martes, 1 de octubre de 2013

RECOMENDADO LEER JOPHIEL 10 DE DICIEMBRE DE 2011

JOPHIEL
10 diciembre 2011
Yo soy JOPHIEL, Arcángel del Conocimiento y de la Luz Dorada. Bien amados Niños de la Ley del Uno, vengo a completar con mi Presencia y Vibración, a la vez este espacio llevado por los Arcángeles URIEL, ANAEL Y RAFAEL, pero también completar lo que os ha dado en particular uno de los Ancianos llamado HERMANO K, relativo al eje Atracción/ Visión (ndr: intervención del 7 julio 2011) así como la Libertad y la Autonomía (ndr: intervenciones del 31 octubre y 6 noviembre). Y hace menos tiempo, lo que os ha dado una de las Estrellas llamada Visión, SIN OJOS, relativo al conocimiento y la resonancia que puede manifestarse a través del conocimiento ligado al tercer ojo y el Conocimiento ligado al Corazón (ndr: intervención del 20 noviembre 2011). Cierto número de elementos que han intervenido durante estos tres últimos años de vuestro tiempo Terrestre (a partir del año de mi intervención en 2008), os han llevado gradualmente, a concienciaros de algunos elementos.
Vengo entonces hoy, a hablar de la última etapa de la Obra alquímica de la Transmutación Vibratoria de la humanidad, llamada Obra en Blanco (correspondiente quizá a lo que muchos de vosotros percibís, sea en vuestros sueños, en vuestros alineamientos, en experiencias particulares), que os llevan a vivir o a ver (por la Visión Etérica, por la Visión del Corazón) la Luz Blanca, a evolucionar, a vivir ciertas cosas no habituales para la Conciencia.
Lo que se realiza es evidentemente, la Ascensión en la Luz Blanca, más allá de la Luz Dorada. La Luz Dorada se inscribe en las franjas llamadas superiores del astral, ahí donde se encuentra el conocimiento. Conocimiento que está inscrito en la mente. Por supuesto el humano encarnado tiene tendencia a querer llamar conocimiento espiritual, a lo que ha leído más que a lo que ha vivido. Así, el paso de la creencia a la experiencia os ha de-condicionado de ciertas ilusiones, de ciertas adhesiones a las cosas no vividas. El conocimiento permanece y permanecerá eternamente en este mundo (aunque éste toque a su fin, en los mundos disociados), que pertenecen a la Ilusión y que consiste en hacer creer que conociendo las leyes del alma, ibais a liberaros y a acceder a la Luz.
La Luz Blanca no es la Luz Dorada. La Luz Dorada es una franja de interferencias (así llamada por el Bien Amado Juan) donde se han establecido ciertas conciencias pensando que han vivido la Liberación. Por supuesto, esas conciencias no son más que una ilusión más en el camino espiritual. Hoy, a través de vuestra vivencia, podemos deciros que todo lo que no se vive, no es más que Ilusión. Que todo lo que no es experimentado y solamente se ha creído, no os aporta estrictamente nada en el proceso de acceso a la Luz. La Luz Vibral no es conocimiento, no es cualquier cosa que es aprendida, no es cualquier cosa que se aplica a este mundo sino que se explica bien y se aplica únicamente al mundo de la Luz.
Vivir el Sí o vivir la Unidad (como se os ha explicado y tal como lo vivís, de forma más o menos constante), os prueba y os demuestra que no hay nada que establecer, en el seno de la Ilusión, sino más bien extraerse totalmente de toda ilusión, de toda creencia, y de toda adhesión a cualquier dogma, a cualquier religión, ya fuese lo que vosotros denomináis la nueva era.
La Verdad de la Conciencia es Una y es indisoluble de su no limitación, de su no localización, de su no pertenencia a un cuerpo o a un mundo, sino más bien está establecida en la Verdad de la Conciencia, en sí misma infinita, llamada la FUENTE. Así pues, vivir la Unidad es realizar y concienciaros, en lo que sois vosotros que sois la totalidad de los Mundos, la totalidad de los Universos y la totalidad de las Dimensiones. No hay creador exterior. Solamente hay experiencias y ciertos Maestros genetistas (por ejemplo de forma humanoide o delfinoide) que han creado estructuras de vida que solo han sido soportes de la Conciencia, pero en ningún caso, el encarcelamiento de la Conciencia.
La Conciencia es Libre, ella os invita hoy, a volveros la Libertad más total, la más absoluta, a fin de no estar condicionado, ni encerrado, ni limitado por lo que sea. El conocimiento, en el sentido en que el humano lo entiende (sobre todo en los mundos espirituales), es una ilusión más que os aleja de la Unidad y de la verdad. Mientras que estéis condicionados por cualquier ilusión, ya fuese una creencia en lo que sea, que no habéis vivido, estáis sometidos a la propia ilusión que habéis generado y creado.
Hoy en los tiempos últimos que estáis a punto de vivir, en este tiempo de este mundo, os concienciáis (por la experiencia y por la vivencia misma) de que sois Seres Ilimitados, llevándoos a reconsiderar el rol de la limitación, llevándoos a reconsiderar todas vuestras creencias, salidas de lecturas o incluso de comprensiones aplicables a este mundo. Os hemos explicado (y esperamos que lo hayáis vivido) que las leyes de este mundo no son las Leyes de la Luz y que jamás la Luz participa en cualquier limitación, en cualquier limitación de la Conciencia. La Conciencia es perfecta, desde la Eternidad. Ella no es soportada o no es dependiente de un tiempo. No es soportada ni dependiente de un espacio. Ella evoluciona libremente. No está localizada en un cuerpo, no está localizada en un espacio, no está localizada en un tiempo.
El Conocimiento, el del Corazón, no tiene nada que ver con un conocimiento en sentido espiritual. No son leyes esotéricas. Simplemente es la experiencia del Sí, la experiencia de la Unidad. Así hoy, a través de vuestras experiencias y vuestra vivencia (y esto no es aun, el caso) os invitamos más que nunca, a alejaros de toda enseñanza que os desvíe del Sí, de la Verdad, de la Unidad y de la Luz. No existe enseñanza (por que vosotros sois vuestra propia enseñanza) más que a través de la experiencia de vuestra vivencia, a través de la experiencia de la Luz Blanca. Todo lo demás, no son más que estratos intermedios donde no se manifiesta más que una voluntad de acceder a algo que es inaccesible, en esos planos. Así ha sido con muchas ilusiones construidas durante este siglo veinte, que están enfocadas a alejar al humano y la humanidad, cada vez más, de su Libertad. Existía (y existe aun, por muy poco tiempo), un plan deliberado, enfocado a esclavizar a la humanidad, empujándole a no ser libre y a estar sometido a leyes nuevas que son también, las leyes del encierro. Esas leyes son leyes matriciales. Se han llamado quizá leyes del alma: un conjunto de conceptos estructurados y organizados. Mientras que sabéis pertinentemente (y porque algunos lo habéis vivido), que la Libertad y la Unidad no tiene nada que ver con cualquier organización ni con cualquier estructuración. La Luz es Libre. Es Unidad y Verdad, no se acomodará jamás a una organización y una estructuración.
Vosotros sois Espíritus Eternos, creados desde la Eternidad, Libres e infinitamente Libres. ¿Cómo aquello que es perfecto, cómo es que un Ser Libre debería volver a encontrar una Libertad que es su propia Esencia? Así que se os pide que os alejéis ahora, de la manera más formal, por la experiencia de vuestra Conciencia, de todo lo que sea conocimiento que os distancia del Espíritu.
El Espíritu es Unidad. El Espíritu es Verdad. El Amor es Alegría. El Espíritu es Alegría y Amor. No existe ningún soporte, de ahora en adelante (por la instalación de la luz Blanca en la corteza Terrestre, por la realización de la Fusión de los Éteres en vuestras estructuras de cuerpo de deseo como del Cuerpo de Êtreté) que os haga equivocaros, por lo que sea que pertenezca a la ilusión. La Luz os liberara, esto se anunció. Todo lo que estaba oculto os será revelado y develado, no desde el exterior, sino por la vivencia misma de vuestra Conciencia. Así, el último impulso de la Luz, realizado desde la apertura de la Puerta Posterior KI-RIS-TI, os lleva a confrontaros a vosotros mismos, en vuestras últimas trincheras, en vuestras últimas ataduras y sobre todo, cara a vuestras últimas ilusiones.
Siempre os hemos dicho unos y otros (Arcángeles, como Ancianos, como Estrellas), que la Luz es simple, que no tiene nada que ver con las construcciones intelectuales y espirituales. La Luz es Conciencia, es Unidad y Verdad, no tiene que estar basada ni probada por nada más que su propia experiencia. No existe ahora, más camino que emprender. No existe más camino porque vosotros sois el Camino, el objetivo, el inicio y el fin de la experiencia. Sois todo esto a la vez. La revelación final de la Luz Blanca consistirá en volverse lo Ilimitado. Aunque en vuestra Conciencia exista una necesidad surgida de una estructuración particular de vuestro cuerpo de deseo, en la que manifestéis una estructura de carbono, no estaréis sometidos más, a ningún conocimiento externo. No seréis ya sometidos a ninguna limitación mental, emocional, física, espiritual o psicológica. Lo que viene como os hemos enunciado, es la Libertad más absoluta de la Conciencia que no está limitada por lo que sea o por quién sea. La Autonomía y la Libertad (de la que ha hablado HERMANO K, hace algunos meses) consiste en la liberación del eje Atracción /Visión (o luz alterada) que os ha alejado de la Visión Etérica, de la Visión del Corazón, que no tiene nada que ver con el órgano sensorial del ojo o del tercer ojo. El tercer ojo es una ilusión que se ha puesto en el camino de la humanidad para impediros abrir vuestro Corazón.
Renunciad a todo poder, renunciad a toda sumisión, renunciad a todo compromiso y seréis definitivamente Libres. Esta es la Llamada del Cónclave Arcangélico (por mi voz, como Arcángel del Conocimiento de la Luz Dorada) para liberaros totalmente de todo sistema de esclavitud. Vosotros sois Conciencias y Espíritus Libres, creados desde la Eternidad, Perfectos y os queda manifestar la Perfección. La Perfección de la Luz que no tiene nada que ver con las leyes del encarcelamiento. La Perfección de la Luz que no tiene que ver con las leyes de la matriz, no tiene que ver con las leyes del cuerpo de deseo, de vuestras proyecciones, sean las que sean.
Así, por mi voz, todo el Cónclave Arcangélico os invita a liberaros de manera definitiva, de todo lo que es un obstáculo (en vosotros, a nivel espiritual como psicológico), que os arriesga a no recibir a la Luz. La Unidad es un estado de Vibración de la Conciencia donde está omnipresente la Alegría, la Paz, la Gracia y el Fuego del Corazón. Todo lo demás no es más que un encierro, en los compartimentos, en los sistemas, cuya única utilidad es alejaros de vuestro Corazón, de vuestra Verdad.
Ya no es tiempo de tergiversar con cualquier forma de conocimiento. Es ahora el momento verdaderamente (en estos tiempos individuales que vivís, que os confinan, que os llevan a vivir el tiempo colectivo de la liberación de la Tierra) de no estar sujeto o sometido a ningún conocimiento. Porque cualquier conocimiento os aleja de la Verdad. Porque cualquier conocimiento os aleja de la Belleza y sobre todo, de vuestra Libertad. La única existencia que os debe importar es simplemente la vuestra, no a nivel del ego sino más bien a nivel del Corazón, del Êtreté. Todo lo demás se dará. Desde el instante en que vuestra Radiación se establece de manera más y más permanente en el Corazón, en la Verdad, en la Belleza, más Irradiáis el Amor de la Libertad, la Libertad del Amor para todas la Conciencias presentes en la Tierra.
Ha llegado la hora de vivir el fin de cualquier conocimiento proyectado, de cualquier ley esotérica, sea la que sea. Los mecanismos del pensamiento, incluso de lo que se ha llamado “anales akásicos” (presencias de vuestra memoria de vida, en este universo) no es más que una falsificación de la vida porque la verdadera vida es Libre y no depende de contingencias ni de errores que solo existen en la ilusión. El Espíritu no puede conocer el error. El Espíritu no puede conocer la densidad. El Espíritu es Libertad y esto es vuestra Esencia y vuestra Naturaleza.
Sed Felices. Sed la Alegría. Sed la Vida. Sed la Libertad. Sed el Amor. Y para esto necesitáis irremediablemente, instalaros en la Simplicidad, en la Vía de la Infancia. Haceros como un Niño, no es una palabra vacía. Hacerse Transparente a la Luz, es no detener la Luz, no utilizar la Luz para otra cosa que ser la Luz. No proyectar más la Luz en cualquier intención, sino establecerse en la Comunión, en la Fusión y muy pronto en la Disolución de la Conciencia en la Luz Blanca. Os invitamos a esto y tal es vuestro devenir.
De ahora en adelante, ya no hay ningún obstáculo al establecimiento de vuestra Conciencia, de manera casi definitiva en la Unidad. Entonces os llamamos a romper todo lo que pueda oponerse a la Luz, a la Alegría, a la Libertad. No tenéis nada que buscar porque sois la Verdad, la Vía, la Vida. Os queda actualizar esto en vuestra Vibración, en vuestro Corazón, en vuestra Presencia y vuestra Conciencia. Sois Seres de Luz, no sois nada más que Seres de Luz. La conciencia es Luz. No existe inconsciencia, no existe ya conciencia limitada, no existen ya reglas de encierro en este mundo. Así, la Liberación de este mundo se acaba, os permite ser vosotros mismos (lo que sois desde la Eternidad), no más sujetos a cualquier densidad, a cualquier regla. El Supramental inviste toda la Conciencia individual y colectiva, permitiéndoos vivir la disolución en la Luz Blanca, donde no desaparecéis sino, al contrario, penetráis de lleno las esferas de la Eternidad, de la Alegría Eterna y de la Felicidad absoluta. Así pues, no busquéis poner fin a lo que sea de este mundo porque eso mismo ve su fin, por la disolución en la Luz Blanca que llega a grandes pasos. No tenéis nada que lamentar porque sois Seres de Eternidad. No existe otro fin que el de la ilusión. No existe otro fin que el de las creencias. Es tiempo de vivir y diría incluso, de revivir, en las esferas de la Belleza, en las esferas de la Eternidad.
Vosotros sois los Amados del UNO, sois aquellos que habéis acompañado a este mundo, hasta este instante. Sois los Sembradores y las Anclas de Luz y sois también (por los acercamientos dimensionales en curso), los que obran la Liberación de este mundo, no por voluntad, no por cualquier ilusión, no por una proyección cualquiera sino por el establecimiento de vuestra Conciencia, en el Fuego del Corazón, en la Verdad de la Vibración y de la Libertad.
Así yo, Arcángel JOPHIEL, abro desde este instante y este día, la Apertura de la última etapa que sucede a la Fusión de los Éteres, que os lleva a realizar la Obra en Blanco. La Obra en Blanco es hoy, lo que tenéis que vivir con el Corazón, en el Corazón, con el Éter y por el Éter: no estar más sometidos a los sentidos o a los deseos, sino más bien afirmar realmente y ser la Felicidad absoluta porque eso es lo que sois, más allá de cualquier apariencia, más allá de cualquier resistencia y más allá de toda atadura. Os queda cumplir el tiempo que es impartido por la Tierra, estando lúcidos y conscientes de vuestro estado de Ser: cada día, cada instante, se os dará la posibilidad por vosotros mismos, de vivir aun más en la Conciencia Ilimitada. Estaréis siempre presentes en el interior de este cuerpo pero, más y más constataréis que no sois este cuerpo, que no sois este mundo, sino que sois pura Alegría Eterna de la Creación. Que no hay salvador exterior sino que sois vosotros vuestro propio salvador. Que no hay Dios externo, que sois vosotros vuestro propio Dios, más allá de la falsificación de aquél que se llamó Dios.
Id más allá de aquellos que se proclaman vuestros Maestros, id más allá de aquellos que pretenden mostraros la Luz porque, vosotros solos, podéis mostrárosla a vosotros mismos. Es a esto a lo que estáis llamados, ahora: a vuestra Libertad, porque vosotros sois, una vez más, Seres de Libertad. El tiempo de la esclavitud está completamente acabado. El tiempo de las ilusiones está también acabado. Simplemente os queda Ser. No busquéis más deshacer lo que sea en vosotros. Estad cada vez más en el Abandono a la Luz y viviréis vuestra Resurrección en la Luz. Sed, cada vez más, en la renuncia y entonces, encontraréis la Luz de la Eternidad, porque es vuestra Esencia, vuestra naturaleza. No hay más distancia, real, supuesta, ficticia, entre vosotros y lo que sois en Eternidad.
El trabajo terminado, incluso si requiere el asentimiento de la Tierra para su finalización, ve hoy, vuestra Conciencia individual penetrar, con toda lucidez, los espacios de Transparencia ligados a vuestra Dimensión de Hijos Ardientes del Sol. Cualquiera que sea vuestro origen Dimensional, cualquiera que sea vuestro origen Estelar, lo importante permanece y seguirá siendo por siempre lo que sois vosotros: una Conciencia Libre, Liberada, que no tiene que soportar el encierro, de cualquier manera. Os queda acompañar a la Tierra en sus últimos momentos.
Cada uno de vosotros será llevado por la Vibración misma, al lugar preciso que es el suyo, para vivir lo que hay que vivir en el proceso de Ascensión de la Tierra. No tenéis que esperar un tiempo ulterior. No tenéis que esperar una fecha. Ahora, debéis superar la esperanza para Ser totalmente la Verdad de lo que sois, es decir la Alegría Eterna de la Conciencia.
Sois Espíritus de Libertad, Espíritus de Verdad. Todas las angustias existentes en la apariencia, en el parecer, en el tener, se alejan de vosotros en adelante si aceptáis totalmente, la bendición de la Luz Blanca, la acción de Gracia de la Luz Blanca, en vuestra Conciencia.
Por lo tanto de ahora en adelante solo hay que acoger. No hay nada que hacer, no hay nada que explicar, nada que comprender. Desde el instante en que renunciáis a cualquier comprensión, desde el instante en que renunciáis a cualquier identificación, a cualquier posesión, entonces la Luz Blanca os inviste totalmente, dándoos a vivir la Verdad terminal y final de vuestro Ser que no es más que el principio de la Verdadera Vida.
Así, Yo, Arcángel JOPHIEL, de la Luz Dorada y del Conocimiento, vengo en este Espacio y este Instante a desplegar en vosotros y en esta Tierra, por la Gracia de la FUENTE, la Vibración de la Libertad.
... Efusión Vibratoria...
Amados Niños de Luz, Bien amada Luz, no tengo nada que añadir. En un día ulterior, los Ancianos y las Estrellas (portadores de la Vibración humana, por su pasada encarnación) serán más cercanos para comunicar con vosotros, en términos más humanos, en términos más accesibles y más allá de todo mental, por la Vibración.
Recordad que hace algunas semanas, nosotros Arcángeles, hemos dicho que estábamos al borde de vuestra Dimensión. Estamos ahora (sea por el Canal Marial, sea por el Fuego del Corazón) en vuestra Dimensión, es decir en vosotros. Entonces, juntos, vivamos la Comunión de la liberación, en la Luz Blanca. Yo soy JOPHIEL, Arcángel.
... Efusión Vibratoria...
Sed Libres porque vosotros Sois.
... Efusión Vibratoria...
En nombre de los Cuatro Arcángeles (ndr; JOPHIEL, RAPHAEL, URIEL, ANAEL) cuya Vibración os acompaña, que la Libertad sea vuestra Morada. Hasta más tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario