martes, 11 de septiembre de 2012

ANAEL 6 DE SEPTIEMBRE DE 2012

6 de Septiembre del 2012 ANAEL Autres Dimensions

Original en francés.


Canalizado: Jean Luc Ayoun

Transcripción: Véronique Loriot

Traducción : Susana Milán


ANAEL 6 septiembre 2012

Soy ANAEL Arcángel. Amadísimas Luces Eternas, he aquí el momento (como Arcángel de la Relación, Embajador del ex –Conclave Arcangélico, Arcángel de la Relación y del Amor) de hacer balance, ante vosotros y con nosotros, una revisión: una revisión de lo que habéis realizado, un balance de lo que nosotros hemos realizado, con vosotros. Por eso, hacer un balance, requiere definir el lugar de dónde habéis partido y el lugar donde os situáis hoy, en relación al objetivo y en relación a lo que yo definiría, en una segunda etapa, llamada Fin de los Tiempos. Vamos a contemplar mucho más allá de vuestra función de Ancla y Sembrador de Luz, más allá mismo de vuestro estado de Liberados, a recorrer y elevar un panel que va tratar de mostraros, de manera muy precisa, por mi Presencia, mi Radiación y por supuesto las palabras, lo que se juega en este momento mismo, en la Humanidad, en cada uno, durante este periodo.
Toda la Humanidad ha sido encerrada. Esto se ha podido presentar de diferentes formas. En cualquier caso, ese principio de encierro os ha conducido a experimentar la materia, su matriz y su encierro, limitándoos y privándoos de lo que Sois, en Verdad y en Eternidad. Haciendo que este sistema cerrado, experimentéis por la ley de Atracción y Resonancia, el principio (sin fin y sin puerta de salida) de la Dualidad. En efecto, todo lo que habéis llevado en este mundo, todas las proyecciones de conciencia que habéis efectuado, todo lo que habéis vivido, ha sido inscrito bajo la égida de la ley de Acción y Reacción, a tal punto que incluso en vuestro mundo, han nacido de forma totalmente artificial, las leyes llamadas espirituales, en resonancia y en explicación a la ley de Acción /Reacción. Esto lleva por nombre Dualidad. Y toda Conciencia está sometida a ella, sean las que sean sus acciones. Y esto es un círculo que no puede acabar nunca. Por supuesto, la mayoría de las enseñanzas religiosas, espirituales y filosóficas (yo diría incluso, la inmensa mayoría) os hace afiliaros, bajo una forma o bajo otra (sea a nivel incluso científico, sea a nivel de las religiones, o a nivel de las nuevas espiritualidades), os ha llevado a considerar que, ahí donde estuvierais, era el resultado de ciertos errores o evoluciones y que si os afiliáis a las leyes de esta Dualidad (a las que estabais sometidos) llegaría un día en que seríais liberados. Por supuesto, dentro de este encierro, algunos de vuestros Hermanos y Hermanas han conseguido encontrar, de alguna forma, la Luz. Sea en Occidente, del Extremo Oriente, de Oriente o aun los pueblos nativos, cada uno usando su vocabulario, su cultura y sus propios condicionamientos para expresar las leyes de la Dualidad, haciendo de alguna forma, un casus belli existiendo en todas las humanidades, en todas las Dimensiones, haciéndoos reflejar un principio de Liberación que no puede existir en la Acción /Reacción. Esto tiene por nombre Dualidad, que busca explicar las leyes de esta matriz y de esta materia, sea en los modelos filosóficos, espirituales, filológicos y ontológicos, jamás se ha dado cuenta de lo que sea, relativo al más allá y las otras Dimensiones: todo lo más, se os prometió un paraíso, una luz y una ligereza.
Algunas enseñanzas, aparte de las tradiciones, han conservado más allá de la Acción / Reacción y de la Dualidad, un principio llamado Unidad, presente por toda la superficie de este mundo, pero que cada vez que ha aparecido, ha sido combatido de manera más o menos virulenta, por todos los conservadores de la ortodoxia de la Acción /Reacción, a nivel de sociedad, a nivel espiritual, filológico, filosófico y ontológico. Fuera lo que en Occidente llamasteis los Cátaros, o lo llaméis enseñanzas Sufí, o lo llaméis la enseñanza del Advaita Vedanta, y tantas otras corrientes y movimientos que a su manera, han demostrado la posibilidad de la Unidad, es decir una especie de mecanismo orientado a limitar y a hacer cesar la Acción/ Reacción.
El origen de lo que se llamó Otras Dimensiones, ha permitido a muchos Hermanos y Hermanas humanos, en el conjunto de este planeta, descubrir un mecanismo particular, más allá de lo que yo podría llamar las manipulaciones de energía (sean los que sean los sistemas, sean las que sean las aplicaciones o las filosofías), que os llevan a vivir las expansiones de Conciencia denominadas Vibrales. Traduciéndose en el cuerpo en el que estáis, por la aparición de cierto número de marcadores pero también por la modificación de la conciencia, realizando el “Yo Soy”, el Yo Soy Uno”, “el Sí”, “la Presencia” y acabando en la “Ultima Presencia”. Esto se ha conducido bajo la égida de nuestras intervenciones, pero también por otras formas, y os ha desmarcado de alguna forma, de la Acción / Reacción y de haceros vivir que existían estado de la Conciencia, dentro de este mundo, que eran tributarios ni de una Acción / Reacción, ni de una Dualidad, ni siquiera de las leyes del alma, tal como son presentadas, asombrosa y voluntariamente, por el conjunto de la enseñanza espiritual del siglo veinte, orientada a obstruir la posibilidad de Liberación.
En efecto, incluso en la Conciencia, el principio de Resonancia y de Atracción se traduce por el hecho de que aquello a lo que os adherís, en lo que pensáis, lo que sentís, lo que experimentáis y lo que vivís de una manera general, podía de alguna forma, permitir una evolución, un Despertar y por tanto un mecanismo de preservación de la Ilusión, en definitiva. Desde siempre, en el mundo, los seres que no han creado jamás un movimiento, que no han creado nunca un movimiento religioso o espiritual, se han transformado en los Testimonios vivientes del acceso a otra cosa (que se os ha comentado ampliamente, explicado y demostrado), llamado Absoluto, que os hace vivir lo que está más allá de todo estado, haciendo salir de la ilusión de una evolución, de la Ilusión de una realización y de la Ilusión de un Despertar, al menos para aquellos de vosotros que lo han vivido.
Así pues, durante este tiempo extremadamente corto a escala humana, (que representa todo lo más, después de los primeros signos, llamados la Radiación del Espíritu Santo, en el mes de agosto de 1984, y se ha manifestado y amplificado durante las Bodas Celestiales), os ha federado a través de la idea y la vivencia de la Vibración que debía sosteneros. Y esto se ha realizado, se ha superado la adhesión, el pensamiento y la vivencia de la Dualidad (presentado como motor de la evolución en este mundo). Esto os ha permitido liberaros de la mayoría de las enseñanzas, cuyo objetivo no era otro que manteneros en el encierro, en un conocimiento alterado, amputado de su Verdad Última. Esos individuos (así hay que llamarlos, donde quiera que estén) sabían pertinentemente que amputando la finalidad, mantenían un sistema de encierro dentro de las llamadas leyes de la evolución, a través del conocimiento de las leyes del alma, a través del conocimiento de la Acción /Reacción, en los niveles más sutiles llamados karma o ley del alma. Todo esto no tenía más que un objetivo, era el de privaros de la eventualidad de la Libertad y de la Liberación. Así pues, desde hace poco tiempo, muchos de vosotros habéis pasado de la Dualidad a la Unidad y al fin, os habéis establecido en la Última Presencia, o más allá de cualquier estado, dentro del Absoluto, haciendo de vosotros Liberados Vivientes, Jnani, tal como ha utilizado ese nombre BIDI. Así pues, el fin de los tiempos corresponde a un número suficientemente importante de seres que han vivido el Sí, el “Yo Soy”, el Yo Soy Uno”, el Último o Infinita Presencia y al fin, el Absoluto. Ese número se ha alcanzado antes incluso, de la Presencia del Absoluto y ha sido posible para vosotros, por la Liberación de la Tierra, sellada por la Presencia de la Onda de Vida. Muchos de vosotros, a partir de ese momento, os habéis liberado, desincrustado en pensamiento, en Conciencia, en emoción y en mente, de toda enseñanza falsificada, alterada, sin considerar nada más que la persecución de la matriz falsificada. La Liberación de la Tierra, emprendida por la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres y en particular, bajo la égida de los Nefilims y los Elohims, ha hecho posible la fase final que se ha manifestado al principio de vuestro año 2012, es decir la Liberación de la Tierra y la aparición de la Onda de Vida. Así, se ha podido diseñar de acuerdo con la Tierra, la ruptura de la matriz falsificada, de manera definitiva, haciendo imposible el principio de encierro dentro de la Acción/Reacción y de cualquier evolución que no existía en la cabeza de esos individuos privados de Corazón.
Hoy, todo lo que debía ser realizado, a título colectivo y sobre todo a título individual, por un número suficientemente importante de seres, ha sido realizado en su momento, marcando de manera irremediable, lo que nosotros llamamos con vosotros, el fin de los Tiempos, tal como han profetizado y anunciado, tanto los grandes Walk-In como, sobre todo, SAN JUAN, bajo del dictado de CRISTO. Lo que pasa hoy, y que os aparecerá (como ha sido anunciado por el Arcángel MIGUEL) de manera cada vez más evidente, en vosotros como fuera de vosotros, va a llevaros a comprobar que esto no era ni un sueño, ni una proyección, sino la última Verdad que os permitiría, llegado e l momento, ser Liberados por vosotros mismos, de todo encierro, de toda adhesión (dentro de la Ley de Atracción y de Resonancia) a un principio de Dualidad. Ese número particular de seres humanos Liberados, que han establecido su Absoluto, hace posible, como ha anunciado MIGUEL, su retorno, de manera flagrante, evidente, a vuestros Cielos y sobre la Tierra. El balance es pues, un acto de Liberación, esta vez sí, definitiva, que fue iniciada hace muchísimo tiempo, desde los primeros inicios de la falsificación, por los Nefilims y los Elohims, que crearon las condiciones propicias para esta época.
Queda muy poco tiempo antes de que el Fin de los Tiempos os aparezca, al total de la humanidad, como una evidencia flagrante de que nada, ni siquiera ese que mira para otro lado, podrá ignorar. Vuestro rol de Liberadores de la Tierra, en este Fin de los Tiempos, es por tanto, ser Absoluto. En el Absoluto, no liberáis ya ninguna presa a la acción/ reacción y sobre todo, dentro de los mecanismos de vuestra conciencia, escapáis de manera definitiva, a vuestro auto-condicionamiento, unido a un condicionamiento inicial y a un encierro inicial. El Fin de los Tiempos significa el retorno a la Vida Eterna. No es el fin de la Vida, sino efectivamente, el Fin de los Tiempos, es decir la Ilusión de un pasado, de un presente y de un futuro. Eso se termina por la restitución a vuestra integridad total, a vuestro Êtreté, a vuestra Transparencia, a vuestro Linaje Estelar, a vuestros Linajes Estelares y a vuestro Origen Estelar. Esto concierne por el momento, a un número ciertamente importante en relación a los objetivos mantenidos, pero evidentemente escaso, en relación a toda la humanidad, de vuestros Hermanos y Hermanas que aun están encerrados, mantenidos artificialmente por todas las emisiones de mensajes dados por la Logia Negra. Tentándoos con una Edad de Oro, tentándoos con una evolución que solo existe en la cabeza de esos mismos individuos. La trampa que hubiera debido ser entonces fatal para un nuevo ciclo, se ha roto por vuestra acción, por vuestra Liberación y por la evolución de vuestra conciencia que de hecho, es una restitución de la integridad y al origen de lo que Erais.
Entonces, el Fin de los Tiempos no es el fin de la Vida, sino al contrario. Es el retorno a la Verdadera Vida, más allá de cualquier proyección de conciencia, más allá de cualquier Ilusión, de cualquier encierro, de cualquier sufrimiento y sobre todo, de cualquier Dualidad e incluso, de cualquier sentimiento de Unidad que de hecho, era un espejismo del ego y del orgullo. Con vosotros, hemos construido las Bodas Celestiales. Con vosotros, hemos reintegrado en vosotros, las Claves Metatrónicas, reabriendo a la Unidad, al Sí, al “Yo Soy”, al “Yo Soy Uno”, y de ahora en adelante, a la Infinita Presencia, a lo Último, al Absoluto (como diría BIDI: al Parabrahman). Así, aquellos que hayan persistido en adherirse a las leyes de la Dualidad serán sometidos a esta misma ley de Dualidad, eso por respeto a lo que ellos mismos se han adherido y mantenido, que llaman el libre albedrío, en el que no existe precisamente, ninguna libertad, sino que solo es el reflejo de la acción del ego o del alma vueltos hacia la materia. Para vosotros que habéis logrado (donde estéis en esta Tierra) comprometeros con la Última Presencia, o estableceros más allá de todo estado Absoluto, eso no tiene ningún sentido. Lo sabéis porque lo habéis vivido más allá de toda comprensión, más allá de cualquier percepción, e incluso de cualquier Vibración. Así, el testimonio a aportar es simplemente vuestra Presencia, más allá de cualquier muerte. De igual forma que, cuando estamos a vuestro lado y en vosotros, aportamos testimonio de la multidimensionalidad, de la no separatividad y del Fin Último de los Tiempos.
El Fin de los Tiempos es pues, la desaparición total e irremediable, irreversible de la matriz falsificada que habéis llamado el mundo, tal como vuestras experiencias os han hecho vivir, a causa de vuestros derechos galácticos. Esto se ha terminado. Todo lo que no aparece como evidente, para muchos Hermanos y Hermanas humanos encerrados en la Dualidad de la Luz (el combate del Bien y del Mal, el mejoramiento del Alma, la búsqueda de la experiencia del carbono con un principio de evolución, que no lo es), está anclado siempre en una gran parte de la humanidad. Pero el choque de la humanidad que se realizará ahora, en muy pocos días, va a conducir al conjunto de Hermanos y Hermanas humanos, a liberarse como estrategia de supervivencia, de los procesos de la Dualidad. Vuestro rol en este momento, es simplemente estar instalados en la Infinita Presencia o en el Absoluto, para jugar, de alguna forma, el último juego dentro de la matriz, destinado a apoyar la toma de Conciencia y la inclinación de la Conciencia, más allá de cualquier estado, dentro del Absoluto. De todas formas, aquellos de los Hermanos y Hermanas que, con ese primer acontecimiento o Advertencia, no se decidan a ser Libres, no podréis hacer nada y nosotros no podremos hacer nada, por ellos.
Toda la Tierra está Liberada. Nunca jamás, en el sentido de lo que vosotros Sois, no podrá existir ni la más mínima depredación, el mínimo encierro y la mínima ley que la de la Acción de Gracia, del Amor, del Absoluto y de la Libertad. El Fin de los Tiempos no es una destrucción, aunque para la mirada de la personalidad, se trate de una destrucción total y del fin de cualquier vida, en cualquier personalidad. Lo que viene es la Resurrección, la Vida Eterna, la Alegría, el Amor y la Felicidad. De todas formas, el Comendador de los Ancianos especificó hace algunos años, que había dos humanidades (ndr: AIVANHOV). Una que iba hacia el Absoluto (estableciéndose definitivamente en la Infinita Presencia) y aquellos de vuestros Hermanos y Hermanas humanos que rechazarían esta Liberación (viendo solo destrucción, caos y elementos dramáticos). El que está establecido en el Absoluto, aquél que vive la Última Presencia, no puede en ningún caso (como se os ha confirmado por las Estrellas), ser afectado de ninguna forma, por la acción de los cuatro Elementos, en su aspecto más original y el más luminoso.
Los linajes de depredación serán rotos, en lo que concierne a lo que os ha explicado el Comendador. Esto se traducirá, en los tiempos que han sido impartidos por el Arcángel MIGUEL, por la destrucción total de cualquier Ilusión, ya a nivel de la conciencia y después en lo que se podrá percibir por todos los sentidos, por todos los medios de esta Tierra. Lo que se os ha ocultado, será revelado totalmente. Sea a nivel de la conciencia, sea a nivel de los hechos e incluso a nivel de la historia del encierro del mundo. La Tierra y el sistema solar son pues Liberados de cualquier encierro. Es tiempo de ahora en adelante, de vivir el Juramento y la Promesa, tal como fue enunciado, por la propia Fuente. Y esto se va a realizar en un tiempo eminentemente cercano. El resultado será el Choque de la humanidad. A través de la instalación de cada Hermano y Hermana humanos, en la negación, en el rechazo o en la aceptación, se encontrará la Libertad, la Liberación y la capacidad de escapar, de manera instantánea, a la ley de Acción/ Reacción, permitiendo establecer la Acción de Gracia. El Fin de los tiempos es esto. Evidentemente, nada de lo que puede pertenecer al mundo de la Ilusión (sean las reglas establecidas a nivel espiritual, social, moral, geofísico, político, económico, en cualquier sector de la vida) no podrá mantenerse en esta Ilusión. El Choque de la humanidad es por tanto la Advertencia dada por el Arcángel MIGUEL que precede la Liberación final, total, de toda la humanidad.
De vuestro posicionamiento, en el momento dado de la Advertencia y de igual forma, de vuestro re-posicionamiento, es decir de la aceptación de la Libertad o no, entre la Advertencia y el elemento final, derivará vuestro devenir, como se ha dicho: os será hecho según vuestra Vibración. Os será hecho según vuestros pensamientos, según vuestras creencias, según vuestras certezas, según vuestra vivencia, en ese momento dado. Así, el marco de mi intervención es una última advertencia de Amor, aspirando particularmente, y demandándoos plantear bien en vosotros, lo que significa la Libertad, plantearos bien lo que vivís, plantearos bien a lo que estáis atados, en lo que sois efímeros y en lo que sois eternos. De ahí derivará vuestro Choque de la humanidad. De ahí derivará vuestra capacidad para ser Liberadores de la Tierra, totalmente, en estos tiempos que vienen y que están ahí. El Fin de los Tiempos es por tanto la desaparición, no de vosotros, sino de este mundo, totalmente, de esta banda de frecuencias llamada tercera dimensión disociada. No hay destrucción en el sentido de la Luz. Solo la mirada de la personalidad verá aun y siempre, elementos de destrucción.
Lo que viene es realmente la Liberación. Solo cómo lo veáis según vuestra conciencia, podrá haceros ver otra cosa. Si os hace ver otra cosa, será el tiempo para vosotros de hacer un balance Interior y osar mirar realmente, eso a lo que estáis atados, eso que mantenéis en lo efímero. En efecto nada puede ser Eterno y mantener cualquier efímero. Esto es el Fin de los Tiempos. No puede ser de ninguna manera, de otra forma. Así, la sucesión de acontecimientos (llamados Advertencia y Choque de la humanidad) están destinados para el conjunto de Hermanos y Hermanas humanos, encarnados en un cuerpo de carne, que se han adherido a las enseñanzas falsificadas (poniendo como pretexto un mundo mejor, poniendo como pretexto la búsqueda de esta Dimensión), se darán cuenta por sí mismos, que ha habido el sentimiento de una falsa ruta y la adhesión a cierto número de enseñanzas, modernas o antiguas, que no han tenido en efecto, más que un solo objetivo: mantener el encierro. El conjunto de las religiones, el conjunto de las enseñanzas espirituales, llamadas nuevas, han sido todas, elaboradas por la misma gama de individuos que se llamaron Arcontes, aquél que se hace llamar Dios o el Diablo, puesto que se trata de la misma entidad. No existe ninguna autoridad por encima de la Libertad. No existe ninguna jerarquía para el Absoluto. Mientras que os sometáis a una autoridad (sea supuesta en pensamiento, o vivida en contacto), a través de enseñanzas alteradas (dadas por los seres de buena voluntad en la Tierra, pero que no han tenido las estructuras adecuadas para llevar la Luz Vibral), se os hará evidente que podéis instantáneamente, volver, no vuestra chaqueta, sino vuestra alma, hacia el Espíritu y hacia la Verdad Absoluta. No habrá de todas formas, ninguna posibilidad en este mundo, de mantener cualquier verdad relativa, adulterada y alterada.
Así que, los acontecimientos que se desarrollarán, en vosotros y fuera de vosotros, participando de la misma Realidad, os mostrarán cada vez más claramente, vuestras ataduras, vuestros miedos, que quedan por evacuar, y que aun pueden frenar el acceso a la Libertad. Pero no podéis ser Libres, en las circunstancias de este mundo y mantener cualquier realidad tridimensional. El pasaje de una realidad tridimensional, dividida y separada, a una Realidad tridimensional Unificada, derivará de la elección de muchos seres humanos en esta Tierra, de estar atados a una forma corporal, a una identidad, a una función, sea la que sea. Lo que se va a presentar a vosotros, en esta Advertencia y este Choque de la Humanidad, será para aquellos que no lo han vivido, la última oportunidad de tomar conciencia de lo que es la Verdad, de establecerse en su Libertad. O de mantener de manera artificial, el libre albedrío de lo que se ha llamado una 3ª Dimensión Unificada, que no existirá más, puesto que la ilusión no existirá ya, así de simple. Entonces, el fin de los tiempos es el fin de este mundo, pero no es ciertamente el fin de la Vida, puesto que es la Resurrección, la eclosión dentro de la Libertad.
El balance que hacemos con vosotros, es que vuestro número es importante en relación al tiempo anterior, en la época del primer derrame de Luz de esta fase final (1984), y que sois innumerables en vivir el Absoluto, o la Última Presencia, habiéndoos literalmente desclavado de cualquier creencia, de cualquier adhesión, de cualquier hipótesis y sobre todo, de cualquier falsificación. Ese número es notable, y como representante del antiguo Cónclave Arcangélico y Embajador del Amor, me hago el portavoz de la Libertad, a fin de felicitar a toda la humanidad por lo que ha realizado, cualesquiera que sean los obstáculos, de algunos individuos, y de aquellos que los han soportado, sabiéndolo o sin saberlo. No puede existir en la Libertad, la mínima evolución, porque como descubriréis (si no lo habéis descubierto ya), todo ya es perfecto, desde la Eternidad. La película o el teatro en el que estáis, solo es un reflejo de la Luz, una proyección sobre una pantalla. Es tiempo ahora, de encontrar lo que Sois, de forma Eterna, definitiva, en la Alegría absoluta de la Conciencia Liberada. Os corresponde ahora, Vivirlo.
Así pues, el balance es un balance, sin ningún contexto, llevándonos a felicitaros, a felicitarnos, ya que la Luz ha encontrado sus derechos: el de ser Absoluto, el de no estar ya ningún limitado a ningún cuerpo, a ningún pensamiento, a ninguna identidad, a ningún objeto, a ningún mundo. Ese es el balance entonces, que yo puedo hacer. Habéis pasado entonces de la dualidad inexorable de este mundo, a la presciencia y a la vivencia de la Unidad, por medio de la Luz Vibral y del Amor. Habéis descubierto el Sí. Habéis activado algunos estados de Conciencia. El conjunto de esos estado de Conciencia, así como lo que se os ha comunicado, por la Onda de Vida, por BIDI y nosotros mismos, ha permitido acercaros a este punto Último, que será representado a escala colectiva, por la Advertencia y el Choque de la Humanidad. Nosotros los Arcángeles y toda la Confederación Intergaláctica os deseamos, más allá de ese balance, un buen Retorno a vuestra casa, un buen Retorno a vuestra Eternidad, a la Felicidad, a la Morada de Paz Suprema, al Absoluto, que es la naturaleza de todos y de cada uno. Puesto que todos y cada uno solo existís en la pantalla de cine, o de la escena de teatro.
Esto por tanto es un balance. Y esto también, de alguna forma es un preanuncio. Que os invita más que nunca, a miraros, no a juzgaros, no para culpabilizaros, no para mirar si estáis preparado o no, sino a miraros objetivamente, en lo que creéis aun y en lo que Sois, en Verdad. Esto propiamente hablando no es una introspección. Sino más bien, el elementos que, a través de la Refutación de lo que puede hacer sufrir, y de lo que es ilusorio, a través de esa mirada de esa encuesta, vistas las circunstancias particulares (de nuestras Comuniones, de nuestras Fusiones y de nuestras Disoluciones, a vuestro lado), debe hacer aun más fácil, como decía THERESE (ndr: ver la intervención de THERESE DE LISIEUX del 3 septiembre 2012), la oportunidad, que no lo es, de vivir las Comuniones. De vivir las Vibraciones ha sido para vosotros, una oportunidad sin igual, de ser Liberado de toda enseñanza y sobre todo de cualquier dios y cualquier diablo.
La Luz es Una. Nosotros somos todos, los Niños de la Ley de Uno. El principio de la Ley de Uno, es la Acción de Gracia, es la ausencia de encierro, la ausencia compartimentación, la ausencia de privación, la usencia de sufrimiento, la Plenitud de la Vida Una, la Plenitud del Absoluto. Haciendo que la Conciencia se establezca en todas las Dimensiones, en todos los Mundos, en todas las formas, sin ninguna autoridad externa, si no es la Inteligencia de la Luz misma, y el hecho de ser atravesado permanentemente, por el flujo de Amor, llamado por el momento, Supramental y Onda de Vida. Desde el instante en que estáis establecidos en el Supremental y la Onda de Vida, escapáis al condicionamiento, incluso del Sí, y al espejismo del Sí, devolviéndoos a la Libertad. Miraos vosotros mismos, una vez más. Los acontecimientos son y serán, cada vez más propicios a escala colectiva, para haceros comprender y vivir, la vanidad de cualquier evolución. Es por otra parte, lógico observar este mundo hoy, donde estáis aun, y compararlo con lo que podía existir en ciertos pueblos, llamados nativos u originarios. ¿Dónde veis cualquier progreso aquí, si no es una decadencia y una degeneración? Cualesquiera sean los progresos llamados tecnológicos, cualesquiera que sean las enseñanzas falsificadas espirituales, que os llaman a una nueva edad de oro, o a una liberación de vuestro karma, eso no existe más que en las capas más bajas de la conciencia, encerrada y atemorizada, ignorante de su propia naturaleza, como elemento proyectado en una ilusión (es decir un film, o una escena de teatro), llamada por vuestros Hermanos y Hermanas humanos orientales: maya. Es de eso de lo que salís, y es ahora.
Así, os transmito todas mis Bendiciones, todo lo que es posible establecer, para vosotros, dentro de mi radiación y de vuestra radiación, de nuestra relación, de nuestra resonancia, de nuestro Amor, de nuestra Vibración y nuestro Absoluto. Os dejo, antes de realizar esto, ver si existe en vosotros, alguna pregunta que quede. Pero a través de lo que he dicho, a través de las diferentes etapas que se han sucedido, a través de vuestras vivencias, sois ahora capaces de plantearos, entera e íntegramente la cuestión: ¿Sois vosotros esta identidad? ¿Sois vosotros esta persona? ¿Sois vosotros este cuerpo? ¿Sois vosotros esta vida? ¿Sois vosotros las interacciones que existen entre vosotros y los otros humanos que constituyen vuestro entorno (sea familiar, profesional, afectivo, amistoso, o fraternal)? Os doy la palabra.
No tenemos más preguntas, os damos las gracias.
Amadísimos Niños de Uno y Luces Eternas, así pues, establezcámonos juntos, en la Ley de Uno, en la radiación y la resonancia de la Libertad Eterna, del Absoluto y de la Última Presencia. Vosotros en mí, yo en vosotros, en la misma Luz, en la misma Verdad. Yo soy el Arcángel ANAEL.
…Compartiendo el Don de la Gracia…
Yo soy cada uno de vosotros y yo soy ANAEL. Vosotros Sois vosotros mismos, cada Uno del otro. En la Gracia del Amor, en el Absoluto de la Verdad, yo saludo en vosotros, la Eternidad. Hasta más tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario