lunes, 3 de diciembre de 2012

ANAËL 1 DE DICIEMBRE DE 2012


www.autresdimensions.comCanalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: SU, OD y Hedyn Núñez

ANAEL
1 diciembre 2012
Soy ANAEL Arcángel. Amadísimos Niños de la Luz, amadísimos Niños de la Ley de Uno, Amadísimos Liberadores de la Tierra, que la Paz, el Amor y la Luz sean en vosotros. Establezcamos en primer lugar, un momento de Fusión de mí a vosotros y de vosotros a mí, en la misma conciencia, en la misma Unidad y den la misma Presencia.
…Compartamos el Don de la Gracia…
Vuelvo a vosotros, en este día como durante esas semanas anteriores de vuestro tiempo, para responder a vuestras cuestiones y preguntas, orientando de todas formas, si os parece bien, el sentido de vuestros cuestionamientos inscritos, esta vez sí, no tanto en los datos generales relativos tanto al Abandono, como a la Verdad, como al Absoluto sino además, sirviéndose precisamente de todos los elementos de que he podido comunicaros, como Arcángel de la Relación y de la Comunicación, durante estos años. El objetivo es por tanto, haceros cuestionaros sobre el sentido mismo de lo que yo llamaré temporalidad. Temporalidad en tanto que tiempo que pasa y temporalidad concerniente a este periodo actual a fin de situar esta temporalidad (y la pregunta o cuestionamiento que la conciernen o que os concierne) en relación a lo que yo haya podido expresar durante estos años, como Embajador del Cónclave Arcangélico pero de manera más global, como intercesor entre los diferentes Cónclaves y vuestra conciencia. Preciso también que, al final de mis palabras y en el intervalo de vuestras preguntas, estableceremos, cada vez más, y en este lugar como en cualquier lugar, lo efímero con la Eternidad, dejando un espacio de Luz que pertenece y se acerca al Último. Preciso, mientras que las preguntas se suscitan en vosotros que, evidentemente, esta temporalidad deriva también precisamente, de lo que he llamado los plazos astronómicos.
Pregunta: ¿qué significa el hecho de no tener ya ganas de nada?
Querido, la respuesta a esto es muy simple y te la presentaré de dos formas, ilustrando con ella, lo que acaba de expresar el Amadísimo Juan antes de mí (Ndr: intervención de Sri Aurobindo del 1 diciembre 2012). Las ganas de no hacer nada puede ser considerado desde el punto de vista de la personalidad, como una dimisión de un rol o de una función (social, moral, afectiva, profesional o ligada a lo que vosotros llamáis, desde vuestro punto de vista, la vida), manifestándose tanto por la necesidad de alimentarse, de vestirse, de ganarse la vida, o aun manifestar interacciones en este mundo en diferentes sectores que os son perfectamente conocidos. Desde el punto de vista de la Eternidad, no hacer nada es precisamente entrar en Eternidad. El hecho de tener menos ganas de hacer, o más directamente, de no hacer nada, es una dimisión de la personalidad que se dirige no hacia la Nada sino hacia la Eternidad. Tu lucidez corresponderá simplemente al lugar en que te sitúes en relación a tu propia pregunta. Conviene de todas formas situar también ese sentimiento de no tener más ganas de hacer en el marco de lo que se llaman "hábitos", tal como lo expresó HERMANO K hace poco tiempo (Ndr: su intervención del 24 noviembre 2012). Así, los hábitos, en la Humanidad, son muy poderosos. Participan a su manera, en la instauración y mantenimiento del sistema de control de la mente humana: el egrégor social y humanitario y de humanidad apuntando a una pseudo cohesión de una humanidad Una, evolucionando hacia el Amor. No tener ganas ya de hacer nada puede por tanto traducirse, realmente como una problemática de la personalidad misma, que le llames a esto depresión o inversión del humor, estrés o ansiedad. En efecto, es diferente no tener ganas de hacer nada, estando Tranquilo, no tener ganas de hacer nada vivido como una agitación, una ansiedad, o una dimisión de todo lo que hacía vuestras interacciones en la vida. Ya sea realmente una dimisión y esto concernirá de todas formas, a lo efímero que tú eres. Ya sea un impulso a cambiar de punto de vista y a establecerte en algo que no te es conocido aun, de manera global y total. La observación de "no hacer nada" puede por tanto resultar de una misma causa pero terminando en una percepción o en un punto de vista que es diferente. Te recuerdo para reafirmarte, de todas formas, que te basta mirar, leer, ver la vida de ciertos Seres, que han realizado su ser profundo o que se han Liberado de la matriz, comportarse en su vida. Es evidente que, en toda vida humana, existen cierto número de componentes que varían según el tiempo, según la temporalidad, según el humor o si no según la época que se vive en esta Tierra. Solo el que está estabilizado en su propia Eternidad es capaz de ver, de manera lúcida, clara y sin ninguna aprensión, la Disolución de su propio efímero, la Disolución de sus propios hábitos. Desde el punto de vista del que está inscrito en la personalidad: esto representa un error magistral de falta de hacerse cargo de su propia vida. Desde el punto de vista de la Eternidad: ahí está la Verdad Absoluta. Les recuerdo que este "no hacer nada" no se inscribe en una temporalidad que calificaría "usual" y "normal" o "habitual" de la Tierra, sino en una temporalidad alterada correspondiente al fin de todo ciclo. Así pues, no hacer nada y ya no tener ganas de hacer nada puede ser también la expresión de una patología que el de la expresión de una finalidad la más elevada. Todo dependerá, como siempre, del punto de vista del que mira como de tu propio punto de vista como observador en el Si de tu propia vida.
Pregunta: ¿Acoger todo lo que se presenta puede ser considerado como "no hacer nada"?
Bien Amado, el "hacer" y "no hacer nada" corresponden a las acciones llevadas en este mundo: las acciones las más usuales y habituales para un cuerpo (como lavarse o restaurarse) que se encuentran, les recuerdo, profundamente modificadas, allí también, por el cambio de hábito vinculado a la superposición y a la yuxtaposición. Acoger la Luz es una de las etapas. La segunda etapa (que permite lograr, en cierto modo el "no hacer nada" es, evidentemente, acoger la Luz y aceptar dejarla trabajando, en vosotros, sin interferir, en modo alguno con ella. La renuncia a la Luz, posteriormente, el abandono del Sí (tal como se los he explicado y desarrollado largamente durante estos años) encontrando, hoy, de manera muy natural, para ustedes, su cumplimiento. Si este "no hacer nada" se traduce por un cuestionamiento, por una ansiedad, por un sentimiento de anormalidad, entonces, en este momento allí, ustedes saben donde se coloca vuestro punto de vista. Por el contrario, si este "no hacer nada" se traduce por la más grande de las beatitudes, entonces ustedes tocan la Verdad Absoluta. El "hacer nada" no es una finalidad, especialmente que, según el punto de vista, este "no hacer nada" es profundamente diferente, según como estén inscritos ustedes en una historia lógica y temporal o según como estén, en lo sucesivo, colocados en lo que ustedes Son, en Eternidad. Así pues, la observación corriente de estos preceptos que les hemos dado para este período, de "no hacer nada" o de " permanecer Tranquilos", no conciernen absolutamente a una renuncia de cualesquiera de las actividades de la personalidad, ella misma, pero resulta y deriva directamente de la capacidad, para la Luz, a establecerse en vosotros, en lo que ustedes Son (porque ustedes son la Luz), sin interferencias (yo llamaría esto: franja de interferencias vinculada a lo efímero, a lo transitorio y a la persona). Existe sin embargo (y como ha sido expresado de diferentes formas, estas últimas semanas de su tiempo Terrestre) muchas maneras de abordar este Choque de la humanidad, diferentes maneras de vivirlo. Recuerden que las circunstancias (como lo he expresado hace tres y cuatro semanas) que se desarrollan en ustedes son exactamente las que han creado para vivir este período de manera la más adecuada según vuestro punto de vista y según lo que ustedes Son, en Verdad, y la distancia pudiendo existir entre lo que ustedes Son, en Verdad, y lo que perciben. Entre más se disminuya esta distancia, y más tienda a desaparecer, más estarán en lo que hemos llamado Shantinilaya o Beatitud. Lo que sea que devenga este cuerpo, lo que sea que devenga esta vida, lo que sea que devenga este mundo, a este momento ustedes no están preocupados, a este momento se dan cuenta de las palabras del Cristo: "yo estoy sobre este mundo, pero no soy de este mundo". Esta es la mejor forma de vivir la Vida Eterna y Absoluta. En los momentos donde la Luz los llama, como en los momentos donde acojan la Luz, el resultado será diferente, según vuestro punto de vista, según el lugar, de alguna forma, donde esté colocada vuestra conciencia: en lo efímero de la personalidad y del desarrollo de vuestra vida o en la Eternidad de lo que ustedes Son. El principio mismo de lo que hemos llamado "superposición" y "yuxtaposición" dándoles a vivir la Tranquilidad o la no Tranquilidad que no derivará nunca de una circunstancia exterior, de una circunstancia física, social, moral, afectiva o profesional. Lo que quiere decir, dicho de otra forma, que mientras que crean que, para estar Tranquilos, dependen del estado de vuestro cuerpo, del estado de vuestras finanzas, del estado de vuestras interacciones, solo están en la personalidad. Solo cuando la Beatitud, la Tranquilidad y la Paz se instalen, sin ningún esfuerzo, sin ninguna voluntad, sin perseguir ningún objetivo (cualquiera que este sea), que encontrarán realmente la Paz que es vuestra Eternidad, vuestra Presencia y vuestro Absoluto. Así pues, la Tranquilidad o el "no hacer nada" puede ser vivido de diferentes formas según, por supuesto, donde te coloques tu mismo.
Pregunta: ¿las dificultades relacionales pueden estar vinculadas a las acciones y reacciones del pasado o igualmente a las formas de frenos para impedir evaporarse (desaparecerse)?
Bien Amada, te agradezco esta pregunta porque ella llama exactamente a la misma respuesta que he hecho hace un instante: todo dependerá, exclusivamente, de tu punto de vista. Ser afectado en su presente y considerar que esto puede provenir de una ley de acción y reacción pasada te ubica y te somete, de alguna forma, a ti mismo, a esta ley de karma y de acción y reacción. Yo te invito a escuchar nuevamente lo que vine a responder a la primera pregunta: y encontrarás, por supuesto, todas las respuestas. Saber que, mientras que exista una dificultad o una resistencia o una oposición (que esto concierna a un aspecto relacional entre un Hermano y una Hermana, o dos miembros de la misma familia, o cualquier otra especie de interacción concerniente también a las circunstancias de los desarrollos de vida), el que está colocado, de su punto de vista, en Absoluto, no puede ser afectado ni por la enfermedad, ni por el conflicto, cualquiera que sea, no dando ninguna salida al conflicto. Lo que no es una renuncia o una fuga sino, más bien, establecer uno mismo su Presencia en Presencia Infinita o en Absoluto. Entonces el punto de vista cambia y lo que es dado a ver, en este momento, no depende ya de cualquier discriminación, ni de cualquier resistencia u oposición. Lo importante no es saber si la resistencia o la oposición vienen de ti o del otro o de la circunstancia, porque esto es aún considerar que hay interacción en la personalidad y por lo tanto delo efímero. Hacerse la pregunta del sentido mismo de una dificultad vivida para resituarla en una explicación o un sentido (sea de acción-reacción del pasado, sea de algo que favorece la Liberación), regresa, a groso modo, a la misma cosa. El "permanecer Tranquilo" no puede ser afectado por algo llegando (aparentemente) de un exterior a sí, que esto sea, una vez más, una dificultad entre dos seres o con una circunstancia en un sector dado de tu vida. Solo aquel que está Tranquilo, solo aquel de quien el punto de vista no es ya lo efímero sino la Eternidad, puede probar, de alguna forma, la diferencia entre un mismo evento ocurriendo del punto de vista de la personalidad y el mismo evento ocurriendo del punto de vista de la Eternidad. En un caso, habrá reacción, en un caso habrá secuencia, habrá perturbación. En el otro caso, no habrá ni dimisión, ni indiferencia, sino más bien, un punto de vista que transciende y supera largamente las condiciones mismas de este mundo.
Así (como lo he dicho hace algunas semanas), lo que se desarrolle en tu vida es expresamente lo que tú has creado (Ndr: su intervención del 6 de Septiembre del 2012). Pero a ti te corresponde ver, allí también cual importancia le das a lo que se desarrolla, que esto te concierna interiormente, que esto concierna a este cuerpo: la diferencia, allí también se situará en función de allí donde tú estés situado. En efímero, serás afectado. En Eternidad, no puedes, de ninguna manera ser afectado, incluso por la desaparición de tu propio cuerpo. Todo sentimiento, toda sensación, toda percepción de una resistencia o, a la inversa, de lo que te aparece como algo que será liberador, en un momento dado, solo es un punto de vista de la personalidad. El punto de vista de la Eternidad, es el que va a constatar lo que se desarrolla. Que esto sea, por ejemplo, el fin de este cuerpo, que esto sea, por ejemplo, el fin de una relación o el inicio de una relación, nada de lo que es Eterno puede ser afectado por una circunstancia histórica, personal y, en cualquier caso, efímera. Tu punto de vista dirige, de alguna forma, directamente, lo que se manifiesta a tu conciencia. La utilización de lo que tú haces, lo que se manifiesta a tu conciencia es profundamente diferente según el punto de vista que adoptes. El fin del cuerpo es llamado la muerte. Para la conciencia, el fin del cuerpo no es absolutamente la muerte. Pero si tu conciencia es dependiente, de manera que yo calificaría de abusiva e ilusoria, de este cuerpo, entonces tú eres efectivamente tributario de este cuerpo. Lo mismo sucede, por ejemplo, para un elemento común a la humanidad (que nos es desconocido) que ustedes llaman dolor. No está en mis declaraciones definir el origen o la causa de un dolor que los afecte sino de ver cuál es el efecto de este dolor sobre lo que ustedes son. Cualquiera que sea la expresión, la localización y la intensidad de este dolor (moral o físico), si esto se traduce por una alteración de vuestra conciencia, en ese momento allí, obviamente están en lo efímero. Ese del cual el punto de vista, en el momento donde lo vive, se sitúa en el Si, sea en la Presencia Infinita, sea en el Absoluto, no puede de ninguna manera ser afectado por una circunstancia cualquiera, de este cuerpo como de este mundo. Lo efímero y lo ilusorio no están nunca fijos. Ellos se mueven todo el tiempo. Este movimiento induce, de algún modo, la linealidad del tiempo, de forma mucho más compleja que no la presento. Pero, a un nivel colectivo e individual, se trata de los mismos mecanismos puestos en obra. Si estás en tu Eternidad, si estás en tu Presencia Infinita, como en el Sí, de manera no ya experiencial sino cada vez más como un estado estabilizado, ¿qué puede hacerte realmente un dolor, o lo que sea? ¿Qué puede hacerte cualquier devenir o futuro de este mundo, ya que el mundo eres tú?

Pregunta: ¿Qué significa el hecho de tener calor en la periferia del cuerpo y frío en el interior?
Bien Amada, existe (durante este período, yo diría, de superposición pero también de sobreimpresión de dos conciencias diferentes) las modificaciones extremadamente importantes, ocurriendo a nivel de lo que es llamado, justamente, la regulación central. Esta regulación central está directamente relacionada a un órgano preciso de vuestro cerebro, una pieza precisa de vuestro cerebro llamado hipotálamo e hipófisis, así como en menor medida, la epífisis. El conjunto de los procesos de regulación llamada central (como la regulación térmica, o aún la regulación de la saciedad o hambre) está directamente conducido, en calidad de enlaces de conciencia, por la hipófisis, y sobre todo por el hipotálamo, y, en una menor medida la epífisis. La modificación de los ritmos fisiológicos, la modificación de las circunstancias alimenticias, así como de vuestro estado de ánimo (en el sentido más amplio), derivan directamente de las modificaciones del hipotálamo, de la hipófisis y de la epífisis. Estas están en resonancia directa (para la hipófisis, hipotálamo) con lo que es llamado el punto ER de la cabeza, al centro de la cabeza. La llegada de la Luz Vibral, junto con la Onda de Vida, así como vuestra capacidad para vivir los diferentes estados Vibratorios de la conciencia, los han hecho a ustedes más o menos permeables a la influencia de este Corazón Ascensional, a la influencia de la Lemniscata Sagrada, a la influencia de la Merkabah, a la influencia del Canal Marial y se traduce, obviamente, por las modificaciones cada vez más sensibles y perceptibles del conjunto de las funciones fisiológicas (centrales como el humor) Esto es por consiguiente un proceso completamente normal, del hecho de la sobre- impresión de las conciencias, Les recuerdo, de manera, diría humorística, que allí donde nosotros estamos, no tenemos necesidad de comer otra cosa que la Luz que Somos. Por lo tanto es lo mismo para la regulación dicha térmica. El principio del Fuego (que se manifieste a nivel del Corazón, que se manifieste a nivel de los Triángulos elementales, que se manifiesta a nivel celular) está, exactamente, en resonancia directa con la penetración de la Luz en lo más íntimo de cada célula, en lo más íntimo del Ser. Y sobre todo, en lo que afecta, en esta estructura efímera, lo que está conectado, en algún lugar, a la multidimensionalidad y a vuestra Eternidad, inscrita, incluso, en esta biología corporal sin embargo alterada y amputada de un cierto número de filamentos de ADN. Así pues, las modificaciones de percepción térmica, las modificación de ritmo e intensidad de sueño, como de alimentación, solo ilustran una misma cosa: la modificación extremadamente importante, de lo que es nombrado hipófisis-hipotálamo, en resonancia y en relación, como lo he expresado, con el punto ER del pecho (es decir el timo), modificando también vuestro sistema inmunológico.
Pregunta: ¿A qué Transformaciones induce el asistir a vuestras canalizaciones?
Bien Amada, al igual que (creo), ha sido informado por vuestro propio Comendador, en relación, por ejemplo, las Bodas Celestiales: el aspecto Vibral está siempre presente (ver: O. M. Aïvanhov - "Bodas Celestiales", hacen referencia a las intervenciones de Miguel, del 17 de Abril a Julio 12 de 2009). Para aquellos que asisten a lo que ustedes llaman "canalización", como para los que han oído lo que ha dicho el Arcángel Miguel, así como para los que leen hoy, existe un impacto Vibratorio. Este impacto no está ligado a la adhesión, de las palabras que pronunciamos, o la creencia en lo que decimos, sino de manera más directa, el impacto de la Luz Vibral. Lo que está sucediendo en este momento, no es diferente de lo que puedes vivir sola, en cuanto no existe más interacción de tu efímero, en el seno de tu Eternidad. Permitir establecer un nuevo punto de vista es abandonar (como ustedes ya saben, tal vez), cualquier referencia, cualquier posición relativa a un conocido, frente a una explicación, o una búsqueda de significado. La Luz Vibral, tal como de produce durante el espacio (presente, en lectura, o en escucha), no está destinada a nutrir tu mental. En resumen, puedo decir que he alimentado, de sentido, tu mente, permitiendo al mismo tiempo que se exprese en ti, la parte alta de lo que Eres en Verdad: la que aflora a tu conciencia, de la que no eras necesariamente, y realmente, consciente porque está situada en lo que fue llamado, convencionalmente, en vuestro idioma, el "subconsciente". El supra consciente tiene la capacidad, de alguna manera (supra consciente o Supramental), de estar en resonancia por puntos precisos, con lo que se ha llamado efímero, incluso si no hay superposición totalmente justa, y posibilidad de coexistencia común de los dos estados, a largo plazo (en términos Terrestres como en otras nociones temporales).
Es importante comprender que el mecanismo que se establece, es resultado directo de lo que se llama Comunión. Quien Vibra, no estará sujeto ni sometido al tema o el sentido de la frase, en el lugar de la coma, o del punto, y no será por lo tanto tributario, de una manera u otra. Si yo, pongo por ejemplo, las intervenciones del Arcángel Uriel, podrían constatar que él juega (en el sentido Vibral), con el significado de las palabras, para que puedan, a nivel de la conciencia como del cerebro, trascender el mecanismo de funcionamiento habitual del lenguaje, de pasar de un lenguaje oral lleno de sentido y significación, de metáforas como de explicaciones, a un lenguaje que impacta directamente los aspectos Vibrales (o energéticos, si tu prefieres), que no tienen nada que ver con la energía emocional, mental o etérica alterada. Esta es la mejor manera de recrear lo que hemos llamado, el Éter o Éter Nuevo, o Éter de Fuego. Así, tú puedes escuchar lo que digo en distintos niveles: desde el punto de vista de la personalidad, desde el punto de vista del Sí o del Absoluto. Aquel que es Absoluto, no tiene necesidad de entender el menor sentido de lo que se dice, sino simplemente vivir la Luz y lo que de ahí deriva, es decir, la Paz, la Alegría, la Serenidad y la Morada de Paz Suprema. La Luz, es la Morada de Paz Suprema. Ella es Shantinilaya y el que es Luz, no puede considerar estar fuera de este estado de la Paz Suprema. Sólo la personalidad tiene en cuenta, a través de una serie de elementos que pertenecen a la personalidad, como lo que se llama responsabilidad, compromiso, obligación moral, social, obligaciones (sean cuales sean esas obligaciones), repitiendo lo que dijo el Cristo: "¿Es que el pájaro se preocupa de lo que va a comer mañana?". El Abandono del Sí puede ir para algunos de ustedes, hasta sus extremos (concebidos como extremos por la personalidad), por ejemplo, no tener esto o aquello, o tener demasiado de esto o aquello. Esto, es exactamente el mismo principio y los mismos mecanismos que operan tanto en la salud (como ustedes dicen), del cuerpo físico, como vuestra mente, como vuestro Ser, en su totalidad. Asistir a una canalización no sirve completamente de nada si te colocas, de inmediato y exclusivamente, según el sentido de la personalidad, que sin cesar pregunta si lo que se dice es cierto o no. Te invito por esto, a que leas cuidadosamente lo que he dicho en numerosas ocasiones, acerca de la Verdad Absoluta y Verdad Relativa (ver: intervenciones de Anael del 10 de Agosto -1era- y 13 de Agosto de 2010). Las verdades relativas pertenecen al campo de la experiencia que te es propio, un marco experiencial relacionado con tu historia, a tu historial, a tu pasado, tus proyecciones en el futuro o incluso en tu momento presente. Alguien que ha trascendido (no por voluntad, sino más bien por el Abandono a la Luz), no se pregunta ya por el significado de las palabras, ya no se plantea la cuestión de la veracidad según la verdad relativa (de lo que se dice, se anuncia, que llega o no), sino más bien, según la Eternidad de la Luz, independiente totalmente, de cualquier circunstancia de este mundo como de la persona. Una vez más, dependiendo de dónde te encuentres, verás las cosas de dos maneras, a veces diametralmente opuestas y hasta contradictorias. Ver las cosas contradictorias no te permitirá jamás establecer la Paz, ya sea en lo que decimos, como en todos los acontecimientos de la vida. Por otra parte, si no te preocupas más de lo que vas a comer mañana, la palabra que se puede utilizar (aunque puede llevar a confusión), en ese momento, es la palabra Fe. Es obvio que después de escuchar, tal vez leer ciertas obras o ciertas intervenciones de algunas Estrellas, es posible que aparezca claro, que es en la Divina Providencia, en la Divina Gracia, en el Abandono a la Gracia misma, que la Gracia se produce. No eres tú quien va a buscar la Gracia. No eres tú quien va a buscar la solución. No hay tampoco una renuncia, sino un cambio de punto de vista. El que está en la personalidad siempre estará guiado por el miedo, el problema de la elección, el problema de la veracidad de la realidad, y la verdad de lo que se dice.
El que no está en la Vibración no entiende, incluso las palabras, o el significado de las palabras que pronunciamos, pero esto también es una forma de aprendizaje, el que nosotros hemos llevado a cabo, pacientemente, durante todos estos años. La diferencia temporal, es que desde ahora, no hay el tiempo necesario para ocuparse de esto. La vía más directa, la más rápida, la más fácil, es de nutrir lo que Eres, en el momento presente de otros Hermanos y Hermanas de tu humanidad, o de otros mundos que están en sintonía (diría yo) contigo, por el sentido de la escucha. Concluyo diciendo que ninguna palabra, ninguna frase, ninguna imagen, ninguna circunstancia puede establecer la Morada de Paz Suprema, y ​​menos en este mundo. Sin embargo, es necesario aceptar, en su totalidad, a este mundo, ya que sea cual sea su ilusión y su alteración, si no hubiera el principio de la Vida, no habría simplemente vida posible. Por lo tanto, no es rechazando la personalidad que te unes a la Eternidad, sino interesándote en la Eternidad: "busquen el Reino de los Cielos y el resto se os dará por añadidura".
Pregunta: ¿Qué debemos saber acerca de la puerta KI-RIS-TI?
Bien Amada, lo que es llamado, KI-RIS-TI (puede que lo hayan entendido), es el Principio Solar. Hemos elegido esta denominación, para no ensombrecer las creencias humanas, acerca de la existencia y el mensaje dado por el Cristo. KI-RIS-TI es el Logos Solar. Él es el principio Cristo - Miguel. No es solamente Miguel. Él no es simplemente un personaje histórico. KI-RIS-TI es el Hijo Ardiente del Sol. Es el que hizo-realizó, el Sol en él y dijo: "Padre, hágase tu voluntad, no la mía". Esto quiere decir: (y pongo la palabra entre comillas) que "crucificó" su existencia. Él hizo el sacrificio supremo: el Don de Sí a la humanidad, el Don de Sí, a la Luz. KI-RIS-TI está, por supuesto, ligado a un lenguaje Vibral, que viene (como ya lo hemos dicho y lo recuerdan, tal vez), del sumerio original, llamado el lenguaje cósmico. Este lenguaje cósmico es un lenguaje que utiliza sílabas. Estas sílabas, llevan sentido, en sí mismas. Estas tres sílabas, dan sentido, en el sentido de una palabra, salida de una representación, de una comprensión y una experiencia, cualquiera sea la palabra. Por otra parte, tomar la sílaba, supera con creces el origen, incluso semántico de la palabra, que conduce directamente al aspecto Vibral: un poco como las sílabas sagradas. Ki-Ris-Ti es por lo tanto un Doble, Un Doble Solar, cuyo cuerpo es Multidimensional. Él es la Luz que calienta. Es el Fuego que purifica. Es la Vida en todas sus expresiones, en todas sus manifestaciones, ya sea en esta Dimensión como en toda Dimensión.
Pregunta: Si el círculo es una forma confinante, ¿qué pasa con los mandalas?
Bien Amada, una vez más, todo depende de dónde estés situada. Mientras tú estás en lo efímero, creado, recreado, observando un mandala, cualquiera que sea, no haces otra cosa que fijar tu atención, fijando tu intención en el objetivo que figura en ese mandala. El circulo, como la esfera, son estructuras confinantes en sí mismas, porque en el principio del círculo (de la gota, como de la elíptica), existe la noción de volver a pasar por el mismo punto, de manera cíclica, incluso si es en otro nivel. El principio del universo, tal como es observable (ya sea por la observación de la trayectoria del sol, o lo que les da a ver la tecnología moderna, los cálculos matemáticos, los cálculos físicos modernos), se hace solo a través de lo que es perceptible y por lo tanto observable. Nada de lo que observan les indica (y vuestros científicos están empezando a dudar), que corresponde a la totalidad de la vida, más bien, diría yo, que es algo totalmente incompleto. Lo que ustedes llaman el "vacío", lo que llaman "la nada", no es otra cosa que la Luz y su Beatitud. Desde el punto de vista de la oruga: un agujero negro, pone fin a la vida. Desde el punto de vista de la mariposa: un agujero negro, es el retorno a la vida. Un mandala es útil, hasta un cierto grado de trascendencia y de evolución de la personalidad, pero ningún mandala, y ningún ser externo a ustedes puede Liberarlos: sólo ustedes, y ustedes solos se Liberan. Y la única manera de ser Libres, y Liberarse es Al abandono del Sí. Y eso no depende de ninguna creencia, ni de alguna circunstancia externa, ni de ningún mandala, como también de ninguna figura geométrica perfecta. Simplemente existe, al interior de lo que nombramos el principio de las formas (y he tenido la oportunidad de hablar sobre esto), una onda de forma, o una onda con efecto de forma, incluidos en una temporalidad mucho más vasta, que lo que vuestra conciencia (en este mundo, incluso Liberado), pueda comprender. El Absoluto (con forma, incluso), no puede representarse, en algo que está más allá del alcance de la conciencia y que no concierne, absolutamente a la conciencia, sino al Absoluto. Para la conciencia, en todo caso, una forma es siempre, sin excepción, un confinamiento.
Mientras vuestra conciencia sea tributaria de una forma (incluso mutables de Dimensión en Dimensión, así sean ustedes Absoluto), de la que dependen (ciertamente no aquí, sino donde están), porque la conciencia, en ese momento, está inscrita en ella. Y una forma está animada de conciencia. Yo diría, incluso, que es la conciencia más estable en el tiempo. Esta noción de estabilidad va a encontrarse en la meditación, como lo hacen algunos pueblos por ejemplo, delante de un tanka (representación de poesía tradicional japonesa) o una alfombra de oración constituida generalmente de mandalas. El mandala no debe convertirse en una finalidad, sino debe ser visto como un elemento de focalización, de trascendencia de la conciencia de lo efímero, pero sin permitir jamás desembocar en la Eternidad. Sin embargo, puede representar, de alguna manera, la ilusión válida de un camino. Cualquier forma (sea lo que sea, cualquiera que sea su definición, y su enfoque, sin importar su universo Dimensional), es un estado transitorio de la conciencia, asociada a la manifestación de esa conciencia. Ustedes tienen la experiencia en este mundo, donde vuestra forma se manifiesta (en su propia movilidad), entre lo que se conoce como el nacimiento y la muerte. Cuando vuestra forma desaparece, ¿qué queda allí?: lo sin forma. Y ahí, no hay más ni mandala ni estructura geométrica perfecta. Pero, la forma es uno de los soportes de la manifestación Dimensional.
Pregunta: ¿Por qué la confianza puede todavía alternar con la duda, en particular en el sentido de no sentirse preparado, en lo que se vive hoy?
Bien amada, la personalidad nunca estará lista para cualquier cosa, que no sea ella misma. Mientras consideres que se debe estar lista o no, mientras haya una preocupación o una sensación de estar lista o no, ¿dime que esto no es sólo una interrogación de tu propia mente? Por lo tanto, existe la posibilidad de experimentar. Estas experiencias están (como lo he hablado en las últimas semanas), directamente relacionadas con el aprendizaje. Pero es muy diferente vivir experiencias, que vivir un estado estabilizado. Lo que pones como pregunta, se deriva directamente de ese principio. Mientras hay experiencia (pero no la estabilización de un Estado), habrá (y especialmente durante este período, extremadamente breve, sobreimpresión o yuxtaposición) realmente, este mecanismo de observación de tu propia conciencia, que pasa de un estado a otro, porque justamente, ninguno de los dos estados se ha estabilizado. La personalidad no podrá jamás serlo. La Eternidad será estabilizada por completo, cuando tu punto de vista esté exclusivamente allí donde tú ERES: en el seno de tu Eternidad. No estés preocupada con dudas, ni por inquietudes. Lo que te sugiere eso, viene de ti, no es otra cosa que la acción de la Luz en tu propio mental. Hacerse observador, es no participar en lo que sucede dentro de la conciencia, ya se refiera al Samadhi, o en relación con el acto de conducir un vehículo de motor, o se refiera a una interacción con otro Hermano o Hermana de tu humanidad. Los sentimientos de inquietud, de ansiedad, de agitación, de cuestionamientos, de duda, de ira o de miedo, siempre serán el reflejo la personalidad misma. El que toca la Infinita Presencia, el que está establecido más allá de todo estado (es decir, en Absoluto con forma), se ríe de todo eso. Porque incluso si se alcanza el umbral de percepción consciente, eso es experimentado como una intromisión y no altera en nada lo que está estabilizado (ya sea en Absoluto, o en Infinita Presencia). Pero el proceso actual, en sí, los pone frente a lo que yo llamaría las últimas dudas, los últimos enojos y sobre todo los últimos miedos: los de soltar, los de Abandonarse, los de tener confianza en lo que Eres, en Eternidad, y que sin embargo no conoces hasta que no estés estabilizada. La Luz es la Paz: se los repito: todo el tiempo. Si ustedes, Son Luz, ¿cómo puede la Paz ser perturbada por cualquier devenir de este mundo, de este cuerpo, de una relación, de un trabajo o lo que sea? Ustedes, de alguna manera, van a darse cuenta porque se vuelven cada vez más el observador de sí mismo: no como una enfermedad malsana, viendo como diseccionar todo lo que ocurre (en busca de sentido o de significación), sino más bien, como la clara conciencia de lo que está sucediendo en ustedes. Del misma manera, que en algún momento la Luz ilumina la Sombra, ahora la Luz viene a decirles: ".Tú, Eres Luz totalmente" ¿Cómo la Luz que tu Eres, puede importarle algo de cualquier efímero, cualquiera que este sea? Quien está en la Paz, ahí permanece, incluso en la guerra.
Tenemos más preguntas, muchas gracias.
Bien Amados Hijos de la Luz, Bien Amadas Semillas Estelares, y Liberadores, concluyo con estas palabras: que la Paz, el Amor, la Luz y la Alegría, se inscriban en ustedes y en la Eternidad. Con todo mi Amor, les digo a una próxima vez y nos vemos pronto. Adiós.

NDR:
Lemniscata sagrada

Point ER de la cabeza
: sobre la fontanela de la cima de la cabeza, en el cruce de la línea pasando por la punta de las orejas y de la línea pasando por la nariz y el occipucio.

Punto ER del pecho: sobre el eje del esternón, en su parte superior, arriba del chakra del Corazón, sur el hoyo esternal llamado ángulo de Louis.



Triángulos elementales


No hay comentarios:

Publicar un comentario