miércoles, 23 de julio de 2014

PARA RE-LEER MARÍA 5 DE JULIO DE 2012


MARIA
5 de Julio del 2012


Yo soy MARIA, Reina de los Cielos y de la Tierra. Hijos amados, les doy gracia y Bendiciones y me instalo a vuestro lado.


Una serie de elementos, que les han sido dados por Arcángel MIGUEL y METATRON, los han llamado a participar en la Liberación de la Tierra. Por vuestra Presencia, por vuestra asiduidad, por el trabajo ya realizado hoy, se les ofrece (antes que el conjunto de vuestros Hermanos y de vuestras Hermanas por todas partes sobre este planeta, me oigan) de oírme, de percibirme y de sentirme a vuestro lado, a fin de Comulgar, a fin de experimentar el Amor (mas allá del encierro, más allá de este cuerpo y más allá del alma), a fin de darles a vivir en el transcurso de este Pasaje, lo que ustedes Son. Estamos a vuestro lado, y desde esta noche, a las 22 horas (Nde: ver la rúbrica Protocolos a practicar- Acoger el Manto Azul de la Gracia). Durante las tres últimas sesiones del Manto Azul de la gracia, estaré, para ustedes, a vuestro lado. La percepción común de nuestra resonancia y de nuestra Comunión, devendrá una evidencia tal que ya nunca podrán mirar este mundo de la misma forma y que entenderán entonces la realidad y la intensidad de todo lo que hemos realizado juntos, durante estos años. A través de esta Comunión y a través de nuestra Fusión, si están abiertos a mí, como estoy abierta a ustedes, se darán cuenta de la Verdad, la que es la más completa, la más total, que devendrá para ustedes la más evidente.


En mi última intervención, les hablé de las instituciones de este mundo. Ustedes las ven marchitarse bajo vuestros ojos. Les pido encarecidamente llamar a MIGUEL, de llamarme, así como a mis Hermanas Estrellas o los Ancianos para que a través de nuestra Comunión, en vuestro Canal Marial y en el Interior de ustedes, encuentren la fuerza y la iluminación necesarias para atravesar este período, a fin de pasar en Eternidad. A medida que vivan nuestras Comuniones y nuestras Fusiones, se aproximarán a vuestra Disolución, en una Paz como ninguna otra. No hay otra forma de ver y de vivir lo que se desarrollará ante vuestros ojos de carne. Ustedes atraerán todo lo que es suficiente, necesario y útil para ser finalmente lo que ustedes Son. Estamos allí, en ustedes, a vuestro lado, en vuestros Cielos, para permitirles realizar este Pasaje de manera la más dulce, la más gozosa y también, para vuestra Conciencia, la más evidente. Vuelvan vuestra mirada y vuestro Corazón hacia nosotros, en lugar de lo que se llevará a cabo, concerniente a lo que está muerto y que no es Eterno y que no tiene ningún sentido, en comparación del Amor y de la Luz, y de la Belleza.


Vuestras noches, vuestros días, van a transformarse. Sabemos ya que muchos entre ustedes, desde hace algunas semanas o meses, por la acción de la Onda de Vida y del Manto Azul de la gracia, han comenzado su regreso Eterno a la Eternidad. La Liberación no es una palabra en vano. Constatarán, por ustedes mismos, que lo que viven es el Amor y no lo que la persona que son aún, hace algunos meses podía imaginar, concebir o creer como Amor. Vuestra visión ya no está afectada por las reglas y los marcos de este mundo, sino por el Amor, en el sentido más elevado, del cual mi Hijo les había hablado y que no obstante ha sido tan alterado por los hombres y las mujeres, en el conjunto de este mundo. La Libertad, la Liberación que viven, les permite no ser afectados por el desarrollo del escenario de este mundo, cualquiera que el sea. Toda la fuerza, todo el Amor y toda la Verdad, se encuentran en lo que establecemos juntos. Ustedes atraerán todo lo que es necesario, atraerán lo esencial. Todo el resto les parecerá bien marchito, a medida que acepten Abandonar lo que creen ser, para penetrar la Eternidad.


