Radiantes no han sido activadas. Esto no significa, sin embargo, un proceso de muerte, pero si, la desaparición de este mundo, y la desaparición completa de todos los sistemas, alterados y falsificados, habiendo prevalecido en esta Tierra por más de 320.000 años. Esto dará lugar a mecanismos de ajustes finales, que se producirán cuando la Tierra lo haya decidido, pero todavía inscritos en determinados marcos astronómicos precisos, vinculados a los Ciclos que vive el Sistema Solar.


Por lo tanto, la mejor manera de permitir que la conciencia (cualquiera que sea su destino) pueda recuperar su Multi-dimensionalidad, es detener, temporalmente, los mecanismos de gravitación y por lo tanto la sumisión del cuerpo a fuerzas de confinamiento, permitiendo en un plazo de tiempo muy corto, de vivir los ajustes finales, preparando vuestra destinación final. No puede haber, en el proceso que tiene lugar en el momento oportuno, la menor ocultación de la Conciencia: no la conciencia lineal que conocen, sino la Conciencia que ustedes tenían, más allá de la captura en este sistema. Hay, por lo tanto, no una reactivación de las memorias, en el sentido que se podrían entender (sobre el recuerdo de todas vuestras vidas pasadas en la falsificación), ni incluso el despertar de recuerdos relacionados con vuestras vidas, en otros Sistemas Estelares (esto sobrevendrá después): se trata, en realidad, de una regeneración completa del corazón del Corazón, pasando, como se anunció, por la síntesis de un Cuerpo de Etreté y un nuevo Cuerpo Etérico, donde la huella del Fuego no puede ser falsificada o alterada. La Conciencia que ustedes tienen, por el momento, vivirá un estado más o menos pronunciado, de Beatitud. Por supuesto, aquellos de ustedes que no están listos (por su actividad personal, dentro de la personalidad y el ego), para encontrarse inmóviles, en Luz, aceptarán muy mal eso. Pero no hay otra solución, ni hay otra alternativa, que realizar el Punto final de Reversión, en el corazón del Corazón, o en el centro del Centro, de forma sincrónica, para la mayoría de la humanidad.


Así por tanto, el proceso se desarrollará, muy precisamente, 3 días después del Anuncio de MARIA. Coincidirá con un cierto número de elementos geofísicos, de los cuales algunos han comenzado a ser tratados por el Comendador de los Ancianos (ndr: ver la intervención de O.M.AIVANHOV del 4 setiembre 2012). Ellos corresponden a la realidad. No habrá que creer lo que ven vuestros ojos, porque vuestros ojos están adaptados, como ustedes ya lo saben, quizá, a la Sombra de este mundo, pero en absoluto a la Luz. Les recuerdo que los Ángeles del Señor, cuando intervienen sobre vuestro mundo, no los ven. Están obligados a recurrir a un artificio particular, que les permite localizarlos a ustedes (ndr: ver especialmente la intervención de VELGAN del 27 noviembre 2010). El mejor ejemplo que les puedo dar, es que ustedes no ven la noche, y sin embargo, algunos animales ven la noche. Ustedes no ven en la noche, pero pueden ver, en la noche, con algunos artificios técnicos. Igual que nosotros, Arcángeles, así como el conjunto de la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres, estando más allá de la encarnación de carbono, incluso Libres, no vemos lo que ustedes ven: lo que nosotros vemos es vuestra Luz, su densidad, su radiación, su resplandor, su color. Los sistemas de Conocimiento no son pues absolutamente los mismos, ni incluso superponibles, ni incluso comprensibles por los sentidos ordinarios.


El proceso nombrado el estase, es un proceso de Curación, permitiéndoles Ser en Vida, más allá de todo límite, de toda encarnación dentro de un mundo falsificado. Es durante este episodio particular, que se producirá la reconexión con lo que había sido llamado, por LA FUENTE misma, el Juramento y la Promesa (ndr: ver en particular la intervención de LA FUENTE del 27 julio 2009). Esto está en marcha. La Curación es pues una regeneración. La Curación, para Ser por fin en Vida, es no limitar más la Vida a la encarnación y a la muerte, y tampoco, limitarla a su contrapartida astral. Sino más, restituirlos a la Verdad auténtica de lo que ustedes Son, más allá de las limitaciones, justamente, de esta encarnación.


El devenir del cuerpo, cuando ustedes estarán instalados dentro del nuevo Cuerpo Etérico, dentro del Etreté como dentro del estase, será, para ustedes, algo que no tiene ninguna especie de importancia. Y nosotros consideramos, con justa medida, que eso, para ustedes, hoy sobre esta Tierra, puede representar una importancia segura. Con mayor razón cuanto que muchos de ustedes no tienen la capacidad de verificar, por ustedes mismos, el Cuerpo de Etreté, y viajar dentro de las Dimensiones. Así pues, los marcadores que han sido comunicados por los Ancianos, estos últimos días, y las Estrellas (ndr: ver las intervenciones de HERMANO K del 31 agosto, de SRI AUROBINDO del 1ero. Setiembre y de NIEVE del 1ero. Setiembre), son, de algún modo, las referencias permitiéndoles orientarlos en el desarrollo del proceso de Renacimiento y de Resurrección. En lo que concierne la noción de miedo, éste no concierne, justamente, más que lo que es limitado, o cree serlo, dentro de una encarnación. De la misma manera, cuando ustedes nacen en este mundo, ustedes no tienen ningún recuerdo, ni de vuestros otros nacimientos, ni incluso de lo que sucede dentro de los mundos intermedios, de una manera general. No hablamos ni siquiera de lo que son los Mundos Unificados, Liberados de toda influencia, y Libres de todo encierro.


Entonces, desde luego, la Conciencia debe, de algún modo, re-aclimatarse y reajustarse. Es, exactamente, el principio que será aplicado en el momento del Anuncio de MARIA. Es, precisamente, ese mecanismo alquímico que apuntará a la transferencia de la Conciencia, con o sin este cuerpo de carbono, dentro de un nuevo Cuerpo, llamado Cuerpo Etérico de Fuego, o Cuerpo de 5ta. Dimensión (aunque los destinos que sean los vuestros, no sean todos, simplemente, esta 5ta. Dimensión, ni incluso la siembra de la Nueva Tierra en su nuevo dominio de elección). La Libertad es, y será, total. Solo, el momento de la Transición, solo, el momento de la estase, y los tiempos que precederán, de manera inmediata, ese mecanismo, podrán ser considerados con dificultad. La mayoría de las dificultades dependen de la ignorancia de los procesos, de la no vivencia de los procesos Vibratorios, y sobre todo, el miedo al propio fin. Aunque una vez más, lo que desaparece, es el mundo, pero no son ustedes. Lo que desaparece, es una banda de frecuencias, pero eso no es la Vida que desaparece, puesto que la Vida aparece.


Un cierto número de metáforas y de imágenes han sido empleadas, por los Ancianos: ustedes las conocen por supuesto mejor que yo. Lo que quiero decir, por eso, es que todo dependerá, siempre, de vuestro punto de vista. Todo dependerá, siempre, del emplazamiento de vuestra conciencia. ¿Están inscritos en una historia efímera, llamada el nacimiento y la muerte? ¿Están inscritos en otra Realidad (incluso sin conocerla, incluso sin haberla frecuentado) que está más allá de una aspiración y del deseo? Vuestra conciencia lo sabe ya, incluso si ella no tiene acceso a los estados multidimensionales. Nosotros hemos procurado que les sea posible contactarnos, que les sea posible entrar en resonancia con nosotros, entrar en Comunión y, por eso mismo, verificar la veracidad de lo que ustedes viven, para algunos. De esos encuentros y de esas Comuniones, así como de esos diversos modos de contactos entre vuestra Dimensión y nuestra Dimensión, se produce un proceso de aclimatación, volviendo más suave (según vuestros términos humanos) el proceso de la Deslocalización y de la Transición.


Recuerden bien que en ningún momento, incluso durante el estase, no habrá ocultación de la Conciencia. Según el caso, la Conciencia estará en la más total Beatitud. En otros casos, ella será consciente de ella misma, y se vivirá como difícilmente apacible, puesto que no habrá más posibilidad de control, ni del cuerpo, ni del mental, ni de las emociones. No obstante, incluso a través del rechazo de este estado, hay efectivamente la prueba de la continuidad de una Conciencia. Por supuesto, esta continuidad de Conciencia se acompañará de otros procesos, que les serán accesibles desde la fecha del 22 septiembre (ndr: fecha de la cita dada por MIGUEL y MARIA para el equinoccio de otoño – ver sus intervenciones de 18 y 21 agosto 2012). Dándoles a ver, dándoles a Vivir lo que es la verdadera Vida. La verdadera Vida no está en ningún caso condicionada, por un cuerpo, por un límite, por un sentimiento de pertenencia a sea lo que fuere, o de posesión de sea lo que fuere. La Vida, dentro de los Mundos Unificados, no tiene ninguna necesidad, puesto que todo está actualizado permanentemente, más allá de los mundos de carbono: nada es un esfuerzo. Aunque, para ustedes, de aquí donde nosotros estamos, incluso si vuestra vida es la más ligera, yo puedo decirles que todo es un esfuerzo: desde la densidad y el peso de ese cuerpo, desde el encierro dentro de un cuerpo, hablando, incluso, del estado del Despertar, donde hay sin embargo un fin de separación, un fin de separatividad. Pero incluso dentro de este Despertar, aunque haya la perspicacia o la Vivencia real de lo Infinito, esta Última Presencia del Sí no revela en absoluto lo que es la verdadera Vida, puesto que no hay multi-dimensionalidad.


No obstante, el acercamiento de esos estados y el acercamiento de vuestras experiencias (sea con nosotros, como con ustedes mismos), les han significado la realidad del proceso comprometido. Más allá de nuestras palabras, el aspecto Vibral y Vibratorio, vivido en los diferentes sectores de este cuerpo, ha permitido regenerar vuestros Órganos Etéricos, que están en primera fila, yo diría, con respecto a la Resurrección. Son, muy exactamente, los Puntos Vibratorios que han estado activos durante estos últimos meses, y los cuales han tenido en cuenta, ampliamente, los Ancianos (ndr: ver en particular las intervenciones de UN AMIGO del 18 agosto 2012, y de RAM del 2 setiembre 2012). Existen, a nivel de esas Puertas, la particularidad de hacer resonar la Luz Vibral, las Partículas Adamantinas, los Agni Deva, la Radiación del Ultravioleta, así como el Esplendor que viene de LA FUENTE, y que viene de Sirio. Eso les ha sido dado para reafirmarlos, Interiormente, y para prepararlos, Interiormente, para vivir lo que hay que vivir, sin ninguna dificultad. Por vuestra capacidad a establecerse en el Alineamiento de la Última Presencia, o del Absoluto, sederiva vuestra capacidad para vivir la Transmutación final, y la Transubstanciación de este cuerpo, por la Luz, sin ninguna dificultad.


La rapidez de la puesta en este estado particular, correspondiente al Juramento y a la Promesa, depende de vuestra capacidad a dejarse atravesar por la Onda de Vida. Con el fin de no ser enfrentado, en los momentos iniciales del Llamado de MARIA, a lo que yo llamaría vuestras propias Sombras, que podrían, en ese momento, intentar limitar y frenar (lo que, desde luego, es imposible) el proceso de Transubstanciación. Por supuesto, no será lo mismo para el conjunto de la humanidad, porque en ese momento, se realizará, más allá de toda noción punitiva o de “juicio final”, simplemente, el cara a cara consigo mismo. No con un objetivo punitivo, de lo que sea, sino simplemente, permitiéndoles reajustar, o no, vuestra Conciencia, a la Libertad nueva. Somos conscientes que numerosos seres humanos, no pueden concebir una existencia fuera de un cuerpo, y fuera de la materia. Somos perfectamente conscientes que los fragmentos y los restos, concernientes al Sistema de Control del Mental Humano, en ustedes como sobre el conjunto de la Tierra, han creado marcas profundas de encierro, así como de miedos, costándoles trabajo quizá en dejarse disolver por la Luz. Y sin embargo, no hay otra alternativa.


El conjunto de las preconizaciones que les han sido dadas por algunos Ancianos, estos últimos meses, apuntan a hacerles aceptar, y sobre todo, a vivir, los procesos que se desarrollan ahora. La Curación, es simplemente ser Liberado, en totalidad, de las contingencias materiales ligadas al encierro. No es dejar la vida, sino entrar en la Vida. Es por fin dejar, y yo emplearía, para eso, las palabras pronunciadas por algunos humanos, que habiendo tenido acceso a la Luz, durante una experiencia de muerte inminente: muchos dicen que, cualesquiera sean las circunstancias de su regreso en este cuerpo, es en este cuerpo que se sienten muertos, incluso si su conciencia está libre. Este cuerpo es sin embargo un Templo. Es la limitación de este cuerpo, en sus capacidades para vivir el centro del Centro (o corazón del Corazón), que crea el sentimiento, volviendo dentro de este cuerpo (después de haber vivido, incluso, una libertad relativa), de penetrar en algo estrecho, limitado, de frío y de muerte. Es la Conciencia que no muere nunca. Son los Cuerpos multidimensionales que no mueren nunca. Los cuerpos de carbono, incluso dentro de lo que es nombrada la 3era. Dimensión Unificada, presentan un límite, debido a, justamente, las fuerzas de resistencias, y a pesar de la conexión con LA FUENTE. Pero las duraciones de vida no son en absoluto las mismas, y la continuidad de la Conciencia está asegurada.


Así por tanto, la Curación para Ser en Vida, no es la huida de este mundo, sino bien la Realización, dentro de este mundo, tal como se produce ahora, de quienes ustedes Son, en Verdad, más allá de toda limitación de conciencia. Por el instante, esto puede parecer, para muchos de ustedes, como angustioso, perturbador, en los momentos de reflexión del mental, delante de la incertidumbre, delante de lo Desconocido, delante incluso de la prueba de la existencia de nuestras Presencias. Desde luego, hay, por la limitación dentro de este cuerpo, y de la conciencia limitada que lo habita, una dificultad para concebir, para percibir, para imaginar, para soñar, que eso sea Verdad. Pero sin embargo, ustedes no dudarán más, en el momento del Juramento y de la Promesa. La única preparación (que ha sido llevada, por algunos de ustedes, desde hace años), ha sido destinada, más allá de la siembra de la Luz sobre la Tierra, del Anclaje de la Luz sobre la Tierra, a prepararlos para vivir estos momentos.


Así por tanto, hay que alegrarse. Desde luego, si existen apegos, o inquietudes por lo que sea, por quien sea, eso representará, desde luego, un freno, en ustedes. Ese freno no resulta más que de la inquietud y del miedo, que esto sea llevado sobre ustedes mismos, sobre vuestros ascendientes y descendientes, sobre las circunstancias de vuestra vida. Pero desde el instante donde la Promesa y el Juramento serán establecidos, para aquellos de ustedes que hayan vivido aunque sea una de las Coronas Radiantes, y sobre todo, para los que han vivido la totalidad de los procesos, eso representará una simple formalidad. Y sobre todo, la ocasión de una gran Alegría, de una gran apertura, y efectivamente, de una gran Renacimiento. Esto está perfectamente orquestado. La preparación de estos tiempos ha sido realizada sobre tiempos, para ustedes, extremadamente largos. No para vuestras vidas, sino para los que, dentro de los Universos Unificados, han aplicado el Amor más puro, la Luz Vibral más auténtica y más conforme a LA FUENTE, para permitirles realizar ese salto Dimensional.


Todo lo que les aparecerá como sentimiento de pérdida, sobre esta Tierra, todo lo que les aparecerá, con los ojos de la carne, como formas de destrucción, no representa simplemente, díganlo ustedes bien, más que el fin de la ilusión, que el fin de los pretextos, y sobre todo, el fin de todo encierro. No vean nada más. Terminaré estas palabras, recordándoles la frase del Comendador (ndr: O.M.AIVANHOV), que ha sido tan pronunciada con ustedes: lo que la oruga llama la muerte, la mariposa lo llama nacimiento. De este principio, desde que la oruga comprende que se vuelve mariposa, y lo acepta, no existe ninguna problemática que resolver. Desde ese momento (consentido y vivido en la Conciencia), todo se desarrollará según un programa pre-establecido, que corresponde a la Inteligencia de la Vida, a la Inteligencia de la Luz, por fin encontrada, por fin regenerada.


No olviden tampoco, que como Arcángel de la Curación, puedo también, a vuestro llamado sincero del Corazón, emitido del corazón de vuestro Corazón, manifestarme a ustedes. No para intercambiar palabras, sino bien, para que mi Presencia sea, a su turno, un bálsamo vivificante, y un aliento para vivir lo que ustedes tienen que vivir, concerniente a vuestra Resurrección. Vivamos, juntos, dentro de este espacio, un momento privilegiado.



… Compartiendo el Don de la Gracia…


Yo soy RAFAEL Arcángel, Arcángel de la Curación, y yo estoy en ustedes, como ustedes están en mí. Yo rindo Gracia a quienes ustedes Son. Hasta más tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario