miércoles, 18 de marzo de 2015

Los Cuadernos de Febrero de 2015 "SÉPTIMA PARTE" (COMPLETA) (preguntas 70 a 83)

 
 
PREGUNTA 70: Podría hablar sobre la palabra del Cristo: « Velad y Orad »
El “velad y orad” tal como fue enunciado, hace referencia al hecho de no dormir, no solamente en el sentido de vuestras noches sino más bien en el sentido de vuestra conciencia.
La víspera es un proceso a la vez de esperanza, de certidumbre, que rechaza todas las creencias ya que esta certidumbre está directamente relacionada a vuestra conexión al Sol, a la Eternidad, a Cristo y al conjunto de lo manifestado y de lo no manifestado, de lo Creado y de lo Increado. Traduciéndose en ustedes por el Amor, la Alegría, la beatitud y la calma, rodeada de Humildad, rodeada de Simplicidad y también en la manifestación de vuestra Evidencia a ustedes-mismos, de vuestra evidencia de lo que ustedes son mas allá de todo lo que ha podido presentarse bajo el ojo de la conciencia en este mundo, dándoles a ver sin querer, sin los ojos, sin el corazón pero directamente lo que es el atributo de la conciencia pura, sin fardo ni falso-semblante, sin ilusión y sin deseo. Ver la Verdad.
La plegaria no es una plegaria mecánica en el sentido donde podrían entenderlo ni incluso practicarlo. La plegaria es un estado de comunión con Aquel que viene, abriendo grande las puertas ya abiertas por Metatrón y por Uriel, dándoles a vivir la realidad del Gran todo, en el seno mismo de esta carne, superando largamente el marco de la compasión, el marco de la identificación, el marco del carisma, donde efectivamente cada uno puede tomar real y concretamente el cuerpo y la conciencia del otro no como una posesión sino más bien como la restitución de la Verdad y de la Unidad real y fundamental de toda vida, en todo mundo y en toda dimensión.
Así por lo tanto el “velad y orad” solo es la expresión de vuestro estado de Amor de Aquel que está allí, aquí, sobre este mundo, presente a sí-mismo, presente a Cristo pero presente en la misma percepción, en la misma conciencia en el conjunto de la humanidad, no jugando ya ni en bien ni en mal, solo portando la mirada del Amor incondicional e incondicionante, sobre cada cosa como sobre cada ser. En ese momento allí ustedes están en la plegaria perpetua que no es ya una súplica o una petición sino más bien la confirmación de esta confianza, de esta orientación y de esta verdad: “Todo es Uno en el Amor y para el Amor” Así puede expresarse, vivirse y comprender: “Velad y orad”.
Cada Pregunta será seguida de un tiempo de integración y de Silencio permitiendo consolidar la respuesta en ustedes, permitiendo revelar el sentido más allá de la palabra, es decir, el sentido directo que solo el Corazón comprende, sin ningún artificio.
...Silencio...
 
PREGUNTA 71: ¿Cristo se manifestará de la misma forma para cada uno de nosotros?
Bien amada, no se trata propiamente hablar de una manifestación, en el sentido común, sino más bien de una Integración y de una Revelación. Así pues, según el acuerdo que es lo que tú eres entre tú y su Presencia rendirá cuenta de tus elecciones. La manifestación de la que hablas no es verdaderamente una manifestación sino más bien, una vez más, la liberación del átomo semilla situado en vuestro corazón, permitiendo la expresión de la dimensión Cristo Uno y Universal, más allá de toda forma, más allá de toda historia y más allá incluso de ustedes-mismos. Esto es realmente vasto y tan Todo que no puede haber, durante esos momentos-allí ninguna interrogación, ninguna duda sobre lo que es muy real, mucho más que la solidez de un muro en el seno de este mundo.
Así pues, la manifestación será diferente según cada uno, según el grado de integración y, yo diría, de la Amistad que nazca en ese momento. Una Amistad se mantiene, se cultiva, lo que han hecho durante este tiempo, y no hablo solamente de los años donde el Espíritu Santo estaba presente sobre esta tierra sino más bien en el conjunto de vuestras peregrinaciones, en el seno de vuestras moradas efímeras en este mundo. Así pues, lo que se producirá es íntimo y personal. La sincronicidad del mecanismo produciéndose en un momento dado será naturalmente precedida para aquellos que han velado y orado con ardor, de manera, yo diría, muy directa pero el resultado será por supuesto idéntico durante el impulso final, dando entonces de golpe vuestra vibración de ser, de conciencia o de Absoluto, o de alma.
Por lo tanto no hay que anticipar ni a proyectar la forma que tomará este Reencuentro que se desarrolla en ustedes y cuya manifestación solo puede ocurrir en ustedes. Todo depende de vuestra capacidad a dejar obrar lo que obra para vuestro más grande bienestar; este “bienestar” situándose más allá de la oposición clásica del bien y del mal ya que si todo está en vosotros y si todo es Uno, cual bien, ¿cuál mal puede existir independientemente de vuestra visión? En este “velad y orad” no hay otra preparación que el Acoger en Verdad, en Unidad y en belleza del Cristo y de la Luz Cristo, traduciendo el sello de vuestra Amistad restablecida, o traduciendo la elección de una u otra forma de libertad, que la de la Eternidad.
Por lo tanto no hay en esto proyección posible, es también en este sentido que El vendrá como un ladrón en la noche, a raíz de “Velad y orad”. El ladrón en la noche, es aquel que los sorprende e incluso aquel que ha velado y orado, e incluso aquel que es Liberado viviente, no podrá ser de otra manera que ser sorprendido por este Reencuentro, porque no corresponderá ni a una visión, ni a una aparición en cualquier plano ya que esto será más bien la revelación de vuestro Corazón Uno, en el Centro del Centro, asociado a la Presencia del Cristo, de María y de Miguel, presentes ya en ustedes de toda eternidad y que deben revelarse en esta dinámica interior y no ya en cualquier proceso de conciencia al exterior de ustedes.
… Silencio…
PREGUNTA 72: ¿Cómo vivir todo es Uno en un mundo aún disociado?
Bien amada, todo es Uno en ti, y el mundo está en ti, el mundo es tú. Es un sueño perseguido, en el que innumerables almas han entregado cuerpo, no por voluntad personal de alma sino más bien derivado de la alteración o falsificación. Desde el instante donde tu Unidad es vivida en tu interior, el mundo disociado ya no te concierne, es absorbido, superado y transfigurado por el estado de lo que eres. Así pues, mientras que se plantee la contradicción entre todo es Uno y el hecho de estar impactado por la realidad de este mundo disociado, prueba simplemente la distancia entra la Unidad y la dualidad de este mundo.
La Unidad es interna, el todo es Uno se produce en el interior de tí. No busca nada en tu exterior. No puedes hacer adherir a nadie al hecho de que el mundo esté en ti y es bien lo que sucede en el momento donde tu conciencia desaparece en el simple sueño de la noche del mortal que eres. Por lo tanto Unidad es ante todo una actitud de Libertad liberándose, no por voluntad sino por evidencia, de la dualidad de este mundo falsificado. Así pues, no puede encontrarse Unidad en el exterior de sí mismo, ya que la Unidad requiere de un vuelco del alma, un vuelco de mirada y un vuelco de conciencia, no teniendo ya nada que ver con las ocupaciones de este mundo, como tus ocupaciones en este mundo que no conciernen en nada a la Unidad que eres.
Unidad para ser develada, para ser revelada como la Verdad Última de lo que son. Esto estrictamente nada tiene que ver con la construcción de este mundo, cualquiera que sea el mundo libre o no libre. La Verdad está en otra parte y por lo tanto, ella solo se encuentra en el Aquí y Ahora, allí donde tú estás y en ninguna otra parte sino en el “Dondequiera que estás”, hay por supuesto el territorio interior, aquel que es vasto, infinito, en perpetua re-creación, en perpetuo Silencio, en perpetua comunión.
Así pues, es imposible en este tipo de mundo, allí donde tienen los pies puestos, de realizar la Unidad de este mundo, sino más bien la Unidad como revelación y desarrollo de tu Eternidad. No puede haber, Unidad manifestada de manera conjunta y unitaria en el seno de la multitud de las conciencias encarnadas, y esto es lo que vivirán todos en cada uno. La Unidad no es una promesa en este mundo, sino una promesa en el mundo Eterno que no está en absoluto afectado por tu presencia, incluso en este mundo, pero, es en el seno de esta presencia en este mundo, en este cuerpo, y en esta conciencia limitada, que debe ser encontrada la Unidad fundamental que se encuentra en lo que tú eres y no en lo que ves, ni en lo que crees y ni en lo que puedes percibir o sentir de este mundo.
Hay por lo tanto un cambio radical, no solamente de punto de vista sino también de decoración. Es el momento donde tomas conciencia que la Unidad, y que todo es Uno, y que la Unidad solo es posible en la vastedad de tu ser Interior, dándote a ver en el exterior, es decir en proyección en este mundo, la beatitud, la felicidad, la Alegría Eterna y la ecuanimidad presentes cualesquiera que sean las circunstancias de tu vida como las circunstancias de este mundo.
No puedes pretender a la Unidad y estar en Unidad mientras que haya una interacción vivida como difícil en lo que llaman mundo exterior. Se trata pues realmente de un vuelco de la conciencia llevándote a verte y a ver el mundo, situados en totalidad en el interior de ti-mismo, y esto solo puede realizarse saliendo de la ilusión del tiempo, no como un rechazo de este tiempo que transcurre sino más bien como una capacidad de transcender, de metabolizar y de transustanciar todo lo que corresponde a este mundo.
Este proceso es un proceso en curso que viven quizá de manera completa o de manera intermitente, pero que es el resultado directo de vuestra toma de conciencia, de vuestras posiciones en el interior de ustedes o en el interior de este mundo, mientras que consideren este mundo como exterior. Cuando el mundo pasa en totalidad al interior de ustedes, todo está englobado, el peor enemigo como el mejor de los amigos, como todos los seres de los planos interdimensionales y multidimensionales, cualquiera que sea su origen, cualquiera que sea su importancia. Mientras que no haya conceptualización, mientras que no haya vivencia verídica y auténtica de lo que se produce en el interior de tí, no puede haber Unidad, ni en este mundo ni en Ti.
Cristo dijo “Busquen el Reino de los Cielos ya que todo está allí, y el resto les será dado por añadidura”. Ahora bien, la conciencia siempre busca al exterior de sí misma, un medio de encontrar una puerta de salida. No hay puerta de salida en el exterior de ti, ya que incluso las puertas de salida están inscritas en el tiempo de este templo efímero llamado el Centro del Centro y actualizado por el Arcángel Metatrón, el Arcángel Uriel, por la nueva Tri-Unidad y sobre todo por el regreso del Cristo. Mientras que tu vida interior no dé precedencia sobre la proyección de la conciencia en este mundo y sobretodo en estos tiempos, no puede haber Unidad duradera, no puede haber Alegría establecida y oscilarás en permanencia entre los altibajos, hasta la Gracia del Llamado de María y hasta la Amistad de Cristo.
En consecuencia, es ilusorio querer pretender a un equilibrio cualquiera que sea en el seno de lo que está en desequilibrio permanente. La única cosa equilibrada es la Vida que recorre este mundo y también la Vida que vive en ti, allí donde tú debes encontrarte, allí donde tú debes encontrarle.
Mientras que no hayas hecho el sacrificio de tu persona, mientras que tu-mismo no hayas hecho el sacrificio del amor parcelario al beneficio del Amor incondicional, no puede haber Unidad verdadera. Las experiencias de la Unidad, que ellas pasen por la vibración o que ellas pasen por una entidad venida de otra parte, deben llevarte a concientizar que toda entidad que se expresa desde un punto exterior a ti desde los planos sutiles, está incluso en el interior de ti Esto concierne también al Cristo que al diablo. Pero ¿a quién das tú la palabra en el interior de ti? El diablo te hará siempre buscar en el exterior de ti la Unidad, porque él sabe pertinentemente que si tu mirada se torna en tu interioridad, extrayéndote en alguna forma, por la plena Presencia y la plena conciencia, de la ilusión de los juegos de este mundo, entonces la Verdad puede aparecer, pero ella nunca estará presente en este mundo. La única Verdad pudiendo estar presente en este mundo es la irrupción de la Luz y la desaparición de todo lo que es efímero sin ninguna excepción, permitiéndote encontrar tu Eternidad en todo tiempo, en todo espacio y entre todas las dimensiones posibles en el seno de todos los Multiversos y de todos los universos.
La proyección de la conciencia, en este mundo como en todo mundo, solo está concernida por el principio de apropiación y no depredación, por el principio de concientización ella-misma dando peso a la experiencia vivida, cualquiera que sea la dimensión donde esta sea vivida. Pero la conciencia siempre traerá consigo de esta experiencia la fuente de ella-misma a la Fuente, es decir el Absoluto. Lo que sea que experimentes, cualesquiera que sean tus dudas, cualesquiera que sean tus certezas, mientras que ellas se apoyen sobre otra cosa que lo que está en ti, nunca serán estables, jamás establecidas. Solo el Cristo establece la Verdad Eterna. No vean allí un nombre histórico sino más bien un Principio englobando el personaje histórico, pero el Principio de la Revelación, es decir el momento donde la conciencia encuentra su Vida en el interior de si y no en la satisfacción de cualquier cosa en este mundo.
Recorrer este mundo velando y orando, es conocer y vivir la incertidumbre de este mundo opuesto a la cereza interior de tu mundo. Todo el mundo exterior que te es dado a ver, solo es el resultado de múltiples proyecciones de conciencia. Es la única realidad conocida por muchos de ustedes. Pero el simple hecho de saber que la Verdad no es de este mundo, sin querer huir de él, les abre las puertas a vuestra Verdad y ella solo puede estar inscrita en el interior de vuestra conciencia, no dependiendo de ninguna otra conciencia apareciendo como separada en la superficie de este mundo. El principio de mejoramiento de este mundo, les prueba fácilmente que desde los tiempos llamados históricos de este ciclo de encarnación y de este ciclo de Vida, solo son palabras vanas, conceptos elaborados por el mental, permitiéndole mantenerse en este mundo, como para la conciencia limitada, pero nunca traduciéndose por otra cosa que la satisfacción de los deseos o de las necesidades.
La satisfacción de tu conciencia Una, interior, expandida, multidimensional, que la llames Supramental o que la llames Liberación, solo son palabras. Lo más importante es el posicionamiento no ya, simplemente de tus pensamientos sino la perspectiva real de las experiencias llevadas a cabo o vividas en la intimidad de tu pecho. Todo el resto desaparece. Y esto lo saben desde vuestro primer nacimiento en este mundo como en cada nacimiento que el cuerpo es mortal, de la misma manera que las civilizaciones son mortales, de la misma forma que en este mundo existen los ciclos indestructibles e inquebrantables.
La muerte de la conciencia no puede existir en este mundo como en todo mundo. Puede haber simplemente las densidades cada vez más pesadas arrastradas, en cierta forma, por la conciencia, que vienen a inmovilizar las posibilidades de transformación, de Reversión y de expansión de la conciencia más allá de la realidad ilusoria de este mundo, como de toda proyección de conciencia cualquiera que ella sea. La conciencia Una desemboca sobre la Felicidad que fue nombrada Sat Chit Ananda, que proporciona al ser que la vive, una completud que ningún elemento del mundo exterior puede venir a alterar, disminuir o aumentar.
…Silencio…
 
PREGUNTA 73: A fin de salir de las creencias religiosas que nos han sido inculcadas, ¿Podría definirse a Cristo como Ser Cósmico?
Bien amada, toda definición solo sería limitante y restrictiva. La definición fija aquí mismo, como en otras partes, la definición establece forma o función. Soy ante todo un Principio. Uno de los Principios constitutivos de la Trinidad, operador de Creación en todo mundo, Entidad presentándose bajo forma necesaria y útil en el universo concernido, teniendo en él la semilla del conjunto de los probables, del conjunto de la Verdad, del conjunto de las manifestaciones, en cualquier dimensión que sea. Yo soy, así como lo dije, unido e identificado a cada uno de ustedes, unido e identificado al Padre o a la Fuente. Esta identificación solo es una definición, porque ella engloba la totalidad de las experiencias en despliegue, en cualquier mundo.
Yo sería de alguna forma la matriz de vuestro cuerpo de Êtreté, respetando la perfección de la Fuente, respetando el Absoluto y respetando el conjunto de las Fuerzas de la Confederación Intergaláctica. No es útil darme una forma, incluso si esta forma ha existido en un cuerpo y en una conciencia, incluso en los siglos siguientes, en aquellos que me han imitado hasta semejándose a mí a través de sus estigmas. Hay por lo tanto en esto una incapacidad para definirme, para entenderme, encarnando la Libertad de los Mundos Libres en el seno de este mundo como en toda dimensión. Querer encontrarme, es hacerse libre para este Encuentro. Solo estoy en el interior de ustedes, incluso si he sido representado en las posturas agradables o desagradables, eso no es en absoluto la Verdad. Esto es histórico y concierne por lo tanto a la trama lineal del tiempo destinada a darles un punto de referencia para vuestra Liberación, un punto de referencia que está inscrito en la historia pero que es mucho más vasto que la historia, tal como la conocen en este mundo.
Así pues no me pueden representar, no me pueden idealizar, solo me pueden encontrar, desde el instante donde todo lo que se relaciona a lo efímero se borre en ustedes. Solo estoy en el interior de ustedes pero también en el corazón de cada uno. Esto quiere decir también que me encontrarán en el corazón de los demás, a condición de solo ver este corazón, de corazón a corazón o de corazón en corazón pero de ninguna manera de persona a persona. Porque cada mundo proyectado por la conciencia Una es profundamente diferente, y se inscribe en un marco histórico tanto libre como encerrado, sea inscrito en los momentos o sea inscrito en los espacios y los tiempos sin tiempo y espacio, tales como los conocemos y los hemos conocido en el seno de este mundo.
No soy una forma, no soy una Presencia, soy el conjunto de las Presencias y sobre todo vuestra Presencia misma, la que no tiene necesidad de puntos de referencia, la que no tiene necesidad de palabras, la que no tiene necesidad de vivir el sufrimiento y que acepta, sin condición, rendirse al Espiritu. Así pues, y de esta manera es que lo saben, porque eso ha sido repetido por numerosas voces, nadie puede penetrar al Reino de los Cielos si no se vuelve como un niño, nadie puede tenerme como amigo y continuar actuando pensando que la dualidad es irreversible. No tengo necesidad de vuestra creencia, tengo necesidad no de vuestra adhesión a un sistema o a otro sino más bien, que en el seno de todos esos sistemas salgan de nuevo libres al interior de ustedes. Me encuentran allí en el espacio de la Libertad y no puedo estar en ningún espacio donde se encuentre la ausencia de reconocimiento del Principio que he encarnado, a saber el Amor, el Don de si y sobre todo el Sacrificio de si y del Sí. No hay otra puerta. El conocimiento, así como lo espero lo han vivido, no lleva a ninguna parte que a reforzar la muralla infranqueable del mental.
El conocimiento directo, del corazón, es mi reconocimiento en ustedes. Desde el instante donde este reconocimiento se hace, no en el sentido de una adhesión a una historia o a una experiencia sino más bien como la vivencia real y concreta de nuestra Eternidad común, los transporta. Ha existido sobre esta tierra, el que mi nombre ha sido empleado o no, por muchas individualidades habiendo llevado a bien esta extracción de la ilusión. Esto es accesible a cada uno, no existe ninguna barrera kármica, no existe ninguna barrera de edad, no existe ninguna barrera de acondicionamiento que no puedan ustedes hacer estallar estando simplemente en el Aquí y Ahora. Como lo dije: “Estando en este mundo pero no siendo de este mundo”, y sobre todo, aceptando con la más grande de las humildades, el hecho de que son polvo y que al polvo regresarán.
Desde el instante donde mantengan cualquier apego a lo que sea, a quien sea o a cualquier situación que sea, no pueden pretender conocerme en totalidad. Esto no excluye, al contrario, la humanidad, esto no excluye la compasión, esto no excluye manifestar el Amor, incluso en sus componentes limitados en el seno de este mundo cualquiera que sea el encuentro.
Cuando fue dicho, por mí, que la ley del Talión debía ser reemplazada, y cuando dije que era necesario poner la otra mejilla, hablé por supuesto de la conciencia Desde el instante donde me busquen en vosotros, el conjunto de las manifestaciones de vuestras vidas va en el sentido de la aceleración, incluso si esto es brutal, de nuestros encuentros. Aquella que me ha desposado, aquel que es mi amigo, nunca podrán estar sometidos a ninguna esclavitud porque han encontrado en nuestro Encuentro, la Libertad. No hay ya ninguna duda porque saben que es la Verdad Absoluta y que solo hay una, y es esta. Y que no pueden penetrar los espacios de la Verdad de vuestro ser Eterno mientras que entretengan de una u otra manera alguna cosa en este mundo. Entiendan bien que no se les ha pedido retirarse de este mundo sino de estar presente, en totalidad, en este mundo y sobre este mundo, sin ser de este mundo. Vivir esto crea las condiciones de vuestra Libertad, amar sin apegarse, amar realmente es no tener que rendir cuentas ni obtenerlas, es actuar en el Momento, libre de todo acondicionamiento, libre de toda proyección, libre de toda creencia. Realizando esto, entonces son Libres, cualquiera que sea la ausencia de libertad de este cuerpo o de este mundo en el cual están.
Así pues, por lo tanto busquen el Reino de los Cielos y el resto les será dado por añadidura ya que la Fuente, el Padre solo puede estar en ustedes. Por supuesto Él está representado por lo que fue nombrado Alcyone. Por supuesto, existen innumerables entidades poblando el conjunto de las dimensiones, pero todas, aquellas que están en los mundos libres, cualquiera que sea la experiencia que es llevada a cabo, saben pertinentemente por haberlo vivido, por tener la memoria omnipresente en cada desplazamiento, en cada expansión como en cada retracción, lo que es la Fuente, es decir lo que ustedes son.
Así, a menudo ha sido dicho, en las tradiciones, que el hombre ha sido creado a la imagen de Dios, a menudo ha sido dicho que el hombre presenta en él la totalidad del mundo. Esto no es una visión, esto no es un concepto sino más bien la realidad objetiva, concreta y eterna de la conciencia que ha encontrado. Es decir que ella ha parado de buscar fuera de sí misma, y buscar en sí no es solamente escuchar la pequeña voz, ni escuchar el corazón, ni escuchar el Silencio sino más bien es una disponibilidad frente a Mí, frente a la encarnación del Amor y frente a la encarnación de la Verdad que debe revelarse.
Puede decirse también que mientras que la mayoría de vuestro tiempo terrestre no esté ocupado con este solo pensamiento, que no es una interrogación, este solo pensamiento siendo el “Yo soy Uno”. Este “Yo soy Uno” nada tiene que ver con la afirmación de cualquier potencia de este mundo pero es una afirmación que cuando se viva en totalidad, conduzca real y concretamente sobre la desaparición del mundo y la no-implicación del mundo en vuestra libertad interior, haciendo que cualesquiera que sean las circunstancias de este cuerpo, ya sea privación, ya sea a finales o comienzos de vida, ya sea contento o descontento, sea afectado por los elementos del mundo, esto no entrañe ninguna modificación de la conciencia, ningún desplazamiento de la conciencia, cualquiera que sea el grado de afectación.
Así pues, aquel que vive la Luz en cada una de sus células, en cada uno de los constituyentes de su conciencia, no puede ser afectado (incluso si este cuerpo perece, incluso si el ser más querido perece) por lo que sea porque está, como he dicho, en este mundo, pero no es de este mundo. Por lo tanto hay que tener los pies sobre la tierra, enraizados al sol, enraizados en el núcleo Intra-terrestre. Enraizados al cielo. En ese momento allí, están en la Verdad Absoluta de vuestro ser, lo que sea que vuestros sentidos perciban, lo que vuestra conciencia les diga, cualesquiera que sean las manifestaciones del cuerpo mental o del cuerpo emocional. Así pues, les corresponde más que nunca comprender el alcance de estas palabras y aplicarlas a ustedes mismos, a vuestro ser interior amado. Esta Luz y este amor deben ser el objeto no solamente de vuestra atención por momentos de plegaria o de alineación sino convertirse en un lema de cada una de sus respiraciones adoptadas en este mundo, a fin de saturarlos de Alegría, de saturar vuestra Presencia de Mi Luz, de vuestra Luz y de la Luz de la Fuente.
Esta es la única solución, si hay una, que no pide ningún tiempo, otro que la aquiescencia de vuestra conciencia, que la aquiescencia de vuestro renunciamientos, de vuestro sacrificio, para el más grande bien de la humanidad, para el más grande bien de aquellos a los que, o de las situaciones a las cuales no dan ni valor, ni cuerpo, ni peso y que dejan libres. La Libertad es recíproca, el mundo los dejará tranquilos desde el momento donde son libres. El mundo los atrapará si no son Libres. La Libertad no se adquiere que por el renunciamiento y el sacrificio a este mundo, por el desapego y el Abandono a la Luz, por la desaparición total de lo que puede hacer el sentido alterado de la Vida marcada por el sentimiento de Alegría, por el sentimiento de sufrimiento pero que solo refleja las satisfacciones de los deseos o la insatisfacción de lo que no está realizado. Así pues, la Alegría sin objeto tal como ella ha sido presentada, tal como ella les ha sido manifestada, en vosotros o al exterior de vosotros, corresponde a un estado bien real de la conciencia que, cualesquiera que sean las posibilidades de las numerosas Moradas del Padre, acepte permanecer en el Eterno Presente, en el Eterno Amor y en la Eterna Vacuidad en este mundo como en el interior de sí mismo.
..Silencio...
 
PREGUNTA 74: ¿Cómo entender el sacrificio de sí mismo del Sí?
Bien amada, el sacrifico del Si, de sí mismo, es un Don de sí mismo a la Vida y a toda conciencia presentándose a ti, dándote a ver y a vivir la mirada del Amor, cualesquiera que sean las circunstancias. Poner el Amor delante no es una palabra vana. Es la espontaneidad de aquel que está liberado de este mundo. Liberado de este mundo, el solo ve en cada conciencia el reflejo de sí-mismo en el interior de él-mismo. No puede por lo tanto ser cuestión de otra cosa, que de sacrificarse por el otro, que este sea manifestado al exterior de sí. El sacrificio del Sí, es el renunciamiento a la Luz para sí mismo, a fin de restituir la Luz a la Eternidad. Es finalmente desposeerse a sí-mismo de la ilusión de ser alguna cosa en el seno de este mundo. Así pues, los más grandes seres habiendo vivido entre ustedes, entre los cuales recientemente ciertas Hermanas Estrellas, son más que importantes porque ellas muestran exactamente lo que es el sacrificio del sí (si-mismo) y el sacrificio del Sí (Ser). Es amar de tal manera la Verdad absoluta, es amar de tal manera la Luz, es devenir de tal manera la Luz que nada más puede existir que la Luz, que nada más puede existir que el Amor, en cada relación, en cada conflicto, en cada evento como en cada situación.
Por lo tanto, el sacrificio de sí-mismo y del Si no es ciertamente un sacrificio de la vida sino un sacrificio concerniente a la ilusión. Entonces obviamente, si tu consideras este cuerpo material, lo que has ganado con el sudor de tu frente en este mundo, dicho de otra manera, como los medios de subsistencia, tú no estás listo para hacer el sacrificio de ti ni del Sí. El sacrificio del Si los hace sumergirse directamente en lo que son de Eternidad, este es el basculamiento desde la Morada de Paz Suprema en el Parabrahmán, del Gran Todo, dándote, al regreso en este mundo, en tu manifestación proyectada, la pertinencia y la comprensión directa de que todo esto no tiene nada de real y por lo tanto es vivido con la misma intensidad que lo que tu encuentras en el interior de Ti. No puede haber ningún rechazo de este mundo, no puede haber ningún rechazo de ninguna conciencia en el seno de tu Eternidad ya que todo esto, antes de ser manifestado por el ojo de tu conciencia, está ya presente en tí.
La Libertad es a este precio. No puede haber Libertad sin sacrificio libremente consentido, no puede haber Libertad mientras que lo que digan, lo que crean con vuestros comportamientos, con vuestras acciones, en vuestras meditaciones no esté centrado sobre otra cosa que ustedes-mismos. Mientras que traigan y regresen a ustedes la experiencia en el centro de la conciencia ordinaria, solo reflejan y titilan al infinito la Luz, dándoles la ilusión de la Luz pero no siendo la Luz. La Luz es completud, la Luz es beatitud, la Luz es Alegría. Si la Luz se ensombrece, entonces la persona regresa delante de la escena, creando la carencia, creando el miedo, creando la búsqueda. Nada de esto puede tener lugar porque la Verdad no conoce tiempo, no conoce espacio, no conoce este mundo. Ella solo conoce la Vida que fluye sobre este mundo.
…Silencio…
 
PREGUNTA 75: ¿Podría hablarnos de la « Promesa y el Juramento?
Bien amada, “La Promesa y el Juramento” corresponden a lo que viven ya en este momento, a través de vuestras dudas, a través de vuestras certezas, a través de la evidencia de lo que son o la no-evidencia. “El Juramento y la Promesa” les ha despertado al sentido de “quién eres-tú”, haciéndolos hacer la pregunta, transcendiendo la noción de nacimiento y de muerte en este mundo, haciéndose la pregunta precisamente de lo que es eterno en un mundo donde nada es eterno. Los soles se extinguirán un día, los planetas desaparecerán un día pero la Vida nunca desaparecerá, ella es libre de los sistemas solares, ella es libre de los Linajes estelares, ella es libre de todo Origen estelar. Cuando la necesidad de experiencias cese en este mundo como en otros mundos, entonces la Verdad puede aparecer. Lo inmutable, el Silencio, la Danza del Silencio y la conciencia real es la vivencia de la Eternidad. No olviden que el velo del olvido está omnipresente en este mundo desde el momento donde ustedes nacen, el velo del olvido y tan evidente desde el instante donde mueren, en esta matriz. Así pues, hay la palabra “olvido”.
El Juramento y la Promesa, es el fin del olvido. Pero algunos han ido suficientemente lejos para no poder unirse a esta desaparición del olvido. Por lo tanto, hay una necesidad, al menos ellos lo creen, estas conciencias, de acercarse paso a paso, de tener en última instancia en el interior de si, a veces oculta, la expresión de la duda, la expresión del miedo, la expresión precisamente de lo que no fue vivido en totalidad. El Juramento y la Promesa están vinculados, como lo saben, a la Fuente, siendo Uno con mi Padre como ustedes lo son todos igualmente. Efectivamente, el Juramento y la Promesa corresponden al Regreso de la Luz y por lo tanto al fin del olvido. No como un recuerdo sino más bien como realidad de la conciencia misma, la vuestra como toda otra, que en definitiva solo son Una.
…Silencio…
PREGUNTA 76: Un dolor agudo sobre los 3 puntos de la Tri-Unidad, un calor intenso, las lágrimas y un sentimiento de reconocimiento… ¿Podría explicarlos?
Bien amado, este Triángulo percibido a nivel del pecho por los dolores a nivel de los puntos, o luego sobre los trayectos uniendo estos tres puntos, solo es la traducción del sello estampado en ti por ti-mismo resonando a la Verdad del Cristo. Por supuesto, puede haber dolor, por ajuste normal y adaptación de lo efímero transitorio a lo Eterno. Por lo tanto los Triángulos presentes en vuestro cuerpo de Êtreté marcan este cuerpo con hierro candente, si se puede decir, dando la posibilidad, llegado el momento y sin ninguna interrupción de la conciencia de vivir el Pasaje de lo efímero a lo Eterno. No se trata por lo tanto de un final, en el sentido donde lo entienden hasta el presente, es decir de una muerte, sino más bien de una Resurrección y no solamente de un renacimiento. Porque la Resurrección se acompaña de la actualización de “La Promesa y del Juramento”, pero también de la actualización del Cristo en ustedes.
Entonces por supuesto este sacrificio puede ser doloroso. Puede incluso marcarse en la carne y esto ha sido llamado estigmas. Lo que vives es una forma de estigmatización en el sentido más noble. Has reconstruido, de alguna manera, tu Eternidad, haz despertado la conciencia dormida. La vibración presente en los puntos de este Triángulo, como en toda otra Puerta de vuestro cuerpo, o toda Estrella de vuestra cabeza solo es el llamado de la actualización de vuestra Eternidad en este cuerpo. El Comendador de los Ancianos habló de la oruga y de la mariposa, y de la crisálida, esto es exactamente eso. La mariposa no recuerda que ha sido oruga, la oruga no recuerda que ha sido mariposa.
Todo lo que ha estado oculto se les es revelado, que sea sobre las acciones y los comportamientos de las conciencias separadas al extremo, en este mundo, como la conciencia de algo que reconocen. Así pues, cada hermano y hermana encarnados que viven el Encuentro con María, cualquiera que sea su forma, se sitúan más allá de la creencia pero directamente en la reminiscencia de esta filiación. Cuando María se presenta a usted, usted solo puede llorar, llorar de Alegría, por la emoción que lo embarga y que lo eleva hasta Ella e igualmente Ella la hace descender hasta usted, porque hay un Reconocimiento común. Es lo mismo para Cristo, y es lo mismo para vuestra Eternidad.
Durante el proceso completo de la Liberación en este mundo, las preguntas se desvanecen, hay un certeza y esta certeza no es una creencia o fe sino exclusivamente de la Reconexión. La fase posterior es el reverso de esta conexión exterior como un mecanismo existiendo ya en el interior. En este momento, los mecanismos que han experimentado y vivido, llamados las comuniones, las fusiones, las disoluciones, las transferencias de conciencia vividas como una transferencia de conciencia desde la persona hasta otra conciencia, son vividas con una noción de distancia, de desplazamiento. El día donde deviene total la actualización del “Juramento y la Promesa”, a través de la presencia simultánea de los tres puntos del Triángulo del pecho de la Nueva Eucaristía, entonces, en ese momento la certeza es inquebrantable porque ella corresponde en totalidad a la vivencia de la conciencia y no ya a la proyección de la conciencia en este mundo. Dando a ver entonces la Unidad en toda cosa, ante todo en sí mismo, pero también incluso en las expresiones las más distorsionadas de las conciencias presentes en este mundo. Como lo han dicho algunos Intervinientes, Libres, les dijeron que este mundo no existía, les han dicho también que era necesario olvidar. Y las frases que he pronunciado este día, todas, tienen la misma dirección incluso si los efectos son un poco diferentes.
Ustedes no pueden, en estos tiempos particulares, mantener a la vez la conciencia distanciada y la conciencia Unitaria. Esto entraña en ustedes los episodios de comprensión, episodios tal vez de distorsiones pero en ningún caso los llevará a la exclusión de la Unidad. Simplemente porque no tienen la capacidad de ver lo que se desarrolla en las dos facetas de la conciencia: la conciencia Unificada que es una de las facetas de la totalidad de la conciencia con la conciencia limitada que no reconoce la Unidad. La puesta, allí también, en yuxtaposición de las dos conciencias se traducirá inexorablemente, llegado el momento, por la desaparición de una u otra de manera general. Exceptuando, por supuesto los casos particulares de aquellos que deben aportar su persona en otros lugares por razones precisas.
En definitiva, independientemente de la historia de este mundo en este período, hay también una historia que se repite indefinidamente en este mundo que es vuestro nacimiento y vuestra muerte, con algunos puntos de referencia correspondientes a la inter-vida, incluso si han vivido lo que fue nombrado “experiencia de muerte inminente”. Es prácticamente imposible antes de la Liberación total de la conciencia, tener la conciencia de lo que ustedes son en el seno de las inter-vidas en este mundo. Muchas de las memorias son recobradas por aquellos que efectúan las “experiencias de muerte inminente”. Los contactos son establecidos con las conciencias que se han ido, como ustedes dicen, del otro lado, es decir en la matriz astral. Ellos pueden describirles las cosas pero en ningún caso lo que es descrito corresponde a la Verdad, no ya vuestra verdad porque estas dos verdades, la astral como aquí, son efímeras y condicionadas.
Lo incondicional se vive real y concretamente Aquí y Ahora, desde el momento donde transcienden todos estos obstáculos, todas estas perturbaciones, que pueden existir en vuestros campos resistentes, en vuestros campos limitados, cuerpo físico, cuerpo etéreo, hasta los cuerpos los más sutiles de este mundo.
Así pues, vivir estos dolores en los tres puntos de la Nueva Tri-Unidad, de la misma forma que vivir y percibir la acción, incluso sumaria, de los Triángulos Elementales de la cabeza, firma en usted la alquimia de los cuatro Jinetes, la alquimia de los cuatro Pilares y el regreso al Éter Primordial, al Éter no falsificado. El período puede crear los dolores, una vez por reajuste y por confrontación más o menos conciente, más o menos directa, entre los aspectos limitados necesariamente presentes puesto que está usted sobre este mundo, y los aspectos ilimitados mucho más determinantes y mucho más importantes que lo que puede existir en el seno de lo efímero. Así pues, ser “marcado al frente”, vivir la Nueva Eucaristía lo lleva a vuestra Verdad Eterna mientras todavía participa aún en el juego de este mundo.
…Silencio…

PREGUNTA 77: ¿Oír un sonido cristalino a nivel del 13avo cuerpo?
Bien amada, lo que tú experimentas corresponde, yo diría, al Canto de la Resurrección. El universo ha sido creado por el Verbo y el Sonido, este. El universo es creado de toda Eternidad, no tiene ni principio ni fin. Siempre ha estado aquí, haciendo caso omiso del tiempo. Solo la perspectiva, según el grado dimensional, puede hacer aparecer una noción de tiempo, cualquiera que sea. Así pues, el Canto de la Resurrección es efectivamente oído a la vez por el Ámpula de la clariaudiencia izquierda pero también a nivel del Bindu. De la misma forma, es posible oír los sonidos de la música de vuestros chakras. Lo más importante es entender que el universo habiendo sido creado por la vibración y por el Verbo, oír el sonido tiene un lugar importante en todas las tradiciones. Existe por ejemplo, en los yogas, una forma llamada el Kriya Yoga que medita y que hace meditar sobre el sonido interior.
La Creación en este mundo tiene un sonido, la Luz, en este mundo como en todo mundo, tiene un sonido. El sonido particular, cristalino y agudo, que perciben de manera ciertamente mucho más acrecentada en este momento, solo es la revelación del Verbo en este mundo. La revelación del Verbo en este mundo se hace por Cristo, vuestra revelación de la Luz en vuestro interior se hace de la misma manera por Cristo. El sonido es la emanación primordial, el sonido corresponde efectivamente al cambio. La primera cosa que hace el cuerpo de un recién nacido es emitir un sonido, de la misma forma que cuando se retiran ustedes de esta vida, emiten un último estertor, rinden el alma, expiran y traspasan. Lo mismo sucede exactamente en los otros mundo, allí donde no existe ni muerte ni nacimiento, el sonido acompaña la Vida, estructura la Vida, ordena la Vida y la pone en Alegría.
Por lo tanto, de la misma manera que has sido llamado por el sonido del alma, de la misma manera que el sonido del Espíritu es manifestado, de la misma manera que estos sonidos son modificados, amplificados y cambian de frecuencia, esto solo es el anuncio de la eminencia de vuestra Resurrección desde hace más de treinta años. Pero treinta años no son nada, referidos a la respiración cósmica en este universo que representa 25 000 años, y por lo tanto un número innumerable de vidas en la ilusión, para aquellos de ustedes que estaban ya en estos períodos remotos.
Hoy, el sonido también es un llamado, llamado del cielo, llamado de la Tierra, llamado de vuestra Eternidad, Llamado de María, la Amistad del Cristo. Todo esto es una sinfonía. En las esferas de la Creación las más elevadas, inmediatamente yo diría, en aval de la Fuente, existe lo que es llamado el Coro de los Ángeles. Este Coro de los Ángeles es la música que da ritmo al universo, ella emerge directamente el OM sagrado y viene a vestir, animar los mundos. La Esencia de la forma se encuentra en los mundos. La Esencia de las dimensiones se encuentra en el Verbo. El sonido es el Verbo manifestado por el nombre, los sonidos múltiples son la expresión de diferentes nombres. Algunos cerebros están para incluso concebir la conexión y la vivencia de un sonido con un concepto o con un nombre. Este sonido es el sonido de vuestra Resurrección. A la vez llamado, a la vez concretización, a la vez transformación.
...Silencio...
 

PREGUNTA 78: Oír al mismo tiempo con un hermano o una hermana el sonido de una sirena de barco, Seguido del canto de criaturas o de Angeles, ¿es esto un marcador que puede ser compartido? ¿O un regalo?
Bien amado, el Coro de los Ángeles canta la misma sinfonía permanentemente. Ella es accesible, esta sinfonía, a quien ha eliminado ciertos velos. Oír el Coro de los Ángeles es una arrebato que es una emoción del Espíritu, si yo puedo expresarlo de esta manera, es decir algo que los deleita, que los eleva, que los llena y satura de Alegría. El Éxtasis por ejemplo, tal como lo han descrito, algunas hermanas Estrellas, está siempre acompañado de esta música de los Ángeles. La música de los Ángeles, la música de las Esferas, dando a oír como si miles de coros de niños cantaran al mismo tiempo, acoplados a miles de sonidos de violines, el instrumento que más se aproxima de lo que puede ser percibido, conducir de manera más o menos intensa al Éxtasis.
El Coro de los Ángeles, es el anuncio del regreso de los Ángeles. Ciertamente este proceso puede ser vivido por dos hermanos o dos hermanas o muchas personas, en el mismo espacio o al mismo tiempo o en la misma resonancia. Este sonido es absolutamente idéntico, de la misma forma que el OM sagrado, cuando él es percibido, siempre es el mismo OM. La propagación de lo que ustedes llaman sonido, a nivel de los espacios interdimensionales, es simultaneo y cono conoce la distancia porque este sonido, el también, el Coro de los Ángeles, está inscrito en ustedes. Y escuchar la música de los Ángeles es más gratificante y expansivo que escuchar vuestro mental o las palabras que ustedes pronuncian en los intercambios concernientes a este mundo. El Coro de los Ángeles solidifica el punto que los une, en el interior de ustedes, a Cristo. El Coro de los Ángeles es el marcador de la Eternidad, es la primera manifestación, así como lo he dicho, del OM sagrado.
De modo que es posible que entrando en resonancia con un hermano o una hermana, obedeciendo entonces al principio que dio el Cristo: “Cuando estén dos reunidos en mi nombre, yo estaré entre vosotros”, esta es la ilustración perfecta. Basta de oír una vez, en encarnación el Coro de los Ángeles para que el conjunto de la vida se transforme, incluso si esto no es aparente a primera vista. Esto deja, yo diría, en vuestra terminología, una cicatriz indeleble de lo que es la Verdad en relación al barullo de este mundo. El Coro de los Ángeles es el Canto del Silencio, el Coro de los Ángeles es lo que acompaña la instalación en la Morada de Paz Suprema. Si ponen vuestra conciencia sobre el sonido que es oído y vivido, entonces esto puede llevarlos lo más cerca del Cristo, en el interior de ustedes. Si el Coro de los Ángeles es oído, cualquiera que sea el lugar, en vosotros, al exterior de vosotros, a nivel de la oreja, a nivel del corazón, a nivel del Bindu, esto traduce la realidad de este punto que los une a Él.
De la misma forma que algunas apariciones, sin prejuzgar su origen, crean en cierto modo una ruptura del marco de referencia, una ruptura del marco de continuidad, es lo mismo para el Coros de los Ángeles. Es la expresión la más elevada de las cuatro Flamas que se mantienen delante de la Fuente o Hayoth Ha Kodesh.
...Silencio...
PREGUNTA 79: ¿Oír un canto, cantado por María, tiene el mismo significado?
Bien amada, el Coro de los Ángeles te embelesa. El Cando de María no está vinculado a nivel del Coro de los Ángeles. El representa la polaridad femenina de lo que uno podría llamar la divinidad, o si tu prefieres el Femenino Sagrado. Es una de las expresiones polarizadas de la Unidad. Oír el Canto de María debe acompañarse, si es real, no de un embeleso pero esto fuera de una Plenitud y de una Presencia en el momento presente. Así pues, el traduce la confianza y la resonancia no a Cristo sino, en más o menos grado según los casos, a la vida. Hay pues una conexión a la vida en el seno de este mundo porque les recuerdo, la vida fue aportada por María. El canto de María es un canto de celebración de la vida, el Coro de los Ángeles es un llamado a la Eternidad y a lo que son en Eternidad, antes incluso del acto de Creación o de co-creación consciente.
...Silencio...
PREGUNTA 80: La Frase « Padre, pongo mi espíritu en Tus manos” ¿significa que tenemos un espíritu individual que va a disolverse en la Fuente y así recobrar nuestra Eternidad?
Bien amada, pronunciar esta frase « Padre, pongo mi espíritu en Tus manos” debe corresponder a la Crucifixión que es vivida, es decir la desaparición de la ilusión. Repetir esta frase en si no tiene el mismo valor ni el mismo alcance que aquel que la repite una vez que es crucificado. La crucifixión corresponde a la Ultima Reversión y al regreso de la Unidad poniendo fin a la ilusión. Así pues, pronunciar estas palabras durante la Crucifixión es efectivamente un acto de Abandono Ultimo a la Verdad y al Absoluto. Sin embargo, pronunciadas en este mundo, en este lugar donde tú estás, sin vivir tu Crucifixión solo es simplemente un platillo que suena sin ningún efecto. No basta afirmar “Padre, yo pongo mi espíritu en Tus manos” para que esto se realice.
Hace falta en primer lugar que tu vida te dé a vivir tu propia Crucifixión. Esto sobreviene, como algunos Ancianos o algunas Estrellas se los han explicado, siempre en un momento de gran Abandono pero también de gran sufrimiento, que esto sea la pérdida de un prójimo, que esto sea un evento chocante vivido en sí mismo, que esto sea un momento de angustia o peligro y de depresión intensa donde en este momento las resistencias están caídas, donde en este momento la resistencia es vana, como en el caso de una crucifixión física. Es en este momento que el sacrificio de ti debe hacerse. Pero repetirlo en el seno de la conciencia ordinaria, incluso bajo forma de canto, solo es un señuelo mientras que tú mismo no has estado en la Crucifixión por la Luz. Este Crucifixión pudiendo tomar la forma, una vez más, de un sufrimiento extremo desembocando como paradoja, en el Amor más puro, porque en este momento, durante la pérdida, hay un “qué bueno” que se manifiesta, tanto para este cuerpo como para una relación que acaba de desaparecer.
Es en este sufrimiento que muchos seres humanos han podido encontrar la fuerza de apoyarse para descubrirse ellos mismos. En este momento ha sido dicho, incluso sin pronuncias las palabras “Padre, yo me abandono, pongo mi espíritu en Tus manos, porque no tengo ningún medio de actuar sobre mí-mismo ni sobre el mundo”. Solo puede quedar en este momento la Verdad desnuda del ser Eterno que acepta sin condiciones el destino que se le ha hecho y se eleva por encima del destino precisamente por capitulación en cierto modo. Allí se encuentra la Verdad del corazón, allí se encuentra la Belleza del corazón y la Esencialidad del corazón.
…Silencio…
PREGUNTA 81: ¿Podría hablarnos del perdón?   
Bien-amada, el perdón es un primer paso hacia la Eternidad, no es un reconocimiento del otro o de la situación como parte integrante de sí. Pero es ante todo lo que puedo llamar un acto de contrición, de reconocimiento de algo que no estaba en acuerdo. El perdón se da lo más a menudo, en vuestra tradición occidental, el día de lo que es llamado “de las Cenizas” donde os dais la paz, en el que os estrecháis en vuestros brazos, en el que os estrecháis las manos y en el que es pasado es perdonado. Perdonar, es entregar las faltas, es volver a poner esto no solamente en sí o entre dos personas pero es más bien un acto de reconocimiento de la potencia de la Luz.  
Este perdón es portador en él de la energía de la Gracia, este perdón os hace salir de la resistencia en lo que concierne esta problemática. El perdón permite en el seno mismo de las prácticas de este mundo, de desvelar ciertas particularidades, ciertas formas de amor, aun acondicionada pero cuya resonancia es directa con el Amor incondicionado. El perdón es pues una herramienta de liberación, de ustedes-mismos como del otro, permitiendo desatar lo que estaba atado aquí sobre la tierra. Les recuerdo que lo que fue atado sobre tierra será desatado sobre tierra y lo que fue atado en el cielo será desatado en el cielo. El perdón es uno de los elementos que permite este des-ligamiento.   
Perdonar quiere decir también que no hay la necesidad de volver sobre este perdón. El perdón os hace libre, energéticamente, pero también en relación al Amor. Cualquiera que sea la falta, cualquiera que sea el error, hay perdón y entonces en algún modo el perdón sería una forma de Gracia adaptada a vuestras relaciones humanas pero también a vuestras relaciones llamadas espirituales. Pero el perdón no es el corazón. El corazón no necesita de perdonar porque el es de toda Eternidad y no puede ser afectado, en ninguna manera, por lo que sea. El perdón esta pues ligado a un desequilibrio del corazón con relación a una acción, un pensamiento o un sentimiento, o a una relación entre dos seres. Perdonar, ya es liberarse.  
Perdonar, es también en parte liberar al otro, es hacer la paz, es darse la Paz, es permitir a un velo inútil de liberarse, de desaparecer y de ser disuelto del corazón, permitiendo al corazón de no estar más trabado por una histórica, por una leyenda o por un acontecimiento pasado. Si estáis en el instante presente, cada soplo de vuestra vida es un perdón y una Gracia porque en el instante presente no puede haber rastros de celos, no puede tener rastros de una herida pasada.  
El instante presente es la disponibilidad total de la conciencia en relación al corazón y no implica posibilidad de perdón porque lo que emana de ustedes es la Gracia y el perdón, espontáneamente.  
No hay entonces necesidad formalizar la noción de perdón pero no obstante en este mundo darse la Gracia, pedirse perdón, darse la Paz, es un acto importante que permite, ustedes también, de un lado como del otro, de liberaros de lo que puede encerrar, de lo que puede haberles herido, de lo que necesita, según el sentido de la persona de ser reparado. Esta reparación, este perdón y esta Paz son la imagen en resonancia de lo que pasa al nivel del corazón. En este sentido, el perdón puede parecer indispensable para liberarse de eso y liberarse.  
 
… Silencio … 


PREGUNTA 82: ¿Cuáles serían las recomendaciones de Cristo para vivir de manera apacible los acontecimientos actuales?

Bien-amada, aparte de girarte hacia tu ser esencial interior, no hay ningún medio de endulzar lo que pasará por fuera. La única solución es únicamente interior ya que el descenso del Espíritu Santo en totalidad es un Fuego devorador, poniendo fin sin excepción alguna a todo lo que es efímero e ilusorio. Entonces no puedes esperar encontrar, en el seno de este efímero, un consuelo duradero. Sólo la apertura en ti, el descubrimiento de tu corazón, te permitirá estar al amparo de todo esto, porque el corazón encontrado no puede adherirse de ninguna manera a lo que se celebra sobre el escenario de esta vida, en el seno de lo que ha sido edificado como ilusión.

Entonces la solución se encuentra exclusivamente girándote en tu interior, aceptando de verte no tal como apareces o tal como crees, en tu historia o en tus energías pero tal como eres, profundamente. Primero lo verás, por supuesto, sobre todo desde que existe un principio de yuxtaposición del Cuerpo de Êtreté y del cuerpo efímero, hay una posibilidad real de ver dentro de Sí, lo que está conforme con la Inteligencia de la Luz y lo que se aleja de ella. No para juzgarse, ni para juzgar el otro pero simplemente para observarlo. Desde el instante en que ves esto, la PREGUNTA de una técnica ya no se hace, porque entonces te basta con ponerte en un lugar o en el otro.

En uno de los lugares hay perpetuación del sufrimiento, perpetuación de la interrogación, necesidad de compasión, necesidad de técnicas. En cambio, en el momento en que tu mirada esta girada exclusivamente sobre lo que se celebra en el Corazón del Corazón, ninguna manifestación del exterior puede alterar lo que sea de lo que eres, y esto cae perfectamente bien porque es exactamente lo que va a pasar. En un momento dado el mundo exterior desaparecerá, un poco como cuando se van a dormir, pero en lugar de dormir hagan frente a ustedes-mismo y vean claramente y limpiamente, como el peso de vuestra propia alma, si ella existe, frente a ustedes-mismo dándoles a ver, como un panorama, no las escenas o los acontecimientos pero más bien de donde veis las cosas y de qué lugar los vivís, de que peldaño de vuestro ser os concedéis un crédito, de que peldaño de vuestro ser veis la Verdad, de que peldaño de vuestro ser tocáis o no.

Asi pues, el Corazón del Corazón, el Centro del Centro, la Morada de Paz Suprema, aparece desde el instante en que todo el resto desaparece, y no antes. Entonces, no puedes apoyarte en nada de lo que conoces, incluso alguna leyenda personal o la de un santo. Sólo puedes encontrar allí unos puntos de orientación o de referencia, como si observaras un mapa, pero es a ti a quien le pertenece de descubrir el territorio. El mapa no es el territorio, es como el mental, el nunca será la Verdad, diga lo que diga, haga lo que haga, porque no es la herramienta apropiada para su propia disolución.

Silencio …

 

No tenemos más PREGUNTA. Gracias.

Por el Espíritu del Sol, en este día, Aquí y Ahora, en Presencia los unos y los otros, y en conciencia y Presencia del Gran Todo, que la Paz sea dada y vivida.

 

Conclusión de O.M.A

Entonces queridos amigos, es una alegría de reencontraros esta tarde, y de ver que tienen Luces muy vibrantes y aparentemente bien llenadas, ¿no es así? Y hablo a todos los niveles.

Entonces he venido a veros, para compartir por supuesto, una vez más, todo nuestro Amor y luego sobre todo para escuchar si tienen PREGUNTAS. Tengo también dos o tres cosas que decir que no deberían ser muy largas, pero veremos si por casualidad esto viene en las PREGUNTAS, esto me dará la oportunidad de exponerlas al mismo tiempo.

Entonces en primer lugar vamos a vivir un pequeño momento de comunión, si quieren, un momento de comunión, no solamente de Corazón a Corazón, sino que vamos a vivirlo directamente por el Espíritu del Sol, si estáis de acuerdo.

Entonces, nos callamos (incluso yo), no hay nada que hacer. Estar aquí, simplemente aquí.

Comunión …

Entonces vamos a parar aquí, que si no habrá que prevenirse con unas pantallas solares la próxima vez, si queremos hacerlo un poco más largo. Ahora les doy la palabra y estoy con ustedes.

 

PREGUNTA 83: ¿Puede explicarnos que es el Espíritu del Sol?

Querido amigo, ya respondí en la PREGUNTA justo antes, que el Espíritu del Sol ya ha llegado. El Espíritu del Sol, es lo que sois, y es lo que desde hace unos días, lo que habéis comenzado a vivir. No puedo definirlo es como el Absoluto.

El Espíritu del Sol, para mí el Sol es Cristo. Les dijimos que Cristo se había asociado con Mikaël, después vieron a Metatrón que jugaba con el Sol. Y luego esta Uriel que esta también ahora aquí, y esto es el Espíritu del Sol. Es la Alegría del Regreso del Cristo, simplemente.

Entonces por supuesto, cuando hay esto, el resto, vais a ver lo que es. No tiene ninguna sustancia. He aquí porqué, durante lo que les hemos transmitido a través de vuestras PREGUNTAS y a través algunas canalizaciones, como decís, el Espíritu de la Verdad, que va a corresponder al descenso del Espíritu Santo, en su totalidad. Esto quiere decir, que las transformaciones de vuestra conciencia sobrepasan el marco de la percepción del cuerpo de Êtreté. Tal vez habéis visto o sentido ciertos Triángulos, ciertas cosas, algunos de entre ustedes incluso pudieron ver cómo funcionaba esto (de diferentes maneras), este cuerpo de Êtreté. Lo que ahora llega está más bien en relación, yo diría, con la Conciencia Pura. La primera emanación de la Conciencia; recuerden, el Absoluto.

Primero La Fuente, luego Metatrón (su copia conforme), luego tenéis el contenido de la Luz de Metatrón (el Arcángel Uriel), al Cristo, siendo la figura de resonancia mórfica del Espíritu del Sol más perfecta. Él y el Padre son Uno, Él y La Fuente son Uno. Metatrón, que es la copia de la Fuente en manifestación, en primera manifestación, es también el Cristo. La Luz Blanca que revisten los mundos, literalmente, esta fuente de Agua Viva de Amor y de Luz y de Inteligencia, donde nada puede perderse, en lo que sea: he aquí el Cristo. He aquí el Espíritu del Sol.

Entonces por supuesto yo diría que es un cebo, es lo primero que permitirá, el momento llegado, de recibirlo, a Él, es decir a Ustedes. He aquí lo que es el Espíritu del Sol. Es el momento en el que no hay más distancia, es el momento en el que no hay más separación, es el momento en que no hay más entidad en el sentido que lo entendéis. Esta la Pura Conciencia que se encarna y que no tiene nada que ver con nosotros. Es la Inteligencia Pura de la Luz, Ella sólo podrá hablarles de Luz. Ella sólo entenderá nada más lo que viene de la Luz porque aparte del Amor del Espíritu Solar, ¿qué queréis que haya?

Y el Espíritu del Sol, eres tú, soy yo, y está mucho más allá de ustedes y de mí. Y sin embargo es verdad, no obstante es la única cosa que sea verdadera. Y no hagan de él una esperanza, aun menos una creencia, por supuesto. Ni un porvenir, porque Él está aquí.

He aquí a lo que van a servir los “Cuadernos de febrero”, porque a través de vuestras PREGUNTAS vais a tener la trama de todo esto. Entonces ahora comprenden la importancia de lo que hicieron.

¿Qué puede haber de más importante? No obstante no es importante, es evidente! Y claro os preguntasteis, cuando habló el Espíritu del Sol, ¿quién podía hablar?; no había nadie.

Entonces, si no tenéis otro PREGUNTA, vamos a compartir nuestras bendiciones. Les digo hasta muy pronto y estén en Paz. Entonces, vuelvo hacer Silencio...

estén simplemente Aquí …

Silencio …

Hasta muy pronto.
 

Fin del Cuaderno de Febrero





No hay comentarios:

Publicar un comentario