Esta es la forma más adecuada para vivir este Pasaje de la Sombra a la Luz y recobrar lo que Son, en totalidad. Entre más se Abandonen a la Luz, entre más se Abandonen ustedes mismos, mas descubrirán la verdadera Vida, la Vida Eterna en CRISTO. Permanecerán aún el tiempo necesario, y corto, en la superficie de este mundo, recorriéndolo a vuestra manera, pero emanando lo que nunca habían emanado hasta el presente, porque vuestro Corazón estará presente, no en vuestra cabeza, sino en la realidad de lo que está para vivir. La Paz devendrá vuestra Morada, no importando que sea la no-Paz de este mundo. Actuarán sin reaccionar, sin sentirse implicados o concernidos, en una Beatitud que pocos de entre ustedes han conocido. Esto implicará e inducirá en ustedes una Conciencia y una Confianza nuevas, donde la certeza no podrá ser alterada por cualquier actividad de vuestro intelecto. Sabrán donde está la Verdad, más allá de todo discurso, y más allá de toda justificación y toda explicación. El tiempo que viven es un tiempo particular y durante estas tres semanas, por la acción del Manto Azul de la gracia, durante nuestros encuentros, las nuevas Vibraciones aparecerán sobre este cuerpo, que les permitirán también pasar en las Moradas de la Eternidad, a voluntad, de llegarnos a ver o de acogernos, de manera cada vez más sensible, cada vez más evidente. Poniendo fin a toda duda, poniendo fin a todas vuestras creencias, a todas vuestras ilusiones, a todas vuestras esperanzas y a todos vuestros deseos, porque no habrá nada a desear o a esperar y, para ustedes, realmente, todo será consumado, totalmente: La Ascensión será realizada. En este último Tiempo (y el fin de la Ilusión) y el principio de la verdadera Vida, más allá de mis palabras, nuestras Comuniones, nuestras Fusiones y vuestros mecanismos de vuestra propia Consciencia, les darán cuenta y darán el valor, la veracidad y la intensidad. Como los Ancianos les dijeron, no puedo más que decirles: “permanezcan tranquilos, olviden lo que debe serlo”.


Como les dijo mi Hermana TERESA, ¿qué es lo que es importante para vosotros? Es uno u otro, y lo constatarán. No podrán ya del todo estar en una situación inestable. No podrán ya del todo jugar los roles que no están conforme a la Verdad del Amor. Tendrán que aceptar ver lo que la Luz y el Amor y mi Presencia les darán a ver, porque encontrarán la iluminación la más perfecta y también la fuerza de superarlo. Constatarán, por ustedes mismos y en definitiva, que cualquiera que sean los horrores o las alegrías que han vivido, en esta persona que son, hay muchas cosas que van a desaparecer a causa de que no son Eternas, no permanentes. Más que nunca, la Llamada de la Luz, la Llamada que es la mía, la Llamada de la Tierra por la Onda de Vida, va a aparecerles como la única posibilidad de escapar a todo sufrimiento, a todo desequilibrio, a toda enfermedad y a todo obstáculo y que, si por el contrario, resisten, que si al contrario, no viven (por un rechazo que solo puede venir de ustedes) lo que se desarrolle, eh bien, ustedes asumirán responsabilidad de vuestra Libertad.


El Amor que está allí, que se manifiesta a través de nuestras Comuniones y nuestras Fusiones, es la única Verdad. Todo el resto solo son los andamios, las construcciones, que solo tienen sentido a través de la limitación de este mundo. Pero ustedes no son de este mundo. Ustedes son más vastos, más grandes que lo que les da a observar vuestra consciencia limitada, de este cuerpo de esta vida. Pero esto digo no es para estar de acuerdo, sino que lo vivirán, vivirán los efectos y por lo tanto, ustedes mismos son los que se colocarán en la Libertad o en los apegos a este mundo. Todo se realiza en ustedes. El Canal Marial está listo. Sumérjanse en esto, y encontrarán la Paz. Sumérjanse en vuestra Verdad Eterna y vivirán la Paz.


Intentar resistir, intentar oponerse o confrontar a este mundo en sus desequilibrios, no hará que hacerlos resistir y sufrir. Entonces, por supuesto, para ustedes existe a través de las cosas que no conciernen vuestra vida pero al planeta en su totalidad, los elementos que pueden ser difíciles, que pueden ser incluso terribles pero nada de esto puede mantenerse ante el Amor, nada de esto puede ser real, a condición de que ustedes mismos devengan esta Verdad y esta Belleza, a condición que permanezcan en la consciencia de nuestras reuniones, en la consciencia de la Paz suprema, las Alineaciones, las meditaciones, en resumen todo lo que realizan en ciertos momentos, y donde impulsan una fuerza cada vez más viva y cada vez más evidente, para manifestarse, mucho más allá de este mundo, precisamente en vuestras Moradas de Eternidad.


El tiempo de nuestra Unión, de nuestro Amor y de vuestra Libertad, está allí. Entonces por supuesto, allí también, según vuestra mirada, si la mirada es la de vuestros ojos, de vuestra persona, de vuestros intereses en este mundo, esto los alejará del Amor. Por el contrario, si la mirada es la de nuestros Encuentros, de mi Presencia a vuestro lado y de nuestras Presencias a vuestro lado, entonces esta mirada nunca podrá estar separada, dividida, inscrita en el miedo, inscrita en la continuación de este mundo. Vivirán, verdaderamente la Libertad. Vivirán en Conciencia esta Liberación. Cuando les hemos dicho que estamos a vuestro lado: por supuesto, van a vivirlo, ustedes que han sido los Ancladores, los Sembradores de Luz, o ustedes que ahora descubren la Luz.


Todo lo que se desarrolle, se desarrolla al exterior de ustedes y en ustedes. Y lo que sucede en ustedes, es mucho más extenso, mucho más importante que lo que este mundo tendrá que atravesar. Si aceptan entrar en lo que ustedes Son, lo que vivirán será tan intenso que vuestra mirada cambiará, que vuestros hábitos cambiarán, en todos los niveles. Durante estos tiempos (que son los tiempos extremadamente reducidos en duración pero extremadamente fuertes en intensidad, porque las Vibraciones de la Luz, porque la Onda de Vida ella misma, vienen a calentar este Efímero que está allí y que no es la verdadera Vida), yo me mantengo al lado de cada uno de ustedes.


Algunos de ustedes responden a mi Presencia, por la Onda de Vida que remonta y que les da a vivir esta alegría y este Éxtasis, donde nada mas existe que el espacio de nuestra Comunión y el espacio de nuestra Fusión. De ahora en adelante no hay mejor preparación. No hay mejor posibilidad de vivir este Pasaje.


De ahora en adelante, y para aquellos de ustedes los más asiduos a su Abandono de ellos mismos en sus hábitos y en lo que está limitado, entre ustedes que están lo más avanzados como Liberadores, yo instalaré mi Presencia en permanencia. Más allá de la Llamada que les es propia, y tal como ha sido explicado por los Arcángeles, el hecho de Comulgar, en permanencia, entre nosotros, implantará toda la potencia del Amor, toda la Vibración del Amor y los desconectará del encerramiento. Encontrarán, que esto sea conmigo, que esto sea con mis Hermanas o algunos Ancianos, encontrarán, en esta Unión y esta Comunión, lo que habían perdido. La Multidimensionalidad, la Transparencia, la Humildad, la Simplicidad. Aumentarán a medida que concientizaremos nuestra Unión, nuestra Comunión.


Por lo tanto, he venido a invitarlos, ustedes que están aquí, ustedes que escucharán, ustedes que leerán, que sean Liberadores o aún vacilantes y oscilantes. Si realizan lo que dijo el Arcángel Miguel, a partir de esta noche, constarán, con evidencia, que alguna cosa irremediable ha cambiado, alguna cosa que los llena, que los abre y que los saca, verdaderamente y literalmente de todo lo que estaban aún apegados, a todas vuestras creencias, a todas las ilusiones de esta vida. Lo que viene es la verdadera Vida, la Vida Eterna, la que no se avergüenza del miedo, de un cuerpo o de este mundo. Esto no es, allí no mas, una necesidad de huir de este mundo sino mas bien la Verdad de lo que ustedes Son, y únicamente esto, que los llamará. Estén atentos a lo que se manifestará a vuestro lado izquierdo. Yo soy MARIA, Reina de los Cielos y de la Tierra y me aproximo a ustedes cada vez más, pidiéndoles si quieren ser Libres, si quieren recobrar las Moradas de Paz Suprema, las Moradas de Paz y de Amor. Nuestras Comuniones, nuestras Uniones van a devenir en alguna forma, cada vez más palpables, cada vez más sensibles y sobre todo, entre ustedes, para algunos, cada vez más permanentes, y estaré efectivamente a vuestro lado.


Entonces por supuesto, en la mirada de la personalidad, esto no puede ser. Hay una negación, antes incluso de vivirlo, porque en la personalidad, si ella acepta este contacto, ella sabe pertinentemente que desaparece. Vengo a infundirles, más allá de mi Llamada colectiva, la Fuerza, el Amor y la Paz, para vivir lo que está para vivir, aquí: la Liberación de la Tierra y vuestra Liberación. Recuerden también que el Amor y la Luz son Inteligencia y que si aceptan, el Amor y la Luz guiarán vuestra vida, mucho mejor de lo que ustedes lo harían en estos tiempos particulares. Allí también, a ustedes les corresponde decidir, les corresponde ver lo que quieren y lo que pueden. Pueden efectivamente regocijarse, y este regocijo no tiene nada que ver con los placeres y los deseos de este mundo.


Las experiencias llevadas a cabo por vuestra consciencia los transforman, más fácilmente que nunca. Todo lo que es vivido es una piedra aportada a vuestro edificio de Amor y de Eternidad. Entonces por supuesto, en lo que está para vivir, ahora, para ustedes, los Liberadores y aquellos que acogerán lo que yo Soy, esto podrá parecer, para aquellos que están en resistencia, como una ilusión, como algo que ellos no pueden comprender y que por lo tanto para ellos, es peligroso. No se ocupen de esto. La Luz y su Inteligencia, el Amor y su Belleza, los extirparán literalmente de todo lo que no es esta Eternidad, este Amor, sin que tengan que hacer nada. Todo se desarrollará a la perfección porque han trabajado, porque han hecho posible mi Presencia a vuestro lado. Y si mi presencia a vuestro lado se hace permanente, serán nutridos, porque una Madre nutre a sus hijos con el Maná Celestial y este Maná Celestial no tiene necesidad de nada más. Entonces por supuesto, para un cuerpo humano, esto puede parecer imposible. Esto es imposible mientras que yo no esté allí o mientras que una de mis Hermanas no esté allí. Pero la permanencia de nuestra instalación, muy rápidamente les permitirá constatar los efectos de nuestra Presencia. No tendrán ya necesidad de lo que sea, ni de dormir, ni de comer, ni de discutir, ni de luchar. Se sumergirán, cada vez más en nuestro Encuentro, porque todo está allí, porque, en este Encuentro, viven la Libertad, cualquiera sea lo que sea aún este mundo. Y allí también, pide hacerse la pregunta: “¿quieres ser Libre, quieres Comulgar, quieres Fusionar o prefieres quedar encerrado, prefieres realizar lo que está para realizar sobre este mundo en lugar de lo que te propongo?” Una Madre amorosa deja Libres a sus hijos: Yo propongo y ustedes disponen. Allí está el Amor. Allí está la Libertad. Nadie vendrá a contrariar vuestras elecciones, incluso si ciertas de estas elecciones en el momento de la Liberación colectiva pueden llevarlos a ciertos elementos que, sobre el momento, pueden parecerles desagradables, difíciles. Ustedes lo han elegido, nadie más que ustedes lo han elegido, porque estos momentos son privilegiados y que están inscritos de toda Eternidad y que son, si se puede decir, una forma de consecuencia directa de vuestra elección.


Responderé a cada uno de ustedes, como mis Hermanas se los han dicho, pero la instalación de esta permanencia de mi Presencia puede en un primer tiempo desestabilizarlos, no será mas que por la desaparición de toda necesidad de este cuerpo que habitan. Esto no tiene que ser un esfuerzo de voluntad o una necesidad de conformarse a lo que yo habría, por ejemplo, anunciado, sino mas bien vuestra Verdad que está para vivir, si aceptan, como esto ha sido dicho, desaparecer en totalidad. Si desaparecen (a nivel del intelecto, al nivel de vuestras emociones, a nivel de la atracción por este cuerpo) constatarán que ustedes, están todavía, en este cuerpo, pero que nunca más las cosas serán como antes. Nunca más podrán dar peso a un sufrimiento, porque se iluminarán, cada vez más fácilmente, en un Amor cada vez más grande, que existe entre nosotros pero que existe, también y sobre todo, en ustedes. Ustedes lo vivirán, y lo vivirán cada vez más intensamente beneficiándose del influjo del Manto Azul de la Gracia en estas tres últimas sesiones, lo que les da a vivir las percepciones de las que les ha hablado el Arcángel MIGUEL (Nde: ver protocolo a practicar- Acoger el Manto Azul de la Gracia y la referencia a los jueves 5, 12 y 19 de Julio). La potencia saldrá de allí. Todas las preguntas serán barridas ante la evidencia de lo que ustedes Son. Han sido nombrados los Hijos de la Libertad y son, también, los Liberadores de vuestra propia Libertad, de esta Tierra. Restableciendo esta Comunión y esta Fusión con nuestros Planos, ustedes firman el Regreso a vuestro Hogar, a vuestro devenir. Allí también, me repito, a ustedes les corresponde ver, a ustedes les corresponde decidir: dónde se colocan, donde se establecen, ¿están listos para acogerme?


Como Madre, yo lo soy, todo el tiempo, ahora, porque estoy ya a vuestro lado. Permanezco con ustedes, a vuestro lado y en ustedes, en esta Comunión y esta Unión, Fuente de Alegría, porque se trata de Reencuentros. Reforzando, para ustedes, aquí, para ustedes que escuchan, para ustedes que leerán, porque lo que vamos a reforzar, es nuestra Comunión, nuestra Unión, nuestro Amor independiente del tiempo, independiente del espacio, independiente de este mundo. En el Silencio, se despliega nuestra Unión.


La Vibración de lo que ha sido nombrado, el undécimo, el duodécimo Cuerpo, van a atestiguar también y ser los testigos de esta Comunión. Los últimos velos de lo que los alienaba, están en este momento, incluso a punto de desaparecer, totalmente. Los invito a estar a la escucha de ustedes mismos y sobre todo de nosotros mismos. Aquí mismo, en esta Paz, los acojo, como ustedes me acogen. Muchas manifestaciones van a aparecer, que esto sea en vuestras noches, en vuestros Cielos, en vuestros momentos de quietud, o en los momentos ordinarios. No rechacen. Vivan en el efecto y la Verdad porque a través de esto, descubrirán como lo he dicho, todo lo que es necesario para vivir, ahora, lo que está para vivir. Recuerden también que no pueden traer a nadie, allí donde están y allí donde van, que el único testimonio que pueden dar es a ustedes mismos y a aquellos de sus Hermanos y sus Hermanas que les aparecerán, muy fácilmente, ellos también como, los Liberadores. Porque encontrando un Hermano y una Hermana que vive esta Liberación y que es un Liberador, el Sonido que oyen devendrá más intenso y será más agudo. Esto les ha sido explicado ya. Esto será, de alguna forma, un testigo y el barómetro de las diferentes interacciones posibles, aún, sobre este mundo. Recuerden también lo que les han dicho los Ancianos: que todo apego es una resistencia a mi Presencia. No vengo a pedir otra cosa que Sean ustedes mismos, no vengo a pedir cambiar vuestra vida porque eso, es el mundo que la cambiará. Sino cambiar lo que son para desaparecer de lo que no son, de todo lo que solo pasa y que lleva resistencia y sufrimiento. Porque vengo a darles la Paz de la Libertad, la Paz del Amor, que no es otro que ustedes mismos cuando no están ya sumisos a las Ilusiones y a lo Efímero.


Por estas palabras, doy gracias a vuestra escucha, a vuestra acogida, a nuestra Unión, a nuestra Comunión, a nuestra Fusión, y a la Disolución de todas las ilusiones. Recuerden que ninguna mirada exterior puede darles lo que yo les doy. Se trata de prioridad, se trata de mecanismos que les han sido largamente explicados, sobre la Atención y la Intención y sobre todo sobre la Transparencia y sobre la Infancia. Guarden esto, en alguna parte en ustedes, porque tendrán necesidad, en ciertos momentos, pero pueden contar con nosotros. Ayudamos, juntos, a vuestro Renacimiento.


Hijos bien amados, aquí y en todas partes, ustedes que están abiertos, ustedes que han trabajado y trabajarán, están, en alguna forma, en los puestos avanzados. Estén lúcidos. Sean Humildes. Sean Transparentes. No detengan nada, no bloqueen nada, no rechacen nada, porque en la Paz de nuestro Encuentro, nada puede existir para alterar lo que van a encontrar: ustedes mismos, más allá de todo rol, más allá de todo Efímero. Sean Humildes. Den gracia como nosotros damos gracia. Vuélvanse hacia nosotros como nosotros nos volvemos hacia ustedes. Allí está el Pasaje. Aprecien, no como la necesidad de mostrar o de demostrar, sino simplemente siendo lo que Son.


Yo soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra y les doy cita cuando lo deseen, porque estamos allí, porque todas las separaciones, todos los Velos, todas las capas aislantes, no están ya para nosotros, no existen más. Verdaderamente. Solo vuestras propias resistencias pueden aún estar activas pero, incluso estas resistencias, no les interesan. Busquen el Reino de los Cielos y todo el resto seguirá, sin ninguna excepción. Si adoptan este precepto, constatarán, por ustedes mismos, esta Verdad esencial. Los beso en la mejilla y los estrecho contra mi Corazón. Me apoyo sobre vuestro brazo y les digo, si lo quieren, hasta pronto, para todo tiempo que lo deseen. Soy MARIA y les digo, buena Paz. Esto comienza desde esta noche. Algunos de ustedes han estado avanzados en su entusiasmo para vivir su Libertad, vivir su Liberación. Algunos estarán un poco retrasados. No tiene importancia. Los Amo. Hasta Pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario