miércoles, 18 de marzo de 2015

Los Cuadernos de Febrero de 2015 "TERCERA PARTE" (COMPLETA) (preguntas 10 a 17 + OMA)

 

PREGUNTA 10: Hace algunos años viví por la noche manifestaciones que me dieron miedo. Esto volvió a ocurrir, acogí esta Presencia y hubo un intercambio de corazón a corazón. ¿Qué sucedió?
 

Soy Hildegarde de Bingen, que nuestro Silencio actual disperse sus gracias antes de que me exprese.
 

... Gracia …
 

Querida hermana, debiste escuchar hablar estos últimos  tiempo, de nuestras bocas como por diferentes voces que en definitiva, en este mundo, todo, absolutamente todo se resume en estas palabras y esta expresión: “el miedo o el Amor.” Por supuesto, como sabéis, lo desconocido y lo nuevo da miedo, salvo para el que está establecido firmemente en el Amor, y que no puede ver ni ser afectado, y a veces sentirlo sin ser afectado por el miedo.

El miedo, más allá de los acondicionamientos y de vuestra historia que os es propia a cada uno, sólo tiene un  antídoto y este antídoto es el Amor. Ninguna Presencia, ninguna enfermedad ni algún hambre de este cuerpo como entonces de esta vida, puede afectar el que está establecido en el Amor.  

Así pues y en definitiva, cualquiera que sea la Presencia, cualquiera que sea la intensidad y la belleza de la comunión que es vivida, lo verificas por ti-misma que cualquiera que sea el miedo la causa de este desconocido, si conseguiste poner el Amor por delante, porque comulgar, por supuesto, y unirse con... no puede haber Unión en el miedo. La Unión sólo puede realizarse en la Gracia del Amor por la desaparición, si prefieres, del eterno de dos personas o de un hermano con una situación dada. En esta comunicación transdimensional que viviste, pusiste en obra las dos caras que enuncié: el miedo o el Amor. 

Cuando el miedo se disuelve o esta disuelto incluso por el consentimiento a lo que se presenta, cualquiera que se presente de más doloroso, de más terrible o de alegre, esto no tiene ninguna incidencia sobre la realidad de lo que ocurre, y lo que ocurre es la desaparición del miedo. El miedo, cualquiera que sea, puede efectivamente ser combatido por muchos elementos en este mundo pero el miedo, en sentido simbólico como en sentido arquetípico, sólo es el reflejo, no de la falta de Amor sino de la no iluminación por el Amor. 

Lo que esta iluminado ya no puede conocer el miedo frente a una situación dada cuando ella se produce, como frente a todas las situaciones, a medida que tu corazón crece y se expande hacia Cristo, de la misma manera que cuando este llama a tu puerta de este modo. Así como otros Ancianos y otras Estrellas se lo dijeron esta mañana, todas las ocasiones son tomadas, no por ustedes pero por la Inteligencia de la Luz, afín de mostraros a ustedes-mismo, y tienes a veces, desde el momento en que aceptas, vivir una comunión del hecho mismo que el miedo no existe más. El miedo está siempre sin ninguna excepción ligado al ego o al alma aun girada hacia la materia y todavía no liberada totalmente de la ilusión.  

Yo diría incluso que durante este período que fue llamado, el tiempo reducidos y ultra-reducidos, la mejor conducta, sea la que sea, agradable como desagradable, que de hecho representa sólo el miedo de lo que es inédito y desconocido, si en estas circunstancias el Amor esta puesto delante, como esta expresión es empleada, va a producirse una disolución del miedo como arquetipo. 

La Transición, tal como esta presentida en este tiempo de la tierra y durante este año, es bien evidentemente la Transición final. ¿Cual es la mejor manera de pasarla? Les reenvío para esto lo que fue descrito por el bien-amado Juan, o si lo prefieren Sri Aurobindo, concerniendo al Choque de la humanidad que corresponde efectivamente a las diferentes etapas del choque que se producen cuando todo efímero llega a su fin. Os es dado, con anticipación y por facilitación, la capacidad de vividlo sin otra herramienta que la conciencia y el Amor, no como una proyección del Amor pero más bien como la benevolencia, el consentimiento, la humildad de lo que te fue propuesto durante estos momentos. 

Así pues no es tan importante de saber que entidad era, porque estas entidades, y lo sabes, sólo son tu misma frente a ti-misma, y en este cara a cara, según si se incluye el miedo, consciente o inconsciente, o el Amor, se traducirá por la conciencia por una experiencia coloreada y sin embargo, cualquiera que sea la coloración, es siempre la misma experiencia: el miedo o el Amor, ver o no ver, resistir o ser humilde. Recuerden-se lo que les dijeron ciertos seres, Ancianos o no, a veces con una voz que cualificaría de retumbante: olvídate. 

Esto no quiere decir no hacer preguntas sino ver claramente, no la inutilidad de la pregunta, porque como lo viven hoy sería imposible de hacer, como decía el Comendador, girar las bicicletas, porque la bicicleta no tiene más ni los medios ni el carburante para girar, puede simplemente ser visto, y la dinámica que se pone en marcha en este momento no tiene nada que ver más con la hiperactividad del mental y se resume simplemente en esto: el miedo o el Amor. 

Pongan el Amor delante y cuando algo resiste, más allá de los consejos que os pueden ser dados de diferentes modos, por inspiración o por mi voz, o por otras voces, por las sincronicidades, o por unas evidencias, recuerden siempre esto: « ¿Acaso hay miedo o hay Amor? » La diferencia va a hacerse cada vez más flagrante cuando manifestareis lo que sea. Retengan siempre, que esto sea resentimiento, cólera, que esto sea sentimiento de injusticia, que esto sea problemática real a ajustar según los términos de la encarnación, si olvidáis los resentimientos, si olvidáis las emociones, si olvidáis los pensamientos, si incluso olvidáis la causa y la razón, donde en tu caso: « ¿Cual es la entidad que está allí? » si transciendes todo esto y reemplazas esto por miedo o Amor, no para observar pero más bien para afirmar y consolidar tu posicionamiento, entonces entenderás muy rápidamente que en estos momentos, cuando la comunión existe, la Gracia está presente porque el miedo se disolvió delante del Amor. 

Lo mismo ocurre con todas los manifestaciones de este mundo e incluso las manifestaciones sociales ligadas a las leyes, a los convenios morales, a las reglas educadoras. El Amor no tiene nada que hacer de todo esto. Este amor que desearía preocuparse de esto sería sólo un amor de conveniencia aplicado al efímero. Comprendieron bien, y vivido, para la mayoría de entre ustedes, que el amor de circunstancia, cualquiera que sea, siempre es subtendido por el miedo. Sólo el Amor libre que no depende de ninguna circunstancia, de ningún evento y de ninguna persona, como de ninguna entidad exterior a ustedes, es realmente y totalmente libre. Esto pasa por la fe inquebrantable no en un Salvador pero en una verdad que es la del Amor, y haciendo posible todo el resto. El miedo no permite nada, lo sabéis, el Amor permite todo. 

Así que, más que nunca en estos tiempos reducidos, vendrá  situarse frente a vuestros ojos, frente al desarrollo de vuestro camino, frente a vuestros humores interiores como a través de vuestras comuniones entre ustedes, o entre ustedes y nosotros, siempre en definitiva la misma pregunta: el miedo o el Amor. La Respuesta no es intelectual ni incluso presupuesta, ella se traducirá en los hechos y en la carne como en la conciencia por una modificación radical del modo donde pudieron ser, hasta ahora, previstos los problemas como todos los problemas de todos los seres humanos. 

Recuerden también, como les decía el llamado Bidi, que todo esto no existe; van a hacer falta, en un momento dado o en otro, encontraros confrontados a este principio de realidad, a asumirlo, o no, y en este momento sólo existirán en ustedes dos cosas: el miedo (o la resistencia) o el Amor (o si preferís el Abandono total e incondicional a la Gracia). Lo que quiere decir que cada vez más, en estos tiempos, cada elemento, cada palabra, cada mirada, cada acontecimiento que vienen a título individual o colectivo sólo podrán enviarles al Amor o al miedo.  

Observan y entiendan, a través de la actualidad de los Elementos como de los hombres, como del cosmos, todo lo que se desarrolla en este mismo momento. Y de lo que les son dado a ver, a experimentar y a vivir, en definitiva sólo tendrán esta  alternativa de ver el Amor o el miedo, para vividlo en totalidad. No pueden luchar contra vuestros miedos, sobre todo en lo que concierne a los acontecimientos incontrolables, colectivos y cósmicos como los que están en curso en este mismo momento. 

Entonces a ustedes de vivir, y de experimentar estas idas y venidas, si esto se produce en ustedes, entre la Gracia y el miedo, sabiendo que la Gracia no es solamente una experiencia posible sino más bien un estado que será cada vez menos afectado por los miedos, desde el momento en que lo aceptáis y lo reconocéis. Recuerden que Cristo está aquí, recuerden que nosotros todos estamos aquí, en ustedes, porque sois nosotros como somos ustedes, realmente, concretamente, desde el momento en que los velos de la ignorancia y del miedo son disueltos. Entonces llamen, no reaccionando pero llamen a la Gracia, no como una petición, no como un debido pero como la realidad última del Amor. 

Aprovecho, antes de retirarme, para decirles que en el seno de este espacio tendremos un momento privilegiado al nivel de los medios que puedo comunicarles de manera personal, no tanto para actuar sobre el miedo pero más, en este momento presente para cada uno de ustedes, el elemento, cualquiera que sea su origen, terrestre, alimentario u otro, que esta en condiciones de darles a observar este mecanismo en estos engranajes últimos y evidentes. 

Soy Hildegarde de Bingen y escucho si todavía hay a escuchar y me retiro después.





 

PREGUNTA 11: Yo me duermo durante las alineaciones o las canalizaciones pero en la noche no duermo. 

Debía retirarme pero voy a continuar respondiendo porque la respuesta es muy simple: Puesto que estás liberado durante las alineaciones, puesto que desapareces durante la escucha de algunas de nuestras voces, ¿Qué es lo que te impide dormir en la noche?
 

A veces escucho las canalizaciones para dormirme pero me despierto.
 

Pienso que el medio que has encontrado es ciertamente el menos peligroso que los productos químicos, y ya alinearse metiéndose en la cama es efectivamente la mejor manera de beneficiarse de la Gracia durante lo que es llamado el sueño.  Entonces se bien que el Cristo dijo: “Velad y orad ya que nadie sabe el día o la hora”  pero aquel que vive la Gracia, ¿qué necesidad tiene de velar y orar?  Simplemente tiene necesidad de estar disponible para el Maestro de la Luz, disponible para su Eternidad. Los vaivenes de la conciencia devienen como lo dicen los unos y los otros, cada vez más evidentes, cada vez más intensos.  Este es un tiempo vinculado a los tiempos reducidos que debe conducirlos a la Ultima Reversión, no ya a la del ego al corazón sino más bien aquella de vuestro camino, no ya en este mundo sino vuestro camino, si piensan que existe uno, de Regreso a lo que ustedes son. 

Desde el instante donde desaparecen a este mundo, que esto sea en alineación, escuchándonos o durmiendo, ustedes obviamente cesan de interactuar con este mundo y no dejan ya ninguna salida para la acción-reacción habitual y cotidiana de toda vida encarnada.  Pero se colocan de golpe bajo el manto del Cristo y de María.  Simplemente, lo que está limitado buscará siempre explicar o a solucionar lo que le parezca, y es lógico, ser un desequilibrio.  Pero esto que viven la mayoría de ustedes solo es el más bello de los desequilibrios, el que los conduce al equilibrio final y eterno.  No debido, por supuesto, a lo que nombrarían hoy optimismo ingenuo sino más bien una consciencia clara y lúcida, en la que la alineación y la Gracia son permanentes no importando que les llegue, que pase, incluso si a veces un estado de ánimo, una emoción, una preocupación del mental puede cogerlos de alguna manera, pero incluso allí, esto está destinado a mostrarles justamente como están atrapados.  En resumen, en este momento, solo es el aprendizaje, la puesta en práctica de vuestra Eternidad, de manera previa al Pasaje.  Yo soy Hildegard de Bingen.



O.M.Aïvanhov 

Las próximas partes del Cuaderno

 

Ah, todavía estoy aquí, y no vengo para responder a una PREGUNTA, sino para preparar las próximas partes del Cuaderno, Cuaderno de ruta si se puede decir, de Febrero, cual ruta podría uno decir, efectivamente es esta. 

Entonces, regresaré para inaugurar la segunda sesión, y esta segunda sesión deberá hacerse a través de las preguntas.  Estas preguntas, si quieren, tratando de concernir directamente a los procesos de la consciencia a fin de ayudarles a ver los mecanismos que están a la obra en el interior de ustedes mismos, de ver los funcionamientos no para disecarlos, no para darles explicación sino de alguna manera para aprender a identificarlos, para servir también vuestro cuerpo de Êtreté que, les recuerdo, está allí, que ustedes sienten a través de las Estrellas, las Puertas, no solamente las Coronas radiantes, no solamente la Onda de Vida, no solamente el Canal Marial porque los restituimos y se restituyen a vuestra Autonomía e independencia.  Por lo tanto, todas las estructuras como por ejemplo el Canal Marial, todas las estructuras como el Manto azul de María o de Miguel, o aún la Onda de Vida, han sido vividas hasta el presente como los procesos que penetrarían lo efímero y que transformarían este efímero.  La transformación es ahora ya una disolución y una desaparición, esto quiere decir que tienen ya a ver, no como esto ha sido dicho todo el tiempo por Hildegard de Binge y por otros, la causalidad, la explicación, pero los mecanismos íntimos para el origen de la conciencia y de la manifestación de esta misma, que esto sea allí donde están en estos tiempos reducidos como en el seno de la Eternidad. 

He aquí lo que tenía que decir.  Por lo tanto creo que vamos a cerrar este momento y van a venir otra vez con bellas preguntas sobre la conciencia.  Recuerden que hablo incluso más efectivamente de bicicletas porque no es posible hacerlas virar.  La mayoría entre ustedes, lo saben, sobre todo a través de las explicaciones o de las causas.  Allí están verdaderamente, yo diría, en las causas incluso de la conciencia, es decir el origen de la conciencia, que esto sea la Morada de la Paz Suprema, que esto sea incluso los miedos que pueden llegar, las modificaciones súbitas, la desaparición, el sueño, todos los mecanismos de vuestra vida en este mundo en el seno de lo efímero están como lo constatan cada vez más, alterados, perturbados, impregnados, escojan la palabra que les convenga, por la Eternidad.  Entonces a veces esto se atasca, a veces esto pasa, pero todo esto podría multiplicar al infinito las explicaciones. 

Pero vamos a penetrar progresivamente en poco tiempo en los engranajes de la conciencia, no para observarlos sino para detectarlos en el momento donde se producen.  Esto va a ser importante para permitir, si lo quieren, de vivir el Llamado de María y el período inmediatamente después con la mayor felicidad, diremos, y ligereza posibles, allí donde vuestra compasión, vuestra Presencia, vuestro carisma, vuestra humanidad se volverá indispensable en este plano. 

Esto es lo que tenía que decir, yo no escucho las Preguntas, les transmito todas mis bendiciones y creo que esto permitirá, esta tarde, de volver a entrar en el meollo del tema sin que regrese una vez y que me haga dar un tirón de orejas para que descanse.  Les transmito todo mi amor y les digo, creo, coman bien lo que puedan comer y después, en cualquier momento.   

 

PREGUNTA 12: ¿Qué hacer o no hacer cuando uno practica algo reprensible por la moral sabiéndolo perfectamente?
 

Yo soy Miguel, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales.  Saludos para vosotros en la Paz y el Amor.

La Pregunta que ha sido hecha llama a lo que ustedes nombran la noción de moral.  La Moral se deriva de los acondicionamientos sociales, y culturales en este mundo.  La moral, en el sentido espiritual, no tiene nada que ver con la moral al sentido común.  Durante las Bodas Celestiales, un cierto número de palabras, de expresiones y de vibraciones han sido empleadas, reemplazando de alguna forma la moral, que es una noción totalmente humana, vinculada ella misma a los acondicionamientos, a las relaciones entre los seres así como a las relaciones con la llamada sociedad humana.   

La moral ha sido convenientemente reemplazada por la palabra denominada “Ética e Integridad”.  La moral se define en relación a un colectivo.  La Ética y la Integridad se definen en sí mismas en relación a sí mismo,  y únicamente en relación a lo que es llamado la Inteligencia de la Luz.  Así pues para seguir, hacer o no hacer es en resonancia con la acción y con la moral en este mundo según lo que es de manera general admitido, aceptado y validado.  

La Ética y la Integridad se definen exclusivamente en relación a la Luz, en relación a su propagación, su difusión, su manifestación y su efecto.  Les recuerdo, en este mundo y sus leyes, que existe aun lo que es llamado acción-reacción, aplicable también a lo físico como a la conciencia humana limitada o aún a las relaciones entre los seres.  La Ética y la Integridad no tienen que hacer de la moral porque no hay escala de moralidad.  A nivel de la Ética y de la Integridad, hay una presencia o ausencia.  No puede haber una medida media, no puede haber interpretación desde el momento donde la Ética y la Integridad son vividas y definidas en relación a la Integridad de la Luz y no en relación a lo que ha sido definido, experimentado o vivido en relación a las leyes humanas. 

La moral de la Luz, que no es una, nada tiene que ver de la moral humana (el principio de acción-reacción “justificando” la moral en este mundo), no tiene que ver de las leyes, ni de la sociedad, ni del juicio de los demás o del juicio de la sociedad. La Ética y la Integridad es una perspectiva sobre sí mismo, llevando una mirada sobre sí mismo y poniéndolo en resonancia y consonancia con lo que es llamado la Inteligencia de la Luz.  Existen un cierto número de elementos reprensibles, en el seno de la moral, en ciertos sectores o en ciertos tiempos de esta humanidad que ya no tienen lugar de ser en otros sectores, en otros tiempos de esta humanidad.  Independientemente de la moral, independientemente de lo que es realizado sobre un plano dicho reprensible, las consecuencias no son las mismas, obviamente según se trate de satisfacer a un modelo de sociedad o de relaciones humanas. 

La Integridad y la Ética no conciernen en definitiva que a ustedes en relación a ustedes mismos, a la vez en la especificidad y la individualidad de cada conciencia encarnada en este plano vinculado a la resonancia de la Luz, a la Inteligencia de la Luz y también a su arquitectura, si puedo emplear esta expresión. Así pues encontrarse confrontado en sí mismo en relación a una moralidad definida por los hombres, y en ningún caso por la Luz, no puede ser el objeto de una culpabilidad como de una falta de  responsabilidad o como una indiferencia.  Por consiguiente a través de esta pregunta, puesta en claridad la noción que lo que se opone a esta moral está únicamente vinculado a la persona en su medio ambiente y no en relación a sí mismo. 

La moral está definida por un consenso común relacionado al encerramiento y tratando de manifestar la vida en conformidad con ciertos criterios definidos por las leyes humanas validadas por las asambleas, donde estén en los países de este mundo.  La moral, en un lugar, no es la moral de otro lugar.  La moral según una cultura puede ser totalmente amoral o inmoral en el seno de otra cultura.  La Ética y la Integridad no tienen ninguna resonancia ni ninguna superposición posibles con la moral, puesto que ellas se definen en relación a lo que parece invisible a primera vista y no existente en este mundo.  Pasar de la moral a la Ética y la Integridad significa un cambio de posicionamiento que no se define ya por relación con lo social pero en relación a la Eternidad de cada uno.  Esta Eternidad de cada uno siendo idéntica, poniendo en marcha los mismos procesos cualquiera que sea la conciencia, hay aún tiempo de diferenciar moral y ética e integridad.  

Por lo tanto, si en relación a esta Pregunta, existe la gravedad de hacer algo inmoral o amoral, no sirve de nada oponerse a este sesgo o a esta acción ya que escapa, tal como se formula la pregunta, a la noción misma de control de esta moral. Por lo tanto hay necesidad, a través de esta pregunta, de reemplazar de manera segura y cierta la moral por la Ética y la Integridad.  Lo que parece como moral en el seno de la sociedad puede parecer sin ningún problema como carente de toda Ética, de toda Integridad en relación al mundo del Espíritu.  

Esto es evidente en todos los cuerpos de textos llamados legales, cualesquiera que sean los códigos y sus diferentes versiones existentes en todas las culturas desde, les recuerdo, varios cientos de años pero también de manera mucho más histórica, sería por ejemplo a la justicia administrada por el rey Salomón, que no se define en relación a las reglas sociales, aún menos en relación a las recriminaciones de unos y otros o a la culpabilidad de unos o de los otros, sino más bien directamente por la resonancia, en su alma y conciencia, en el Espíritu, en el alma, de lo que desencadena tal o cual acción. 

Moral e Integridad pueden estar, yo diría a lo opuesto.  La Integridad y la Ética pueden ser exactamente antítesis de lo que ustedes llaman moral.  La moral está relacionada a un funcionamiento lineal de la conciencia obedeciendo a las causalidades, obedeciendo a las reglas aceptadas como válidas por el común de los mortales humanos en encarnación.  La Ética y la Integridad, bien que en resonancia y en relación directa con la Inteligencia de la Luz, no pueden en ningún caso estar obligada por una moral exterior.  Pasar de la moral a la Autonomía, es pasar del condicionamiento a la Libertad, es pasar del encerramiento a la Liberación.  La Ética y la Integridad, mientras que ellas se definan en relación a los cuerpos de textos, fueran ellos espirituales o estuvieran inscritos en los diferentes códigos presentes en todos los países de este planeta, no tienen ninguna incidencia ni ninguna reciprocidad con la Ética y la Integridad. La Ética y la Integridad no conciernen de ninguna manera a la personalidad pero sino al alma inspirada o al Espiritu liberado del alma que se somete a lo que es el mismo, en Eternidad. 

En el seno de la Ética y de la Integridad, la bondad toma precedencia sobre la moral.  Dentro de la Ética y la Integridad, el poder del Espíritu predomina sobre el poder de las leyes.  Lo que no quiere decir que hay que contravenir a tal o cual moral o a tal o cual ley sino más bien superarlas con un punto de vista más amplio. Así pues, remplazar el “hacer o no hacer” en relación a un requerimiento de la persona sobre algo inmoral, y remplazarlo en la Integridad del estar o el no-estar, en resonancia y de acuerdo con la Luz. Sea haya acuerdo, sea haya desfase.  La moral puede siempre estar justificada por la experimentación social o aún por lo que es llamado la mirada de aquel que juzga, de aquel que condena o de aquel que emite las leyes.  

Las únicas leyes concernientes no ya a la moral sino a la Ética y a la Integridad, si tanto es que esto sea de las leyes pero más una conformación en relación con la Libertad, la Inteligencia de la Luz y el Amor incondicional, las únicas leyes por lo tanto que deben ser respetadas formalmente, de manera a encontrar su propia Ética e Integridad, son aquellas que han sido dadas en relación a lo que fue llamado Los Diez Mandamientos.  Bajo otras formas, estos Mandamientos, incluso si no llevan este nombre, han sido reconocidos en diversos escritos espirituales un poco en todo el mundo.  La moral ha tomado el lugar de la Ética y de la Integridad falsificándolas, alterándolas, en relación con las vistas humanas y no las vía espirituales. 

Así pues, tu puedes ser culpable en relación a la ley, tu puedes ser culpable en relación a la sociedad y estar totalmente en la Ética y la Integridad de la Luz.  Yo diría incluso que esto tendría tendencia a generalizarse en los mundos encerrados, que no están ya definidos por la Inteligencia de la Luz sino por la ley de acción-reacción y por lo tanto del encerramiento de la Luz, como de la conciencia.  Así pues, antes de pesar la moralidad de un acto conviene plantearse la moralidad interna, la pregunta de la moralidad interior de esta Ética, de esta Integridad y sobre todo de lo que viene a completar y a orientar esto, es decir, la Humildad y la Simplicidad. Los remito para ello a la creciente complejidad, concerniente a las decenas y las centenas de años de este mundo, sobre la torpeza de los códigos y decretos y regulaciones y reglamentos que han sido puestos por todas partes por la humanidad encerrada, y ciertamente no por los seres liberados y libres de esta humanidad. 

Aquel que es Liberado viviente, aquel que ha realizado el Si y que está establecido en la Morada Suprema no tiene que hacerse la pregunta de la moral o de la inmoralidad puesto que él está permanentemente abrevado por la Fuente, abrevado por la Inteligencia de la Luz por intermedio de las Coronas radiantes, directamente en la consciencia.

Así pues, conviene resituar esta Pregunta en relación al nivel donde ella se refiere.  Lo que puedo decir simplemente: esta formulación implica o evoca, según lo que seleccionen, un problema de distancia con relación a un objetivo que sería moral.  La Integridad y la Ética no pueden ser un objetivo pero son la constatación neta, directa y precisa de la instalación en los cuatro Pilares del corazón, que pasa totalmente de la noción vinculada a una sociedad humana cualquiera que ella sea, en cualquier país.  Pasar de la moral a la Ética y a la Integridad necesita un ajuste interior, una observación cada vez más fina de los funcionamientos y mecanismos de la conciencia, lo que fue nombrado en su tiempo; el Observador. Hasta el momento donde era necesario refutar la noción misma de observador.  La libertad solo existe allí, la Libertad no puede aceptar ninguna moral ni restricción, el Espíritu es libre, la materia no es libre.  Ustedes son materia y Espiritu.  Son a la vez esto y a la vez no lo son.  

Por lo tanto, mientras que vuestro marco de referencia y lo que nombraría vuestro referencial en esta vida, conciernan exclusivamente a los marcos de referencia impuestos por la sociedad, ustedes no pueden pretender ser libres.  Una vez más, esto no quiere decir absolutamente, contravenir a las leyes, reglamentos y preceptos, sino más bien transcenderlos por una visión más amplia, y obviamente que no esté ya encerrada en el yugo de la educación, la moral, o de los acondicionamientos cualquiera que sea el nombre que les den. 

En definitiva, la moral es un acondicionamiento educativo experiencial pero que toma todas sus referencias en lo que llamaremos, con ustedes, la evolución de la sociedad humana.  Pero ninguna evolución de la sociedad humana, lo saben, puede conducir a la Liberación porque esta Liberación pasa justamente por la destrucción de todo marco de referencia y de toda moral habitual, por la Luz ella-misma y ciertamente por la voluntad. 

La pregunta de hacer o no-hacer debe re-plantearse en la conciencia del corazón.  Cualquiera que sea este defecto o cualquiera que sea la experiencia que es manifestada en esta especie de violación, tal como es presentada y lo que a esto concierna, no es nada en relación a la pureza del corazón.  En este caso allí, la pregunta debe desaparecer.  Esto no es un “hacer o no-hacer” sino remplazarla por: “ser o no-ser” y la pregunta y la interrogación que se derivan es por lo tanto: “si yo hago, estoy integrado, si yo no hago ¿es que yo no estoy ya integrado? ¿Cuál es la finalidad?  ¿Es la satisfacción de un deseo? ¿Es la satisfacción de un deseo de poseer o de un deseo de manifestar un miedo de esta manera? Los marcos morales, los marcos de la sociedad están allí únicamente para los humanos que no son capaces de encontrar la Libertad en los marcos de referencias personales, relacionados si puede uno decirlo a los cuatro Pilares del corazón. (Atención, Intención, Ética e Integridad).  Es decir que mientras no estén integrados los Cuatro Pilares del Corazón, de cualquier manera, el marco de referencia, ustedes los saben, falla.  Pero esta no es un juicio ni una comparación sino más bien, y únicamente, yo diría, la capacidad a morar en el Centro del Centro y guiado por los valores eternos de la Luz, más que por los códigos diversos creados por los hombres para los hombres y más bien contra los hombres. 

El problema de la ley no se plantea en los Mundos Libres.  El problema de la moral no puede incluso ser previsto en los Mundos Libres porque cada conciencia, en los planos pluridimensionales e interdimensionales, tiene la posibilidad de ver, en conciencia, instantáneamente los desequilibrios de la Ética, de la Integridad, de la Humildad y de la Simplicidad, cualquiera que sea el nivel dimensional, el estado dimensional, el origen estelar de la persona considerada.  

Así pues, hacer o no-hacer no resolverá nunca la pregunta del ser o no-ser. Consecuentemente la moral es un marco limitando y encerrando que impide precisamente al ser humano de salir de los marcos establecidos y este es su objetivo. A menudo ha sido dicho, a nivel del humano, que la libertad de cada uno comienza donde termina la del otro, lo que quiere decir es que es muy encerrante. La verdadera Libertad corresponde al hecho de vivir en sí-mismo la totalidad de lo Creado y de lo Increado, en los cuales la noción de moral no puede intervenir de ninguna manera.  Ahora que hablo de moral, si esto no es la personalidad que se juzga a sí-misma en relación a los marcos de referencia exteriores, marcos, leyes sociales, reglamentos diversos, utilización de la coacción hacia el ser humano “supuestamente” para garantizar su libertad, su igualdad y su fraternidad. 

Ustedes imaginan que todos esto solo son palabras huecas que solo tienen por objetivo mantener la esclavitud o de tratar de mantener la ascendencia sobre el otro, y de establecer las reglas de funcionamiento dichas armoniosas que, como ustedes lo ven por sí mismos cada día, en este mundo,  y ya bien antes de las Bodas Celestiales, correspondían a una especie de degeneración, de complejidad, y en definitiva de imposibilidad de llevar una vida en sociedad sobre un tiempo largo, desde el momento donde uno de los individuos de esta sociedad está aún encerrado. 

Así pues no hay solución posible a la moral como a la inmoralidad mientras que el punto de vista reste en el de la personalidad.  En estos casos, evidentemente, los marcos de las leyes, los marcos de los reglamentos, los marcos de las obligaciones van a llamarles al orden con las intensidades jerárquicas y las respuestas más o menos adaptadas.  Pero en ningún caso esto permitirá encontrar realmente lo que ustedes son.  Dicho de otra manera, mientras que hablen de moral no pueden tocar un marco más grande llamado los Cuatro Pilares del Corazón.  La Libertad no tiene un precio, la Libertad es interior, la Libertad es la del Espíritu.  La materia es encerrante, el alma está encerrada, esto se traduce por la obligación de mantener los límites.  Los Cuatro Pilares del Corazón no son solamente los límites sino sobre todo los medios, yo diría, de verificar la rectitud de la Luz en su Presencia en vosotros y no de posicionarse en relación a una acción o a un acto reprensible.  La Luz, lo saben ustedes muy bien, que en una zona de sombra la Luz destruye la sombra, no combatiendo, no en la dualidad sino como una Evidencia que se instala y viene a poner fin a la ausencia de Luz.  Hablo bien de sombra y no de fuerzas opuestas a la Luz, en el sentido que se puede escuchar algunas veces.  La sombra siendo definida, justamente aquí, como lo que no es suficientemente claro, suficientemente puesto en Luz y suficientemente válido, no por el marco social sino más bien por el marco de los cuatro Pilares del Corazón. 

Reformular la pregunta y así ocuparse de esta noción de moral, y de Ética y de Integridad substituirá ventajosamente, y de muy lejos, lo que pueda plantearse como pregunta en la moralidad o no de un acto, de una acción o de un comportamiento. 

Yo soy Miguel Arcángel, en la Paz de Cristo. 

 

PREGUNTA 13: ¿Podría explicar nuevamente lo que es la Asignación Vibral?
 

Yo soy el Maestro Philippe de Lyon.  Voy a responder a esta pregunta como Melquizedec de la Tierra, sabiendo perfectamente los funcionamientos de la encarnación y las formas de recobrar, en esta materia, la Luz que ha estado siempre allí.   

La Asignación Vibral es el resultante de vuestro posicionamiento, de vuestras elecciones realizadas no solamente en esta vida, no solamente después de la llegada de la Luz aquí hace treinta años, y más de treinta años, y sobre todo en resonancia, o no, con vuestra propia Eternidad.  La Luz se presenta a vosotros y va a darles a vivir los elementos que son efectivamente profundamente diferentes para cada uno.  Todo esto se está desarrollando según  un cierto lapso de tiempo, en esta vida, pero también en el conjunto de vuestras vidas en los sistemas encerrantes. 

La Libertad pasa por el Cristo, realizar el estado Crístico, realizar el Servicio a los demás y no un servicio al ego, o aún peor, un servicio a Si mismo.  La asignación Vibral solo es la iluminación, de manera abrupta o más o menos progresiva, más o menos intensa de lo que se desarrolla en vuestra vida, permitiéndoles, como nuestro Comendador les ha dicho, de posicionarse de manera cada vez más clara, cada vez más segura y por lo tanto permanecer, si esto es posible,  y es el caso más frecuente, en el Centro del Centro, en este famoso Silencio y en esta famosa vacuidad donde la Alegría y el Amor se bastan ellos mismos y no tienen necesidad de ninguna experiencia, de ninguna proyección y de ninguna manifestación, o de ninguna mirada exterior otra que la de la Luz en el interior de vuestro ser. 

La Asignación Vibral es por lo tanto la puesta en evidencia y los relieves que pueden aparecer durante la iluminación que traduce, si lo prefieren, una especie de parte final.  Esta parte final debe conducirlos a afectar ustedes mismos a lo que vuestra libertad interior les pida.  La Asignación Vibral es por lo tanto un proceso, al igual que las Bodas Celestiales, que dan una clausura, de alguna forma, a los eventos manifestándose sobre esta Tierra desde el primer descenso del Espíritu Santo en Agosto del 1984.  Esto es, pues hace casi treinta un años que la penetración de la Luz se hace progresivamente, no a nivel de ciertas conciencias aisladas sino directamente sobre el conjunto de la humanidad hasta lo más profundo del Núcleo de la Tierra en su estructura cristalina. 

La Asignación Vibral es por lo tanto la consecuencia directa, no de vuestras buenas y malas acciones sino más bien de vuestro estado de ser interior, no aquel que proyectan, no aquel que quieren dar a ver a los demás sino aquel donde no existe nada más a ver que la Verdad.  La Asignación Vibral por lo tanto es un proceso vibratorio que sella, de alguna manera, vuestra salida en la Eternidad, que respeta en totalidad vuestra libertad de ser, que respeta en totalidad vuestro propio posicionamiento a fin que aparezca, durante este período que precedió, les recuerdo, hace poco el paso de la primera Estrella.  Esta primera Estrella tiene por rol de sellar, como lo dije, vuestra salida, es decir de permitirles ver en plena conciencia, incluso en esta humanidad, incluso en la conciencia limitada y como siempre, no para juzgar, no para condenar, o recompensarlos, sino más bien para permitirles establecerse, de manera aún más íntima, aún más ajustada, al Corazón del Corazón, al Centro del Centro y a la Eternidad. 

La Asignación Vibral.  Lo Vibral es por lo tanto alguna cosa que es una línea de menor resistencia que no depende de vuestra personalidad, incluso si ella es la resultante, más bien ya de la interacción, si lo prefieren, adición y en ciertos casos sustracción, de las partes efímeras y eternas.  La confrontación de lo Eterno y de lo efímero, en vuestra conciencia como en la humanidad, se traduce y se traducirá cada vez más por, de alguna manera, en lo que fue ilustrado por el Cristo, a saber: “Se les será hecho según vuestra fe” “Nadie podrá penetrar el Reino si no se vuelve como un niño” y sobre todo verificar en vosotros y por ustedes mismos, el efecto de la Luz y de ver si ella corre libremente y de manera espontánea o si ella está de una manera u otra, detenida.  La Luz solo es Vibral, hay también por supuesto, más allá de la interface Vibral, la Conciencia pura que es pura Luz. 

Esta Conciencia pura, ella también, aparecerá cada vez más y corresponde a lo que fue explicado de distintas maneras como el Cara a Cara en su fase final, es decir y lo repito, la Fusión-Disolución sea de lo Eterno, sea de lo efímero en el encuentro de las dos cosas, de dos sistemas incompatibles el uno hacia el otro.  De la interacción, de la confrontación, del enfrentamiento como dijo OMA, situándose a este nivel, deriva lo que se desarrolla en vosotros durante este período, que esto sea a nivel de vuestras actividades, que esto sea a nivel de vuestro pensamiento, que esto sea a nivel de vuestros prójimos o del conjunto de la humanidad, es exactamente la misma cosa. 

Vivamos un momento de Comunión en el Elemento Tierra, en el Triángulo de la Tierra de vuestra cabeza como en el Triángulo de la Tierra que alberga el Fuego en el cuerpo de Êtreté, y por lo tanto la imagen inversa es el Sacro.
 

...Comunión...
 

Otra Pregunta y les digo hasta pronto. 



PREGUNTA 14: a veces, aunque me siento bien, una angustia fulgurante sube hasta darme ganas de llorar a fin de extirparla de mi ser. ¿Qué debo hacer?
 

Yo Soy Teresa de Lisieux.

Esta pregunta, deben ser numerosos de ustedes para ponerla en este período, en diferentes momentos, sea de manera fulgurante, sea de manera, o diría más latente.  Diré que toda angustia, toda manifestación es una puesta en Luz, es decir que lo que sale de ti y se manifiesta no es una resistencia pero debe ser vista como tal, a fin de permitirte, justamente en relación a esta noción de angustia, de ver donde pones tu fe, de ver donde pones tu esperanza.  ¿Pones allí la fe de querer luchar contra esta angustia o pones allí tu fe en la Luz?  No una fe ciega pero la del pequeño niño que deja hacer lo que debe manifestarse. 

La noción de angustia es inherente a la condición humana porque existen innumerables miedos, que esto sean los miedos, yo diría que son más ancestrales como de no tener que comer, de no tener trabajo, de no tener lo que ustedes llaman dinero.  Pero mientras que estén sometidos a estos miedos y por lo tanto a esta sociedad, efectivamente puede manifestarse, incluso en curso de Liberación, lo que podríamos llamar con vosotros las angustias, las sensaciones de nudos, especialmente a nivel del vientre o de la garganta que son las dos zonas más activas en este momento, las más activas a nivel de las eliminaciones.   Allí también te respondería como lo han explicado a menudo los Ancianos, esta angustia como tú lo dices, solo hace atravesar, solo hace obstaculizar lo que se produce en el momento.  Entonces por supuesto la conciencia encuentra esto muy doloroso a vivir, pero allí también solo debería ver tu mirada y precisamente ¿Qué haces tú? Ya sea que actúes, sea que pidas ayuda, puedes pedirla a nivel humano pero también pedirla sobre lo que está invisible. 

Así pues, a través de la angustia, como para toda otra angustia para toda otra persona, vas a poder observar de manera muy directa y muy rápida, cómo ella desaparece desde el instante donde estás en resonancia con tu corazón.  Entonces por supuesto, la angustia restringe a la conciencia, la angustia bloquea los centros de energía y altera a la conciencia misma. ¿Hay en ti, el recurso y la fuerza necesaria para entregarte al Espíritu en totalidad, no pidiendo simplemente que esta angustia desaparezca, ni siquiera comprenderla sino más bien dejarla pasar, dejarla emerger y no estar apegado, de ninguna manera, a la manifestación o a esta angustia ella-misma, y dejarla disolverse? 

La angustia incorpora los temores.  El Amor es el antídoto absoluto contra la angustia y los temores.  Entonces cuando el Amor deviene más fuerte porque el Cristo los llama, porque la Luz los llama, hay a veces zonas que son puestas en Luz.  Allí también hay eliminación.  Incluso si esto les parece ser cada vez más violento, cada vez más cristalizado, es justamente que les es pedido, allí también, demostrar vuestro lugar, demostrar, como dijo el Maestro Philippe de Lyon, vuestra Asignación Vibral. ¿Son ustedes esto real y concretamente?  Incluso si esto aparece sobre el ojo de la conciencia limitada y toma todo el espacio de la conciencia, ¿a qué los remite? ¿A qué se remiten ustedes en estos casos? 

De la Respuesta que den por sí mismos, por el Abandono, pueden ver más allá de la explicación, más allá de la manifestación de la angustia, y lo que son.  Ahora bien hay dolores terribles, hay sufrimientos terribles, todos hemos pasado por esto.  Pero es a través de este sufrimiento, a través de estas angustias, y por lo tanto de estos miedos, que el ser humano tiene la mayor capacidad de recobrar el Amor.  Porque mientras que hay equilibrio de la personalidad, todo parece ir bien en el marco lineal llamado entre la vida adulta y la muerte.  Entonces desde que hay más bien esta Luz y esta Inteligencia de la Luz acopladas a la Humildad y la Simplicidad, lo que sea que se manifieste, entonces todo está bien.  

No es cuestión de ver lo que logran y lo que los aflige es cuestión, allí también de demostrarse a sí mismos donde están en relación a sí mismos. ¿Están ustedes, como dijo el AA. Miguel, en un marco de moral, en un marco de acción reacción, o están en la fe del niño y de aquel que ama por encima de todo?  El Amor es inmenso en cada uno de nosotros.  Él ha estado  abusado, encerrado y ha sido acondicionado, ha sido amputado.  Desde la apertura de las Bodas Celestiales, desde la apertura de la irradiación del Espiritu Santo sobre esta tierra, cada ser humano se vio poner a su disposición, de una manera u otra, la angustia, el miedo, o el Amor Y el hecho vivir uno y el otro con las fluctuaciones no es un error sino más bien, allí también, una puesta en equilibrio de vuestra Eternidad por relación a lo efímero. 

Entonces por supuesto hay siempre las soluciones a nivel de la personalidad, pero redefinan mucho antes cuales son vuestros objetivos, redefinan bien si quieren estar en control y manteniendo permanencia de vuestra vida, como lo pide esta vida, o quieren estar en el Abandono, manteniendo desde luego las condiciones de esta vida pero transcendiéndolas por vuestra misma consciencia.  Volverse como un niño, es también esto, es aceptar la totalidad del momento no importando lo que se manifieste, que esto sea el Cristo que llame a vuestra puerta, que esto sea una angustia que les parecía haber desaparecido desde hace mucho tiempo y que se vuelve a manifestar en este momento. 

No hay nada más que hacer que colocarse allí también.  Sea que actúen por vosotros mismos pidiendo ayuda aquí mismo sobre la tierra, sea que atraviesen esto con la fe que está en vosotros.  Las circunstancias y los resultados  no son del todo los mismos.  Es esto que les es propuesto en este momento.  Eso concierne también a las angustias, pero esto puede también concernir a las situaciones financieras, las situaciones relacionales con vuestros ascendientes y vuestros descendientes.  Cada ser humano hoy sobre esta tierra está obligado a darse cuenta de ello, de una forma o de otra, ante el Cara a Cara. 

Por lo tanto, si se manifiestan en vosotros cosas que les parezcan dolorosas, que les parezcan angustiantes, recuerden en esos momentos lo que ustedes son, lo que han quizá ya vivido solo será por experiencia, y sepan que en el interior de estos Fuegos del corazón, en el interior de estos sueños que hacen por momento, en el interior de las diferentes manifestaciones que viven, hay todas las capacidades para hacer desaparecer lo que llaman angustias.  El hecho de que hay angustias solo traduce vuestra falta de desapego puede ser, en relación a ciertas situaciones o ciertas personas, al hecho de estar implicado, y esto les aparecerá cada vez más rápido, lo que quiere decir es que la angustia puede efectivamente manifestarse de manera muy brusca, desde el momento donde no estén ya de acuerdo con vuestra propia Integridad.  Si esto es visto, puesto que la cuestión es planteada, deviene muy fácil corregirlo, que esto sea con la personalidad y los productos químicos, que esto sea con lo energético o que esto sea por sí mismos con el Cristo.  Y por supuesto, como lo dije, las consecuencias sobre la durabilidad y sobre la conciencia ella misma no son del todo las mismas.   

Así pues la vida los llama ella misma en esta confrontación entre lo que no hace que pase y lo que está allí de toda eternidad, solo para mostrarles y demostrarles, y hacer la experiencia ustedes mismos de lo que es uno y lo otro.   

La acentuación, yo diría que la puesta en relieve más importante de esto, durante este periodo, se deriva directamente de vuestra Asignación Vibral.  Entonces en lugar de tratar de comprender, de explicar y de hacer desaparecer cualquier cosas que está manifestada, sumérjanse en vuestra Eternidad, sumérjanse en el Silencio del Corazón, sumérjanse en la inmovilidad, colóquense bajo la Vía de la Infancia, y verán que nada puede resistir el Amor y la Infancia.

 

PREGUNTA 15: No hay nadie, el Silencio es Beatitud y el cuerpo, en evolución vibratoria.  ¿Con qué propósito?
 

Y bien, Bidi está de regreso. 

¿Quién hace la pregunta en relación al propósito? ¿Quién imagina un propósito? ¿Quién imagina el tiempo como algo que fluye del pasado al futuro?  ¿Quién está afectado por esto?  Vivir la Morada de Paz Suprema, esta liberado nada tiene que ver con cualquier propósito, de cualquier evolución o de cualquier predisposición a otra cosa que lo que es vivido.  El propósito pone una distancia que nunca puede ser subsanada. Imaginar un propósito es ya dejar expresar a la personalidad.  Vivir el Fuego del corazón, vivir la completud interior, vivir el Samadhi solo son las experiencias que los llevan a veces a plantearse efectivamente la cuestión de un propósito y de un sentido.  Esto significa aun simplemente que hay una polaridad persistente, residual, que la Luz pone en evidencia.  Usted está así aun en el seno del lineal mientras que no están en nada lineal. 

Ya no tener propósito es estar Libre, no hay tener ideas, es recobrar la Libertad, es estar disponible para la única realidad, la única verdad común a todo ser humano que está Aquí y Ahora.  No puede haber  propósito en el Aquí y el Ahora, solo la persona puede imaginar un propósito.  Entonces por supuesto, hay los ciclos, en la vida como en la humanidad.  Hay los principios de ciclo, los finales de ciclo y los finales de ciclo muy corto no permitiendo la recreación de un ciclo.

Poner un objetivo o tratar de encontrarlo es un rodeo de la conciencia que está fija a nivel de la admiración del Sí, de la admiración del Yo soy, que es lo que yo llamo una trampa espiritual.  La mejor manera de dar la media vuelta o girar otra vez hacia la inversa, es imaginar que hay un objetivo, imaginar que hay cualquier cosa a hacer, cuando mientras que todo es perfecto en el instante presente.  Hacerse la pregunta de un objetivo o propósito es ya salir del presente, salir de la Eternidad.  El único punto de paso de la Eternidad es el Aquí y el Ahora, en este saco y en esta ilusión. 

Ver la ilusión no necesita ya adherirse a alguna ilusión.  O si hay un propósito, ¿es que hay una proyección de la conciencia, que puede ser el Si, que puede ser el éxtasis, que puede ser las vibraciones, que puede ser la Liberación? Pero que hay aún algo que todavía no está realizado, o reconocido, es decir que permaneces en la escena del teatro, en el teatro, y no te has dado cuenta todavía que no hay teatro.  No hay ni “persona”  ni “alguien”, solo hay justamente la Vida.  Así pues, hay que hacerse la pregunta del objetivo, no para buscar un objetivo sino para refutarlo.  Mientras que imagines o pienses que hay un objetivo, te pones a ti mismo a distancia en relación al momento presente y a lo que tú eres.  ¿Cómo quieres resolver esta cuestión?  Que además, ni siquiera existe. 

Bidi ha hablado. 

Shantinilaya !!


PREGUNTA 16: He vivido bellas experiencias Vibratorias, Amor Indecible, Onda de Vida, etc. ¿Cómo establecerme definitivamente en mi Ultima Reversión?
 

Y bien queridos amigos estoy de regreso, había tomado mi boleto.  Entonces la pregunta que se hace, haz expresado el hecho de vivir desde hace mucho tiempo las experiencias, las manifestaciones, desde la Onda de Vida que crea la Liberación y que los libera efectivamente.  Ahora, cuando hablas de pleno desarrollo, atención a no creer o aprobar un punto de vista que te haría creer que porque tú has vivido la Onda de Vida, debes estar necesariamente desarrollado exteriormente en este mundo.  El único desarrollo completo durable es el del corazón, es el de la Liberación, que no se hace ninguna pregunta sobre el desarrollo en este mundo puesto que la Liberación es la misma para un niño que para un viejo. 

El viejo tiene más razones de tener sufrimientos, traumatismos, heridas, el niño es virgen puesto que el karma no está activo entre el niño y él está en la espontaneidad.  Es decir que querrías que la Onda de Vida que te ha liberado te aporte más de lo que es sensato aportar.  El desarrollo total nada tiene que ver con la Alegría, porque en la palabra florecimiento (desarrollo total), que pone, yo diría unas circunstancias, como ustedes dicen, previas.  Ahora bien, la Alegría no tiene ninguna circunstancia o condición previas.  La Alegría está o no está, simplemente.  No hay pregunta de desarrollo total porque este se define en relación a los criterios de bienestar, a los criterios de felicidad, a los criterios de ausencia de sufrimiento, a los criterios donde tienen la impresión de que todo va a llegar fácil.  Y para algunos hermanos y hermanas, es así, para algunos amigos también, y para otros no. 

¿Qué es lo que esto quiere decir? Quiere decir simplemente que cuando hay experiencias, estas experiencias, por ejemplo, si uno toma la Onda de Vida, la Onda de vida ha creado la Liberación.  Pero les recuerdo que la Onda de Vida ha liberado el yugo de este mundo, el alma ha podido regresar y algunas veces también ha retornado, es decir que ella ha buscado aún proseguir, lo que es su libertad, el camino en la materia.  El desarrollo total concierne a la materia porque en las otras dimensiones no hay un desarrollo, esto es algo que está allí y que se revela a sí mismo.  Tan pronto como la conciencia pone en marcha, yo diría, un Triángulo elemental, el viaje se hace instantáneamente, más allá del tiempo y del espacio y más allá de lo que uno podría llamar el cosmos, tal como aparece a vuestros ojos. 

Por lo tanto, la noción de desarrollo, nada tiene que ver en relación a la noción de Alegría.  La Alegría no es un florecimiento.  ¿Qué es lo que pasa y cuál es la diferencia?  A nivel de lo vivido, la Onda de Vida, recuerden, tiene y siempre ha tenido tres componentes, si se puede decir de la Onda de Vida.  El primer componente, que nació en Febrero y Marzo 2012, ha liberado las fuerzas de depredación que estaban presentes en los dos primeros chakras.  La Onda de Vida ha subido en el corazón, y ha aportado una especificidad; paralelamente a esto, el Canal Marial y el Canal del Éter fueron activados.  El desarrollo está allí pero no es un desarrollo donde van a decir todo el mundo es hermoso, todo el mundo es gentil, porque la energía cuando ella pasa, como lo saben, la vibración, ella puede reactivar la eliminación de las memorias y de las circunstancias que no son siempre placenteras. ¿Pero placenteras para quién?, para la personalidad, ¿no es cierto?  Por ejemplo, miren a los seres que han sido tocados por este estado de maestría como un lo llamó en esa época, no han sido afectados por lo que sea.  Tienen a nuestro amigo común Bidi que ha continuado dando lo que él tenía que dar a pesar del cáncer.  Tienen por ejemplo a Sri Aurobindo que, cuando él se fue, ha podido regresar y expresarse en su cuerpo de Luz. 

Por lo tanto el desarrollo total es un término que concierne únicamente al sentimiento de bienestar en el sentido más trivial, en el sentido más común, es decir, el momento donde no hay sufrimiento, el momento donde el mental no está ya perturbado, el momento donde las emociones no vienen  a sumergirlos (o casi no) donde globalmente la personalidad, o el ser incluso, aparece como en un cierto equilibrio en un cierto regocijo.  Pero allí, como lo he dicho, este desarrollo total necesita un cierto número de circunstancias.  La Alegría ella, ella fluye del corazón, ella no depende nunca de las circunstancias, ella nunca depende del tiempo.  

Por lo tanto pasar la experiencia de la Onda de Vida, la experiencia incluso de las comuniones entre ustedes, entre nosotros, han sido los marcadores.  Estas experiencias han sido los puntos de referencia para ustedes, que daban efectivamente el sentimiento de que esto iba de un punto a otro.  Pero si aceptan el último punto, es decir que viven que todos estamos en ustedes, e incluso que están cada uno de ustedes en cada uno de nosotros, en ese momento la Alegría es llamada sin objeto.  El desarrollo total es espiritual, cualquiera que sea el estado del cuerpo, cualquiera que sea el estado de vuestras finanzas, o cualquiera que sea el estado de vuestra psique, de vuestros pensamientos.  Ustedes ven que estos dos conceptos y dos mundos que no están separados, por supuesto, pueden superponerse pero que no llaman al mismo vivir, incluso si el resultado puede parecer, en los primeros tiempos, idéntico. 

El desarrollo total, el hecho de tener un marido hermoso, una mujer bella, mucho dinero, que todo pase bien a nivel espiritual, que todo está equilibrado, es algo que puede existir en este mundo, y conocen gente a su alrededor que viven esto mientras otros no lo viven, mientras que parecen, como decir, tener preocupaciones. Pero aquel que está en la Alegría sin objeto no tiene que hacer ningún desarrollo.  Lo que quiero decir es que cuando evocan este punto eso quiere decir ¿qué? Eso quiere decir simplemente que la personalidad, incluso siempre supervisada por el Sí, es aún susceptible de desviar la conciencia del Si hacia la materialidad.  Y por lo tanto esto está vinculado a lo que es llamado la polaridad del alma, si quieren, alma atraída hacia la materia, o alma atraída hacia el Espíritu.  Donde allí, puede haber aun lo que es llamado una búsqueda de objetivo o una búsqueda de desarrollo, o una búsqueda de sentido.  Pero desde el instante donde el alma está en vías de disolución total, pueden permanecer, como por ejemplo Ma Ananda Moyi, en éxtasis durante veinte años como cuando ella estuvo viva. 

Bueno, el propósito no es ese hoy, no es el de huir o de instalarse allí.  Es acompañar la Ascensión colectiva.  La Ascensión individual, la viven, más o menos correctamente, más o menos profundamente.  Pero todo eso, les recuerdo, solo está destinado a facilitar el Pasaje último de la Reversión, esta vez no ya solamente del ego al corazón porque hay quienes van del ego al corazón pero después van del corazón al ego a pesar de la Onda de Vida.  Todo depende del equilibrio, yo diría, y este equilibrio tiene dos lados: de un lado el Espíritu y del otro lado la personalidad.  Mientras que vean que existen aún los dos pero después si los dos se fusionan, hay más necesidad de balance, hay más necesidad de oscilaciones, hay más necesidad de angustia, y no hay necesidad de estar en Samadhi todo el día.  

Allí, en ese momento, ustedes regresan en su totalidad en el momento.  ¿El momento es qué? El momento es donde están allí, no tienen necesidad de meditar, no tienen programa definido, no tiene objetivo, no tienen ambición X o Y, ustedes simplemente están allí presentes, aquí y ahora, integralmente y totalmente.  ¿Qué es lo que pasa en ese momento?  Hay más Presencia, hay más Onda de Vida, hay más Coronas radiantes, hay más Vibral, hay la Conciencia Pura, esta Conciencia Pura sin objeto y sin sujeto, el Jnani como dijo Bidi. Él no se hace la pregunta de todo esto, él trata de estar en el momento que la Vida le propone. Es decir, como dijo Bidi y como nosotros se los hemos dicho, mientras que exista una búsqueda espiritual, una búsqueda de mejora, una búsqueda de recompensa o de gratificación, esto quiere decir que es la personalidad que habla, es esto que es necesario ver. 

Ahora bien, ustedes piden preguntas pero justamente para mostrarles estos procesos yo diría los más finos, y a veces los más maquiavélicos, que se ocultan en la estructura de lo efímero.  La depredación, la conocen, se ha hablado extensamente de los hábitos, las degradaciones del cuerpo, las degradaciones también de la vida, pero todo esto no tiene ninguna importancia cuando están Liberados, no están ya afectados por esto, es decir que eso se manifiesta pero la afectación, hablo de la conciencia pura, no puede ya tener lugar.  Esto les da el derecho de estar en cólera, les da el derecho de llorar, pero solo es temporal, esto no dura,  y como lo saben puede ser constatado por muchos de ustedes, esta especie de versatilidad cada vez más y más rápida. Durante años llegaron a instalarse cada vez más largo tiempo, ya sea en el Si, ya sea en este Absoluto, sea en la vibración de la Onda de Vida o del Canal Marial o incluso en las Comuniones, y allí ¿qué es lo que pasa?  Descubren, para algunos de ustedes, en gran número, que hay fluctuaciones. ¿Esto qué es lo que quiere decir? Que cualesquiera que sean las experiencias de Gracia que han vivido, cualesquiera que sean los encuentros, lo que hayan seguido, tiene un momento dado donde todo eso no existe. Eso no quiere decir que hay que negarlo, eso quiere decir simplemente que hay que estar enteramente disponible y cada vez más en el Momento Presente.  Porque cuando el llamado de María llegue, de la facilidad con la cual puedan ponerse en este estado, antes del restablecimiento o estasis les caiga encima, tienen tres días para hacer el punto.  Por lo tanto allí, lo que pase desde la Asignación Vibral y ya antes, está simplemente allí para mostrarles, no para juzgar sino para estar en vuestro lugar muy exactamente. Y no en otros.  Lo que quiere decir que es que deben, si es que quieren por supuesto, ver todo esto cada vez más precisamente, no para adherirse o refutarlo como en la época, sino para dejarlo pasar.  Solo debe existir la Luz en vosotros.  Cuando duermen, el mundo ya no existe, salvo que allí van a dormir de una manera extraña durante tres días y tres noches, donde van a pasar muchas cosas. 

De lo que tome lugar, ganen los millones de la loto, que su mujer se vaya, o que llegue una nueva pequeña amiga, esto no tiene ninguna importancia, porque si dependen de las recompensas o las gratificaciones exterior, o de las angustias incluso, si quieren,  que sienten, ¿cómo le van a hacer cuando todo desaparezca? ¿Sobre qué van a apoyarse? Sobre lo que son y lo que son nada tiene que ver con todo lo que se ha desarrollado, y construido en el escenario de teatro. Y una vez más lo repito como cada vez, esto no es una negación o rechazo de ver, es justamente una visión mucho más larga, mucho más vasta, mucho más extensa que lo que puedan imaginar incluso o suponer.  Y esto es muy simple, eso no tiene que hacer algo, está justo allí el momento donde es la totalidad, porque el Pasaje, el Ultimo Pasaje se hace en el Momento Presente. No se hace en el sol puesto que el cuerpo de Êtreté está allí, no se hace en otra dimensión.  Lo que quiero decir que cualquiera que sea vuestra Asignación Vibral, cualquiera que sea vuestro destino, es mejor estar aquí para vivirlo, es lo que eso quiere decir.  Por lo tanto, cualesquiera que sean los elementos que se han revelado por sí mismos, las experiencias que han vivido, las más fantásticas como las más aterrorizantes por otra parte, todo esto debe disolverse, y esto se disuelve desde el instante donde permanecen tranquilos, lo hemos repetido desde hace dos años.   

Permanecer tranquilo no quiere decir quedarse en casa y no hacer nada.  Al contrario, les hemos animado a compartir entre ustedes como lo hacen aquí, no para vivir otras experiencias, no para reforzar una conexión a la Eternidad o con nosotros o entre vosotros, sino para encontrarse en esta Simplicidad, en esta especie de desnudez del corazón, a fin de ser realmente libres llegado el momento.  Es decir, allí hablo incluso de Libertad en relación con este plan, con relación a vuestra vida, con relación a vuestros apegos. 

Por lo tanto una vez más y como ha sido dicho antes que yo por el Maestro Philippe, es en vuestra calidad de desaparición que se encuentra la solución.  Si desaparecen en este mundo, durmiendo, o en Éxtasis, y no la fuga, esto se hace en plena lucidez, en plena conciencia si lo prefieren.  Son ayudados para esto por los cuatro Pilares, por el Canal Marial, por la Onda de Vida.  Pero imaginen que habiendo vivido el Si, como esto ha sido indicado hace algunos años por Anaël durante la instalación del Sí, siempre se ha dicho que el Si es maravilloso pero que incluso a nivel del Si uno puede no regresar, esto no existe, pero dar media vuelta porque el alma está siempre presente y que haya una necesidad de mantener una cierta estructura rígida que uno llama la 3Dunificada, o porque haya una “misión” que realizar y saben ustedes muy bien que cuando uno está Liberado, no hay misión.  Para aquel que está en el Si, puede tomar una misión pero esto es a vuestros riegos y peligros. Sin embargo, hay impulsos del alma, hay impulsos de la personalidad y hay también los impulsos del Espíritu.  Lo que los conduzca a la complejidad no viene del Espiritu, aquellos que los llevan hacia las experiencias y hacia las vibraciones, aquellos que los llevan a los encuentros como lo hicimos hace algunos años, solo están allí para recrear los egrégores, de poder, y no para ser libre. 

Por lo tanto, a ustedes les corresponde saber  en dónde entregan vuestra conciencia.  Esto es muy simple: que vivan los chakras, que vivan las Coronas o que no vivan nada, tienen cuando mismo un punto de apoyo lógico, concreto y real, es vuestro estado del momento, allí inmediatamente, que no está condicionado por vuestras experiencias, por vuestras vibraciones.  La Morada de Paz Suprema, es este lugar allí donde las experiencias han sido vividas o no, energéticas, Vibrales, Comuniones, Fusiones, Disoluciones, no voy a recitarlas cada vez.  Si están, y si observan que en los momentos donde están claros, es decir, no lo llamo meditación, sino un momento donde están con ustedes-mismos, sienten muy bien lo que se desarrolla o no a nivel de las energías, a nivel de las vibración, pero directamente en la conciencia. 

Esto es lo que ven en este momento: ven cada vez más vuestra propia conciencia.  Entonces con más o menos angustia, como esto ha sido preguntado a toda hora, con más o menos dolores, con más o menos la noción de un objetivo a buscar o de algo a encontrar, pero eso lo ven claramente.  Observen las Preguntas que son emitidas ahora, aquí y en otra parte, no son las preguntas del mental que pedalea (ven que pedalea mucho), son las interrogantes y cuestionamientos existenciales, los posicionamientos entre la Eternidad y lo efímero, entre lo que es importante y lo que no lo es, y los resultados  por supuesto son profundamente diferentes.  Porque en un caso, si tratan de responder a la pregunta de un objetivo o propósito por ejemplo, encontrándolo que es loable, ¿qué es lo que va a pasar?  Esto puede ser el objetivo o no importa qué, pero algo que les pregunta sobre lo efímero.  Van a constatar muy simplemente, que este pensamiento, este cuestionamiento, va a volver la angustia cada vez más, a revenir y a remontarse.  Mientras que si mantienen el Momento Presente en el Aquí y el Ahora, todo esto no existe.  Entonces por supuesto la personalidad puede tener tendencia a apoderarse de esto para decir, por ejemplo: “Bien yo no hago nada en este mundo, me retiro en un rincón a meditar” o “Estoy apresurado para irme”  Pero si estuvieran constantemente en la Eternidad, a pesar del cuerpo y a pesar de la conciencia de este mundo, no habría interés.  Esto ha sido demostrado ampliamente por las Estrellas, por los Ancianos y por los Seres que han dejado menos huellas, es esto lo que ustedes viven también. 

Entonces, esto puede ser efectivamente agotador, las necesidades fisiológicas se modifican, los mecanismos de funcionamiento del mental ya no son los mismos y por lo tanto esto puede parecerles agotador o extenuante, o al contrario excitante, pero ni uno ni otro.  Lo que no debe perderse de vista, es la finalidad como uno dice, pero no un objetivo sino una finalidad.  Esto quiere decir el momento de la transición de un estado al otro, en toda conciencia.  Y lo más importante, obviamente, es estar presente en la vida, presente a ustedes-mismos, presenta a nosotros, presenta a la inmensidad de las dimensiones, pero antes, deben ver claramente esto de manera cada vez más fina y precisa.  Es exactamente lo que uno observa a través de todo lo que ustedes dicen, todo lo que piden y todo a lo que respondemos. 

Esto les aparecerá claramente. Allí están, como lo he dicho hace algunos días, en esta gama musical que se ejecuta.  Entonces pueden sentir el Triángulo del Aire, por ejemplo en este momento, después otro interviniente va a llegar, y esto puede ser el Triángulo de la Tierra: uno hace música.  Pero no es una música que tiene un objetivo, de crear una sinfonía, de crear una historia, es una música que los reenvía al Silencio musical, es decir a la Eternidad.  Porque la nota musical es cada vez más precisa, y cuando haya perfección de lo que es visto sobre la conciencia, lo que es musical deviene perfecto y se hace sin esfuerzo. 

Allí también está la Gracia.  Por supuesto que existe el aprendizaje, y que han hecho el aprendizaje de la Luz “ahora”: Jugar con la Luz.  Esto quiere decir manifestar los potenciales plenos de vuestros Elementos constituyendo el Eterno a través de los Triángulos, a través de las diferentes manifestaciones, pero saben bien que estas manifestaciones son solo los soportes para recobrar aún más fácilmente el momento presente. 

¿Cómo saben que están en el Momento Presente?  No lo saben, pues no están allí.  Ustedes se duermen.  Y si no se duermen, mantienen la Morada de Paz Suprema.  ¿Qué es lo que pasa en la Morada de Paz Suprema en este momento, no para aquellos quienes viven la experiencia sino para aquellos que se instalan permanentemente?  La vida continúa.  La Claridad es cada vez más grande, no sobre este mundo que es confusión y que será cada vez más confusión a medida que la Luz va remover todo esto, sino simplemente a nivel interior, es decir que están lúcidos incluso si no saben por qué, incluso si se hacen aún la pregunta de por qué tal problema, tal dolor o tal emergencia de un fenómeno, ustedes está más allá de eso.  Y es lo que se debe llevar a cabo, yo diría.  Es demostrarse a sí mismos que lo que sea que llegue a vuestro cuerpo, a vuestro monedero, a vuestras relaciones cualesquiera que ellas sean, ustedes mantienen esta conexión y este estado. 

Entonces por supuesto, al principio eso puede desencadenar una dificultad, pero si llegan a desaparecer, como ustedes llaman a dormirse,  para un sí y para un no, y a veces incluso tener una dificultad para recordar que estaban haciendo antes, o incluso quien son (esto va a sucederles cada vez más frecuente); ustedes duermen, me escuchan hablar y escuchan una canalización o leen un texto y de un golpe viene la pregunta la más terrible y más sorprendente que pueda llegar: se preguntan quién son.  Y esto es una buena señal porque cuando esta señal está allí, cuando eso les llega, ustedes saben uno sabe todo eso en la mañana cuando uno se despierta, hay un momento donde uno se pregunta: “¿Pero quién soy yo? Y  ¿dónde estoy?”  Y se dan cuenta que ahora, para muchos de ustedes, estos momentos existen pero no hay necesidad de dormir.  Les sucede cuando van manejando, cuando limpian la casa, de un solo golpe, se hacen la pregunta: « ¿Quién soy yo?”  Esto no es una búsqueda de objetivo, no es una necesidad de responder a la pregunta, es que no saben ya quiénes son en el seno de una persona.  Esto es una señal importante, como el adormecimiento, como la capacidad de vivir una emoción por ejemplo, una angustia incluso, verla, experimentarla pero no sufrirla.  Todo esto es lo que viven, los mecanismos de ajuste extremadamente finos.  Es por esto que hemos decidido durante este mes, de darles los Cuadernos, yo diría, de ruta pero estos Cuadernos de ruta son los Cuadernos de la Ascensión porque es lo que se desarrolla entre el pasaje de la primera Estrella y el Llamado de María. 

Hasta una próxima vez, ciertamente.
 

*   *   *
                       

Mi nombre es HERMANO K.   Hermanos y hermanas en esta asamblea y en toda persona que se dignará leer, reciban amistad y Amor, en el corazón. Establezcamos, si lo quieren bien, un momento de Silencio, un momento de Eternidad.
 

… Silencio…
 

Escucho con atención vuestra primera pregunta.
 

Mientras no haya pregunta, permaneceremos en este estado.

 

PREGUNTA 17: ¿Cómo puede uno estabilizar el Momento Presente?
 

Bien amada, el Momento Presente puede representar, yo diría, un reto en los primeros tiempos. Se han dado cuenta, unos y otros, que hay momentos donde este momento presente estaba allí y los momentos donde no lo estaba.  La característica del Momento presente es estar libre de pensamientos, libre de todo lo que viene del pasado como de todo lo que se pueda proyectar en el futuro.  El Momento Presente engloba al mismo tiempo el pasado, el presente y el futuro, no en una perspectiva lineal sino más bien transcendental.  En efecto, solo cuando no están afectados de ninguna manera por vuestro pasado y cuando están liberados de toda proyección en el momento siguiente, o en un momento futuro, es que el presente puede desarrollar su majestad conduciéndoles a manifestar el Amor el más puro, el más incondicional y el más transparente posible.

Esta presencia en el Momento Presente es de alguna manera una desaparición total de lo que condiciona y orienta lo que llaman la vida y lo que nosotros llamamos la vida en encarnación.  El Momento Presente es por lo tanto virgen de toda impresión, de todo pasado como de toda proyección del futuro.  El Momento Presente ha sido abordado de diferentes maneras durante estos años, que esto sea a través de los procesos llamados de subidas vibratorias a través de procesos cristalinos, a través de encuentros, de Comuniones.  El Momento presente hace irrupción para cada uno de vosotros en el desarrollo ordinario de vuestras vidas, que estén o no preparados o que lo hayan deseado o no. 

¿Cuáles son los primeros pasos que son por lo tanto, no para buscar sino más bien para identificar en el desarrollo de vuestra vida y de vuestros días?  En primer lugar hay un momento que calificaría de desarrollo o de abandono, donde hay como una especie de ruptura de la linealidad de la conciencia habitual y ordinaria.  Cada instante está condicionado por su puesto, en el ser humano, por los acondicionamientos, las experiencias del pasado, las heridas como las alegrías del pasado pero también de una necesidad de protegerse, por la proyección en la anticipación de los instantes siguientes.  En este desarrollo lógico y habitual de la conciencia egótica básica, se manifiestan los momentos de ruptura.  Estos momentos de ruptura hacen desaparecer el flujo de los pensamientos y el flujo de informaciones energéticas y Vibrales que los alcanzan.  Es el momento donde llegan, de alguna manera a tomar conciencia y a distanciarse de vuestros propios pensamientos, ya que los conciben como algo que pasa, y que no ha nacido en vuestro seno sino solamente en vuestra reflexión.  La reflexión solo reenvía la imagen en espejo comparando la situación actual a una situación pasada, que esto sea una herida, que esto sea un aprendizaje o que esto sea simplemente los mecanismos rutinarios de la vida. 

En la vivencia del Momento Presente, por experiencia en primer lugar, que eso sea desencadenado por las subidas vibratorias o por el encendido de las Coronas radiantes, o aun de la Onda de Vida o de la Comunión por intermedio del Canal Marial, el Momento Presente es por lo tanto un momento que calificaría de no lineal y de momento sin tiempo.  El momento sin tiempo es el momento donde el tiempo no se cuenta más, dando un sentimiento y una vivencia de inmovilidad, de irrealidad, todo siendo densificado en el peso de su presencia de Espíritu en la materia. Esto que está para identificar es exactamente eso.  Los instantes donde eso se produce, los casos más importantes se traducen por un adormecimiento espontáneo o una disrupción de la conciencia que corresponde a lo que ha sido dicho anteriormente, pudiendo ser llamado el sentimiento de no ser ya una persona, llamando la conciencia a preguntarse quién es ella, o donde está, o eventualmente en cual vida o tramo de vida ella se inscribe. 

El Momento Presente es por lo tanto un momento de ruptura. Como tal, es por lo tanto extremadamente fácil identificarlo en la organización de vuestros días e independientemente de toda alineación, de toda meditación o de toda interioridad.  El Momento Presente, los llama, en esta linealidad, a plantear en conciencia en lo que no tiene ni origen ni fin, ni causa ni consecuencia, ni efecto ni reacción.  En este estado de Presencia y de momento presente, hay un sentimiento a nada otro comparable, cualquiera que sea la intensidad de la confusión posible de la conciencia ordinaria, la percepción clara de otro estado, si se puede decir, de la conciencia.  Es esta otro estado que viene a aniquilar de alguna forma la linealidad de la conciencia ordinaria. Es el momento en donde ya no están condicionados por un pensamiento, una emoción, un recuerdo o por un elemento no perteneciendo al momento presente sino al momento siguiente. 

Esto puede duran un tiempo infinito pero que en realidad no dura mas que unos segundos o unos minutos, pero si son capaces de llegar por la meditación, por la vibración, por la alineación, esto puede durar el tiempo que lo deseen. Lo importante es determinar este momento presente, no en los momentos donde están en la acción para vivirlo sino más bien en el desarrollo de la linealidad de la conciencia, cualquiera que sea lo que van a conducir y a llevar a cabo en un día.  Es el momento donde sin reflexionar o sin hacerse la pregunta se manifiesta un sentimiento de Evidencia, un sentimiento de densidad, de plenitud y de ligereza al mismo tiempo, que no es procedente de una causa y que es aún menos la consecuencia.  Esta ruptura de linealidad correspondiendo al Momento Presente, ha sido desplegada durante estos años a través de lo que es nombrado y fue nombrado y es aún nombrado  Hic et Nunc o si lo prefieren Aquí y Ahora, o IM e IS, que es uno de los segmentos de la Cruz Cardinal en vuestra cabeza. 

El Momento Presente es  reconocible entre todos porque es un instante que puede aparecer como suspendido o un instante que no pertenece a la linealidad vivida algunos segundos antes. Allí también existe por lo tanto, en esta vida ordinaria, los elementos superponiéndose y añadiéndose a la conciencia ordinaria que les hacen tocar, de alguna manera, en estos momentos ordinarios, la Verdad.  Ustedes lo sentirán, si esto no es ya hecho, fácilmente, desde el momento donde se sorprenden a sí mismos no siguiente un hilo lógico en sus pensamientos, en sus emociones, sus proyecciones o sus reminiscencias. En esos momentos, hay actualmente una saturación de alegría, pero no una saturación de alegría de salir de este mundo o de vivir la extracción de este mundo, lo que uno podría llamar un éxtasis, sino más bien en el curso o el transcurso de la vida ordinaria que sea, en las tareas más repetitivas o las más insignificantes que van a realizar.  Estos momentos, por el momento bastante efímeros, van a tomar cada vez más importancia.  De la misma manera, llegan momentos en el curso de vuestros días como de vuestras noches, donde les parece vivir algo irreal, no en su aspecto desconocido sino en su aspecto simplemente no ordinario y por lo tanto ya conocido. 

El Momento Presente es rico en sí-mismo.  No tiene necesidad de ningún soporte, simplemente que estén ustedes-mismos en el Abandono, en la Humildad y en la Simplicidad, lo que puede obtenerse sin ninguna dificultad durante un acto cotidiano repetitivo de vuestra vida, sea el aún una vez el más detestable. Este evento, esta sucesión de eventos ordinarios y habituales, que llevan a cabo cada día, les ofrecen la oportunidad de suspender la conciencia en su expansión y en el englobamiento de la conciencia efímera borrándose entonces ante la conciencia de la Eternidad.  Esto es un enfoque y una penetración cada vez más al corazón de vuestro corazón, de la importancia de la Eternidad, de la importancia que colocan en vuestras actividades efímeras o en vuestra Conciencia Eterna. 

Así pue, en cada respiración, en cada soplo en adelante, y aunque independientemente de todo ejercicio cualquiera que sea o de toda técnica, sea cual fuere, y se le ha comunicado estos últimos tiempos ciertos movimientos por el Maestro Li Shen que fueron incluso, para el despliegue del movimiento. Para hacer el Silencio del pasado y del futuro e instalarse, durante el ejercicio y los tiempos siguientes más o menos largos, en la Verdad de vuestra Eternidad.  El Momento Presente, es estar colocado en el centro de la Cruz, en el Corazón del Corazón.  Es el equilibrio total manifestado y alquimizado entre la Onda de Vida, el Canal Marial y la Corona Radiante del Corazón, en el pecho, entre los cuatro pilares que son la Humildad, la Simplicidad, la Ética y la Integridad, correspondiendo por otra parte a lo que fue llamado en su tiempo la Nueva Eucaristía pero también la Presencia del Cristo a nivel de la puerta KI-RIS-TI situada en vuestra espalda. 

El proceso localizado a nivel del pecho, respiración y circulación del corazón, si están atentos en los momentos donde se vive el Momento Presente en lo ordinario de la vida, van quizá a señalar lo que llamaría no una anomalía sino un sobresalto cardiaco, lo que quiere decir que ustedes descubrirán, si llevan vuestra conciencia más arriba al momento donde esto se produce, una especie de abandono del ritmo cardiaco como también de la respiración. Este sobresalto solo dura algunos segundos durante la instalación del Momento Presente.  Esto puede también manifestarse por una especie de abandono del ritmo cardiaco como de la respiración.  Esto también puede manifestarse por un bostezo o una necesidad de estirarse, o al contrario, una necesidad de reunir el cuerpo. Si observan y notan estos momentos allí, vivirán este Momento Presente con una muy grande facilidad a medida de la linealidad del tiempo, evidentemente fuera de todo contexto orientado como una subida vibratoria o como una alineación, o aún una meditación o una plegaria. 

El Momento Presente es por lo tanto la irrupción de lo maravilloso y sagrado en el seno de lo que no lo es, y que por tanto está a cargo de manifestar la misma vida, que esto sea en el mantenimiento de un jardín, como en un reencuentro importante o una simple discusión con un desconocido.  Identificar eso por la atención y la vigilancia les permitirá muy fácilmente y más allí, lo repito, toda percepción vibratoria de descenso o subida de Luz, como esto se produce regularmente después de tanto tiempo a finales de vuestras jornadas, como ustedes lo han observado durante las alineaciones y en particular a partir de las 17 horas, hora francesa, donde la intensidad de la energía crece más o menos rápidamente hasta el momento donde la noche, yo diría, está bien avanzada.  Todas estas manifestaciones son las manifestaciones del momento presente. 

Cultivar el Momento Presente puede también ser el objeto de atenciones y cuidados especiales.  Los envío para esto a las innumerables técnicas respiratorias, en particular la técnica del Maestro Ram, en particular el yoga dado por Un Amigo, concerniente al Yoga de la Eternidad, el Yoga de la Verdad o aun lo que fue llamado las Bendiciones Arcangélicas, o aún la activación de los nuevos cuerpos. 

Constatarán también que en el Momento Presente, en la vida activa, es decir en lo cotidiano, va a manifestarse por una conexión muy fuerte a nivel de los pies con el sol.  La energía y la vibración, en este momento son asimilables, pero no es lo mismo, que la Onda de Vida.  Ella corresponde a una activación que calificaría de local, los chakras de los pies situados en la planta de los pies y dando un sentimiento de contacto a veces doloroso con la tierra.  En otras circunstancias constatarán que son los Triángulos Elementales de la cabeza que se activan, lo más frecuente dos por dos.  Todo esto traduce los mecanismos que están trabajado para la instalación del Momento Presente, el Momento Presente final siendo simplemente el Pasaje final orquestado por el Arcángel Uriel y sobreviniendo después del Anuncio de María. 

El Momento Presente es el lugar donde se sitúa la Eternidad y por lo tanto la reconexión con la Fuente definitiva, que corresponde a lo que fue llamado por la Fuente ella-misma: La Promesa y el Juramento.  Que la Fuente les ha recordado hace pocos meses.  Todo esto se encarna, yo diría en lo más profundo de la tierra hasta su Núcleo Cristalino, de la misma manera en vosotros, hasta lo más profundo de vuestro corazón y vuestras profundidades.
 

Yo soy HERMANO K, y escucho, a fin de transmitir vuestra próxima pregunta.
 

*      *     *
 
FIN DE LA TERCERA PARTE

 

 

 


 

 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario