lunes, 3 de diciembre de 2012

MA ANANDA MOYI 1 DE DICIEMBRE DE 2012


LINK PARA ESCUCHAR EL MENSAJE ORIGINAL EN FRANCÉS:
 
 
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán

MA ANANDA MOYI
1 diciembre 2012

Soy MA ANANDA MOYI, Hermanas y Hermanos en humanidad, acojámonos mutuamente, en el silencio y la paz, con todas mis bendiciones.
…Compartamos el Don de la Gracia…
Estoy de nuevo con vosotros, este día y me permito desde ahora, antes de comenzar a hablar, remitiros a lo que he podido decir hace más de un año, relativo al retorno del alma, de la materia, hacia el espíritu, porque en definitiva, todo lo que se puede manifestar y desarrollarse para vosotros, todo lo que ocurre y todo lo que se produce en vuestra vida, solo es el reflejo de esa Reversión del alma (Ndr: sus intervenciones del 9 y 21 agosto 2011). Hasta el presente, había dicho que el alma estaba artificialmente escindida del espíritu, y su única vía de manifestación y de salida, era la materia y la encarnación.
El alma se ha Revertido, el Triángulo de Fuego se ha vuelto a poner en el sentido correcto, permitiendo que viváis el Fuego del Corazón, el Fuego del Amor, el Fuego de la Luz. Ciertamente, hasta el presente no implicaba incompatibilidad entre lo que nosotros llamamos efímero (es decir la vida) y (lo que Sois) la Eternidad, se acomodaban muy bien el uno al otro. Hoy ya no es así, porque la Reversión del alma ha terminado en vosotros (para los que lo vivís), en el eje ATRACCIÓN-VISIÓN, la atracción hacia la materia se ha aligerado. Todo lo que se ha realizado os lleva hoy, a vivir cosas diferentes. Sea lo que pueda suscitar en vosotros, sobre todo hay que ver algo mucho más general que lo que os es propio, en vuestras percepciones, vuestro sentir y vuestras vivencias. La Reversión del alma personal ha implicado también, la Reversión del alma colectiva que ha comenzado a manifestarse desde hace semanas, concerniente a la Liberación de la Tierra y el Despliegue del Corazón Ascensional, así como el Canal Marial que hemos llamado colectivo.
La Luz ha llegado hasta vosotros: ha descendido en un movimiento que podéis llamar alto / bajo. Ha respondido a un movimiento de abajo a arriba: ilustrado por la Onda de Vida, por la Kundalini, por las Vibraciones celulares o el Despliegue del Corazón Ascensional, así como por el Canal Marial (Ndr: ver en particular, la rúbrica “protocolos para practicar / Despliegue del Corazón Ascensional). Hoy, el alma colectiva de la Tierra, el alma colectiva de la humanidad (con más o menos facilidad, con más o menos evidencia, o pesar), se ha Revertido. Ella se ha Revertido hacia el Espíritu y ha dado de alguna forma, su acuerdo a vivir ahora y desde este día, lo que hay que vivir.
El último Pasaje impulsado por URIEL (a nivel colectivo y a veces individual), ha permitido al alma colectiva de la humanidad y de la Tierra cambiar su polaridad. Ese cambio de polaridad no es simplemente una inversión de sentido alto / bajo, bajo /alto, sino también interior / exterior e izquierda / derecha. Esto, por supuesto debe actualizarse en los actos de la Tierra, por algunos movimientos geofísicos (mis Hermanas y yo, hemos evocado largamente la acción de los Jinetes, la Fusión de los Elementos y de los Éteres). Todo esto ha contribuido a hacer Bascular el alma de la Tierra y la vuestra, para que no esté ya sujeta al encierro del eje ATRACCIÓN- VISIÓN, para que pueda decidir libremente volverse totalmente hacia el Espíritu, hacia la Unidad y hacia Shantinilaya, o mantener la experiencia de una conciencia, sea la que sea, en cualquier Dimensión que sea. El fin de las Líneas de Depredación, el fin del eje ATRACCIÓN-VISIÓN y el Pasaje de la Puerta Estrecha, el acceso al corazón del Corazón (que está situado inmediatamente por encima, es decir la unión, de alguna forma entre OD y ER de vuestro pecho), derivan directamente (igual que la puesta en marcha de la Merkabah Interdimensional y de la Lemniscata Sagrada) de esa última Reversión del alma, hacia su Eternidad.
No olvidéis que el alma es un médium entre la materia y el Espíritu. Pero que el alma no es la Eternidad. Es algo que no evoluciona en la misma escala de tiempo que la vida humana, sino que es solo una interfaz que permite sea cortar, sea ligar, lo que está arriba y lo que está abajo. El fin del eje ATRACCIÓN-VISIÓN, la restitución del Alfa y el Omega permite a la vez, beneficiarse de la Morada de Paz Suprema, pero también considerar el fin del alma y el Retorno al Espíritu. Esto se puede evidenciar por todas las modificaciones que vivís y el conjunto de las cuestiones que os planteáis en relación, tanto a vuestros marcos de vida, como a lo que entra en vosotros y lo que sale de vosotros (sean pensamientos, palabras, o lo que entra en vosotros como alimentos o la respiración), o cualquier otra cosa como la Onda de Vida o la percepción de la Corona Radiante de la cabeza o del Corazón. Todo esto se transforma en vosotros. Hay por supuesto, las propias modificaciones de la conciencia que son los testigos, a partir de la revelación de vuestros Linajes (posible durante vuestras noches o de otra forma), o si no las modificaciones, a veces importantes, que experimenta la fisiología del este cuerpo. La Reversión del alma está acabada, a su vez. El fin de la Depredación y el fin del eje ATRACCIÓN-VISIÓN permite el retorno al Alfa y Omega y sobre todo, no va a impedir el Despliegue del Corazón Ascensional a través de lo que se han llamado las puertas AL y UNIDAD, acompañadas, esta vez sí, de la puerta KI-RIS-TI. Todos los impulsos (sean Metatrónicos, sean Mariales) de hecho, solo permiten al alma desligarse de la materialidad exclusiva: es el retorno a la multidimensionalidad.
Como oficiante del Manto Azul de la Gracia, yo oficio de nuevo, como MARÍA os ha dicho, desde este día, de manera más precisa, más intensa y más perceptible para vosotros. La puesta en funcionamiento del eje ALFA y OMEGA, reemplazando al eje ATRACCIÓN- VISIÓN (sea por este cuerpo que aun está aquí, en esta Tierra, y por vuestra alma que lo alimenta todavía), no alimenta ya, simplemente a este cuerpo, sino que se ha Revertido realmente, hacia el Espíritu. El eje ATRACCIÓN-VISIÓN deja el lugar a ALFA Y OMEGA, permitiendo que digáis, de alguna forma: “yo soy Alfa y Omega”, es decir recobrar la totalidad del Amor, la totalidad de la Luz, la totalidad de la Verdad. No hay más necesidad de interfaz o de médium: solo hay justamente la Verdad que os va a aparecer, si no lo ha hecho ya, de manera cada vez más clara, de manera cada vez más segura. A lo que asistís (en vosotros como en el mundo) son los últimos sobresaltos de lo que MARÍA ha denominado: parto y nacimiento” (Ndr: su intervención de). Esto se traduce cada vez más, lo sabéis, por momentos de beatitud, o lo que podríais llamar ausencia o desaparición. Algunos de vosotros tenéis acceso ya, a lo que hay después de la desaparición, es decir la aparición de la Eternidad, de la Felicidad, de la Morada de Paz Suprema o de las experiencias de Êtreté o establecimiento en el Absoluto.
El fin del eje ATRACCIÓN-VISIÓN (a través de las Puertas del cuerpo, como de la Cruz de la cabeza) pone fin también, a ciertas obligaciones ligadas a la fisiología, a la individualidad de esta personalidad en encarnación. Esto se traduce mayormente por muchos cambios. Esos cambios no conciernen solamente a la Vibración, sino directamente a este cuerpo de carne, en sus necesidades, en sus funcionamientos y, si obedecéis a las nuevas necesidades del cuerpo, sean las que sean esas modificaciones, no tardaréis en ver aparecer en vosotros, esa Morada de Paz Suprema. Porque el cuerpo es el lugar, por supuesto, en este mundo, donde se apoya la Vibración, pero también donde se apoyaba el alma y se manifestaba el alma. La Reversión del eje ATRACCIÓN-VISIÓN ha liberado por tanto, las Puertas AL y UNIDAD. Ha permitido sobre todo al Espíritu, desvelarse y reforzar la Unidad, como la capacidad de vivir (por el Despliegue del Corazón Ascensional o por una de las componentes que se han descrito anteriormente) la Verdad Última de vuestro Ser. El descubrimiento de esta Verdad Última, como la vivencia de esta Verdad Última, son los momentos en que la Alegría y la Paz están en primer plano. Es como si la Alegría y la Paz facilitaran e hicieran desaparecer todo lo que solo tiene un tiempo. No os alarméis por los cambios de vuestra fisiología, por vuestro estado de salud, por vuestras circunstancias de vida, porque sea lo que cambie, sea lo que percibáis, en definitiva solo representa la Reversión del alma a la Luz, en la aceptación de su propio sacrificio, para encontrar la esencia, el Espíritu y el Absoluto.
Esto puede representar por supuesto, molestias para vuestro cuerpo, pero os daréis cuenta fácilmente de que cualquier molestia de este cuerpo (se evidencie por una intolerancia a tal cosa, o por la aparición de una enfermedad o la desaparición de una enfermedad), no cambia nada. Vuestra conciencia y lo que Sois descubren cada vez más, la Morada de Paz Suprema (aunque no lo expreséis con esta palabra) o si no, Shantinilaya. Lo que podéis aun llamar desaparición o ausencia o estasis, o si no confusión, os aparecerá de manera cada vez más clara, como la forma de manifestar efectivamente en vosotros, la Morada de Paz Suprema. Acordaros también que en nuestros Contactos, en nuestras Comuniones y también en nuestras expresiones, de ahora en adelante, hacia vosotros, incluso con vuestras palabras, no es solamente un consuelo, ni siquiera una prueba sino más bien, una acción real sobre esa Reversión del alma y sobre la cesación total de lo que se llama ATRACCIÓN-VISIÓN.
Durante mi experiencia de encarnación, podía permanecer años sin comer nada porque la Luz me nutría. De esto tenéis la experiencia hoy, y os invito a conformaros a lo que tan bien os ha explicado HILDEGARD (Ndr: su intervención del 3 octubre 2012). No vayáis en contra de la Luz por vuestros hábitos: en primer lugar, por los hábitos de este cuerpo. Si la Reversión del alma os pide dormir veinte horas: dormid veinte horas. Si la Reversión del alma hace que desaparezca el sueño: entonces, no os inquietéis tampoco. Si la Reversión del alma suspende cualquier necesidad que antes era habitual, sea lo que sea: no os inquietéis porque, si superáis la primera fase de inquietud en que los hábitos son transformados, descubriréis que a través de esto se manifiesta, cada vez más fácilmente Shantinilaya. Entonces, lo que corresponde a la persona, siempre verá una amenaza a su integridad corporal, porque en la fisiología ordinaria, no es habitual vivir sin esto o aquello, o vivir con esto o aquello. Y bien, esta costumbre se ha terminado. Se os hace cada vez más accesible, sean las que sean las circunstancias de este cuerpo, sean las que sean las circunstancias de vuestra fisiología, sea la que sea la existencia y la presencia de vuestros hábitos, algunos de ellos desaparecen sin razón aparente y sobre todo, sin ninguna acción por vuestra parte. Aceptad esto como una evidencia de la Luz y viviréis los frutos de manera más inmediata. Lo que era difícilmente concebible hace aun algunos años (y experimentable), está hoy totalmente abierto, por el hecho mismo de la Reversión del alma y la sustitución del eje ATRACCIÓN-VISIÓN por el eje denominado ALFA Y OMEGA.
La Tierra también debe conformarse a ese cambio de eje, a ese cambio de inclinación: ella lo ha decidido. Las cosas al ser decididas y realizadas en lo que nosotros llamamos (y vosotros llamáis también) los planos sutiles, solo hay que dejar que se manifiesten en el plano tangible y visible de vuestro lado, lo que ocurre en este plano Etérico. El Fuego del Éter ha puesto fin a la falsificación del Éter. Encontrar vuestro Éter original ha desencadenado efectivamente, procesos diversos y variados en vuestro cuerpo, durante estos años. Esos procesos diversos y variados, acostumbran (de manera más que tangible) a modificaciones a veces fenomenales, de lo que era vuestra vida. No os alarméis: contentaos con recoger los frutos, es decir la Paz. Solo la mente os cuestionará siempre, solo la duda podrá asaltaros. Pero nada puede interferir en vosotros, el avance de la Luz (ni siquiera ya, vuestras preguntas, ni siquiera vuestras dudas) porque el cuerpo ya no es solamente el resonador del alma y el testimonio del alma, sino que el cuerpo, aquí presente en vuestra Dimensión, se ha transformado de alguna forma, en el testimonio del Espíritu. Y las reglas del Espíritu no son las reglas del alma, en este mundo falsificado. El Espíritu es libre de la encarnación, el Espíritu es libre del alma en este mundo falsificado. El Espíritu es libre de la encarnación, el Espíritu es libre el alma, aun si está vinculado. Y el Fuego del Espíritu viene a Revertir al alma. Y esa Reversión del alma es responsable, tanto de vuestros agrados como desagrados, durante este periodo. No os demoréis en esto. La finalidad es Una y Única: el retorno de la Luz y el retorno de la Eternidad. Esto se produce y se producirá cada vez más fácilmente en vosotros, desde el instante en que aceptéis totalmente esta idea y la viváis totalmente.
El fin del alma es el inicio de la vida del Espíritu. Por supuesto, aquellos que no conocen el Espíritu no pueden hablar más que de cuerpo y alma: están limitados por sus creencias, o por su ignorancia de lo que creen conocer. El alma no es la finalidad: el Espíritu lo es. Y esta finalidad no se ha movido jamás. Simplemente, el alma (por la ronda de las encarnaciones, por la ronda de los hábitos y la ronda del encierro) os ha llevado a ignorar gradualmente, al Espíritu. Eso se ha restablecido: es lo que vivís en esta última fase. Lo que pasa en vuestra carne, no lo juzguéis ni condenéis, simplemente constatadlo. Y en esos momentos es cuando vuestra confianza en lo que Sois (incluso en la personalidad) puede aparecer o no. Acordaros que si elegís la personalidad, vuestra vida estará durante estos tiempos cada vez más llena de dudas, de miedos, de preguntas o cóleras y que cuanto más dejéis que esta alma sea infundida por el Espíritu, más vuestra personalidad se os mostrará en una Paz que nada puede alterar ni interrumpir. Como he mostrado durante mi vida, en esta Tierra: lo que yo he vivido, vosotros vais a vivirlo. Como el CRISTO os dijo a vosotros, en Occidente (y como muchos sabios de la India nos han dicho): “lo que yo viví, vosotros lo viviréis. Lo que yo he hecho, vosotros lo haréis e incluso cosas más grandes aun”. Porque no hay límites para el Espíritu (contrariamente a los límites de cuerpo y alma) y cuando el Espíritu revivifica la carne, crea condiciones de Ascensión de la materia y de la carne. Esto es lo que se realiza en vuestro microcosmos, a escala de una célula, como a escala del sistema solar.
Lo que se ha vivido (por las Vibraciones, por la llegada de la Luz a vosotros, como a este sistema solar) debe aparecer tanto al alma colectiva de la humanidad como al alma colectiva de la Tierra, que provocará ese proceso de Bascular en un momento dado, preciso, del que nadie puede conocer la fecha y que sin embargo, ya se ha realizado en todos los Planos. Lo que podemos deciros es que, si nosotros provocamos esta fase última con vosotros, es porque la Tierra lo ha vivido, porque el Cielo lo ha vivido y queda por hacer la unión en este Plano (ahí donde estáis). Acordaros que frente a una dificultad o lo que puede pareceros una dificultad, si cambiáis de mirada, si en vosotros está la fe total en la Luz, la fe total en lo que vosotros Sois, entonces ¿qué puede ocurrir o qué podéis vosotros dudar, qué podéis esperar, de qué podéis lamentaros? Habéis salido del tiempo. La Reversión del alma hacia el Espíritu os hace volver al Espíritu y por tanto, a la Eternidad, ahí donde el tiempo no tiene incidencia alguna (tal como se concibe y se vive en la Tierra). He aquí a lo que os llamamos, ahora y de ahora en adelante, cada día.
La Reversión del alma realizada en la Tierra, es la continuación lógica de la Liberación de la Tierra y es la continuación lógica de la desaparición de las Líneas de Depredación. Por supuesto, el hábito y su peso hace que el colectivo de la humanidad (en sentido: más importante en número, como identidades de conciencia) sea aun totalmente ignorante, incluso de lo que significa la palabra “alma” o “Espíritu” y de lo que representan en la vivencia. Pero lo que es ignorancia hoy, no podrá ya ser ignorado por nadie, en muy poco tiempo. Pero esto, no debe de ninguna forma perturbaros.
Terminaré con esta metáfora y esta comprensión, muy simples: cuando morís a este mundo, el mundo continúa, pero para vosotros, no existe ya. Es así de simple. Así que, es muy seductor (para el alma vuelta hacia la materia) imaginar una perennidad a través de la encarnación, imaginar una evolución que espera salir un día, de lo que se llaman ciclos de encarnación, el Samsara, la Rueda de la Ilusión. Pero en definitiva, el alma que está infundida por el Espíritu no se plantea más esa clase de cuestiones, porque no busca en este mundo, ni recompensa, ni justificación. El alma ligada a lo que Es en Espíritu, en Verdad, en Unidad, no tiene más necesidad de lo que sea para apoyarse en este mundo. No es la negación de la vida, sino que realmente, es la Transcendencia de la vida encerrada, a la Vida Liberada. Es exactamente lo que corresponde a las diversas manifestaciones de vuestros cuerpos, esté situado en las piernas o en la espalda, esté asociado con dolores (ligados a los Elementos) en vuestra cabeza, o si no, en las diferentes manifestaciones que posiblemente habéis vivido desde hace más de un año y medio, ahora. Ninguna importancia, porque todo eso, solo son (como he dicho) manifestaciones y más allá de la manifestación, en el momento en que el alma colectiva de la Tierra haya Basculado totalmente, entonces todo eso se convierte en algo caduco. De igual forma, según mi metáfora: cuando morís, para vosotros el mundo ha desaparecido, no queda nada de lo que era este mundo. Igualmente, cuando el alma se ha despertado al Espíritu, cuando ha efectuado su Bascular y su Reversión, en el momento preciso en que la Puerta Estrecha es franqueada, en el momento en que el corazón del Corazón comienza a acercarse, entonces, en ese momento, todo lo que era justificación y explicación, en el plano en que estáis, no tiene ya principio. La única cosa que tiene principio es la Eternidad y eso basta para haceros vivir en este cuerpo, a la vez el Éxtasis, la Beatitud o si no, el Samadhi (como muchas de mis Hermanas y yo misma os hemos testimoniado). Vivís exactamente lo mismo. Por supuesto, en la personalidad hay siempre una tendencia a querer comparar, incluso casi de manera casi inconsciente. Osar compararse a CRISTO, osar medirse con BUDA o con uno de los místicos más recientes que han vivido la Liberación: os hace superar esto. Es decir que no hay nada que comparar, no hay nada que medir: solo hay que Ser lo que hemos sido todos, y lo que Somos, todos. Aceptar esto es la más grande de las Humildades y Simplicidades. No es rebajarse, ni elevarse: es ponerse en el lugar adecuado que es el del Amor y el de la Luz.
Esto es a lo qué este periodo último, estos tiempos de Bascular y de Disparo, os abren. Algunos de vosotros habéis comenzado a vivirlo, ya desde hace muchas semanas, algunos después de la aparición de la Onda de Vida. Pero lo que no era un entusiasmo entonces, lo que podía ser definido como un Éxtasis nuevo, una Beatitud nueva, se ha hecho (yo diría, de alguna forma, para aquellos de vosotros que lo vivís desde el inicio de la Onda de Vida) un hábito, o si lo preferís una segunda naturaleza que se hace vuestra verdadera naturaleza. Entonces, en ese momento, ayudaréis a este cuerpo siguiendo lo que dice, no para explicarlo sino para verificar vosotros mismos, que si por ejemplo, adoptáis tal conducta y sufrís, os corresponde a vosotros modificar tal conducta. Ajustaos a lo que os dice el cuerpo, porque en este momento el cuerpo es vivificado por el Espíritu y no ya, solamente por el alma. Esto es la ilustración tanto de los procesos Vibratorios como de los procesos de vuestra conciencia misma, como de la a-conciencia misma.
Si hemos insistido tanto en la Humildad, es porque podréis constatar muy fácilmente, vosotros mismos, que si salís de la Humildad, entonces el proceso de Paz, de Beatitud, el proceso de Shantinilaya se aleja de vosotros. Tendréis entonces un testigo, cada vez más seguro, cada vez más formal, incluso de lo que vivís, no a través de lo que creéis, no a través de lo que veis (aunque fuera en visión etérica), sino sencillamente, en el momento en que se produce algo: ¿estáis en Paz o no? ¿Estáis en la Beatitud o no? Es de esta cualidad, de esta cantidad de Beatitud o de Paz con la que podéis, no juzgaros, mediros o compararos, sino beneficiaros al máximo del aflujo de la Luz y crecer cada vez más en Paz y en Beatitud, hasta vivir Shantinilaya. Shantinilaya os permitirá en un momento dado (tal como lo ha definido MARÍA), hacer la luz sobre todo lo que ha sido histórico, hacer la luz, sin ninguna duda posible, sobre la Eternidad que Sois, más allá de la creencia y más allá de las Vibraciones, más allá incluso de los procesos históricos de este mundo. Esto es lo que os promete esta última Reversión del alma colectiva de la Tierra, el fin de las Líneas de Depredación, la Liberación de la Tierra y vuestra Liberación.
Estos son algunos pensamientos que tenía que daros a fin de verificar vosotros mismos, lo que vivís. Si tenéis preguntas relativas a esta Reversión del alma, ese Bascular o ese Disparo del alma colectiva de la Tierra, como de la vuestra), relativo a lo que acabo de explicar y que no había sido explicado por otra parte (si no, me permitiría remitiros), os escucho.
Pregunta: ¿Cuándo el alma está infundida por el Espíritu, las emociones ligadas a los hábitos de las Líneas de Depredación personales, caen por sí mismas?
Sí. No tenéis que oponeros, no tenéis que mediros, sino más bien real y concretamente permanecer Tranquilos y dejar que actúe la Luz. No podéis nada por vosotros mismos, porque toda acción por vosotros mismos, de ahora en adelante, no derivará en definitiva, sino de la acción de lo que pueda quedar de hábito, del alma vuelta hacia la materia. Cuando el alma se vuelve hacia el Espíritu, lo que antes os parecía un esfuerzo o una necesidad, deviene natural y espontáneo. He tomado el ejemplo del alimento porque es flagrante: hasta el presente, teníais necesidad de comer para subsistir, para vivir, para continuar haciendo funcionar el cuerpo. Y un día, eso desaparece, es decir que ese alimento, en el sentido en que lo entendéis, no es tan indispensable ni necesario como antes, sino que incluso tiene efectos adversos. Es decir que vosotros os nutrís, real y concretamente de la Luz, porque el alma ya no está escindida del Espíritu. En ese momento, acordaros de que no tenéis nada que decidir o hacer sino más bien, tener esta fe total y absoluta en la Luz, en su acción, como en sus resoluciones concernientes a vuestras problemáticas, si lo son. Pero acordaros también que, mientras que la personalidad tome la delantera, si puedo decirlo, justificará siempre su necesidad de acción y de reacción, su necesidad de manifestar las emociones, para sentirse con vida. Eso ya no es lo mismo cuando el Espíritu infunde al alma y al cuerpo.
Pregunta: ¿es lo mismo cuando se está confrontado a una situación violenta en el entorno?
Querida, por qué el CRISTO dijo: “pon tu otra mejilla”. Hay ahí, uno de los más grandes misterios. Aquél de vosotros que está en la personalidad, muy razonablemente, encontrará esto, perfectamente estúpido: no se resuelve un problema dejando al problema instalarse o manifestarse. Pero existe otra realidad, detrás de esto que requiere a la vez, un inmenso coraje y una inmensa Humildad: no es la demanda a la Luz, sino la fe en la Luz lo que va a permitir la resolución. Más allá de saber si un acontecimiento que sobreviene en tu vida (aun muy violento) está ligado a una consecuencia de cualquier pasado, a una resistencia a la Luz (de ti o de las propias circunstancias o de otra persona): ve más allá. Haz la experiencia de ver por ti misma, si la Luz resuelve lo que hay que resolver. Por supuesto, si no existe previamente, proceso Vibratorio que se haya vivido durante años, si el acceso al despertar o la Liberación no ha tenido lugar, la Luz no intervendrá jamás. Por el contrario, desde el instante en que hay apertura, real y vivida en el cuerpo (por los diversos signos que conocéis, quizá desde hace años), entonces, no hay ningún obstáculo a la resolución de la Luz. La personalidad será siempre confrontada a las oscilaciones y a las reacciones, pero recordad, como os ha dicho SNOW, los Elementos, incluso desencadenados a vuestro lado, no podrán nada contra vosotros, por el contrario pueden disolver la personalidad, totalmente (Ndr: ver en particular las intervenciones de SNOW del 1 septiembre 2012 y del 18 octubre 2012). Y si tú estás en ese momento, inscrito en la conciencia de la personalidad, llamaras a eso “violento”, llamaras a eso “injusticia”, llamaras a eso “sufrimiento”. En resumen, todo depende también del lugar en que estés.
Para retomar nuestras experiencias que os hemos contado, en cuanto a nosotras las Estrellas, o si tomáis los modelos, llamados históricos ¿quién puede decir que incluso el CRISTO no ha estado confrontado a la violencia y a la más grande de las violencias que es el sufrimiento? Él ha dudado, en ese momento. Pero qué peso representa este sufrimiento, el de CRISTO, exceptuado para la personalidad y para aquellos que han encerrado este sufrimiento como un medio de Liberación. El sufrimiento no es un medio de Liberación: es un medio de encontrarse cara a sus propios límites, los de este cuerpo de carne. Pero vosotros no sois este cuerpo de carne. No sois absolutamente nada de lo que percibís. Descubrir esto no es una creencia, ni siquiera una experiencia: es descubrir la Morada de Paz Suprema. Ninguna circunstancia externa puede alterar al que vive Shantinilaya. Sea el fin de su cuerpo, como el fin del mundo, como el fin de una relación, o la peor de las violencias: nada puede alterar Shantinilaya. La violencia, el sufrimiento, solo son la expresión de la ignorancia de lo que vosotros Sois, aun si esto no es propiamente hablando, vuestra culpa: no hay falta sino del punto de vista de la personalidad o de la historia. Pero lo que tú Eres desde toda Eternidad, jamás se ha movido. ¿Cómo algo que no se ha movido jamás, que ha estado siempre ahí, podría ser afectado por lo que sea, concerniente a tu vida o a este mundo? Toda la diferencia está ahí. El que es Shantinilaya, no está ya embaucado por el juego de este mundo, no está embaucado por las ilusiones y todas las atracciones e ilusiones de este mundo. Se ha situado a sí mismo, por la conciencia y por la a-conciencia, entre el Alpha y Omega y éste puede decir: “yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. No para seguirlo, no para ser imitado, sino simplemente, para dar testimonio de la Luz. Existe una predisposición del alma, aislada del Espíritu y vuelta hacia la materia: es una búsqueda de sentido, una búsqueda de explicación, aunque esta explicación y ese sentido conciernan a lo que es visible y aparente. Pero esto concierne a un nivel de realidad. Cuando el alma se ha vuelto hacia el Espíritu, cuando el inicio de la acción de la Luz (apuntando al fin del eje ATRACCIÓN / VISIÓN) ha comenzado a obrar, la Reversión del alma ha creado, no una indiferencia, no una insensibilidad, sino realmente, una transcendencia. Es decir que tú no eres ya tributario de las circunstancias (violentas o dulces) de tu vida, de las relaciones, de los diferentes aspectos de tu vida. Tú solo eres tributario de la Luz que Eres.

No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.
Hermanas y Hermanos en humanidad ¿qué más puedo desearos que vivir la Paz Suprema y vivir esta Beatitud? No busquéis esto como una huída. No busquéis un medio a través de esto, de sustraeros a una contrariedad. Porque en el Espíritu, no hay contrariedad, en el Espíritu está toda la felicidad. Entonces vivid eso. Buscad el Reino de los Cielos, todo lo demás se establecerá para vosotros. Tened esa fe que supera ampliamente la creencia, no en un salvador, no en una identidad histórica, no siguiendo a alguien, sino en la certeza del Amor y la Luz: no como una creencia sino verdaderamente para vivir la transmutación del alma y su Disolución. Sobre estas palabras, dejadme depositar el Amor, ahí donde está: en vuestro Corazón. Hasta pronto.

________________________________________________________________



Punto OD del pecho: en la punta del esternón
Puerta ATRACCIÓN: chakra del bazo – la palma de la mano bajo el seno derecho (el chakra del bazo al ser elíptico, la posición simétrica al chakra del hígado conviene totalmente, aquí.
Punto VISION: chakra del hígado- la palma de la mano bajo el seno derecho.
Punto AL: chakra de enraizamiento del alma- lado derecho del pecho, la palma de la mano por encima del pezón, en el 2º espacio intercostal.
Punto UNIDAD: chakra de enraizamiento del Espíritu- del lado izquierdo del pecho, la palma de la mano por encima del pezón, en el 2º espacio intercostal.
Punto ER del pecho: sobre el eje del esternón, en la parte superior, por encima del chakra del Corazón, en la fosa del esternón llamado ángulo de Louis.


Triángulos elementales

Lemniscata sagrada
KI-RIS-TI: entre los omoplatos, a la mitad (sobre la 5ª vertebra dorsal). Raíz del chakra del Corazón.









ALPHA (AL de la cabeza): en medio de la frente a 2 milímetros detrás de la implantación de la raíz de los cabellos.

OMEGA (OD de la cabeza): 1 centímetro por encima de la raíz de implantación de los cabellos, en la línea del medio de la nuca.





No hay comentarios:

Publicar un comentario